entradas en 'Eventos' categoría

Ábrete al mundo superior

Pregunta: Digamos que somos alrededor de 7,000 personas que nos juntamos y queremos unirnos ¿puede ese número tan grande de personas afectar positivamente el resultado final?

Respuesta: ¡Indudablemente! La gente quiere unirse. Entiende lo que ganará. Puede lograr tal grado de unidad, donde con la fuerza apropiada del deseo, la luz superior se iluminará en su conexión.

Comentario: Recuerdo lo que sentí cuando estudiábamos en un pequeño grupo de 15 personas. Sentía que estábamos mucho más cerca de algo, que ahora, que 7,000 se reúnen, bailan, cantan y se divierten,

Mi respuesta: Lo entiendo y estoy de acuerdo en que es más difícil lograr un estado de intimidad, calidez, conexión, devoción y amor entre 7,000 personas que en el grupo de 15 con el que comenzamos a estudiar hace 20 años.

Pero, de hecho, vivimos en una época en la que necesitamos unir no a 7,000, sino a 7 mil millones de personas. Y no podemos ignorarlo. Estamos obligados a cumplir nuestro destino y a pensar en nosotros mismos hasta el final.

Así que, intentemos unirnos los 7,000 para unir los 7 mil millones la siguiente vez. Y así, de seguro, mereceremos la revelación del Creador, después de los demás.

Pregunta: Cuando se unan 7 mil millones, ¿será el sentimiento más real, íntimo y espiritual?

Respuesta: Por supuesto. Es imposible trabajar en un grupo reducido. No hay condiciones adecuadas en el mundo ni en las almas. Por eso, es necesario abrir las puertas a todos. Y el número que se reunirá será el número óptimo con el que te abrirás al mundo superior.
[284577]
De Kabtv «El poder de El libro del Zóhar» 21

Material relacionado:
Una nueva vida #413 – El juego de la vida: “Verás tu mundo durante tu existencia”
¿Cómo son reveladas las leyes espirituales?
Abriendo la fuente superior

Un puente hacia el mundo espiritual

¿Por qué, cuando quieres aferrarte a la decena y ser garante para tus amigos, de pronto aparece un abismo de problemas y rechazos tan grandes, como si el Creador no te permitiera hacerlo y te empujara fuera del camino? 

Para que entiendas que aún te hace falta fortaleza para la corrección, con la cual esos obstáculos se volverán discernibles. Puedes saltar sobre este muro, elevarte por encima de todos los obstáculos y lograr la corrección. 

Estamos en una batalla llamada “guerra con el Creador”. Estamos en guerra contra el Creador mismo, directamente en contra de Él, porque fue Él quien creó todos esos obstáculos en nuestro camino para que queramos ir a Él y persuadirlo de que nos ayude. Necesitamos orar para que haga el trabajo, Le exigimos constantemente como el niño que molesta a su padre, repitiendo: “Hazlo por mí, hazlo” y no lo deja en paz. Esto es lo que el Creador espera de nosotros. 

Estamos justo a la entrada del mundo espiritual y no queremos captar cómo pedirle al Creador que abra la puerta para nosotros. Hay dos condiciones: es necesario exigir y exigir juntos. Nada más es necesario. Espiritualidad es cuando estamos juntos y el Creador se revela al grado de nuestra unidad. 

Ante nosotros está un muro de hierro y es imposible escalarlo si no nos ayudamos mutuamente. Ninguno puede saltar sobre la cerca que nos separa del mundo espiritual: sólo se puede superar con nuestra conexión. Sólo de esta forma es posible sobreponerse a esta barrera. 

Vivimos en la era del Mesías, en la última generación, cuando lo más importante es nuestra conexión. La tarea no es penetrar en el mundo espiritual por nosotros mismos, sino lograr una conexión tal que los otros puedan también ir hacia ahí. 

Justo como las hormigas cuando necesitan superar cierto obstáculo, primero construyen un puente viviente con sus cuerpos, se entrelazan unas a otras para que otras hormigas que las siguen puedan escalar sobre sus cuerpos. Eso es lo que necesitamos hacer. Somos pioneros y debemos construir ese puente a partir de nosotros mismos de manera que otros caminen sobre nosotros hacia el mundo superior. Este es nuestro trabajo, el trabajo sagrado.
[283426]
Del Congreso Mundial de Cabalá “De diez a uno” 6/jun/21, “Entrega del alma (Devoción)”,  lección5

Material relacionado:
¿Qué significa dar contento al Creador?
¿Cómo se revela el mundo espiritual?
¿Dónde está el mundo superior?

Para la conclusión del congreso

Creo que el congreso pasado tuvo mucho éxito, mucho más que los anteriores. Avanzamos, paso a paso, de congreso en congreso, fortalecemos cada vez más nuestra conexión para que el Creador se revele en ella.

En las clases del congreso se vieron los temas más básicos, que son hitos que nos  guían en nuestro progreso. Además, nos estamos acostumbramos a estar juntos, a aprender juntos, conocernos y empezar a comprender conceptos espirituales. Podemos estar orgullosos de nuestro éxito, porque ya estamos estudiando temas que no están claros para la gente promedio.

El año pasado nuestro grupo progresó mucho y estoy muy feliz y orgulloso de mis alumnos. Sólo les pido que no se dispersen, que se mantengan en la dirección exacta y descubran cada vez más profundamente los temas tratados en las clases.

Estoy muy agradecido con todos los participantes del congreso. No son sólo mis alumnos, son mis amigos en el camino espiritual, parte de mi corazón. Gracias a ustedes, tengo la oportunidad de explicar la ciencia de la Cabalá al mundo, de transmitirla a cada persona y de complacer al Creador junto con ustedes. ¡Me inclino ante ustedes y gracias!

Les deseo a todos salud, felicidad, éxito en su trabajo y en su familia y especialmente éxito en la conexión, entre nosotros y con el Creador. ¡Gracias!
[283437]
Del Congreso Mundial de Cabalá «De diez a uno» 6/jun/21, «Conectandonos en una solo decena», lección 6

Material relacionado:
Una red de fuerzas correctas
Preparación para el congreso 2019, en el desierto
Una invitación a la Convención organizada por El Creador

El trabajo del Creador lo hace el Creador

Sólo necesitamos pedir y la luz superior vendrá de arriba y clasificará nuestras cualidades, nos dividirá en diez Sefirot, organizará todo y nos conectará. La luz lo hará todo, sólo deja que trabaje. Debemos revelar que necesitamos su ayuda. 

Estamos involucrados en el trabajo llamado “trabajo del Creador”, es decir, lo hace el Creador. Por eso, deja que Él trabaje, ¡no intentes trabajar en su lugar! No podemos saber cómo está dividida la decena en diez Sefirot para conectarlas correctamente. Al contrario, el Creador sólo quiere que le pidamos y Él hará todo con Su fuerza superior. 

Él sólo espera nuestra petición para hacer todo y la manera más simple y más confiable es cuando no sabemos ni entendemos nada, excepto que Él es nuestro Creador y Le pedimos ayuda.
[283434]
Del Congreso mundial de Cabalá “De diez a uno” 6/jun/21, “Conectandonos en una sola decena”, lección 6

Material relacionado:
Petición Correcta al Creador
Preparación para la obra del Creador
Una orientación espiritual hacia el Creador

Juntos es fuerza

Si queremos agradar al Creador, sentiremos que estamos frente a una pared en blanco. Esta barrera se vuelve insoportable y tratamos de romperla.

Pero no se puede romper sólo por la fuerza, únicamente con nuestra conexión. Tenemos que cambiar nuestro enfoque de lo espiritual. Pues, lo espiritual es sólo nuestra conexión, porque el alma común, Adam HaRishon, está rota y debe corregirse.

Por eso, no se requiere que cada uno de nosotros sea fuerte; necesitamos ser fuertes en nuestra conexión.
[283431]
Del Congreso Mundial de Cabalá “De diez a uno” 6/jun/21, “Entrega del alma (Devoción”, lección 5

Material relacionado:
Un grupo completo de diez
En la red común de conexiones
El Creador realmente quiere revelarse en nosotros

Flor preciosa

El lugar para revelar al Creador en nuestro tiempo, en nuestra generación llamada última generación, aparece sólo en la garantía mutua (Arvut). Garantía mutua es nuestra vasija espiritual. La revelación del Creador, la entrada al mundo superior, toda nuestra existencia espiritual se implementa sólo cuando hay garantía mutua.

Hay una fuerza especial en la garantía mutua. Al salir de mí mismo y ser incluido en los amigos, revelo mi alma. No existe dentro de mí y por lo tanto, la luz superior no puede entrar y corregirme. Sólo puede ayudarme a integrarme con los amigos y a encontrar al Creador allí. Es decir, mi alma está en los amigos.

De hecho, esto es obvio si observa la estructura espiritual. Si soy Maljut en la vasija espiritual de las diez Sefirot, mis amigos son las nueve Sefirot superiores. Resulta que cuando me incorporo con ellos, recibo sus cualidades de otorgamiento. De esta forma completo mi vasija espiritual que estaba en los amigos y con la garantía mutua, cada uno ayuda al otro a adquirir la cualidad de otorgamiento y a estar preparados para revelar al Creador.

Por eso, sin implementar la garantía mutua, no podremos dar ni un paso en el camino espiritual. Sólo incorporándonos unos con otros, acercándonos, conectándonos y ayudándonos, atraemos la luz que reforma e invitamos al Creador a que se revele en nosotros. Este deseo, de conectarnos internamente unos con otros, es suficiente para elevarnos de la corporalidad a la espiritualidad.

Es imposible atraer la luz que reforma si estoy solo; no tengo a dónde atraerla. Debo incorporarme a mis amigos y juntos atraer la luz dentro de esta incorporación para que la luz que reforma, la devuelva a su fuente. Así, recibimos el recipiente espiritual y comenzamos a ingresar al mundo superior.

La garantía mutua es un concepto muy profundo. Todas las leyes espirituales proceden de lograr garantía mutua. Todo lo escrito y dicho por los cabalistas viene de lo que han logrado dentro de la garantía mutua. La realidad se divide en dos: fuera de la garantía mutua está la corporeidad y dentro de la garantía mutua está la espiritualidad.

De hecho, la garantía mutua es lo único que necesitamos porque es la única acción que hace que la vasija rota de Adam HaRishón vuelva a ser corregida. Con nuestro anhelo de devolver este deseo a la conexión y a la unidad por encima del ego y de todas las perturbaciones, pedimos al Creador que nos ayude a alcanzar la corrección.

Debemos asegurarnos de que los amigos revelen la verdadera deficiencia espiritual y que la decena se conecte tanto en los estados buenos como en los malos. Todos deben sentir que tienen amigos que están dispuestos a hacer cualquier cosa por ellos.

La garantía mutua es como una flor que necesita de nuestro cuidado constante para crecer. Pues, esta es la vasija misma en el que se revelará el Creador, nuestros deseos que han alcanzado la conexión correcta crecieron y ahora se revelan debido a nuestra pantalla común. La fuerza interior que mantiene unidos nuestros deseos y los dirige correctamente se llama garantía mutua.
[283263]
Del Congreso Mundial de Cabalá «De diez a uno» 4/jun/21, «Arvut (Garantia mutua) dentro de la decena», lección 2

Material relacionado:
Deposita tu deseo y recibirás la Luz
Esto aun no es la Torá
La educación apropiada para una persona

Amar lo que ama el Creador

Si queremos hacer que nuestro deseo sea similar al Creador, debemos evaluar todo de acuerdo con un principio: odiar todo lo que es en bien propio y amar todo lo que es en bien del otorgamiento.

Solo bajo esta luz vemos toda la realidad y no diferentes colores y sonidos. No nos importa si son agradables o desagradables, lo que importa es: si es otorgamiento o recepción.

Si es otorgamiento, es amado y atractivo, si es recepción, es odiado y repulsivo. Solo así cambiaré la pantalla en la que veo este mundo a la pantalla del mundo superior y comenzaré a ver la realidad en su forma verdadera y correcta.
[283232]
Del Congreso Mundial de Cabalá «De diez a uno» 4/jun/21, «Mi espiritualidad se revela fuera de mí», lección 1

Material relacionado:
Amar es regalo del Creador
¿Por qué el Creador tiene celos de nosotros?
¿Cuándo logramos amor por el Creador?

De diez a uno

Estoy muy contento con el inicio del congreso De Diez a Uno porque es realmente lo único que nos queda: ascender al primer grado espiritual. Todos los grados espirituales tienen como base que de diez pasamos a uno y nuevamente de diez a uno en un grado superior. Es el ascenso de grado en grado.

El ascenso espiritual es con base en la conexión entre la gente, esa es la corrección y reconstrucción del vaso espiritual roto, la conexión correcta en nuestra alma común, Adam HaRishón. El Creador creó esta alma y luego la rompió; nos la dio para restaurarla para que volvamos a ser uno: de diez a uno o de muchas decenas a uno hasta que volvamos a ser un todo.

Cuando sintamos esa unidad, esperemos que seamos premiados con el logro de un desarrollo tan alto, que se llama «Uno». Y en él, sentiremos al Creador, la fuerza única que creó toda para nosotros como Kli, darle a nuestro deseo las mismas cualidades del Creador.

Según nuestra preparación, estamos muy cerca de esa revelación y es nuestro único objetivo, solo ese. Finalmente, vemos que el mundo entero lo necesitará, si no hoy, mañana. Y tendremos que mostrarle el camino.

Somos los pioneros del proceso de corrección, así que vayamos un paso más allá. Espero que este paso ya sea la revelación práctica del Creador, dentro de nuestra conexión, de acuerdo con la equivalencia de nuestras propiedades. Así como el Creador es dador, nosotros, en nuestra relación mutua, lograremos total otorgamiento, en el que, de acuerdo con la ley de equivalencia de forma, el Creador se revele.
[283236]
Del Congreso Mundial de Cabalá «De diez a uno» 4/jun/21, «Mi espiritualidad se revela fuera de mí», lección 1

Material relacionado:
¿Cómo cambiar la actitud hacia tu conciencia?
Un cero de diez Sefirot
El grupo de diez es la clave para sentir el mundo superior

El Creador está jugando al escondite con nosotros

“Mis hijos me han vencido”, es decir, no una persona, sino precisamente juntos. Cualquiera que desee revelar al Creador, debe unirse con otros como consigo mismo. Y sólo cuando se sienten como uno, como los hijos del Creador, pueden ir hacia Él, demandar y superar Su ocultación. 

El Creador se oculta a propósito para que lo podamos buscar. “Él no peleará por siempre” porque Él quiere revelarse, pero sólo si nosotros vamos tras Él y necesitamos revelarlo.  

Por eso, mientras más lo buscamos, mayor la revelación del Creador, exactamente como está dicho: “Mis hijos me han vendido”, es decir, muchos hijos. El Creador espera de nosotros la petición y se regocija cuando lo vencemos. Al final, toda la ocultación creada por Él, es con el fin de hacernos crecer, despertarnos para que busquemos y revelemos al Creador.  

El Creador siempre se revela a partir de la ocultación y nosotros debemos hacer el esfuerzo para unir. Al grado que unimos y eliminamos las fuerzas de separación que operan entre nosotros, las convertimos, de fuerzas de separación, en fuerzas de revelación y al grado de nuestros esfuerzos, revelamos al Creador en ellas. 

“Mis hijos me han vencido”, significa que estamos convirtiendo la ocultación en revelación. Por supuesto que no podemos hacerlo por nosotros mismos, pero pedimos al Creador que nos ayude. Por eso, nuestro trabajo consta de dos partes: primero, unirnos para alcanzar un deseo, una aspiración; y segundo, buscar al Creador y obligarlo a que se revele. Estamos siempre en trabajo mutuo: “Yo soy para mi amado y mi amado es para mí”.  

Y cuando casi tenemos éxito en vencer la ocultación, el Creador inmediatamente se oculta y nos obliga a buscarlo de nuevo. Y así una y otra vez, porque sólo a partir de ambas formas, ocultación y revelación, aclaramos todas las cualidades del Creador y las convertimos en nuestras propias cualidades. La revelación del Creador sólo puede ser en equivalencia de forma, en el reflejo de sus cualidades en nuestras cualidades. 

Por lo tanto, el avance espiritual siempre va a través de ocultación y revelación. Y si no asociamos nuestros estados, ya sea a la revelación o a la ocultación, no nos relacionamos en absoluto con la espiritualidad y no estamos dirigidos al Creador. Al final, el camino al Creador puede tener dos opciones: ya sea ocultación o revelación. 

El individuo que busca la revelación del mundo superior, debe dirigirse de forma correcta, siempre descubriendo la ocultación y la revelación por encima de sus cualidades y acciones. Y la mayor ocultación, la mayor revelación llega de eso —uno contra el otro.

Para revelar al Creador, es necesario organizar un grupo, porque el Creador sólo se revela como diez Sefirot. Y de este modo, necesitamos descubrir los diez deseos que estén propiamente conectados y unidos por una intención común, sentirnos dispuestos a unirnos y apoyarnos mutuamente, como las diez Sefirot del Partzuf espiritual. Todos incluidos en todo y con deseo de revelar a la fuerza única.  

Y a pesar de que todas las decenas son muy distintas y están separadas por su ego, ya que venimos de una única fuerza, al anular nuestro egoísmo, de nuevo nos convertimos en un todo y tenemos la oportunidad de revelar nuevas formas del Creador, una, otra y únicamente.

El Creador juega al escondite con nosotros: Se oculta, lo buscamos y lo encontramos y de nuevo Él se esconde. Para que corramos tras Él y en esta búsqueda gradualmente lo estudiamos y formateamos nuestros deseos en equivalencia con la fuerza superior, los preparamos para la revelación de todas las cualidades de la luz superior.  

Lo que se aprende en la decena es ganancia espiritual que permanece en los Kelim para siempre. Pero el hombre no puede mantener dentro de sí los pensamientos y sentimientos espirituales.
[279061]
Del Congreso Mundial de Cabalá 2021, “Descubriendo la vida en la decena”, 28/feb/21,  «La decena: Un instrumento musical en las manos del Creador,» lección 9.

Material relacionado:
El ocultamiento nos enseña cómo corregirnos
Corona al Creador
Nueva Vida #441 – Las fiestas de Tishrei: buscando al Creador

Hagamos espacio dentro de nosotros para el Creador

La realidad está llena de nuestro gran ego. El mundo entero, la naturaleza inanimada, las plantas, los animales y las personas, son grados de nuestro deseo egoísta en el que debemos comenzar a hacer espacio para la fuerza del otorgamiento, la fuerza del Creador.

Trabajamos dentro de nosotros mismos, dentro de nuestra percepción del mundo, de nuestra conexión y creamos un lugar donde el Creador puede colocar el embrión de Su cualidad de otorgamiento y comenzar a crecerlo dentro de nosotros.

El Creador influye en nosotros, tanto desde dentro como desde fuera. Estamos dentro de la luz blanca, que deliberadamente se restringe para que podamos existir en ella. Así, nos encontramos dentro de un espacio vacío liberado de la presencia del Creador y no lo sentimos.

Un rayo de luz entró en este espacio vacío y comenzó a construir objetos y mundos espirituales dentro de este vacío. Estamos dentro del Creador, bajo Su control total. Pero, así es como se ve desde el lado del Creador.

Desde el lado de los seres creados, existimos en un espacio vacío, supuestamente libre del control del Creador, porque no lo vemos ni lo sentimos. Por eso, pensamos que somos los dueños del mundo y de nuestra vida.

Pero, de hecho, el Creador nos educa y nos hace entender que no sabemos dónde estamos realmente. Así, comenzamos a buscar de qué depende nuestra vida y descubrimos que hay la fuerza superior que determina y realiza todo y anhelamos revelarla.

Así les sucedió a los cabalistas de las generaciones pasadas, hasta que revelaron el método que nos permite conectarnos con el Creador y nos lo transmitieron a los seres creados en este mundo, el método se llama la sabiduría de la Cabalá.
[278969]
Del Congreso Mundial de Cabalá, «Descubriendo la vida en la decena» 27/feb/21, «Ibur en la decena», lección 5

Material relacionado:
Un cero de diez Sefirot
Los diez mandamientos de la conexión
Una nueva vida #881 – Concepto del grupo de diez en la sabiduría de la Cabalá