entradas en 'Salud' categoría

¿Cómo usar todo el potencial de tu cerebro?

Pregunta: Se dice que el hombre usa sólo alrededor del 5% del potencial en su cerebro  ¿podemos decir que es suficiente para satisfacer nuestras necesidades animales individuales?  Y si trabajas para toda la sociedad, ¿se abrirá el otro 95%?

Respuesta: Trabajar por la sociedad es elevarse por encima del ego, aceptar las metas, útiles para toda la sociedad, para su fin último, para que sea integral, global.

Cuando la sociedad se eleve por encima de su egoísmo y trabaje sólo de manera altruista, podrás utilizar mucho más del 5% de tu potencial.

Pregunta: En principio, si necesito resolver un pequeño problema personal por mi cuenta, el potencial mínimo es suficiente.  Pero si es necesario resolver el problema de una pandemia, por ejemplo y grupos de científicos están tratando de encontrar una vacuna contra el virus, entonces, ¿juntos pueden conectarse con algún tipo de mente global y resolver el problema?

Respuesta: No. No creo que sea posible, porque todos son egoístas y todos trabajan por su propio bien.  Para hacerlo, necesitan elevarse por encima de sí mismos, es decir amarse, incluirse en el otro.

Pregunta: ¿Cómo podemos usar nuestro potencial, tenemos uno grande, pero sólo usamos el 5%?

Respuesta: Para hacerlo, necesitamos elevarnos por encima de nuestra naturaleza egoísta en la que nacimos y adquirir otra naturaleza altruista, «ama a tu prójimo como a ti mismo».  Así, podrás unirte con otros en un todo único, en una mente, en un solo deseo.  Todos sus datos internos se volverán comunes y todos trabajarán en beneficio de todos.
[268557]
De Kabtv “Era post coronavirus” 7/may/20

Material relacionado:
¿Quién controla el cerebro?
Construir la sociedad del futuro, parte 1
Construyendo la sociedad del futuro, parte 3

El coronavirus enseña garantía mutua

¡Ve lo que el Creador está haciendo! Pensamos que el hombre podría obtener una nueva mente y nuevas sensaciones, sólo con golpes no convencionales como guerra, desastres naturales, explosiones volcánicas, huracanes y tsunamis. Pero, no es necesario. Sin ruido, sin ser detectado, cierto virus aparece y hace el trabajo. 

Es misericordia de parte del Creador para restaurar el orden con ese método. El virus ya nos forzó a cerrar todos los negocios artificialmente inventados, sin ningún beneficio y que sólo contaminan el globo. Puedes ver que dejamos de hacer cosas estúpidas e innecesarias. Todos los sistemas que fueron construidos con el fin de alardear entre nosotros, están colapsando, nada permanece. 

Con la revelación de la más ligera influencia del Creador, en de 4 a 5 meses estamos en un nuevo mundo. Aún somos obstinados, no estamos de acuerdo con este mundo y no estamos dispuestos a reconocerlo. Pero debemos entender que estamos entrando en una nueva realidad. La antigua vida no regresará; tendrás que vivir una nueva vida, y las restricciones sólo crecerán. 

El mundo es gobernado por una fuerza superior, “Sólo eso existe”. Pero no quiere decir que debemos inclinar la cabeza y aceptar esa vida, sin otra opción. Necesitamos adquirir la mente y las sensaciones del Creador y vivir en el nivel de Sus decisiones y acciones con el fin de aceptar lo que sucede: los lugares innecesarios de trabajo están cerrando y nuestra vida están cambiando y tenemos que cuidarnos más mutuamente. 

Pues, si infecto a alguien con un virus hoy, mañana él puede infectar a mis hijos. Entendemos que estamos más y más conectados y dependemos de los demás. El coronavirus nos muestra nuestra interdependencia. Por eso, protestar y hacer lo que quieres no funcionará, como los que asisten a manifestaciones y se niegan a usar cubrebocas. No hay salida, debo educarme a mí mismo para volverme responsable por otros y ellos responsables por mí, mi familia, mis hijos y la humanidad en general. 

El coronavirus, poco a poco, desde la distancia, nos enseña garantía mutua. Ya empezamos a ver un mundo enlazado, conectado, donde cada uno, lo quiera o no, afecta a todos y todos lo afectan él. Y todo sucedió gracias a un diminuto virus. 

¡Qué misericordia de parte del Creador! Vemos en este virus el trabajo de la fuerza superior, que es lo único que existe ¿qué puede hacerse en su contra, dónde encontrar una cura para un virus así? ¡Pero no necesitamos una cura para el virus! Necesitamos encontrar una cura para nuestro egoísmo y así no sentiremos ningún virus. 

No existe otro mal en el mundo excepto nuestro ego. Si nos protegiéramos mutuamente de transmitir la maldad a otros, el virus desaparecería. El Creador quiere que adquiramos la intención de otorgar o al menos, no dañar a nuestro prójimo. Estamos aprendiendo esta ley de forma material, pero pronto entenderemos dónde existe en nosotros en forma espiritual y avanzaremos hacia el Creador, hacia el entendimiento de Él, hacia el hecho de que “no existe nada más que Él”. Lo veremos en todo.
[268667]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/ago/20, “No existe nada más que Él”

Material relacionado:
El camino a la corrección final
¿Qué es más fácil para el mundo; cambiar o perecer?
El coronavirus nos hará…

En la era de la reconstrucción del mundo

Pregunta: La opinión pública enseñó a la gente a vivir de acuerdo a los principios del consumo sin fin, diciendo que es el pináculo de la civilización ¿cómo podemos no cometer un error ahora, mientras construimos nuevas relaciones en la sociedad? 

Respuesta: La pandemia es sólo el principio, el primer pequeño golpe. Ni siquiera un golpe, sino un ligero empujón para acercarnos un poco. Pero también, el coronavirus puede darnos una nueva forma de la manera más terrible. 

Veremos un mundo colapsado, destruido, que ya no podremos controlar con nuestro estilo pasado. Ni fábricas ni líneas aéreas, nada funcionará como debiera. Todo debe pasar por una etapa completamente nueva de reconstrucción, un cambio correcto, hacia las nuevas condiciones que se despliegan. 

El coronavirus, de alguna manera, volvió al mundo integral. Sin embargo, provenimos de este y entendemos que no estamos adaptados al nuevo mundo. Ni siquiera entendemos cómo podemos regresar al pasado. Y no podemos regresar al pasado. 

Pero en este caso, dos mil millones de personas se quedarán sin trabajo ¿cómo se alimentarán? ¿cómo vamos a darles lo que necesitan? 

Hoy, los países están gastando miles de millones de dólares para, de alguna manera calmar las cosas. Esos dólares desaparecen, no  podremos exigir su regreso al tesoro del estado. Por lo tanto, vemos que los poderosos de este mundo tienen sólo fuerza, pero no cabezas. Vamos a enfrentar un problema muy grande.
[268608]
De Kabtv “Era post coronavirus” 30/abr/20

Material relacionado:
Coronavirus: tiempo de cambio
El coronavirus nos vinculará estrechamente
Todo comienza con la garantía mutua

Naceremos nosotros mismos en un nuevo mundo

Vivimos en un mundo que cambia justo ante nuestros ojos. Toda nuestra vida puede ser dividida en dos etapas: antes del coronavirus y después de ello.

La vida fluía de acuerdo a cierta rutina, el virus, de pronto, hizo un cambio drástico, lleva a la humanidad hacia un nuevo estado, que aún es percibido como crisis global. 

La crisis está crece y es más profunda, no es claro hacia dónde se va, pero es claro que vamos hacia un mundo nuevo que aún no conocemos. La palabra “crisis” (Mashber) proviene del nombre de la piedra en la que en tiempos antiguos, las mujeres daban a luz a sus hijos. En otras palabras, crisis es el lugar de un nacimiento y el estado actual, que le llamamos crisis, es el nacimiento de un nuevo mundo. 

Han existido muchas crisis diferentes en la historia de la humanidad, pero hasta ahora, ninguna cambió al mundo de forma tan dramática. Sólo existieron cambios en la sociedad humana, en su forma. Pero la crisis de hoy es la primera real, aun cuando no parece muy seria, porque no es una guerra, un meteorito cayendo sobre nosotros o una destrucción masiva. 

Y aun así, podemos llamarla crisis, precisamente porque un nuevo mundo está naciendo ante nuestros ojos. Pronto veremos que la sociedad humana, nosotros, nuestras familias y nuestra actitud hacia el mundo cambió. El mundo interior del hombre, su percepción de la realidad cambiará y veremos un nuevo mundo. 

Aún no lo vemos, igual que el bebé que está dentro de su madre y no ve el mundo. Incluso cuando nace, al principio no ve nada. Después desarrollará oído y vista y comenzará a responder mientras crece y se familiariza con el mundo. 

Así exactamente los adultos necesitamos nacer y cambiar nuestra percepción y visión para ver un nuevo mundo. Esto sucederá pronto. 

El nacimiento es un dolor enorme, incomparable, una sensación de que el cuerpo entero está a punto de explotar. Por una parte es una condición muy seria, que amenaza la vida. Pero por otra, vemos que no hay opción: la naturaleza nos obliga a hacerlo. 

Sin embargo, el nacimiento del niño está basado en el deseo natural de una mujer de tener hijos. Además, existe la opinión pública que motiva a la mujer a dar a luz y no sólo un hijo. La naturaleza le dio a la mujer mucha fortaleza para soportar los dolores del parto; este es un estado difícil y peligroso. 

La humanidad entera está en esta crisis del coronavirus, tanto hombres como mujeres. Las mujeres siempre le reprochan a los hombres que no conocen los dolores del parto. Bueno, las mujeres pueden estar satisfechas: los hombres pasarán por dolores de partio reales, severos. Sentirán que la crisis los sofoca, sin darles la oportunidad de resistirse: estás desgarrado por dentro, pero no puedes hacer nada. 

Aún así podremos nacer con la plegaria y el esfuerzo por unirnos. Pero será un nacimiento muy difícil y especial, porque estamos naciendo nosotros mismos en un nuevo mundo. Cruzamos la frontera hacia el mundo espiritual y nacemos en una nueva forma.
[268285]
De Kabtv “La mujer en el nuevo mundo” 9/jul/20

Material relacionado:
Significado interno de la crisis
Dolorosos síntomas de recuperación
Coronavirus – un impulso al acercamiento interno

El virus: el integrador

Observación: Usted dice que nuestro camino es el camino de la integración, el sentimiento de unidad universal.

Mi comentario: Esto es inherente al programa de la naturaleza y no hay forma de escapar. Mientras más nos resistimos, más nos golpean.

Pregunta: ¿Quién es el integrador en esta situación? Debe haber alguna fuerza impulsora.

Respuesta: El virus en sí. Una vez que dio la vuelta al mundo, nos mostró que todos estamos realmente integrados, interconectados y representamos una sociedad unida, que está infectando.

Pero el virus no está simplemente infectando; nos muestra que somos un todo. Y no nos escaparemos a ningún lado. Se manifiesta en cualquier lugar, incluso en las lejanas islas de Oceanía. Nadie sabe cómo llegó allí.
[268417]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 24/may/20

Material relacionado:
El virus no distingue nacionalidad ni color de piel
El virus ablanda nuestro corazón
¿Qué revela el virus?

“¿Qué piensa de si el mundo en general puede aprender una lección del coronavirus? ¿podemos esperar unidad?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué piensa de si el mundo en general puede aprender una lección del coronavirus? ¿podemos esperar unidad?

Hasta ahora, los dolores que han caído sobre el mundo no han dado soluciones ni discernimientos efectivos. 

La gente, simplemente, espera que termine para regresar a hacer negocios como acostumbran, todos piensan en cómo minimizar sus pérdidas e incluso más, cómo obtener ganancias de la pandemia. 

No me sorprende, dado que es sólo un resultado esperado de nuestra actitud innata egoísta hacia el mundo, que funciona en nosotros de forma involuntaria.

Por eso, el coronavirus está aquí para quedarse por mucho más tiempo, pues apareció para hacer cambios serios en el mundo. 

Justo ahora, estamos en la fase de intentar revivir muchos negocios de los que no tenemos necesidad real y regalar dinero por trabajo que no existirá en el futuro. 

La autoridades no pueden entender la nueva era en la que entramos, es una era donde necesitamos dar a todos lo básico para vivir y poner todo el excedente de nuestra concentración en una forma actualizada de educación, que nos enseñe  este nuevo mundo interdependiente que se está revelando ante nosotros, sus leyes y cómo poder llevarnos bien en esas nuevas condiciones. Es decir, es una forma de educación que necesitamos hoy y que no recibimos mientras crecíamos. 

En su lugar, intentamos aferrarnos a nuestros valores materiales pasados, esperando mantener nuestra cultura de compras en boutiques, joyerías y relojes y carros caros. 

Por lo tanto, en relación al cambio que la naturaleza exige de la humanidad, el día de hoy, la pandemia ni siquiera inicia. 

Por eso espero que abramos los ojos y veamos que estamos en un mundo nuevo, más interdependiente e interconectado y para vivir en este mundo debemos hacer ajustes serios a lo que conocemos, se reduce a enfocarnos más en lo esencial y aprender qué es este nuevo mundo, cómo nos hemos desarrollado hasta este punto y qué podemos hacer para sobrevivir y prosperar en las nuevas condiciones más estrechas de interdependencia de hoy. 

Foto por Thought Catalog en Unsplash

La corona del súper-egoísmo

Nuestra conexión debe convertirse en las diez Sefirot del alma o el Tercer Templo. El Templo es una estructura, una red de conexiones mutuas. 

La epidemia del coronavirus nos revela la ruptura, la destrucción del Templo, la transgresión. Nos muestra lo egoísta de nuestras relaciones y que no podemos conectarnos, que somos indiferentes a lo que le sucede a otros: si viven o mueren. 

Esta es una enfermedad -estoy enfermo porque no puedo siquiera acercarme a ninguna persona a mi alrededor. El coronavirus revela nuestro odio y rechazo mutuo. Esta es la enfermedad. La corona es colocada sobre nuestra cabeza como el súper-egoísmo que nos domina.
[268515]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 29/jul/20, “Tishá BeAv (Nueve de Av)”

Material relacionado:
Carrera contra el egoísmo creciente
El egoísmo sale del ocultamiento
¿Cómo difiere el egoísmo natural del egoísmo humano?

¿Por qué sacrificarse?

Pregunta: Podemos encontrar muchos ejemplos en el mundo, de gente que se sacrifica para salvar a otros. Los doctores están salvando pacientes al trabajar todo el día, algunas veces sin protección. Muchas celebridades declaran al mundo entero que están dispuestas sacrificarse ellas mismas y su dinero. 

Usted también afirma que necesitamos cambiar y sacrificar nuestro egoísmo ¿es esto libre albedrío

Respuesta: No, es un poco diferente. Aun cuando le doy la bienvenida a esos motivos, este no es el estado corregido de la humanidad. 

El punto es que la humanidad necesita corregir la actitud de unos hacia otros, su actitud hacia el egoísmo y el altruismo, no en una capacidad limitada como cuidar a enfermos o alguna otra cosa. 

Existen personas que, a causa de su egoísmo, están dispuestos a matar a otros para que no destruyan, por ejemplo, los espacios verdes o contaminan el entorno. Vemos que esos movimientos verdes para la ecología y el aire puro son absolutamente egoístas. Y tanto que las personas con un ardiente egoísmo están dispuestas a dañar la vida de otra persona quien a diferencia de ellos, tiene un entendimiento diferente de lo que es bueno. 

Pregunta: ¿Piensa que ayudar en situaciones extremas como una pandemia o una crisis económica es natural y que no es llamado corrección? 

Respuesta: Si. Sólo necesitamos ser conscientes de que nuestra naturaleza nos empuja contra otros y que  caracterizamos correctamente las acciones humanas. 

Es difícil para mí ver a un paciente enfermo, por eso, le doy dinero para su tratamiento, en realidad, no lo curo, sólo alivio mi dolor por él. 

En Cabalá, hablamos de la corrección fundamental de nuestra naturaleza. 

Pregunta: Es decir, debo hacer cosas buenas, no porque empatizo con los enfermos, sino más allá de eso. Incluso si no tengo nada qué ver con ellos, aún así tengo que hacerlo con un propósito más elevado? 

Respuesta: Esa es exactamente la razón.
[268281]
De Kabtv “Era post coronavirus” 30/abr/20

Material relacionado:
¿Puede un gentil estudiar Cabalá?
El propósito de la Cabalá es llevar la corrección al mundo entero
El Camino a la Corrección Final

Dale tiempo al virus para que haga efecto

Comentario: Incluso en el nivel del mundo corporal, podemos ver que todo está interconectado, que los eventos en una parte del mundo influyen fuertemente en otra parte del mundo y que los disturbios que comenzaron en Minneapolis se propagaron por todo el mundo. 

No sólo en EUA, también en Europa, Israel y otros países las gente empieza a salir a la calle para protestar y exigir. Se necesitan encontrar las palabras correctas y quién las diga. De otra manera, nada funcionará. 

Mi respuesta: Aún no veo cómo llegar a la gente. Aún no hay las condiciones necesarias. No existe la cantidad de sufrimiento consciente a través del cual puedes dirigirte a todos y preguntar, “¿No es suficiente?”

No tienes que ir con los ricos. Ellos esperan que todo regrese y nuevos miles de millones sean añadidos a sus cuentas cada día. No puedes ir con los pobres porque no tienen tiempo y no entienden qué sucede. Los intelectuales están ocupados en sus propias invenciones. 

Así, mis manos están atadas, no tengo a quién dirigirme y nada qué decir. Puedo explicarlo con más detalle, pero no veo a quién. Aún necesitamos darle tiempo al virus para que actúe. 

Pregunta: ¿Piensa que esto realmente podría estimular a la gente para que reflexione e intente encontrar una respuesta diferente? ¿no una vacuna ni medicamento? 

Respuesta: ¡No! La vacuna es una esperanza vacía ¡Ninguna vacuna ayudará! Si este virus se va, habrá otro -incluso peor, diferente, más sofisticado ¡No podemos huir! 

Pregunta: ¿Fue predicho en los libros de los sabios? y ¿de qué forma? 

Respuesta: La vacuna no fue predicha. Aunque hay la opinión general de que virus viene de la palabra “Avirot”, “transgresiones”. Pero no será así, no. Creo que es una caída muy suave de la humanidad “sobre su trasero”, para que sienta de dónde viene y a dónde pertenece. Seremos forzados a inclinar la cabeza y a sentir quiénes somos.
[268154]
De Kabtv «Situación internacional actual»  18/jun/20

Material relacionado:
Vacuna universal contra todos los virus
El egoísmo es el virus
Virus en lugar del Creador

El mal de ojo es el poder del pensamiento

Pregunta: ¿Qué es el mal de ojo? ¿cuál es el mecanismo de su influencia? ¿cómo contrarrestarlo?

Respuesta: El mal de ojo es el poder del pensamiento. Cada uno tiene fuerzas internas, y cuando pensamos mal de alguien, como resultado, un montón de malos pensamientos acerca de él tienen su efecto. Este es el impacto de una persona en otra o incluso en la sociedad como un todo. 

Existen personas que pueden observar a alguien y digamos que su temperatura se eleva. He visto ese fenómeno muchas veces. 

Nos influimos el uno al otro porque estamos en el mismo sistema, en el mismo deseo. Toda la humanidad es considerada una. Por lo tanto, nuestro impacto mutuo no es tan improbable. El estar en el sistema unificado ya indica la posibilidad de esa influencia. 

Pregunta: ¿Entonces no es sobrenatural? 

Respuesta: No, pero sucede que las personas ya no tienen esas habilidades especiales. Alguna vez fueron más pronunciadas, pero ya no se usan. 

Pregunta: ¿Puedes desarrollarlas dentro de mí mismo? 

Respuesta: Seguro. Pero para eso necesitas reconocer el terreno, hacer exploración de ciertos círculos

Pregunta: ¿Puede uno poner resistencia al mal de ojo? 

Respuesta: Eso también se enseña ahí.
[268270]
De Kabtv “Era post coronavirus” 7/may/20

Material relacionado:
Una vida nueva #394 – Las supersticiones y el mal de ojo
El mal de ojo es nuestro propio egoísmo
El Masaj es el poder del pensamiento