entradas en 'Eventos' categoría

El Creador está jugando al escondite con nosotros

“Mis hijos me han vencido”, es decir, no una persona, sino precisamente juntos. Cualquiera que desee revelar al Creador, debe unirse con otros como consigo mismo. Y sólo cuando se sienten como uno, como los hijos del Creador, pueden ir hacia Él, demandar y superar Su ocultación. 

El Creador se oculta a propósito para que lo podamos buscar. “Él no peleará por siempre” porque Él quiere revelarse, pero sólo si nosotros vamos tras Él y necesitamos revelarlo.  

Por eso, mientras más lo buscamos, mayor la revelación del Creador, exactamente como está dicho: “Mis hijos me han vendido”, es decir, muchos hijos. El Creador espera de nosotros la petición y se regocija cuando lo vencemos. Al final, toda la ocultación creada por Él, es con el fin de hacernos crecer, despertarnos para que busquemos y revelemos al Creador.  

El Creador siempre se revela a partir de la ocultación y nosotros debemos hacer el esfuerzo para unir. Al grado que unimos y eliminamos las fuerzas de separación que operan entre nosotros, las convertimos, de fuerzas de separación, en fuerzas de revelación y al grado de nuestros esfuerzos, revelamos al Creador en ellas. 

“Mis hijos me han vencido”, significa que estamos convirtiendo la ocultación en revelación. Por supuesto que no podemos hacerlo por nosotros mismos, pero pedimos al Creador que nos ayude. Por eso, nuestro trabajo consta de dos partes: primero, unirnos para alcanzar un deseo, una aspiración; y segundo, buscar al Creador y obligarlo a que se revele. Estamos siempre en trabajo mutuo: “Yo soy para mi amado y mi amado es para mí”.  

Y cuando casi tenemos éxito en vencer la ocultación, el Creador inmediatamente se oculta y nos obliga a buscarlo de nuevo. Y así una y otra vez, porque sólo a partir de ambas formas, ocultación y revelación, aclaramos todas las cualidades del Creador y las convertimos en nuestras propias cualidades. La revelación del Creador sólo puede ser en equivalencia de forma, en el reflejo de sus cualidades en nuestras cualidades. 

Por lo tanto, el avance espiritual siempre va a través de ocultación y revelación. Y si no asociamos nuestros estados, ya sea a la revelación o a la ocultación, no nos relacionamos en absoluto con la espiritualidad y no estamos dirigidos al Creador. Al final, el camino al Creador puede tener dos opciones: ya sea ocultación o revelación. 

El individuo que busca la revelación del mundo superior, debe dirigirse de forma correcta, siempre descubriendo la ocultación y la revelación por encima de sus cualidades y acciones. Y la mayor ocultación, la mayor revelación llega de eso —uno contra el otro.

Para revelar al Creador, es necesario organizar un grupo, porque el Creador sólo se revela como diez Sefirot. Y de este modo, necesitamos descubrir los diez deseos que estén propiamente conectados y unidos por una intención común, sentirnos dispuestos a unirnos y apoyarnos mutuamente, como las diez Sefirot del Partzuf espiritual. Todos incluidos en todo y con deseo de revelar a la fuerza única.  

Y a pesar de que todas las decenas son muy distintas y están separadas por su ego, ya que venimos de una única fuerza, al anular nuestro egoísmo, de nuevo nos convertimos en un todo y tenemos la oportunidad de revelar nuevas formas del Creador, una, otra y únicamente.

El Creador juega al escondite con nosotros: Se oculta, lo buscamos y lo encontramos y de nuevo Él se esconde. Para que corramos tras Él y en esta búsqueda gradualmente lo estudiamos y formateamos nuestros deseos en equivalencia con la fuerza superior, los preparamos para la revelación de todas las cualidades de la luz superior.  

Lo que se aprende en la decena es ganancia espiritual que permanece en los Kelim para siempre. Pero el hombre no puede mantener dentro de sí los pensamientos y sentimientos espirituales.
[279061]
Del Congreso Mundial de Cabalá 2021, “Descubriendo la vida en la decena”, 28/feb/21,  «La decena: Un instrumento musical en las manos del Creador,» lección 9.

Material relacionado:
El ocultamiento nos enseña cómo corregirnos
Corona al Creador
Nueva Vida #441 – Las fiestas de Tishrei: buscando al Creador

Hagamos espacio dentro de nosotros para el Creador

La realidad está llena de nuestro gran ego. El mundo entero, la naturaleza inanimada, las plantas, los animales y las personas, son grados de nuestro deseo egoísta en el que debemos comenzar a hacer espacio para la fuerza del otorgamiento, la fuerza del Creador.

Trabajamos dentro de nosotros mismos, dentro de nuestra percepción del mundo, de nuestra conexión y creamos un lugar donde el Creador puede colocar el embrión de Su cualidad de otorgamiento y comenzar a crecerlo dentro de nosotros.

El Creador influye en nosotros, tanto desde dentro como desde fuera. Estamos dentro de la luz blanca, que deliberadamente se restringe para que podamos existir en ella. Así, nos encontramos dentro de un espacio vacío liberado de la presencia del Creador y no lo sentimos.

Un rayo de luz entró en este espacio vacío y comenzó a construir objetos y mundos espirituales dentro de este vacío. Estamos dentro del Creador, bajo Su control total. Pero, así es como se ve desde el lado del Creador.

Desde el lado de los seres creados, existimos en un espacio vacío, supuestamente libre del control del Creador, porque no lo vemos ni lo sentimos. Por eso, pensamos que somos los dueños del mundo y de nuestra vida.

Pero, de hecho, el Creador nos educa y nos hace entender que no sabemos dónde estamos realmente. Así, comenzamos a buscar de qué depende nuestra vida y descubrimos que hay la fuerza superior que determina y realiza todo y anhelamos revelarla.

Así les sucedió a los cabalistas de las generaciones pasadas, hasta que revelaron el método que nos permite conectarnos con el Creador y nos lo transmitieron a los seres creados en este mundo, el método se llama la sabiduría de la Cabalá.
[278969]
Del Congreso Mundial de Cabalá, «Descubriendo la vida en la decena» 27/feb/21, «Ibur en la decena», lección 5

Material relacionado:
Un cero de diez Sefirot
Los diez mandamientos de la conexión
Una nueva vida #881 – Concepto del grupo de diez en la sabiduría de la Cabalá

No fantasías, sino la corrección verdadera

Si una persona anhela intuitivamente al Creador y le parece que siente la fuerza superior, sigue siendo fantasía y autoengaño. No es suficiente para la concepción espiritual.

Para convertirme en embrión espiritual, necesito, de algún modo, separarme de mi ego. Y sólo se puede hacer conectándome con los amigos. En el punto de mi conexión con los amigos, se forma el mismo lugar de anulación de mi egoísmo en el que el embrión espiritual comenzará a crecer.

No es fantasía, sino un deseo verdadero que existe en la naturaleza y necesitamos corregirlo para sentir la fuerza superior. De lo contrario, esa fuerza no nos será revelada.
[278978]
Del Congreso Mundial de Cabalá, «Descubriendo  la vida en la decena» 27/feb/21, «Ibur en la decena», lección 5

Material relacionado:
El firmamento, los justos, y el final de la corrección
Todo viene de la fuerza superior
Cabalá – El don de la conexión con la fuerza superiorLigas internas

El germen del otorgamiento

La revelación del Creador comienza con un estado llamado “embrión”. Es la primera acción espiritual que debe ser realizada al preparar un lugar dentro de nosotros para el embrión del otorgamiento, la sensación de la primera revelación del Creador. 

Para esto, es necesario lograr inclusión mutua con los amigos, de manera que nuestra unión no sea para nosotros mismos, sino en bien de otros. 

Aún no podemos actuar en aras del Creador, por eso, por ahora debemos amar sólo a las criaturas, para así llegar a amar al Creador en el amor por las criaturas. La conexión debe ser tal que nadie sea dejado con su ego, sino que quiera unirse con los demás, perderse, sumergirse en los amigos. Si todos pierden su “yo”, la fuerza del egoísmo, se formará un lugar entre nosotros para la revelación del Creador. 

Esta es la preparación para el embrión espiritual: 

  1. Cada uno se anula a sí mismo. 
  2. Sale de sí mismo y lograr inclusión en otros, por encima de su ego.
  3. Conecta todas esas inclusiones mutuas. 

Cuando llegamos a esa conexión mínima, se forma un lugar en nosotros para la revelación del Creador que puede soportar esta auto-abolición y unión y comenzar a crecer como un embrión dentro de nosotros, la propiedad de otorgamiento, como una forma dentro de otra. 

Cada vez debemos hacer espacio en nosotros, de manera que este embrión de la fuerza de otorgamiento crezca y se desarrolle más y más. Cancelamos nuestro ego en todas las propiedades, deseos, pensamientos, en diferentes niveles, cada vez permitiendo a la fuerza de otorgamiento manifestarse en nosotros, en lugar de la fuerza de recepción. Mientras más reducimos la fuerza de recepción, más se viste la fuerza de otorgamiento en nosotros, es decir, el Creador. 

A cada paso, el Creador se revela a Sí mismo con mayor fortaleza, amplitud y profundidad interna, hasta que Él reina sobre todos nuestros deseos, sobre toda la tierra. El Creador y Su nombre se convertirán en uno, como un deseo y una luz, toda la gente en unidad común. 

Y comienza en que cada decena crea condiciones dentro de ellos mismos para la revelación del Creador, con el fin de comenzar a hacer crecer dentro de sí mismos el embrión de la fuerza superior. Nuestra Maljut se corrige y puede comenzar a sentir al Creador en ella. Debido a que hace una reducción en sus propiedades, no quiere usarlas, gradualmente se convierten en propiedades de otorgamiento. 

De esta manera, el Creador coloca una forma dentro de otra, dentro de nuestra forma egoísta, una forma altruista comienza a surgir y desplegarse. 

Esto es revelado de acuerdo con nuestro esfuerzo, conocimiento y entendimiento, de modo que nos sentimos como socios del Creador en este trabajo; comenzamos a sentirlo a Él y a darle a Él placer.
[278961]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubriendo la vida en la decena” 27/feb/21, “Ibur en la decena”, lección 5.

Material relacionado:
Un embrión no tiene derecho a criticar a su madre
La concepción es el primer nivel de la realidad espiritual
Una dieta sana para el embrión

¡Bienvenido al congreso!

Queridos amigos

Me complace mucho inaugurar el primer Congreso virtual Mundial de Cabalá, que antes se hacía anualmente en Tel Aviv, en febrero. Este congreso es una reunión de los que tienen en su corazón el deseo de aprender sobre el significado de la vida, revelar la fuerza superior y avanzar hacia la meta de la creación.

Más de 7,000 personas se inscribieron para el congreso y siguen llegando solicitudes de quienes desean participar con nosotros en lecciones y talleres.

Todos existimos en un enorme océano de deseo egoísta creado por el Creador, el objetivo del congreso es crear una isla especial, donde gobierne una nueva fuerza: el deseo de otorgar. Le pedimos al Creador que coloque esta nueva forma dentro de la forma antigua—el embrión del deseo de otorgar dentro del deseo de recibir placer.

Creador puede hacerlo; todo depende sólo de nuestra participación en esta acción, de que nos preparamos, pidamos y oremos para que suceda. Espero que durante el congreso podamos sentir que en de nuestra conexión, aun controlados por el ego, realmente queramos elevarnos por encima de él, para que se despeje un área para la revelación del Creador, el deseo de otorgar. Y así, avanzar hacia nuestro objetivo mundial, único y eterno.

Este es un trabajo único y más importante confiado al hombre en este mundo: revelar la fuerza superior y a la criatura creada por ella. La meta de la creación sólo se logra con nuestra unidad. Todos fuimos creados egoístas, pero nos unimos en el deseo de crear un lugar para revelar al Creador, la cualidad de otorgar y amar, a los demás y de nosotros al Creador, como dicen los cabalistas: “Del amor del hombre al amor al Creador».

Y dado que esta es la meta sagrada más sublime, especial que existe en la realidad, sentimos una gran alegría por el honor que nos concedió, trabajar para revelar al Creador a las criaturas en este mundo.

Esperamos que podamos revelar la fuerza superior a las criaturas y cumplir con la tarea de la última generación en la que vivimos. El Creador será revelado a todos los habitantes de este mundo y se cumplirán las palabras de los profetas: «Él es uno y su nombre uno» para todas las naciones.

Por eso, hay una alegría especial causada por nuestra unidad y el deseo de hacer que se ajuste a la revelación del Creador en nuestro congreso. Todos, hombres y mujeres, participan en esta acción y la fuerza superior se incluye desde arriba.
[278907]
De Congreso Mundial de Cabalá, «Descubriendo la vida en la decena» 25/feb/21, «Alegría en la reunión», clase 1

Material relacionado:
Congreso: uniéndose al flujo común
Congreso Mundial de Cabalá 2020
El propósito de los congresos

El Congreso – avanzar hacia el Creador

Pregunta: Tenemos un gran congreso por delante y estamos haciendo actividades muy intensas en las decenas, ¿qué depende de todos y cada uno de nosotros? ¿qué podemos hacer cada uno?

Respuesta: Primero, debemos prepararnos y en el congreso mismo debemos sentir que nos disolvemos en los demás. Junto con ellos quiero convertirme en la vasija que el Creador llena y recibe placer de nosotros. Eso es todo.

Pregunta: ¿De qué depende la preparación?

Respuesta: De que todos juntos queramos suceda. Debo estar conectado con mis amigos de tal modo que mi «yo» no exista, solo «nosotros». Y luego «nosotros» desaparece y sentimos sólo al Creador.

Pregunta: ¿Es posible?

Respuesta: Debemos anhelarlo. Se dice: «El fin de un acto está en el pensamiento preliminar».
[278738]
De Kabtv «Maestro – discípulo» 7/feb/19

Material relacionado:
La decena es una célula del cuerpo espiritual
No nos encontramos por casualidad…
El punto donde está el Creador

El Creador realmente quiere revelarse en nosotros

939.01La revelación de la luz depende sólo de la vasija porque la luz está en reposo absoluto. Por eso, nuestro trabajo está enfocado en construir la vasija (Kli) de acuerdo al tamaño y cualidad de la grandeza y cualidad del Creador que nos es revelada. 

El Creador es llamado “ven y ve” (Bo-Ré). La grandeza del Creador está determinada por la vasija que creamos para Su revelación. Si corregimos todo el deseo de recibir creado por el Creador, logramos una revelación infinita, ilimitada del Creador a las criaturas. Después del final de la corrección, hay nuevas etapas de alcance, que aún no conocemos. 

Mientras tanto, necesitamos reunirnos y conectarnos de manera que no queden barreras entre nosotros. Mientras más restringen todos su egoísmo y se anulan, más fuerte se vuelve la revelación del Creador en nuestro Kli. Por supuesto, el Creador sólo puede revelarse en la decena. 

Todo depende de la integración de los amigos -de si podemos conectar nuestros deseos, nuestros corazones- y no de la cantidad de conocimiento. 

Si llevamos los fragmentos de la vasija rota a ser tan cercanos, que ninguna grieta haya entre ellos, podemos revelar el placer, la luz ya no fluirá hacia afuera como agua en una copa rota. La satisfacción depende de la fuerza de nuestra unidad y su carácter, de la profundidad de egoísmo a la que nos sobreponemos, en cómo nos unimos. Todo esto determina la forma de la revelación del Creador a nosotros. 

El Creador es completamente dependiente de las criaturas. Él se entrega a nosotros, nos da el derecho de determinar Su revelación. 

El Creador realmente quiere revelarse y a cada momento nos lleva secretamente a Él. Pero Él no puede revelarse a Sí mismo ante nosotros; pues no tendríamos el Kli para Su revelación, libre albedrío, nuestro propio deseo por Su cualidad de otorgamiento y amor. Por eso, el Creador siempre actúa de manera oculta, nos empuja a unirnos con Su mano invisible e intenta despertarnos. Al mismo tiempo, Él permanece oculto y sufre mucho porque no logra tener éxito. 

Esto es llamado el sufrimiento de la Shejiná. El Creador lamenta terriblemente que Él le da al hombre todos los medios necesarios, pero nos usa las oportunidades que recibe. El Creador no puede darnos más que eso. Si aún no implementamos el estado previo, Él no puede hacernos avanzar más. 

Por lo tanto, necesitamos establecer relaciones entre nosotros lo más similares posibles al Creador. Llegar a ser como Él es la tarea del hombre, quien después será llamado Adam, de la palabra “similar” (Domé). Nuestra relación mutua determina la revelación de la cualidad del Creador “ven y ve”, Le da placer y eleva la Shejiná del polvo, por encima de nuestra cabeza, por encima de nuestros pensamientos y deseos. 

Por lo tanto, la tarea principal del congreso es el avance, todos juntos hacia una sola meta.
[278944]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubre la vida en la decena” 26/feb/21, “La grandeza del Creador en la decena”, clase 2

Material relacionado:
¿Dónde se revela el Creador?
Discordia en la decena: una invitación del Creador
Percibe a la decena como el lugar donde habita el Creador

Revela al Creador en la decena

938.01Debo llegar a un estado donde mi meta no son mis amigos, no es el Creador y por supuesto no soy yo, sino que yo, mis amigos y el Creador nos conectamos en un todo y uno no existirá sin el otro. 

Así, realmente estaré dirigido de forma correcta hacia la revelación del Creador en la decena: descubro al Creador en la decena.
[278935]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubre la vida en la decena” 26/feb/21, “La grandeza del Creador en la decena”, clase 2 

Material relacionado:
Todo lo que necesito es la decena
Ve a través de la decena
La decena —el único amor

La decena es nuestro capital espiritual

939.01Mientras pasa el tiempo, sentimos una distancia cada vez mayor de la meta. Esta no es una razón para decepcionarse sino la revelación de un nuevo deseo que debe ser sentido para avanzar. El avance siempre va de menos a más, después desde un menos incluso más grande, hacia un más más grande, etc. 

Por eso, necesito un grupo que siempre esté a mi lado y funcione como batería, que me ayude. Todo lo que recibí en los descensos y ascensos lo invierto en el grupo. Me elevo y caigo, voy de un estado a otro, mi trabajo se acumula en mi decena. Pasa lo mismo con cada uno de los amigos, gracias a esto, llegamos a la meta

La decena es el lugar donde acumulamos todos nuestros esfuerzos, éxitos y todas las preguntas y respuestas, yo caigo y olvido todo, no entiendo nada, es incluso peor que antes, es porque ya dejé atrás el antiguo estado, lo invertí en la decena y comencé un nuevo grado desde cero, con un Kli vacío.
[278932]
De la Congreso Mundial de Cabalá, “Descubre la vida en la decena” 26/feb/21, “La grandeza del Creador en la decena”, clase 2 

Material relacionado:
La única oportunidad de revelar al Creador
¿Dónde podemos revelar al Creador?
Revelar al Creador en nuestra conexión

 

El creador es revelado en alegría

941Está escrito en El libro del Zóhar que sólo podemos servir al Creador en alegría. La Shejiná, el Creador, construye el lugar para Su revelación cuando el hombre trabaja en ese lugar con la alegre expectativa de que sucederá. 

Si estás triste y sufres cuando peleas contra tu deseo de recibir, quiere decir que aún dependes de él y aún no te elevas por encima del ego. Elevarte por encima del ego da sensación de alegría, pues te acercas a la revelación del Creador. 

Por eso, mientras más alegría y emoción sentimos al querer revelar nuestra conexión en aras del otorgamiento mutuo y hacia el Creador, más cerca estamos de la cualidad del Creador, de descubrir el lugar entre nosotros donde el Creador será revelado. 

¡El Creador es revelado en alegría! Esta es una condición muy importante y necesaria. No puede existir tal cosa como una persona que avance espiritualmente, si llora amargamente. Si llora, significa que aún  no sale de su egoísmo. 

Debemos estar felices por recibir la oportunidad de participar en este congreso. Es un presente especial que el Creador nos permita reunir un número tan grande de personas en el mundo de hoy arrasado por la pandemia, incendiado y que pierde perspectiva, cae en el abismo. Todos los logros previos y metas elevadas están devaluados, la gente pierde esperanza en el futuro y no sabe qué sucederá mañana. Es claro para todos que esto no puede continuar. 

Y precisamente ahora que todos se sienten desesperados, impotentes, sin esperanza, sin saber cómo salir de esta pandemia, debemos avanzar con alegría. Sabemos para qué y por qué sucede todo y quién lo hace. De esta manera, el Creador quiere hacer avanzar a la humanidad hacia la conexión. 

Todo lo que sucede a la humanidad nos empuja a conectarnos en forma óptima, rápida y conveniente. En espiritualidad, sólo es elevarse y no caer, especialmente en nuestro tiempo de la última generación. 

Incluso si no nos sentimos muy alegres, debemos siempre jugar a estarlo, fingir estar alegres, intentar elevarnos desde nuestro estado actual. No importa en qué estado estoy, podría ser uno bueno, pero quiero estar en un mejor estado ¡Esta aspiración debe siempre estar presente! Recuérdalo y nunca lo olvides.
[278912]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubre la vida en la decena” 25/feb/21, “La alegría en la reunión”, clase 1 

Material relacionado:
¿Qué trae la alegría en la vida?
La alegría es una brújula en el camino
Las más grandes sensaciones de alegría