entradas en 'Percepción' categoría

Combina la doble imagen del mundo

Pregunta: Para llegar a un estado de verdadero amor, uno debe observar la ley única del universo, la similitud de propiedades. ¿Significa que debo llegar a ser similar a las cualidades de la naturaleza, de esa raíz que me creó?

Respuesta: Sí, necesitamos llegar a ser similares a la naturaleza dentro de la cual en realidad habitamos. ¿Pero cómo sabes qué es esta naturaleza en realidad? Por lo tanto, se nos dio un grupo, personas que supuestamente existen, con quienes debo interactuar, considerarme a mí y a ellos como un todo común. Así, logro  enfocarme, como por ejemplo, a partir de dos figuras o líneas que al ajustar el foco, las convierto en una. 

Pregunta: La Cabalá afirma que la naturaleza es altruista y nosotros las personas, la creación, somos egoístas, eso significa que tenemos un pensamiento egocéntrico y tenemos que llevarnos a nosotros mismos hacia la similitud con la naturaleza. 

Aun cuando entendemos qué es el altruismo en general, no lo vemos de forma evidente en la naturaleza. ¿Es la misma materia? ¿También es egoísta?

Respuesta: Cuando la Cabalá revela el método de su corrección a una persona, se convierte en un método de educación para uno. Te explica cómo debes cambiar y, en correspondencia con los cambios en ti mismo, verás al mundo corregido. Así es como funciona. 

Una persona debe entender que en mi campo de visión está una imagen doble del mundo, y uno debe combinarlas. Al fusionarte con otros en un todo único, te corriges y ves el mundo corregido. 

La naturaleza del Creador que nos creó es altruista y tenemos que volvernos similares a Él, es decir similares a la cualidad de otorgamiento absoluto. El Creador nos creó opuestos a Él a propósito para que pudiéramos alcanzarlo a partir del estado opuesto. 

Al combinar cualidades absolutamente negativas y absolutamente positivas en uno mismo, la persona será capaz de elevarse al siguiente nivel de sensación del mundo.
[246981]
De Kabtv “Conceptos básicos de Cabalá” 26/nov/18

Material relacionado:
La siguiente fase del desarrollo humano
En un camino altruista
La línea roja: ¡Cuidado, humanos!

Corregir la percepción de la realidad

Observación: En el Libro del Zohar dice que todos los mundos, tanto los superiores como los inferiores y todo lo que existe en ellos, se crean solo por el bien del hombre, y todo vive y se desarrolla a causa del hombre. Esto fue escrito hace 2000 años.

Mi comentario: Todo es solo para la persona porque nada fue creado excepto Adam. Adam es el sistema general del que todos somos parte.

Los mundos son lo que vemos en nuestra percepción imperfecta de la realidad, ya que la revelamos en porciones en la medida de nuestra similitud con el gobierno superior, con la más alta cualidad de otorgamiento. Los mundos superiores son nuestros estados futuros y los inferiores, los pasados.

Pregunta: ¿Existe una conexión entre el deseo y la percepción? En el Talmud babilónico, escrito en el siglo III dC, dice «todos juzgan de acuerdo con su defecto». ¿Cómo puede explicarse esto?

Respuesta: Esto significa que percibimos la realidad no como realmente es, sino según nuestra vasija de percepción, cuán corregida es y cuánto falta corregir, por lo que sentimos la verdadera realidad y en parte la falsa. Es como cuando me pongo lentes, veo mucho mejor, pero todavía no es la visión perfecta.

Por lo tanto, si ves fenómenos negativos en el mundo, es solo debido a tu vasija de percepción aún corrupta. Hay personas que ven lo contrario: lo que ves como negativo, lo ven como positivo.

Pregunta: ¿Significa que en una cierta etapa del desarrollo evolutivo será posible alcanzar un nivel en el que miremos el mundo y podremos decir: «Todo en el mundo es perfecto, no hay nada negativo en ello»? 

Respuesta: De hecho, sí. Todo depende solo de nuestra vasija de percepción. Si lo corregimos a un estado de similitud con la luz y el amor, entonces no habrá límite para nuestro logro, ningún sentimiento de corrupción o defectos.
[246907]
De kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 26/nov/18

Material relacionado:
Al cambiar nuestra intención, cambiamos toda nuestra realidad
El mundo es el estado interno del hombre
Un cambio interno

Quiero para su bien

Pregunta: Se nos dio una sociedad para lograr ser similares al Creador. Varios miles de millones de personas caminan a mi alrededor. ¿Lo único que tengo que hacer es ser altruista hacia ellos? Así, ¿me volveré similar a este ser superior?

Respuesta: ¡No hay un ser superior! Hay una cualidad superior de amor y otorgamiento. Ese es el poder de la emanación, el desarrollo, el otorgamiento y la influencia positiva.

Pregunta: Lo que actúa sobre todo, lo queramos o no, ¿es una fuerza similar a la gravedad?

Respuesta: No hay una fuerza así en nuestra naturaleza. La naturaleza espiritual es el deseo de hacer algo sólo en bien de alguien más, sólo para otros, sin ninguna conexión conmigo mismo. Hago un acto espiritual cuando me separo de mí mismo (este estado se llama «Tzimtzum», reduzco mi deseo) y quiero dar todo a los demás por su bien, sin ninguna conexión conmigo.

Pregunta: Entonces, ¿necesito dar algo a la gente que me rodea? ¿Por qué? No tengo nada.

Respuesta: No tienes nada que dar y ellos no tienen nada que recibir. Sólo debemos dirigir nuestros deseos. Si dirijo todos mis deseos a otros, me convertiré en transmisor, en un tubo a través del cual pasará la mayor abundancia, la Luz. Pero mi dirección hacia ellos debe ser totalmente desinteresada.

Pregunta: Entonces, ¿se trata de intención, no de acción?

Respuesta: Así es.

Pregunta: Ahora estoy preso dentro de mí; automáticamente, cada segundo y en todos los niveles sólo pienso en mejorar mi estado. Entonces, ¿el hombre debe cuidar a los demás de la misma forma?

Respuesta: Sí. Si es así, se dirá que estás en el mundo espiritual y en la acción espiritual y se verá el mundo de forma completamente diferente.

De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 26/nov/18

Material relacionado:
¿Cambiar al superior o transformarse uno mismo?
En el mundo espiritual, las acciones se mueven a mayor velocidad que la Luz
El Infinito representa la unificación sin límites

Cabalá y la naturaleza de la Luz

Pregunta: Hay algunas ondas fuera de nosotros que pasan a través de nuestros cinco órganos sensoriales. Son procesadas por el cerebro dentro de nosotros, como escribe Baal HaSulam, hay un tipo de lente que despliega esta realidad en una pantalla y la veo como partículas de materia.

¿Está diciendo que si una persona ve esas ondas, las ve como partículas y si no las observa, se comportan como ondas?

Respuesta: Habla de onda y partícula de la naturaleza la luz. Hace unos pocos miles de años, los cabalistas ya sabían, por su logro, que eran simultáneamente ondas y partículas. Si estamos tratando con la luz receptora, la cuantificamos y si estamos hablando de desempeño general, la medimos en ondas, en propiedades.
[247230]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 26/nov/18

Material relacionado:
La naturaleza de los peldaños espirituales
La Ley Universal de la Naturaleza
Una caja de herramientas de la Luz

Abre una nueva percepción de la realidad

Hay tres componentes en la percepción de la realidad: el Creador, los amigos y yo. El Creador se cubre en los amigos y yo debo relacionarme con ellos. Esto se llama: «Israel, la Torá y el Creador son uno».

Todo depende de lo que se considere ilusorio y de lo que es realidad. El niño escucha un cuento de hadas y percibe todo como realidad, imagina a Caperucita Roja caminando por el bosque y que se encuentra al lobo. El niño llora o ríe, lo vive. Para mí, es sólo ficción, un cuento de hadas. Todo depende del nivel en el que percibimos lo que sucede.

Vivimos en un mundo ilusorio, imaginario. Es obvio que nuestros sentimientos son reacciones de nuestros cinco sentidos, no pueden ser objetivos. Si tuviéramos otros sentidos, percibiríamos una realidad diferente y viviríamos en ella. Todo es cuestión de acuerdos y consensos entre nosotros. No hay una verdad en este mundo, porque no hay ningún indicador contra el cual se pueda evaluar.

Debemos sintonizarnos con una percepción más veraz del mundo y gradualmente podremos sentirla, vivir de acuerdo a la ley de amor al prójimo y mejorar constantemente. En este trabajo hay un período preparatorio en el que no nos damos cuenta de cómo pasamos de un grado a otro. Después debemos comenzar a trabajar conscientemente. Creo que ya podemos hacerlo, al terminar la fiesta de Shavuot avanzaremos medio paso.

Hay una red de conexiones que no sentimos, pero debemos sintonizarnos con la ayuda del principio «Ama a tu prójimo como a ti mismo». Esa es la ley de una nueva realidad, de una nueva forma de pensar, de un nuevo deseo y de nuevas relaciones.

El cabalista vive simultáneamente en dos mundos, en dos estados. Puedo decidir que junto con los amigos entraré en ese sistema de relaciones. No hay nada más, sólo a través de este sistema veo al mundo, a la realidad, comienzo a adaptarme a este nuevo mundo con nuevos sentidos, llamados «diez Sefirot«.

Este mundo es la ilusión en la que nacemos. Parece que vivimos como en un sueño. Pronto se nos revelará que la vida pasada fue un sueño, una fantasía. Cada vez que pasamos de nuestra percepción egoísta al otorgamiento, se nos revela una nueva realidad, hay cambios tan importantes que nos parece que no puede haber más.

En otorgamiento, se abren espacios que ni siquiera podíamos soñar. Me incluyo en mis amigos y al fusionarme entro en una nueva realidad, como en un sueño mágico.1

No podemos voltear atrás, esa es la ley. Se abre una nueva realidad basada en nuestra inclusión en los amigos y no hay nada más. Sólo debemos aspirar a ello. El mundo se revela en la conexión: con nuevos sentidos, una nueva realidad ante la cual debes anularte y entrarás en ella.

Cada uno nació y se educó en la percepción egoísta de la realidad. Así fuimos hechos, como una herramienta con muchos reguladores. Ahora yo mismo, gracias al despertar interno que recibo, quiero reconocer una percepción diferente de la realidad y sólo puedo hacerlo con ayuda de mi esfuerzo, del grupo, del maestro y del Creador.2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 9/jun/19, lección sobre: ”Shavuot»

1 minuto 56:25

2 minuto 1:06:00

Material relacionado:
Películas sobre la realidad espiritual
¿Realidad o ilusión subjetiva?
Sintonizando con las frecuencias más altas

Evolución del deseo

Pregunta: ¿Es el deseo la base de la naturaleza?

Respuesta: Sí. Sólo hay una sustancia llamada deseo, nada más.

Pregunta: Según la ciencia de la Cabalá, hay diferentes niveles de deseo. Vemos a la naturaleza inanimada y vegetal, animales y personas, fuera de nosotros mismos. Si cambiaríamos, ¿percibiríamos  una imagen totalmente diferente del mundo?

Respuesta: Sí, depende de nuestros deseos. Si estuviéramos en un nivel inferior de deseos, estaríamos persiguiendo mamuts, etc. Todo depende de la evolución del deseo.

Pregunta: ¿Cuántos niveles de deseos tienen los animales?

Respuesta: Funcionan de acuerdo a nuestro mismo sistema porque son nuestros deseos, sólo que en niveles más bajos.

Observación: Pero ellos nos perciben, aunque no tienen deseos humanos.

Mi comentario: Aquí hay otra pregunta: ¿existen por sí mismos o sólo en nuestra imaginación? Finalmente, todo existe solo con respecto al hombre; no hay nada más. Todo existe en su interior y es lo que ve fuera.

Pregunta: ¿Por qué razón no lo sentimos?

Respuesta: Los cabalistas, gradualmente descubrieron la realidad de la que hablamos ahora y la describieron. Otras personas no la sienten porque no han alcanzado este nivel. El desarrollo del individuo, con ayuda de Cabalá, lo lleva a ver la verdadera realidad en la que nada, excepto él, existe en la Luz blanca general.

Pregunta: Quiere decir que nadie es mejor ni peor. Sólo hay evolución, un programa establecido por la naturaleza. Algunos alcanzaron esa realidad hace unos miles de años y nos explicaron que no hay mundo fuera de nosotros ¿hay quienes aún están en este proceso y lo lograrán en otros mil años?

Respuesta: Sí. Eso indica que hay deseos que ya alcanzaron su corrección y la revelación correcta de la realidad y hay otros que aún no se han revelado y no han alcanzado la sensación correcta de la realidad, por lo tanto, los vemos como personas externas que aún no lo entienden ni están de acuerdo.

Observación: Entiendo que el deseo opera de acuerdo con dos principios: el primero es preservar la forma actual, el segundo es aceptar todo lo que se nos presenta.

Mi comentario: Todos los deseos inicialmente son egoístas; quieren preservarse y en la medida de lo posible, acumular todo lo que consideran útil.

Observación: Por eso, como nos dice la sabiduría de la Cabalá, nuestra vida es buscar satisfacción. La naturaleza creó deseos y buscamos satisfacerlos, pero realmente no podemos hacerlo.

Mi comentario: Estamos satisfechos y lo estamos en razón, impresiones y cambios, hasta que nuestras impresiones y cambios nos lleven a ver la verdadera realidad, donde no hay nada más que nuestro deseo, en el que se producen todas estas fluctuaciones.

Trabajaremos sólo para expandir el deseo lo más posible y así, sentir satisfacción total, completa, sentir el llamado mundo del infinito.
[246902]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 26/nov/18

Material relacionado:
El inmenso potencial del “hablante”
Alcanzar la grandeza de la naturaleza
El Creador es el observador de Su mundo

El mundo es el estado interno del hombre

Pregunta: Hay muchas teorías sobre la percepción de la realidad: qué es la realidad, cuál es su conexión con la gente y si existe fuera del hombre.

Newton, por ejemplo, creía que el mundo existe sin ninguna conexión con la humanidad. Sin importar si hay humanidad o no, el mundo siempre ha existido y existirá.

La teoría de la relatividad dice que la percepción es relativa y que depende de la ubicación del observador y de la velocidad con la que cambia.

La física cuántica llegó a la conclusión de que este mundo es una ilusión y depende del observador, es decir, creamos este mundo.

¿Qué dice Cabalá de la realidad que sentimos?

Respuesta: Cabalá dice que sólo existe la persona y que percibe lo que tiene en su interior. Es decir, todo el mundo está dentro de mí. No hay mundo fuera de mí. Me siento a mí mismo y todos los cambios en mi interior, parecen cambios en el mundo que me rodea.

Es como si proyectara mis sentimientos, experiencias y opiniones internas hacia afuera y eso se representa como imágenes del mundo. El mundo es mi estado interior.

Baal HaSulam escribe en Introducción al libro del Zóhar: «Vemos un mundo amplio ante nosotros, maravillosamente lleno. Pero de hecho, lo vemos todo en nuestro interior. En otras palabras, hay una especie de máquina fotográfica en nuestro cerebro posterior que dibuja todo lo que vemos ahí, no vemos nada fuera de nosotros «.

Es decir, todo lo que me parece externo, en realidad lo veo en mi cerebro. Hay varias imágenes de la realidad girando en su interior que supuestamente existen a mi alrededor, pero no son más que proyección de mis deseos, pensamientos, sentimientos y experiencias cambiantes. Los siento como si fuera una imagen del mundo.

Si no viera esta imagen en la forma de un mundo inmenso con muchos planetas, personas, flores, animales, etc., lo sentiría dentro de mí en una micro dosis, tan pequeña que no podría desarrollarme en absoluto. Pero de esta manera, todo dentro de mí se agranda miles de millones de veces y se despliega a mi alrededor. Por eso, el mundo es una proyección de mí mismo.
[246850]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 26/nov/18

Material relacionado:
El mundo entero está dentro de mí
Yo dirijo a todo el mundo dentro de mí
¿Por qué necesitamos este mundo imaginario?

¿Qué es más fuerte: el tiempo o la paciencia?

Pregunta: Usted escribió en Instagram: “Si cambias, el mundo cambiará. No exijas cambios al mundo si no te cambias a ti mismo. Mejora y todo cambiará.

“El mundo depende sólo del cambio de cada persona, no del cambio de los demás. Encontrarás que no deben cambiar. El mundo entero está en total corrección».

Mientras suceden estos procesos, ¿qué es más fuerte: el tiempo o la paciencia?

Respuesta: El tiempo no depende de nosotros. La paciencia sí depende de nosotros. Y, con ayuda de nuestra paciencia, podemos cambiar el tiempo, acelerarlo o frenarlo. Por eso, creo que lo más importante es nuestra actitud hacia el mundo, si cambiamos lo más rápido posible, veremos qué el mundo cambia rápidamente en una buena dirección.

Pregunta: ¿Al final, resulta que el tiempo estará sujeto a nosotros?

Respuesta: El tiempo estará sujeto a nosotros y también el cambio del mundo depende de nuestro propio cambio.

Pregunta: ¿Qué tiene que ver con la paciencia?

Respuesta: Paciencia significa que no tenemos que soportar nada, no tenemos que esperar a que algo cambie. Debemos cambiarnos a nosotros mismos.
[246564]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman» 3/feb/19

Material relacionado:
Una conmoción en nuestro tiempo
Paciencia es perseverancia
El cambio de la naturaleza humana en nuestro tiempo

Una sola fuerza responsable de todo

Pregunta:  Si el Creador incluye toda la realidad, entonces, ¿Él es completamente responsable de todos los problemas en el nivel más bajo de nuestro mundo?

Respuesta: A nadie se le atribuye responsabilidad alguna, excepto al Creador.  El Creador inicia y realiza todo, decide todo y consigue resultados. Es la misma fuerza.

Nos conduce a través de todas las tribulaciones y problemas de la vida, nos empuja en todas direcciones y nos lleva a toda clase de conflictos.

Estamos perdidos en esta vida y es precisamente debido a estas circunstancias, a esta “montaña rusa”, en la que constantemente subimos y bajamos, para llegar a un estado en el que necesitamos relajarnos, rendirnos a la corriente que nos lleva y desear integrarnos en esta fuerza que gobierna todo.

¿Puedo alcanzar ésto, o no? Si puedo, no necesito nada más, porque de pronto se vuelve estático, calmado y sereno. Sólo hay un único pensamiento —el propósito de la creación y este propósito se materializa en nosotros.

Este pensamiento trae toda clase de cambios en mi propia percepción y esta película interna que da vueltas en mí la percibo como un mundo externo, fuera de mí. Pero de hecho, no existe, todo sucede dentro de mí.  

Necesito gradualmente adaptarme a esta imagen, existir en ella para que no interfiera conmigo y mi percepción incorrecta no me impida vivir en este mundo también. Resultará que existo en dos mundos: el mundo superior, que el Creador me muestra y el mundo que representa mi distorsionada conciencia.
[245421]
De la lección de Cabalá en ruso 27/ene/19

Material relacionado:
El principio Cabalístico – “Concesiones mutuas”
Una vida nueva #917 – Conciencia de la singularidad del hombre
Condición para alcanzar al Creador

El pensamiento es la mayor fuerza

Pregunta: ¿Se puede medir un pensamiento en nuestro mundo? ¿es una onda electromagnética o algo más?

Respuesta: Nuestros pensamientos son absolutamente inmateriales. Naturalmente, nos dan alguna imagen material. Podemos medir distintos potenciales con ayuda de encefalogramas, etc., pero no son los pensamientos mismos, sino más bien una consecuencia de conductores materiales que reaccionan ante algún estímulo.    

El pensamiento es la mayor fuerza con la cual se puede derribar el mundo entero. Están por encima de nuestro mundo, pero desciende como señal de control.

Pregunta: ¿Significa que lo que menos se ve, es lo más poderoso?

Respuesta: Definitivamente. Por ejemplo, ¿qué hay vivible en una bomba atómica? Un kilogramo de alguna materia. ¿Qué pasa cuando explota? Si conectas los elementos opuestos, es decir, positivo y negativo, ¿qué energía resulta?!

Pregunta: ¿Podemos comparar esta energía liberada con un pensamiento?

Respuesta: No, el pensamiento es mucho más fuerte, porque no está limitado por fuerza ni por distancia. Todo depende sólo de quién lo usa y para qué lo usa.

Pregunta: ¿Puede ser negativa la fuerza del pensamiento? por ejemplo el mal de ojo, ¿es también un pensamiento?

Respuesta: Sí, hay muchos pensamientos dañinos que no deben ser usados, pero existen.

Pregunta: Decimos que la espiritualidad está separada de la corporalidad. Pero aunque pensemos que un pensamiento no es material, nos afecta ¿esa influencia unilateral?

Respuesta: No. Al decir que la espiritualidad no afecta a la corporalidad, hablamos de algo totalmente distinto. Sin embargo, la espiritualidad controla a la corporalidad ¿qué más puede controlar la materia, si no el espíritu?

Pregunta: ¿Quiere decir que pensamientos inmateriales controlan la corporalidad?

Respuesta: Seguro. ¡Si supiéramos cuánto arruinamos el mundo con nuestros pensamientos, no puedo ni imaginar lo que podríamos hacer!  Mira en qué condiciones físicas existe la gente y cuánto sufren sus cuerpos! Es sólo debido a nuestros malos pensamientos.
[246062]
De la lección de Cabalá en ruso 3/feb/19

Material relacionado:
¿De dónde proceden nuestros pensamientos?
¿Cómo nacen las palabras?
¿De dónde vino la Torá?