entradas en 'Oración e intención' categoría

Evolución de los deseos, parte 10

¿Qué determina la intención?

Pregunta: La sociedad controla nuestros deseos. Determina con qué se satisfacen ¿sólo la fuerza superior puede cambiar la intención?

Respuesta: La intención también está determinada por la sociedad. Pero si la persona desea que su intención sea contraria a la de la sociedad en la que se encuentra, es decir, no quiere permanecer en ella, quiere elevarse por encima de ella, entonces, prácticamente no tiene oportunidad.

Por lo tanto, uno debe ir más allá de los límites de esta sociedad, retirarse físicamente de su influencia o atraer la influencia de otro poder superior. Así podemos cambiarnos. De lo contrario, fallaremos.
[249589]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá» 12/mar/18

Material relacionado:
Evolución de los deseos, parte 5
Evolución de los deseos, parte 4
Evolución de los deseos, parte 3

Evolución de los deseos, parte 7

¿Qué es la intención?

Pregunta: ¿Qué es la intención y cómo se relaciona con el deseo?

Respuesta: La intención determina el deseo. Si la intención está directamente relacionada con el deseo, este es el tipo de deseo más primitivo. Si no puedo realizar el deseo directamente, entonces desarrolló un programa completo de su implementación en mí mismo. El programa de realización del deseo se llama intención.

Supongamos que quiero lograr algún objetivo. Para eso necesito tomar cierto camino, ciertas acciones, atraer a la gente, hacer algo yo mismo. Todo está invertido en mi intención de lograr el objetivo final. De hecho, esta intención también es acción, pero con respecto al objetivo final, es intención.

La intención es el objetivo final y está presente en todas mis acciones intermedias.

Pregunta: ¿Entonces la persona tiene un deseo, una intención y un cerebro que procesa la información para satisfacer el deseo?

Respuesta: Sí. El cerebro controla los llamados deseos del corazón. Los concentra, los interconecta en varias combinaciones para lograr el objetivo final.
[248985]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 3/dic/18

Material relacionado:
Evolución de los deseos, parte 1
Evolución de los deseos, parte 2
En un momento crucial de la evolución

Ora por la carencia, no por el llenado

El universo entero es una falta de llenado, el deseo de disfrutar, crecer y realizarse uno mismo. Este deseo funciona instintivamente en toda la creación: en materia inanimada, plantas, animales y seres humanos y, por lo tanto, están buscando, ansiando y luchando entre sí por la supervivencia. Esta es la tendencia de todo ser creado.

El Creador se acerca al ser creado y este comienza a sentir algún tipo de incomodidad, sin entender de dónde viene. El ser creado no sabe qué es exactamente lo que le falta, pero comienza a buscar su llenado. El Creador inicia el acercamiento al ser creado, y el ser creado sufre por eso, quiere eliminar este sufrimiento y, por lo tanto, busca el llenado. Esto es lo que pasa en la vida cotidiana.

Sin embargo, hay personas que pueden avanzar hacia la meta por medio de acelerar el tiempo (Ajishena). Ellos mismos toman el proceso de su desarrollo en sus propias manos, despertando gradualmente un sentido de deficiencia en sí mismos. Después de muchos ascensos y descensos, moviéndose más lejos o más cerca del Creador, se dan cuenta exactamente qué hacer. Su vida entonces se vuelve más impulsada-por el propósito. Entienden lo que está pasando y cómo actuar, cómo convertirse en socios del Creador.

El Creador ya no los hace avanzar instintivamente como todos los demás seres creados que no entienden lo que están haciendo, sino que simplemente reaccionan de manera predeterminada a la influencia del Creador de acuerdo con el instinto inherente en ellos. Vemos este comportamiento en toda la naturaleza. Aunque una persona se ensambla con más complejidad que otras, no hay nada especial en ella que lo convierta en una criatura independiente. El Creador, la fuerza de la naturaleza, actúa en todo.

Si la gente aspira a descubrir qué objetivo debe alcanzar y con qué medios puede acelerar su desarrollo, despertando en sí mismos un deseo de sentir la carencia y su llenado. Con la ayuda de estas dos fuerzas, pueden caminar, como en dos piernas, y acelerar significativamente su camino.

Entienden a dónde van y con quién están tratando, y por lo tanto, el camino se vuelve más claro, más emocional y consciente para ellos. Descubren las fuerzas que actúan sobre ellos y comprenden el sistema en el que existen, es decir, revelan el mundo superior. Todo depende de nuestra actitud hacia los estados que atravesamos y hacia las fuerzas que nos gobiernan.1

Puedes esperar hasta que sientas el sufrimiento o puedes buscar la deficiencia incluso antes de que empieces a sentirla. Si quiero eliminar el problema que ya ha sido revelado, es una reacción natural. La verdadera deficiencia no es la que se revela por sí misma, sino la que yo mismo desperté, queriendo descubrirla en mí. Esto significa que yo mismo despierto la oscuridad que precede al alba.2

El mal puede tener muchas formas. Tal vez estoy de mal humor, y esto es malo. O me he desilusionado con el camino espiritual y no entiendo en qué estoy desperdiciando mi vida—esto también es malo. El Creador no se me revela, los amigos no me ayudan y se olvidan de mí—también es malo. Entonces descubro que todo el mal está dentro de mí. Pero que el Creador me creó de esta manera.

Una persona decide por sí misma qué considerar como malvado. Debes ser muy sensible a los tipos de mal que sientes; después de todo, el avance está precisamente en esto: cuántos tipos de mal puedo distinguir y comenzar a examinar.

O revelo el mal por mí mismo o el Creador me lo revela. Es importante qué es lo se considera malvado. Si el Creador, la fuerza de otorgamiento y amor, se acerca a mí, un egoísta, me siento mal. Después de todo, esta fuerza es opuesta a mí y su acercamiento me trae sufrimiento.

El Creador no se revela a mi voluntad de recibir como la fuerza del amor. Este amor está por encima de mi egoísmo, por encima de la razón, y si el Creador se nos acercara abiertamente ahora, sería muy desagradable para nosotros. La fuerza de otorgamiento sería revelada, a la que absolutamente no pertenecemos. Pedir esta fuerza para llenarme completamente es peor que la muerte para mi egoísmo. Por lo tanto, estamos listos para aceptar cualquier estado, pero no la fuerza de otorgamiento.

Debemos pedir la unidad, la conexión con los demás y orar por el Kli común, no por su llenado. Si se revela nuestra conexión, podremos tolerar la fuerza de otorgamiento dentro de ella.3

Tal vez yo temo que se revele en qué medida soy contrario al deseo de otorgar. Por lo tanto, inconscientemente, me protejo instintivamente, no permitiéndome acercarme a eso. Encuentro una especie de órbita externa que me permite mantener el equilibrio: participo un poco en el grupo, pero realmente no me les uno, no voy más allá de mis capacidades. Aquí surge la pregunta: ¿puede el grupo empujarme, acercarme, de modo que sienta que no hay salida y que debo pedirles a los amigos que me ayuden a integrarme en el grupo por encima de mi naturaleza? Esto es lo que significa despertar la oscuridad antes del amanecer: a pesar de la oscuridad, el rechazo, el miedo, la falta de voluntad y la confusión, ir hacia la conexión y avanzar.4
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 11/jul/19, Plegaria
1 Minuto 0:20
2 Minuto 24:30
3 Minuto 38:15

Material relacionado:
El sufrimiento se vuelve dulce
La misión: Acelerar el tiempo
Realizar un despertar desde abajo

Cancelación y cercanía del Creador

Ir hacia la fuerza superior, al Creador, es lo más importante que tenemos. Un trabajador del Creador, es decir, alguien que quiere avanzar en el camino espiritual más rápido de lo habitual, se distingue por que pide avanzar. Todos avanzan, cada criatura, todo vuelve a su raíz, a la adhesión completa que ya existe, pero que está oculta y necesita ser revelada. El curso natural del desarrollo requiere mucho tiempo, sufrimiento y golpes en el camino. Pero el hombre tiene oportunidad de avanzar por sí mismo.

Inicialmente, no siente esa necesidad, de lo contrario, todos estarían pidiendo y rogando. Debemos buscar la deficiencia correcta y si descubrimos deficiencia por el Creador, avanzaremos más rápido que por el camino habitual del sufrimiento. Este camino acelerado (Ajishena) no depende del tiempo, sólo de nuestro esfuerzo, anhelo de conectar y revelar el siguiente estado deseado, de querer que se revele.

Al elevar nuestra oración, nuestra petición, aceleramos el tiempo, por eso nos llamamos Israel; de lo contrario, somos considerados naciones del mundo. Esa es toda la diferencia entre Israel y las naciones del mundo. Israel va directo al Creador (Yashar-Él), anhela revelarlo y adherirse a Él por encima del tiempo, es decir, más rápido de lo que fue establecido por la naturaleza. Al acelerar el tiempo, nos convertimos en trabajadores del Creador.

Hay períodos de descenso en los que estamos de acuerdo con lo que suceda y perdemos toda esperanza. Caemos al estado de una persona común, pero luego de nuevo despertamos por la influencia superior. Así, vamos a través de descensos y ascensos, es decir, desconexión relativa y conexión con el Creador. En el descenso, aceptamos todo lo que tenemos, caemos al grado de bestia. Pero, en el ascenso, tan pronto como el Creador nos despierta, estamos preparados para invertir esfuerzo, buscar cómo fortalecernos y avanzar más.

Los estados cambian constantemente: una banda negra, luego una blanca. En apariencia, el Creador nos ayuda más, luego menos y debemos elevar nuestra oración. En descensos y ascensos, nuestra participación es minúscula, pero es precisamente lo que incluye la corrección y nos desarrolla. En espiritualidad, no importa cuán grande o pequeño seas, sino cuánto has agregado a tus deseos y los has desarrollado.

La verdad no es como la imaginamos de acuerdo a nuestra mente y sentimientos. “Tienen ojos y no ven; tienen oídos y no oyen”. Pues nunca podremos descubrir al Creador directamente, sólo a través del ocultamiento, con fe por encima de la razón.

De hecho, el Creador está más cerca de nosotros justo cuando sentimos su ocultamiento. Él se acerca a nosotros y descubrimos que no lo sentimos, no entendemos y no sabemos. Pues, se acerca cierta fuerza, esquiva e inalcanzable para nuestra percepción.

Pero esto no es un estado de una persona común que simplemente no siente ni comprende nada. Sentimos el ocultamiento y nuestra incapacidad para revelarlo con nuestros órganos sensoriales. Precisamente es porque el Creador se acerca más cuando descubro que no puedo alcanzarle. Lo que llamamos ocultación, descenso, es el momento de mayor cercanía con el Creador.

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 9/jul/19, «Plegaria»

1 minuto 0:20

2 minuto 11:00

Material relacionado:
La fuerza de la oración y la fuerza de la gratitud
Entre la Oscuridad y la Luz
Todo el universo está en un solo eje

Llegar a necesitar la plegaria

Hay personas que están acostumbradas a orar y hay otras que nunca han orado y no están acostumbradas a pensar en sí mismas como dependientes de un poder superior, del destino. Sin embargo, para el que estudia la sabiduría de la Cabalá, todas esas diferencias se vuelven insignificantes. Ya no te relacionas con la plegaria como con una acción habitual que es familiar desde la infancia. El estudio lleva a la persona a través de todo tipo de estados que la limpian de todas las confusiones previas. Ahora entiende que no tiene ninguna conexión con el Creador y todas sus plegarias eran artificiales. 

Toma mucho tiempo hasta que comienza a sentir que nada le ayudará a avanzar, entender, sentir y conectar con el sistema de la creación. No importa cuánto esfuerzo invierta en los amigos, en el estudio, nada ayuda. Entiende con más y más claridad la total impotencia de sus intentos y llega a la conclusión única: “Sólo si el Creador me ayuda, seré capaz de hacer algo y salir de este estado”. 

Sólo el Creador puede ayudarme, nadie más, ni siquiera yo mismo. Con la ayuda de todos los medios, trato de pasar por los diferentes estados, ascensos y descensos, para experimentar todo tipo de sensaciones y eventualmente, entender que nada me ayudará excepto el Creador. Aquí realmente siento la necesidad de la plegaria. Si el Creador no ayuda, nada lo hará. 

Entonces, ¿qué se debe hacer para recibir la ayuda del Creador? ¿cómo puedo convencerme de que la ayuda sólo vendrá de arriba, para llegar a esta petición correcta que el Creador responderá? Esto es lo que enseña Cabalá: cómo y qué pedir y cómo prepararme para que la petición traiga la ayuda del Creador. 1

La plegaria es trabajo del corazón. El corazón determina todos los deseos y el cerebro sólo ayuda a realizarlos, a darles prioridad. El trabajo en el corazón significa organizar los deseos de tal manera que estén dispuestos a cambiar. 

Esto es trabajo por encima de la razón. Si oras por lo que conoces, es la plegaria egoísta y usual de una persona de este mundo, por lo tanto, no causa ningún cambio importante en ti. Cualquier animal ora, porque la plegaria es la sensación de carencia en todos los átomos, moléculas y órganos, en todo el cuerpo. El Creador inicialmente creó la deficiencia; Él mismo es completo y por lo tanto, Él creó un ser que siente la deficiencia. 

La verdadera plegaria no viene de la deficiencia creada en nosotros por el Creador, es decir, de la falta de dinero, salud y otros problemas que el Creador despierta en cada uno de nosotros. Vemos que el mundo entero está sufriendo de algún tipo de deficiencia, porque la materia de la creación es el deseo de recibir que carece de satisfacción. 

Sin embargo, al crear una criatura así, el Creador quería que pidiera ser elevada para no permanecer dentro del deseo, pidiendo satisfacción, sino que se eleve a un grado más alto, por encima de la deficiencia. 2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 8/jul/19  la Plegaria

1 minuto 0:20

2 minuto 11:10

Material relacionado:
¿Qué le trae contento al Creador?
«Cada uno ayuda a su amigo»
Pidiendo la ayuda del Creador

Capta la frecuencia con el Creador

Pregunta: Usted dijo que uno puede dirigirse al Creador sólo en similitud con Él, a través de la decena ¿qué significa?

Respuesta: Debes llegar a la misma frecuencia. Cuando ajustas la frecuencia de tu receptor-transmisor espiritual, debes captar la misma frecuencia que el Creador.

La cualidad de otorgamiento y amor viene de Él hacia ti; por lo tanto, una cualidad similar debe ir de ti hacia Él. De otra manera, Él no te escuchará, porque el Creador es un sistema que resuena, sólo percibe señales en equivalencia con su naturaleza.

Pregunta: ¿También puedes dirigirte al Creador en alegría?

Respuesta: No a partir de alegría, sino sólo a partir de equivalencia. La alegría no es un indicador de equivalencia. Fluye a partir de ella como resultado. En principio, cualquiera puede experimentar alegría.

Por lo tanto, primero tenemos que contactar al Creador por vía de un módem, a través de cierto tipo de dispositivo de conexión que adapte nuestras cualidades a las cualidades del Creador. El grupo de diez hace el papel de este módem.
[242307]
De la lección de Cabalá en ruso, 6/feb/19

Material relacionado:
Mini-modelo del universo
Taller en el círculo y Cabalá práctica – parte 1
La alegría de volver al hogar

¿Por qué acudir al Creador?

Pregunta: Cuando uso la fuerza de electricidad o la fuerza de gravedad, no necesito pedirle nada a nadie ¿por qué para interactuar con la fuerza superior de la naturaleza, necesito formar una petición espiritual?

Respuesta: Dentro del marco de la naturaleza inanimada, vegetal o animal (pues en esta existencia terrenal, también somos parte de la naturaleza animal), permanecemos en un estado material claro. No tenemos nada que pedir. Simplemente necesitamos saber cómo adaptarnos a nosotros mismos, aprender y usas la naturaleza corporal, estudiar sus leyes e intentar implementarlas correctamente, de alguna manera.

Cuando intentamos elevarnos al siguiente nivel, al grado espiritual de nuestra existencia, entramos en una relación totalmente diferente: en relación con el Creador. Por lo tanto, constantemente estamos atados a Él. Él se dirige a nosotros y nosotros nos dirigimos a Él. Así, cuando queremos llegar a ser similares a Él, creamos una imagen de semejanza con el Creador para nosotros, llamada «nuestra alma».
[243509]
De la lección de Cabalá en ruso 16/dic/18

Material relacionado:
La relación del hombre con el Creador es como una dramática historia de amor
Traer nuestra alma rota al Creador
La petición debe comenzar en el grupo

Qué pedir al Creador

Baal HaSulam, Carta No. 27: Pero le pido al Creador que te guíe por el camino de la verdad, para que te salve de todos los obstáculos en el camino y que el Creador te de éxito en todo lo que hagas.

En cuanto a ti, debes seguir meticulosamente las formas que he establecido con respecto a la mente y el corazón, el deseo y las oraciones y así el Creador ciertamente nos hará triunfar y pronto nos uniremos en cuerpo y alma, en este  mundo y en el siguiente.

Cada maestro prepara a sus alumnos para lo que escribe Baal HaSulam. Desde nuestro lado, debe haber una petición. Una petición es una oración.

Yo pido estar constantemente conectado con el Creador, sentir Sus acciones dentro de mí y que todos lo sintamos a Él y Sus acciones con respecto a la decena, con respecto al grupo.

Yo le pido que me muestre un lugar en esta decena, en este grupo y que me permita sentirme incluido en ellos para que Él se revele entre nosotros y llene toda nuestra separación.

El objetivo final de mi solicitud es que Él se conecte completamente y nos llene. Esto es de primordial importancia. Así, gradualmente la persona establece conexión con el grupo y con el Creador, hasta que llega al estado: «Yo, el grupo y el Creador somos uno«.
[243456]
De la lección de Cabalá en ruso 11/feb/19

Material relacionado:
La oración que el Creador escucha
Poder de la oración
Oración a la dirección correcta

Consejos de Cabalá – 4/nov/18

Pregunta: ¿Hay un intervalo de tiempo entre pasar al sistema y recibir una respuesta de él o el cabalista recibe la respuesta de inmediato?

Respuesta: Recibes la respuesta inmediatamente. La pregunta es si entiendes la respuesta.

Pregunta: ¿Se puede decir que convencerte a ti mismo y entender es lo mismo?

Respuesta: Convencerte no es suficiente; entender es un gran problema. Pero todo es parte de tu acercamiento al Creador, al sistema superior. El sistema  supremo de administración se llama Creador.

Pregunta: ¿Mi solicitud correcta se refleja en el mundo y luego veo que el mundo se corrige?

Respuesta: En la misma medida en que comienzas a corregirte, comenzarás a ver el mundo corregido.

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre dirigirme al centro del grupo con una solicitud al Creador y luego el grupo lleva mi solicitud hacia arriba y, dirigirme directamente al Creador?

Respuesta: Si tu solicitud y la solicitud de cada miembro del grupo y de todos juntos es compatible, entonces la solicitud combinada influye directamente en tu relación con el Creador.

Pregunta: ¿Cómo puede uno no olvidarse de pedir parecerse al Creador en las situaciones buenas?

Respuesta: Para hacerlo, debes tener un grupo que te lo recuerde y tú se lo recordarás a ellos. Luego, en situaciones buenas, recordarás acudir al Creador. Sin embargo, en las situaciones malas, no hay necesidad de un recordatorio porque tu ego te  empujará.

Pregunta: ¿Por qué hay personas que todavía no tienen conocimiento amplio de la sabiduría de la Cabalá ni de cómo pedir al Creador correctamente para obtener respuesta como resultado, mientras que otras personas no pueden entender por qué el Creador no las escucha?

Respuesta: Eso es completamente incorrecto. deja que pidan, que lo hagan como sugiere la sabiduría de la Cabalá y luego hablaremos.

Pregunta: ¿Es el control imaginario sobre los demás algo como controlarse a sí mismo? Al controlarte tú mismo, ¿puedes ayudar a otros?

Respuesta: Eso es básicamente correcto.

Pregunta: ¿Debería despertarse primero el deseo de pedir al Creador o debería pedir en cualquier caso, incluso si no quiero hacerlo?

Respuesta: Incluso si no quieres, debes pedir de todos modos. Esto despertará gradualmente tu conexión correcta con el Creador. Puedes comenzar en cualquier situación, de la forma que desees, pero una solicitud verdadera y efectiva para obtener respuesta, debe ir a través del grupo.

Pregunta: ¿Acaso el Creador sólo escucha si oramos por los problemas de los miembros de nuestro grupo?

Respuesta: Si pides adquirir la propiedad de otorgamiento, de amor a los demás, de ser como el Creador; Él lo escuchará.

Pregunta: ¿Cómo pueden ser todos iguales al Creador si todos son diferentes, incluso de acuerdo con la raíz del alma?

Respuesta: En un sistema integral totalmente cerrado, no hay ni pequeño ni grande, no hay ni cerca ni lejos, todos somos absolutamente idénticos..
[241172]
De la lección de Cabalá en ruso 4/nov/18

Material relacionado:
El secreto del sistema integral
Cómo conocer la raíz del alma
¿Qué es el centro del grupo?

¿A qué presta atención el Creador?

Pregunta: La persona tiene un periodo de acumulación de sufrimiento ¿también la decena tiene ese período?

Respuesta: Si estás en un grupo, no necesitas acumular sufrimiento. Necesitas reunir las aspiraciones y deseos de los amigos y elevarlos hacia el Creador, como los padres piden por sus hijos. Esto es lo que todos necesitamos hacer.

Si cada uno pide por otros, será una petición seria. El Creador presta atención no a los deseos que Él despierta en nosotros, sino a la manera en que nosotros, a través de esfuerzos, abandonamos nuestros deseos, tomamos los deseos de los amigos y pedimos por ellos. Lo más importante es la calidad de nuestra petición al Creador.
[242508]
De la lección de Cabalá en ruso 6/feb/19

Material relacionado:
El trabajo del hombre y el del Creador
¿Por qué el Creador nos manda tanto sufrimiento en este mundo?
¿Cómo podemos pedirle cualquier cosa al Creador?