entradas en 'Percepción' categoría

Mundo – ¿realidad o ilusión? parte 9

Adherirse al lenguaje de los cabalistas

Baal HaSulam, La esencia de la sabiduría de la Cabalá: Cualquier persona razonable comprenderá que cuando se trata de asuntos espirituales, sobre todo de la divinidad, no hay palabras ni letras con las cuales percibir. Esto se debe a que nuestro vocabulario no es más que combinaciones de las letras de nuestros sentidos e imaginación…

Es particularmente así cuando se necesita encontrar alguna razón en estas palabras, para que ayuden en las operaciones habituales en la investigación de la sabiduría. Aquí, el sabio debe usar definiciones rigurosamente precisas ante los ojos del observador.

Si expresamos en nuestras palabras todo lo que sentimos, cada uno creará su propio idioma, su propia enciclopedia, etc. y no podremos comunicarnos. Por eso, lo que podemos y debemos hacer es tomar las palabras, expresiones y definiciones basadas en nuestra esencia.

Esto es exactamente lo que hace Cabalá. Dice que el hombre es un deseo que se divide en cinco: cero, uno, dos, tres y cuatro. En estos cinco tipos de deseos, sentimos satisfacción positiva y negativa, todos lo tenemos. Por eso, todo es sólo el deseo.

Así, si nos conectamos a un lenguaje cabalista claro, no nos desviaremos. Hablaremos el mismo idioma. Así fue antes de la destrucción en la antigua Babilonia, cuando todos hablaban un idioma, el arameo, en el que está escrito El libro del Zóhar.

El arameo es bueno porque viene de la esencia misma de la naturaleza. Los cinco niveles de deseo, de los cuales cada uno está formado, generan cinco definiciones. Este lenguaje se basa en ellas.
[253760]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 15/sep/19

Material relacionado:
El hebreo es el lenguaje de la Luz
¿Podemos entender el lenguaje del Creador?
La percepción objetiva del mundo

Mundo – ¿realidad o ilusión? parte 8

Alcanzando la Luz Superior

Pregunta: ¿Si el mundo es una reacción hacia las fuerzas, significa que yo también soy sólo una reacción? Si es así, entonces ¿qué es este yo que logra todo esto?

Respuesta: En realidad, soy una reacción de lo que produzco. Me siento a mí mismo como una forma u otra. 

Mi cabeza, cuerpo, sensaciones, corazón y todo lo demás son mis reacciones automáticas, naturales e instintivas hacia lo que me afecta y eventualmente me da sensación de mí mismo, de mi cuerpo, mis pensamientos y sensaciones. 

No sé qué soy. Soy inconcebible justo como el Creador es inconcebible. Alcanzamos sólo nuestras reacciones hacia algo a nuestro alrededor. 

Después, mientras alcanzamos más, sentiremos que en realidad, estamos alcanzando la Luz superior. Nos da la sensación de nosotros mismos y del mundo a nuestro alrededor. Gradualmente esto llegará a nosotros.
[253703]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 15/sep/19

Material relacionado:
Mundo: ¿realidad o ilusión? parte 5
Mundo: ¿realidad o ilusión? parte 3
Mundo – ¿realidad  ilusión? parte 7

Mundo – ¿realidad o ilusión? parte 7

¿Por qué vemos el mundo distorsionado? 

Pregunta: Escuché que el hombre percibe la realidad y el mundo realmente distorsionado ¿es cierto?  

Respuesta: Sí, desde luego. Lo percibimos todo en nuestros órganos sensoriales y como están distorsionados, no corregidos y fragmentados, entonces, naturalmente, el mundo también nos parece así. 

El hecho es que el mundo a nuestro alrededor es perfecto, pero no lo percibimos así, porque lo sentimos en nuestros órganos fragmentados y defectuosos. Así que no podemos decir nada del mundo en sí, sólo de la forma como lo percibimos. 

Nuestro método es para corregir nuestra percepción. Así, veré un mundo perfecto, al grado en que me corrijo a mí mismo. No se requiere nada más. No necesito corregir al mundo. Al contrario, en Cabalá se considera completamente erróneo. Ve cuánta gente ha sido y sigue siendo correctora del mundo a lo largo de la historia de la humanidad. 

Sin embargo, si vemos el mundo en la forma en que aconseja la sabiduría de la Cabalá, entonces, al corregirnos nosotros mismos, veremos que el mundo a nuestro alrededor es ideal, perfecto, infinito y eterno. No se necesite hacer nada más, sólo corregirnos a nosotros mismos. 

Por lo tanto, el fundamento de la sabiduría es ayudar al hombre a corregirse, a que sea corregido e integral. De lo contrario, nos hundiremos en problemas cada vez más grandes y en una mayor percepción incorrecta del mundo.
[253656]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 15/sep/19

Material relacionado:
Mundo – realidad-o-ilusión-parte-5
Mundo – realidad o ilusión -parte 4
Mundo – realidad o ilusión -parte 1

Mundo – ¿realidad o ilusión? parte 6

Elévate por encima de los sentidos corporales

Baal HaSulam, La esencia de la sabiduría de la Cabalá: No obstante, todo es suficiente, esta es la regla: “Todo lo que se mide y se extrae de Su Providencia, para que se haga en la naturaleza de la creación; es totalmente satisfactorio.”  Así, uno no puede desear un sexto dedo en la mano, porque los cinco dedos, ya son suficientes.  

Así estamos hechos y es suficiente tener cinco dedos en nuestra mano ¿nos molestaría tener un sexto dedo? Por ejemplo, un mono tiene un dedo especial para agarrarse de las ramas. Sería bueno para nosotros tenerlo también. ¡Pero no lo necesito!  No siento ninguna necesidad de otro dedo más. Es lo mismo en todos lados, en todos mis sentidos, no siento que me falte nada. 

Los telescopios y los microscopios son sólo extensiones cuantitativas de los órganos sensoriales, su expansión. Pero si uso todos mis sentidos, no siento que me falte un órgano sensorial adicional. Puedo decir que me gustaría escuchar ondas ultra e infrasónicas, como los delfines. Pero todo llega de la naturaleza, esto es justo una expansión y no nuevos órganos sensoriales.

De este modo, nada de lo que tenemos nos provoca sensación de carencia, nos es suficiente, por eso, no nos desarrollamos más. La única forma de desarrollarse está más allá de nuestros sentidos: no en cuánto recibiré en mis órganos sensoriales, sino en cuánto puedo trabajar con ellos, en dirección del otorgamiento.

Aquí, específicamente, comienzo a dejar de sentirme a mí mismo y siento el mundo a mi alrededor, me sobrepongo a mi mismo. Esta es una ciencia totalmente distinta acerca del mundo —la sabiduría de la Cabalá. 

Pregunta: ¿Qué pasa si cinco dedos son suficientes para mí? Así vivo. 

Respuesta: Cuando vivo en lo que es suficiente para mi, es el nivel animal. Si quiero entender la fuente de todo lo que sucede, sólo Cabalá ayudará.
[253635]
De Kabtv  “Fundamentos de Cabalá”, 15/sep/19

Material relacionado:
Mundo: ¿realidad o ilusión? parte 1
Mundo: ¿realidad o ilusión? parte 2
¿En qué difiere la realidad de la ilusión?

Mundo: ¿realidad o ilusión? parte 5

Expandir los límites de la percepción

Baal HaSulam, La esencia de la sabiduría de la Cabalá: Ahora puede concluir fácilmente que todos los nombres y denominaciones que aparecen en los libros de Cabalá son reales y serios, aunque no tengamos ningún logro en el tema. Es así porque los que se involucran en su estudio tienen total satisfacción con su percepción inclusiva de su plenitud última, es decir, percepción de acciones, motivadas y nacidas de la asociación de la Luz Superior y sus perceptores.

De hecho, hay un límite para nuestra percepción. La sabiduría de la Cabalá dice que constantemente alcanzas profundidad y amplitud en todos los espacios vectoriales y los revelas totalmente. Sin embargo, sólo alcanzas la realidad que te satisface. La realidad que no te satisface, no la alcanzas ni siquiera sabes si existe o no.

Aquí surge la pregunta: ¿Cómo saben los cabalistas que hay alguna otra realidad? ¿la lograron ellos mismos? Si es así, ¿por qué no hablan de eso como un nivel adicional de logro de la realidad?

Resulta que nos ponen acertijos o quieren intrigarnos de alguna manera, como si dijeran: «Hay algo aquí pero no te lo digo «. Pero, este no es su enfoque.

Tenemos que alcanzar la cualidad de otorgamiento, la cualidad del Creador. La posición del Creador ante nosotros es otorgante, amoroso y unificador, nos eleva por encima de nosotros mismos a pesar de nuestro ego. Nosotros, al elevarnos por encima de nuestro ego, podemos explorarlo, sentirlo y volvernos similares a Él.

¿Cómo podemos lograr que no sólo sintamos al Creador debido a nuestra equivalencia con Él, sino sentirlo a pesar de nuestros Kelim (vasijas) y cualidades? Eso es un problema.
[253590]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 15/sep/19

Material relacionado:
El mundo es la percepción dentro de nuestros deseos
Percepción de la realidad: un trampolín al mundo superior
Conexión entre materialidad y espiritualidad

Carrera contra el egoísmo creciente

Pregunta: ¿El alcance del estado futuro es posible en el presente?, porque el futuro ya existe en la espiritualidad y yo sólo lo revelo.

Respuesta: No hay presente ni pasado ni futuro. Todo está determinado en nuestro egoísmo. Por lo tanto, sentimos esos parámetros en nosotros, en nuestras cualidades, en nuestros deseos. 

Al grado en que nuestros deseos sean corregidos, comenzaremos a sentir el mundo corregido y como si estuviéramos escalando encima de él. Si no, sentiremos el mundo cayendo más y más, porque nuestro egoísmo está creciendo constantemente.
Todo depende del grado en el cual estamos en esta carrera contra nuestro egoísmo creciente.
[252345]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 14/jul/19

Material relacionado:
Circuncisión de deseos no corregidos
Tiempo y espacio de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá
Ver el mundo corregido

Nueva Vida #1152 – Percibiendo el mundo al revés

Nueva Vida #1152 – Percibiendo el mundo al revés
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

Podemos salir del cuerpo, reemplazar mi percepción limitada y egoísta y sentir una realidad diferente basada en dar. Toda la realidad reside en mí, en mis cualidades y en lo que siento y todo cambia cuando cambian mis deseos. Podemos trascender nuestra percepción egoísta al elevarnos por encima de ella y desarrollar sentidos para poder absorber la realidad de una manera nueva. Cuando salimos de la percepción en beneficio propio a la percepción en beneficio de los demás, revelamos un mundo opuesto. Dar se vuelve importante y el mundo superior se vuelve tangible cuando desarrollamos nuestra mente y sentimientos de acuerdo con la ley de equivalencia de forma.
[251605]
De Kabtv “Nueva Vida #1152 – Percibiendo el mundo al revés” 8/ago/19
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Volando hacia un hermoso futuro

Pregunta: ¿Cómo decide la luz quién es digno de cruzar el Majsom (barrera)? 

Respuesta: La luz opera en nosotros de forma simultánea, y de acuerdo a nuestra fortaleza, pureza y similitud con la luz, aspiramos a la meta en nuestra propia manera individual, en diferentes velocidades. 

Intenta ser lo más cercano posible a la luz en tus cualidades y literalmente comenzarás a volar, como por los aires, hacia este hermoso futuro. 

Pregunta: ¿Puede un cabalista, con la fuerza de su pantalla y pensamiento, viajar en el tiempo; hacia atrás, hacia adelante, como en una máquina del tiempo? 

Respuesta: Viajar en el tiempo significa tener una pantalla. Sí es posible ¿Pero una vez más, para qué? No puede haber nada egoísta; este no es una especie de viaje corporal: Quiero volar por encima de las nubes. 

Aquí me refiero a despegar con la fuerza de mi voluntad, una tremenda tensión interna, al acercarme a las cualidades superiores de otorgamiento y amor, hacia una distribución universal más grande. De esta manera, puedo volar. Todos esos son esfuerzos muy serios.
[250729]
De la lección de Cabalá en ruso 28/abr/19

Material relacionado:
¿Cómo cruzamos el Majsom?
Saltando al pasado y al futuro
¿Quién obtiene logro espiritual?

Singularidad del Creador, parte 8

¿De qué está hecha la percepción de la realidad?

Pregunta: El propósito de la naturaleza es desarrollar todas sus partes en estados opuestos y luego combinarlas ¿por qué sucede? ¿cuál es el significado de ese desarrollo?

Respuesta: Solo así lo revelamos todo. Nuestra comprensión tiene la diferenciación e integración de todo lo que vemos.

Observación: Vemos que nuestra naturaleza, el deseo de recibir, está en constante evolución, se vuelve más poderosa, más egoísta.

Mi comentario: Asimismo, la capacidad de integrar y de capturar la interconexión entre todas las partes, se desarrolla en nosotros. Esto es nuestra percepción de la realidad.

Pero la conciencia cabalista de la realidad es que no existe la realidad como tal. Sólo proyectamos nuestras propiedades internas en la Luz superior, sentimos y reflexionamos en la imagen que nosotros mismos creamos con nuestros sentimientos, igual que el mundo en el que existimos.

Pregunta: «Luz superior» es un término nuevo ¿por qué los cabalistas en sus fuentes lo usan en lugar del concepto «Creador»?

Respuesta: Creador/Luz Superior es la propiedad de otorgamiento y amor, por eso, lo asociamos con la luz del sol, la luz de la mente, con algo más elevado.

En el contexto de la Luz superior, propiedad de otorgamiento y amor, todos nuestros deseos egoístas pintan una imagen tridimensional y viva de este mundo. Pero en realidad no existe. Sólo observo mis propiedades internas.

Así, a medida que me acerco, cada vez más, a las propiedades de la Luz superior, este mundo se disuelve y se vuelve cada vez más esquivo, hasta que me encuentro en la Luz absoluta.
[250229]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá» 10/dic/18

Material relacionado:
Un deseo, diferentes intenciones
Abre el camino para que la Luz Superior te llene
Engaña a tu ego o este te engañará

Como si nos pusiéramos anteojos y comenzáramos a ver

Hace 2000 años, el Templo fue destruido y el pueblo de Israel comenzó su deambular por todo el mundo. Nos acostumbramos a vivir en el exilio entre otras naciones y muchas veces incluso tuvimos éxito en hacerlo. Algunas veces, al contrario, las naciones del mundo ajustaron cuentas con nosotros. El odio a los judíos creció de forma constante, una oleada se elevó después de otra, y recientemente un tsunami de antisemitismo ha estado creciendo. 

El problema es que no estamos corrigiendo la ruptura. El antisemitismo es el resultado de nuestro descuido hacia la posibilidad de lograr la corrección. El exilio terminó, pero sólo en potencia, no en la práctica. Muchos soñarían abandonar la tierra de Israel y regresar al exilio. Después de todo, la santidad sólo está en la unidad que podemos construir entre nosotros. Sin unidad, no hay santidad, y aún estamos en la destrucción.1 

En realidad, la destrucción es una corrección. No puedes llamarla corrupción porque aún no había nada corregido que pudiera ser corrompido. Fue la ruptura de la frontera entre los deseos de recibir y de otorgar, la frontera entre el Creador y el ser creado, entre las propiedades del Creador y el ser creado. Por lo tanto, fue sólo en aras de la corrección. 

El deseo de disfrutar existía antes de la ruptura, sólo que estaba oculto. Después que fue revelado, el ser creado pudo ya comenzar a trabajar en éste y elevarse hacia el Creador. Cada vez la criatura revela su disparidad con el Creador, lo cual le da la oportunidad de corregir esta discrepancia y acercarse al Creador. 

Esta disparidad ya existía antes, pero ahora ha sido revelada. Es decir, existe una revelación con respecto al ser creado, como si nos pusiéramos anteojos y comenzáramos a ver el desperfecto que no habíamos notado antes.2

La destrucción del Templo representa la fusión de Biná con Majut. Por lo tanto, hubo dos destrucciones, de acuerdo a los dos niveles en los Partzufim espirituales: Dalet-Gimel (4/3) y Gimel (3/2). El primer Templo fue destruido en el nivel de Mojin de Jayá, y el segundo- en el nivel de Mojin de Neshamá. Por lo tanto, la destrucción del Primer Templo fue mucho más poderosa e importante. Pero la destrucción del Segundo Templo fue más importante en el hecho de que significó una salida completa de la espiritualidad. 

El Primer Templo es una unión espiritual en la cual todos los deseos son combinados con la intención de otorgar al Creador en el nivel de Mojin de Jayá. Hubo una enorme lucha entre las personas y cada uno dentro de sí mismo en aras de mantener esta unidad y no caer. Pero el egoísmo estaba creciendo constantemente y al final, ocurrió la ruptura. El pueblo de Israel se fue al exilio; es decir, había un espacio vacío entre los niveles-el Partzuf espiritual se agotó. Tras el exilio, las personas estaban retornando a la espiritualidad, construyendo un nuevo Templo. (El primer Templo es como Maljey DJGT [Daat, Jesed, Gevurá, Tifferet] y el Segundo Templo es Maljey TNHYM [Tifferet, Netzaj, Hod, Yesod, Maljut] en el mundo de Nekudim, el cual fue roto). 

La destrucción del Segundo Templo fue ya la salida final de la espiritualidad-todos se fueron hacia la intención por su propio beneficio. Desde entonces, toda la nación excepto por ciertas personas especiales, los cabalistas, entraron en el proceso de descenso continuo de las generaciones. 

Es imposible comparar las generaciones que vivieron inmediatamente tras la destrucción del Primer y Segundo Templo con nuestros contemporáneos. Sentían una conexión mucho más grande con los demás. La santidad aún los iluminaba desde lejos y las chispas de la destrucción del Templo previo cayeron e hicieron un impacto. Por lo tanto, aún habían personas grandes en esas generaciones e incluso tras la destrucción del Segundo Templo. Vemos qué grandes libros nos dejaron: La Mishná y el Talmud. 

Muchos aún estaban en alcance. La caída no sucedió de forma instantánea. La Luz estaba saliendo del Partzuf gradualmente, hasta que estuvimos casi en completa oscuridad en las épocas del Arí. 

Desde el tiempo del Baal Shem Tov en adelante, comenzó el despertar desde abajo. El Baal Shem Tov hizo un gran trabajo reviviendo la espiritualidad, y fue seguido por Baal Hasulam. Hubo otros cabalistas que vivieron en las épocas entre ellos. El último gran cabalista de nuestro tiempo fue Rabash quien nos dejó todo el método de corrección que usamos hoy.3

De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá 21/jul/19, “Nueve de Av”

1 Minuto 9:50

Material relacionado:
Tisha B’Av: Han pasado casi 2,000 años desde la destrucción del templo, ¿por qué los judíos aún lo lloran anualmente en su aniversario? (Quora)
La destrucción del Templo: No desprecien a los caídos
El largo camino hacia el templo, parte 7