entradas en 'Educación' categoría

Después de la pandemia

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana

“Sólo si no colapsa, se repara”, dicen. Y añaden, “Algún día”. Yo digo “No se recuperará”. Pero el colapso no es necesario. Todos tenemos la tarea de sobrevivir al actual período, con el mínimo de pérdidas.  Para lograrlo, necesitamos ahorrar nervios y recursos, apoyar a los demás, relajarnos, pero no “desconectarnos”. Y lo más importante, necesitamos entender lo que está sucediendo, para que las consecuencias de la crisis no nos tomen tanto por sorpresa.

Para empezar, sentémonos y tomemos un respiro. El ser humano no fue hecho para el embrollo. Fue creado para pensar y actuar. Así que pensemos: en realidad, ¿qué perdimos? ¿qué nos motivó en esa vida? ¿para qué vivimos? ¿qué hicimos útil y con sentido? ¿qué preparamos para el futuro de nuestros hijos?

Francamente, sólo nos servimos uno a otro por dinero. Con o sin afán, cumplimos el principio formulado claramente por nuestros sabios hace miles de años: “Vayan y saquen provecho unos de otros”.  Parecía que funcionaba. Pero ¿qué atención nos dimos, que nos agotamos como hámster en su rueda de consumismo, sin pensar en nada más?

Imagina por un segundo, si venimos de otro planeta desarrollado y nos vemos unos meses atrás, no habría sido muy buena imagen. No, no en el sentido tecnológico, sino en lo más esencial de nuestra conmoción y ajetreo. Su “beneficio”, como el smog encima de la Tierra, ya se está empezando a dispersar.  Y de pronto, el virus llegó. “Deténganse, paren”, nos dijo. “Miren lo que han hecho al planeta y a ustedes mismos”. Miren más allá del mañana”.

Si realmente analizamos, sin maquillarlo, veremos que íbamos, no sólo hacia el colapso ecológico, sino que pudo haber llegado una guerra. De hecho, íbamos hacia los brazos de la guerra, hacia un estado de globalización desesperada, hacia un callejón sin salida de contradicciones. Así es la naturaleza humana: Cuando se está procesando una masacre, la sacamos de nuestra conciencia y al mismo tiempo, la toleramos, incluso la invocamos.

Aún no llegamos a ese grado de avance, pero la avalancha de consumismo desenfrenado llevó a la humanidad hacia el abismo. Paradójicamente, el virus nos está salvando. Fuimos salvados del egoísmo, en la necesidad de “absolución”, para restablecer el mercado de consumo.

Así que ¿vale la pena regresar? ¿qué olvidamos? ¿hay vida después del virus?

Estamos empezando a conocer de nuevo a nuestra familia, a nuestro mundo y a nosotros mismos.

Antes, muchos sólo dormíamos en casa, ahora vivimos ahí. Usábamos el internet por diversión, ahora nos conectamos con otros.

Hay muchas formas. Por supuesto queremos regresar a la rueda del hámster, con su variedad de placeres constantemente nuevos y distintos, tras los que ir y estar incluso dispuestos a soportar los dolores de que nos empujen desde atrás. Pero aún sin quererlo recordamos la amenaza del colapso, los crímenes desenfrenados, la supresión del malestar, las interrupciones en el abasto y la búsqueda del culpable. Finalmente, podemos usar este período para la reflexión.

Por supuesto,nada es fácil, no todos pueden “aguantar el golpe”, pero la experiencia misma, el cambio de ritmo, la perspectiva ¿no nos da un respiro? En los días despejados de trabajo, en una tarde de calma poco usual, escuchamos el eco de algo nuevo. Estuvimos sentados en casa, como niños en su escritorio para aprender algo, para que este “período” no sea en vano.

En cualquier caso, no podremos salir de la crisis tan pronto como entramos. Lo que está pasando ahora, no es pausa, ni vacaciones, ni destierro. Es un despertar. El virus no nos venció, más bien nos sacudió, nos regresó a la realidad, nos da oportunidad de tomar cuidadosamente el timón.

Hoy nos confronta con la necesidad de redefinir nuestros valores en los albores de una nueva era que requiere una actitud diferente hacia los demás y encontrar el propósito que impedimos. El viento se llevó las ilusiones y nos muestra la verdadera imagen. Así que ¿vamos de nuevo a dejar que la mente se nuble con espejismos? ¿nos reconciliaremos con el pasado, con la vanidad eterna, con la abundancia externa y con la devastación interna?

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana.

Nosotros mismos creamos una carrera de ratas y ahora podemos salir de ahí sin tanto golpe externo. Pues, lo principal es lo que está dentro: nuestras conexiones, nuestras relaciones, nuestra participación, la reciprocidad. Es suficiente lograrlo y todos los mecanismos —sociales, financieros, comerciales— empezarán a reestructurarse conforme al nuevo paradigma.

Pensemos en ello: ¿por qué vivimos? ¿cómo podemos construir nuestra vida de forma diferente, sobre principios distintos? La puerta para salir del egoísmo sin límites está abierta, usémosla mientras nuestro ego está golpeado y mudo.

Las aeronaves están en tierra, los barcos en los puertos, deberíamos estar en la escuela. No es humillante. Al contrario, tenemos oportunidad de hacer realmente algo por nosotros mismos.

Toda la vida estuvo dedicada a evitar esa pregunta. Preocupados ante la muerte,  justificandonos lo más posible. Sin embargo, el virus sugiere algo más. Así no podemos huir de la muerte. Para superarla, debemos sobreponernos al egoísmo que nos mata. Nuestro ego limita, nos da una sensación imperfecta y miserable del mundo, con las demandas de nuestro cuerpo. Sintamos el mundo en nuestra estructura general interna, en el alma. Así lo veremos totalmente distinto, infinito, eterno y perfecto.

No tiene nada que ver con la religión. La ciencia de la Cabalá no promueve ninguna creencia. Simplemente desarrolla el alma del hombre y nos hace felices. Ahora, cuando todos nos sentimos dentro de un mismo barco, debemos unir nuestros remos y dirigirnos a un mundo sin fronteras entre los corazones. Así, las barreras que quedan y nos  dividen, desaparecerán. El mundo del mañana se está construyendo ahora.
[262055]

Material relacionado:
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
¿Cómo será el mundo después de la epidemia?
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 3

Odio de los hijos hacia sus padres

Pregunta: Uno de los problemas de los tiempos modernos es que los hijos odian a sus padres. Hay muchos casos de este tipo. Los hijos dejan a sus padres, los descuidan. Los padres mueren solos a pesar de que tienen muchos hijos. Esto sucede en todo el mundo ¿por qué?

Respuesta: Estamos elevándonos del nivel de ego animal al nivel de ego espiritual o humano. Humano es un nivel espiritual que no existe en nuestro mundo.

Estamos perdiendo nuestra conexión animal previa, cuando los padres vivían juntos a sus hijos, traían a su novia o novio o iban con el novio, etc. Todo era un hogar.

Pregunta: ¿Podían vivir en la misma casa?

Respuesta: Sí. Incluso en la misma habitación. Todo era muy simple. Ahora todo es diferente porque en nuestro mundo, el ego está cambiando.

Pregunta: En otras palabras, ¿el ego nos lleva a hacer esto?

Respuesta: Sí. Es el ego animal. Está creciendo. Nos empuja al siguiente nivel de desarrollo. Por eso, ya no entendemos esta existencia animal. Nuestros hijos ciertamente no lo entienden.

Están en un estado tal que no entienden por qué necesitan estar unidos a sus padres. O, creo que mis padres deberían pasar toda su vida conmigo ¿por qué me dieron a luz? Mientras vivan, deben pensar en mí. Si no se preocupan por mí, está bien. Los dejo.

Pregunta: ¿Cómo puede un hijo sentir así por sus padres?

Respuesta: Pero no siente.

Pregunta: ¿No siente ningún dolor, nada en absoluto?

Respuesta: No. Puesto que los superó su egoísmo animal, no siente ninguna conexión con sus padres, no siente que debe ayudarlos, apoyarlos, pensar en ellos, etc. No imaginan algo que no existe. No puedes volver.

Últimamente, todo desaparece, no existe. Es decir, si ayudas a tus hijos, te necesitan. Puedes estar cerca de ellos. Si dejas de ayudarlos, no te necesitan. Así sucede.

Comentario: Lo que me molesta es que generaliza. También hay relaciones normales.

Mi respuesta: Hablo de la tendencia de la naturaleza. Por eso generalizo.

Pregunta: Y, ¿qué sigue?

Respuesta: En nuestra generación, los padres aún pueden dar algo, dirigir, dejar a los hijos sus posesiones, etc. En la siguiente generación, habrá ruptura.

Habrá tal relación entre padres e hijos que, si tienen los mismos objetivos espirituales, de alguna manera estarán conectados. Si no, se olvidarán por completo de sus padres. Y, francamente, los padres tampoco pensarán en sus hijos.

Pregunta: ¿Qué pensarán los padres?

Respuesta: Cómo pasar tiempo tranquilamente con sus viejos amigos.

Pregunta: ¿Con perros y gatos?

Respuesta: Sí. Habrá muchos tipos de clubes de juegos; digamos, clubes para jugar dominó o algo más.

Pregunta: ¿Qué tiene de bueno esto?

Respuesta: Nada. El hombre debe entender cómo estar conectado con otros. En un sistema completamente diferente, no un sistema de conexiones corporales y animales.

Pregunta: ¿No es un sistema padre-hijo?

Respuesta: Es un sistema en el que padres e hijos, cada uno individualmente, revelan un objetivo común. Este objetivo los conecta.

Pregunta: ¿Cuál es la meta?

Respuesta: La meta es saber el sentido de la vida. Para padres, hijos y nietos, siempre es uno. Si lo revelan y se apegan a él, sentirán necesidad de conectarse y de ayudarse mutuamente.

Pregunta: ¿De qué propósito común en la vida habla? ¿de si los padres tienen un objetivo común con sus hijos?

Respuesta: Los padres podrán empujar a sus hijos hacia la meta correcta. Así su conexión será tanto corporal como espiritual y revelarán al Creador entre ellos.

Pregunta: ¿Cuál es la revelación del Creador?

Respuesta: La revelación del Creador es revelar conexión y amor mutuos.

Pregunta: ¿Solo entre ellos?

Respuesta: Para empezar.

Pregunta: ¿Quiere decir en esa célula: hijos y padres?

Respuesta: Sí.

Pregunta: ¿Aún no quieren revelarlo?

Respuesta: No, ¿alguien les platicó de esto? ¿alguien los se los enseñó?

Pregunta: ¿No sugiere su relación natural que alguien les haya dicho?

Respuesta: Por supuesto que no.

Comentario: Está siendo muy duro hoy.

Mi respuesta: No soy duro. Esto es lo que se nos muestra el mundo ¿soy duro? Tú hiciste el mundo así.

Comentario: Pero esta verdad de la que habla, me imagino que va a haber muchos comentarios.

Mi respuesta: Es porque no oculto la verdad. Por el contrario, sugiero revelarla para que se pueda ver el estado en que se encuentran y a dónde nos conduce.

Pregunta: ¿Qué conclusión deberíamos un sacar después de sus duras palabras: que hay una ruptura entre padres y nietos e hijos y que es natural?

Respuesta: Si no encuentran un objetivo común, no habrá nada que los conecte. Nada en absoluto.

Pregunta: ¿Les está pidiendo que busquen ese objetivo común?

Respuesta: Sí.
[261507]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman», 6/ene/20

Material relacionado:
Una Nueva Vida – #758 Amar a los hijos apropiadamente
Una nueva vida-#583 La madre y el bebé hacen frente a los retos
¿Por qué nuestros hijos crecen y se convierten en extraños

Moda del futuro

Comentario: Sabemos que la era del consumo masivo pasó. 

Mi comentario: Si, la humanidad se dio cuenta de que comprar sin fin no le satisface. 

Comentario: La época de renta de ropa se acerca. Tanto diseñadores como casas de moda están desarrollando la tendencia de rentar sus prendas de diseñador. En lugar de pagar cientos de libras por ser dueño de una cosa, puedes pagar 50 o 60 libras y rentarla. Así, puedes considerar tu guardarropa como una fuente de ingresos. 

Mi comentario: Así nadie comprará nada en absoluto. Nadie necesitará nada ¿cuántos trapos necesitas?  La gente compra algo “para el momento” y es todo. Y no le darán gran importancia. Todo se va. 

La humanidad cambiará desde su interior. Había una vez un rey que vestía algo y era considerado rey. Juzgábamos por la ropa. 

Hoy, ya no es el caso. Ese tiempo pasó. 

Pregunta: ¿Usted dice que ahora la humanidad se esfuerza por cambiar en su interior ¿qué es  belleza interior? 

Respuesta: Es nuestro deseo. Gradualmente se transforma con las condiciones externas. 

Fortaleza -ve cómo se desarrollan los programas activos de educación física. No es algo que nosotros hagamos; está siendo hecho en nosotros para vender algo. 

Está en todos lados. Pero no ayudará. Otros 10, otros 20 años. De todas maneras, la humanidad avanza hacia nuevos estados, hacia nuevos deseos, más internos. Y no prestará atención a la apariencia. Prestará atención a la belleza; es lo último que desaparecerá. Al final, la belleza no determina nada. 

Pregunta: ¿Cuál es ese deseo interior del que habla? 

Respuesta: Es embellecerte -el deseo interno de embellecerte externamente. Pues, la belleza interna es invisible. Me embelleceré externamente y todos pensarán: “¡Que listo es! ¡Ve esos lentes tan especiales que usa!” Queremos hacer pasar lo externo como interno y nos engañamos a nosotros mismos y a otros. 

Necesitamos llegar al punto en el que valoremos la belleza interna: amabilidad, participación, simpatía y separarnos de nosotros mismos en favor de otros. Ni lo sentimos ni lo valoramos, pero es lo que necesitamos. Sería totalmente diferente si tuviéramos una moda para eso. 

Pregunta: ¿Y cómo podemos hacer que la belleza interna de la que habla sea notoria y popular? 

Respuesta: Educación. No hay otra forma. Es ver a una chica en clase y evaluarla de acuerdo con su actitud correcta. El hombre debe elegir a su esposa de forma similar y no de acuerdo a la longitud de sus piernas. 

Comentario: Dice que la belleza será lo último en partir. 

Mi comentario: Es decir, no le pondrás atención. Cuando dejemos de poner atención a la belleza, será lo último en irse. Apreciaré a otros por diferente razón. No veré su fealdad; veré su belleza interna. 

Por supuesto, no es fácil y aún no es de este mundo, donde constantemente me sintonizo con evaluaciones externas. Pero estoy seguro que al ritmo en que avanzamos, con todas esas operaciones para reconstruir el rostro, la figura y todo lo demás, todo es un asunto del futuro cercano. 

La moda del futuro será sólo una hermosa manifestación del mundo interior. Y no hay necesidad de crear ninguna empresa que intercambien harapos. 

Pregunta: ¿Y cómo será esa bella sociedad? 

Respuesta: Una bella sociedad piensa sólo en el contenido interior de la persona y vive por ello. Todos se entienden y sienten calidez mutua. Cada uno será valorado por estas cualidades. Sucederá y pronto.
[259614]
De Kabtv “Noticias con el doctor Michael Laitman” 10/dic/19

Material relacionado:
La humanidad en transición
Las características del empleo en el futuro
Belleza interna y externa

Nueva Vida #243 – Felicidad y lazos sociales, parte 2

Nueva Vida #243 – Felicidad y lazos sociales
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

El verdadero amor y la felicidad duradera ocurren cuando otorgo a otros sin querer a obtener nada a cambio. La humanidad es la única parte de la naturaleza con la intención malvada de explotar. Si vamos a ser felices, tenemos que cambiar nuestra actitud hacia otros, trabajar en un grupo de personas afines. Las conexiones sociales apropiadas suceden cuando nos conectamos con otros con la intención de beneficiarlos. La verdadera felicidad es lograda en el centro de la  conexión, en el centro del círculo.
[145476]
De Kabtv “Nueva Vida #243 – Felicidad y lazos sociales, parte 2”, 17/oct/13

Cómo liberar al planeta de la trampa de la basura

Lo sepas o no, en el Océano Pacífico, existe un nuevo continente casi del tamaño de Estados Unidos. No, no es la nueva Atlántida, es una isla de basura. 

Miles de millones de dólares son invertidos en resolver el problema de desechos en el Océano Pacífico. Sin embargo, mientras, por un lado, alguien utiliza la basura, por el otro lado, alguien desecha, incluso más basura que antes. 

¿Cuál puede ser la solución real y práctica en esta situación? Esto podría sonar muy profundo, pero todo es congruente con las relaciones humanas. Están rotas. Si una persona se preocupa sólo por sí misma, es muy probable que dañe a otras. Si cada uno se preocupa sólo por su beneficio propio, definitivamente daña a todo el planeta. 

Por eso, para liberar a la Tierra de la trampa de la basura, tenemos que corregir nuestras relaciones, hacer que se ajusten a las leyes naturales, comenzar a pensar en lo que hacemos y tomar responsabilidad por todas y cada una de nuestras acciones. Necesitamos aprender a construir conexiones positivas, por encima de nuestras actitudes personales egoístas. Al hacerlo, liberaremos al planeta de la basura y atraeremos la fuerza positiva a la humanidad.

Cambia tu actitud hacia el mundo

Pregunta: Algunas personas, al sentir una carencia, automáticamente se sienten infelices. Es decir, existe un modelo extendido en la sociedad en el que la felicidad es alegría y placer continuo. No debe haber sufrimiento en mi vida ¿de dónde viene ese modelo? 

Respuesta: Es una forma equivocada de felicidad, una forma de pedir y una educación equivocadas. No conocemos nuestra naturaleza y desafortunadamente, somos infelices. 

Si entendiéramos quiénes somos y qué somos, podríamos formarnos a nosotros mismos. de manera que nuestra estructura y actitud hacia cualquier estado sería perfecta. 

Esto es lo que hace Cabalá. No cambia al mundo, no dice que tienes que cambiar algo a tu alrededor. Debes cambiar tu actitud hacia el mundo. Así serás felíz. Y estarás en un estado absoluto.
[258058]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 15/dic/19

Material relacionado:
La maldición material de la humanidad
El resultado de una educación incorrecta
¿Cómo podemos ser felices?

Comportamiento antisocial de la juventud: ¿tiene solución?

En tiempos recientes hemos visto oleadas de eventos trágicos en todo el mundo. Una de las tendencias más tristes son los tiroteos masivos en Estados Unidos, muchos de los cuales han sido hechos por las nuevas generaciones. 

¿Qué hace que una persona asesine a tan temprana edad? 

Vivimos en la sociedad de la información. Mientras los padres trabajan duro 24 horas los siete días de la semana para correr tras las recientes innovaciones, los niños son dejados en casa solos con sus teléfonos y docenas de canales de información que constantemente influyen en ellos. Sin embargo, todos esos canales no les dan una sensación real de estar aquí y ahora ni de ser amados ni de ser cuidados. Por lo tanto, en primer lugar, el comportamiento antisocial es la manera de llamar la atención, de ser vistos. 

Si observamos más de cerca, veremos que el problema tiene una raíz mucho más profunda. De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, hoy, la humanidad en general llega a un punto en que necesita comenzar a desarrollar una conciencia mayor de la naturaleza que la envuelve: la fuerza de amor y otorgamiento. 

Las nuevas generaciones, especialmente los adolescentes, son los que más sienten esta necesidad. La expresan con preguntas como: “¿Cuál es el significado de la vida?” “¿Cómo puedo convertir mi inútil existencia en algo grande y valioso?” “¿Cómo ser necesario para mis padres/amigos/sociedad?” Los niños hacen esas preguntas, desafortunadamente, no obtienen respuestas. No son estúpidos, no son criminales, simplemente así les afecta la presión interna y no tienen ningún método para lidiar con ello. 

Por lo tanto, con el fin de prevenir que la juventud de hoy tenga todos esos comportamientos antisociales, la sociedad misma debe enseñarle a salir del falso paradigma de este mundo, a entender la realidad, a lidiar con la influencia de la sociedad de la información y a descubrir el significado de la vida -la entrada al mundo superior y a una existencia más elevada. 

Libre albedrío, parte 7

“Destino” desde el punto de vista cotidiano

Pregunta: Si consideramos el destino, no con respecto a la corrección final, sino desde el punto de vista cotidiano: ¿en qué me convertiré, con quién me casaré, qué tipo de hijos tendré, qué problemas, etc.? ¿se puede cambiar?

Respuesta: Es muy difícil, porque para esto debemos educar a la futura pareja desde antes, para que entienda el significado y el propósito de la vida, que logre este propósito y se prepare. 

Para escoger a la pareja cuando está preparada, cuando ambos entiendan lo que deben sacrificar, lo que deben dejar ir y también, cómo se deben ayudar y apoyar mutuamente para alcanzar este objetivo. para esto, se debe hacer mucho trabajo. 

Espero que si no en nuestra generación, en la siguiente, la gente lo haga, porque, de otra forma, se llegará a la separación, como solución a los problemas familiares. Dejarán de casar y de tener hijos. ¡No entenderán para qué lo necesitan!  Hasta el punto en que, incluso el instinto sexual se “congelará”. Este problema lo experimentaremos con sufrimiento. 

Pregunta: Pero, ¿por qué debo cambiar algo, si, digamos que entiendo o creo que existe una fuerza superior que me lleva a la meta de la creación?

Respuesta: Te lleva por el camino del sufrimiento. Si no te conoces como persona, si vas con la corriente, entonces eres un animal. 

Pregunta: Si no hago esfuerzos conscientes para cambiar, ¿la fuerza superior actuará en mí en forma de sufrimiento? 

Respuesta: Como en cualquier animal. En ese momento, eres llamado animal. Y serás llamado hombre, sólo en aquellos momentos en que, por ti mismo, ves la meta y hagas esfuerzos para acercarte a ella.
[257080]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 4/feb/19

Material relacionado:
¿Cuál es nuestra libertad de elección?
¿Cómo se realiza la libertad de elección?
¿Cuál es la libertad de elección de la gente?

¿Cómo arreglar relaciones dañadas?

Pregunta: Las relaciones dañadas estropean vidas enteras, pueden ser confusas sólo a causa de pequeños malos entendidos ¿qué es lo correcto para prevenir el resentimiento y las relaciones dañadas y, mejorarlas?

Los psicólogos dan las siguientes recomendaciones: intenta entender el punto de vista del colega. El resultado de la acción no siempre es intencional. La dificultad con algunas micro-manifestaciones es que todos aplicamos diferentes estándares para su evaluación. 

Respuesta: ¿Cuáles son los estándares? El estándar es mío -cómo veo a otros y me comparo con ellos o cómo me veo a mí mismo y comparo a otros conmigo. Esto es completamente equivocado. Es como tomar un vestido y ponérmelo. Si lo visto, mi estómago y mis delgados brazos sobresaldrán y el vestido lucirá feo en mí. 

No hay estándares en común. Sólo puede haber un estándar -en beneficio de mi prójimo. Eso es todo, no percibo a nadie de ninguna manera, ni a mí mismo ni a nadie más. Sólo estoy interesado en una cosa: si algunas situaciones ocurren, ¿ocurren en beneficio del hombre? 

Por hombre me refiero a la humanidad, la imagen general de la persona. De ninguna manera considero a alguien en específico o, definitivamente estaré perdido. 

Pregunta: ¿Cómo podemos entender correctamente el punto de vista de la otra persona?, ¿saber si tiene razón o no?

Respuesta: No puedo entender a otra persona ¿cómo puedo entenderla? ¿cómo puedo salir de mí mismo para entender al otro? 

No, simplemente necesitamos actuar de manera que sea buena para la otra persona, para cualquiera. Es decir, excepto por mis necesidades para sobrevivir, en todo lo demás que dependa de mí, debo actuar por el bien de otros. 

Esto es natural. A menudo, como resultado de nuestros hábitos. Hacemos algunos movimientos, gestos o expresamos algunas palabras, frases que podrían parecer ofensivas para otros. 

Podríamos ni siquiera sentirlo ni entenderlo. Es necesario afinar el corazón. El corazón debe ser ajustado para ser bondadoso hacia otros. Lo demás no funcionará en absoluto. 

Si una persona está en sintonía cordial con otra, será interpretada correctamente. Incluso si dice algo equivocado o de alguna manera, no  pudo expresarse, la otra lo sentirá. 

Dirige el corazón hacia la otra persona, hacia todas las personas, hacia el bien. Necesitamos acostumbrarnos. Necesitamos educarnos. Es necesario que la misma actitud sea mantenida para el entorno y la sociedad circundante. Así, todo estará bien.
[254793]
De Kabtv “Noticias con Dr. Michael Laitman”, 14/jul/19

Material relacionado:
Una nueva vida #806 – Buenas y malas cualidades
Juntos en las buenas o en las malas
La amistad en Internet podría no ser fuerte

Familia y matrimonio, parte 6

Tiempo y amor por los hijos

Pregunta: ¿Entiendo correctamente que la naturaleza de forma instintiva inoculó en nosotros el amor por los hijos para que aprendamos a tratar a las otras personas de la misma manera?

Respuesta: Sí y no. Con el tiempo, el amor por los hijos cambiará. Ya está cambiando. Hoy, las personas se relacionan con los hijos de forma diferente que antes. 

A través de todas las generaciones, ha existido una atracción, cuidado y amor por los hijos, pero todo esto está cambiando. 

Dado que nuestro deseo, entendimiento del mundo, y método de comunicarnos con el mundo exterior está cambiando, naturalmente, la actitud hacia los hijos como una parte del mundo está cambiando también.
[254064]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 1/ene/19

Material relacionado:
Familia y matrimonio, parte 2
Cómo mantener unida a la familia
Familia y matrimonio, parte 1