entradas en 'Garantía mutua' categoría

La fórmula perfecta para la vida

La garantía mutua es la ley general de la conexión correcta de toda la creación, por eso, al cumplirla, corregiremos todos los problemas.

Si observamos la garantía mutua entre nosotros, afectamos todas las partículas de materia a nivel físico y químico y, se conectarán correctamente. Al hacerlo, neutralizaremos todos los microbios, detendremos todas las epidemias y destruiremos a todos nuestros enemigos, desde personas hasta pequeños insectos.

La garantía mutua nos protegerá de todo: de las radiaciones nocivas, del calor y del frío extremos. La Tierra está a punto de explotar por los cambios climáticos, pero podemos calmar a la naturaleza ligando todas sus partes con garantía mutua. Sólo depende de cómo implementemos esta ley nosotros mismos.

La ley de garantía mutua es la fórmula perfecta para conectar a todas las partes de la naturaleza, en todos los niveles: inanimado, vegetal, animal y humano. No tendremos nada más de qué preocuparnos.

No tendremos que profundizar en el estudio de las sutilezas de la naturaleza, sus leyes ecológicas, zoológicas, biológicas y físicas. No es necesario descender al nivel cuántico porque desde nuestro nivel humano influimos en todas las capas inferiores de la naturaleza.

Además, desde nuestro nivel, influimos en la naturaleza superior. Estamos entre dos mundos: el mundo superior y el mundo inferior. Si logramos garantía mutua, viviremos en ambos mundos.

El universo es un sistema. Por eso, con nuestra actitud influimos en la naturaleza. Con nuestra actitud, podemos hacer estallar estrellas, evocar guerras y establecer paz. Sólo depende de nuestra actitud hacia nuestra unidad. Si queremos que el mundo se sienta bien, debemos tener buenas relaciones entre nosotros. Mientras más nos acerquemos, mejor será el mundo.

El mundo no tiene la culpa, actúa de acuerdo con las leyes instituidas en él por el Creador. Pero podemos llevar estas leyes a la conexión correcta, insertar nuestra resistencia entre el más y el menos: restricción, pantalla y Luz reflejada. Así, no habrá confrontación ni cortocircuito entre los polos; positivo y negativo, entre derecha e izquierda, entre los lados en conflicto. Pues, pondremos un búfer entre ellos, el adaptador correcto.

Todo depende de nosotros; sólo nosotros podemos conectar los más y los menos, en todos los niveles, para que la paz prevalezca en el mundo. Por eso, en primer lugar, tenemos que lograr garantía mutua, con intención de ayudar al mundo entero y, dar contento al Creador.
[269630]
De la lección diaria de Cabalá 21/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, «Arvut (Garantía Mutua)«

Dentro de la ley de garantía mutua

Estamos dentro de la ley de garantía mutua y avanzamos de acuerdo con ella. Nuestra vida depende de obedecer esta ley, lo queramos o no, lo entendamos o no. La humanidad avanza en dirección de la garantía mutua.

Incluso si ves hacia atrás, hace sólo tres meses, un período insignificante en comparación con la vida humana, verás que cambiaron nuestras ideas sobre nuestro desarrollo, sobre el presente y el futuro. Es un gran avance.

Hace tres meses, pensábamos que la pandemia acabaría rápidamente y nos permitiría volver a nuestra vida anterior. Pero ya nadie lo piensa así.

Mira la revolución que ocurre en la humanidad, en miles de millones de individuos y cómo cambian su actitud ante la vida. Empiezan a darse cuenta de que se encuentran en una especie de proceso obligatorio, del que no pueden librarse. No controlan su vida, la vida los controla y tira de ellos y no, hacia la meta que ellos escogieron.

La vida no volverá a ser la misma. Estamos en un proceso en el que, en muy poco tiempo, podemos ver cambios dramáticos entre el pasado, el presente y el futuro. Todos han hecho descubrimientos muy importantes sobre su vida: se dieron cuenta de que hoy no será como ayer y mañana no será como hoy. Así, la naturaleza, el Creador, nos eleva a otro nivel de percepción de la realidad.

Nos estamos convirtiendo en socios del Creador, participando con Él en el mismo proceso, aunque sólo de forma pasiva por el momento. La naturaleza hace cambios y estamos en este proceso observándola mientras se revela ante nosotros.

Ya vimos que no controlamos el mundo ni podemos cambiarlo. Incluso si el futuro parece negro, entendemos que no hay elección, que lo que debería suceder, sucederá. Y surge la pregunta: ¿podemos cambiar algo?

Si queremos cambiar el futuro, estamos cada vez más dispuestos a aceptar las condiciones que el Creador nos impone. Puede que sigamos siendo pasivos, pero ya participamos en el proceso que se desarrolla ante nosotros. Esto se nota en los medios de comunicación, en la gente, en la familia, en nuestra vida y es un gran logro.

Gradualmente, todos inclinan la cabeza, ya no están tan confiados y seguros de sí mismos como antes. Entendemos que estamos dentro del flujo de la naturaleza. La naturaleza nos dio la ley de garantía mutua y cada día será más claro que sólo con la conexión correcta podremos organizar nuestra vida y que sólo la falta de nuestra buena conexión es la causa de todas nuestras desgracias.

Esto pronto quedará claro para todos y entenderemos que la ley de garantía mutua es vinculante y no hay más remedio que seguirla. Es mejor si nos esforzamos por lograrlo nosotros mismos, apresuramos el tiempo y lo acercamos cada vez más para obedecer antes de que nos exija y nos obligue a hacerlo por la fuerza. Queremos seguirlo de forma consciente, por nuestra propia voluntad.

Día a día, la humanidad se acerca a la garantía mutua y, abrirá cada vez más los ojos.
[269811]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 25/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, Arvut (Garantía Mutua)

Garantía mutua – ley de la naturaleza

La garantía mutua es una ley global de la naturaleza, la más importante y la que la define. No hay nada más elevado. El Creador quiere que las criaturas conozcan esta ley. La creación sólo puede alcanzar algo a través del contraste de opuestos. 

Por eso el Creador nos creó opuestos a la garantía mutua, es decir, separados, desconectados, fragmentados y llenos de todas las formas de egoísmo. Debemos elevarnos por encima de esas fuerzas egoístas de separación y conectarnos  a la creación una vez más. 

Existen cuatro grados en la creación que te permiten revelar plenamente al Creador. Así fueron creados por la fuerza de unidad, que surgió del Creador y creó las cuatro etapas de la luz directa. Después descendieron más, fragmentándose y separándose, creando grados y mundos hasta alcanzar este mundo y convertirse en todo tipo de sustancias. Las sustancias se dividieron más; en moléculas, átomos, partículas subatómicas y elementales. 

Pero el trabajo principal no es profundizar en la investigación de la química, en las partículas elementales, sino conectar todas las partes de la creación en todos los niveles: tanto mi materia física como su forma espiritual tangible, en un todo, y regresar al estado original a partir del cual fue fragmentado. 

La creación, la equivalencia de forma con el Creador, sigue completamente la ley de garantía mutua. Mediante los mismos grados por los que los mundos descendieron, se fragmentaron, y dividieron, la creación ahora asciende, enlaza, y conecta, transformándose primero a sí misma a partir de la materia física hacia la materia espiritual. La materia espiritual es aquella en la que la ley de unidad, garantía mutua, es cumplida más y más. 

La separación y descenso de los mundos hasta justo la parte más baja, justo hasta la materia física, fue realizada para permitirnos llevar a toda la creación hacia la unidad a través de nuestros esfuerzos porque “Uno” es el nombre del Creador. En otras palabras, necesitamos recrear la ley de garantía mutua entre todas las partes de la creación. 

Si no lo hacemos en este momento, el proceso de ruptura continua, y experimentamos más y más nuevos problemas y enfermedades en nuestras vidas, es decir, separación en todos los niveles: inanimado, vegetativo, animal, y humano. En el nivel animal, la separación se manifiesta como enfermedades en el cuerpo, en los niveles inanimado y vegetativo, como desastres naturales. 

Lo único que necesitamos es cumplir con la ley de garantía mutua. Tenemos sólo una tarea: conectar todas las partes de la creación en un solo sistema integrado, en “Uno, Único y Unificado”, a excepción de quién no existe nada. La ley enlaza a todas las partes de la naturaleza mediante una fórmula simple llamada Garantía Mutua, (Arvut) mediante la cual todo existe en perfecta armonía, La sensación de armonía es llamada el alcance del Creador por la creación. 

El Creador deliberadamente fragmentó esta ley de garantía mutua con el fin de darle a todos un punto de su “Yo”- el punto de fragmentación a partir del cual él puede sentirse a sí mismo como existente y alcanzar la unidad, la garantía mutua. Así es como incorporamos el nombre del Creador, lo revelamos a Él, y lo ponemos como rey sobre la creación.
[269617]
De la Lección diaria de Cabalá 21/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, “El Arvut (Garantía Mutua)”

Material relacionado:
¿Qué es garantía mutua?
Arvut (Garantía mutua) – Ley espiritual
Garantía mutua cada vez mayor

La pirámide la garantía mutua

Todos los problemas y disturbios en este mundo son resultado de la revelación de la falta de garantía mutua (Arvut), la cual está incrementando. Por lo tanto, necesitamos que nuestro comportamiento sea correcto, para regresar incluso a nuestra conexión y garantía mutua ordinaria material. 

Todas las enfermedades son causadas por violaciones de la ley de garantía mutua en el nivel biológico, zoológico, botánico o social. 

Hay muchos niveles de conformidad con la ley de garantía mutua, pero el más elevado es amar a mi prójimo como a mi mismo. En la forma física y química, las sustancias se enlazan, en niveles más altos, los pensamientos y deseos de la gente se enlazan. En este sistema perfecto, el universo, todas las galaxias están conectadas, es decir, todo depende de la garantía mutua. 

La pirámide de la garantía mutua incluye en su base al nivel inanimado, después el vegetal, el animal y por encima de todos, el humano. Si al estar por encima de la naturaleza, en la cima de la pirámide, cumplimos la condición de garantía mutua (Arvut) en nuestros deseos y pensamientos, en nuestra mente y corazón, afectará todos los niveles por debajo de nosotros. Esto calmará a la naturaleza y regresará a su forma integral. 

La naturaleza comenzará a comportarse de acuerdo a la ley de garantía mutua entre todas sus partes en todas las esferas. Y por supuesto no tendremos ningún problema de salud en la familia ni en la sociedad humana ni en el medio ambiente. 

No es posible arreglar el entorno quemando menos petróleo ni tomar otras medidas de protección, sólo al implementar la ley de garantía mutua en la cima de la pirámide, donde estamos. Al hacerlo, obligaremos a la naturaleza por debajo de nosotros a regresar al equilibrio, reciprocidad y armonía. 

La acción de las fuerzas físicas o la interacción de las sustancias químicas de acuerdo a sus valencias, de acuerdo al número de electrones alrededor del átomo, que se enlazan y construyen nuevas sustancias -todas son leyes de garantía mutua y son reveladas en diferentes formas. Todas las leyes de la naturaleza se manifiestan en una ley global. 

Incluso las leyes de las relaciones humanas, psicología y vida social son parte de la explicación detallada de la misma ley global de garantía mutua que debemos cumplir para revelar nuestra conexión con el Creador dentro de esta ley. Al hacerlo, añadimos nuestra parte al Creador, Él añade la suya a nosotros y llegamos al estado de “Él y Su Nombre son uno”.
[269621]
De la lección diaria de Cabalá 21/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, “Arvut (Garantía mutua)” 

Material relacionado:
Arvut (Garantía mutua) – Ley espiritual
El coronavirus enseña garantía mutua
Un viaje de 3,000 años

Garantía mutua cada vez mayor

No hay acción más importante que la implementación práctica de la garantía mutua. En este aspecto, es necesario considerar cada estado, todo el proceso que atravesamos y su resultado final. Cada momento, la vida debe orientarse hacia un único objetivo: estar cada vez más cerca del concepto de garantía mutua.

Si lo logramos correctamente, veremos enseguida que toda la vida adquiere un color totalmente diferente y todos los problemas, incluida la crisis provocada por el coronavirus, desaparecerán uno a uno. Pues, tienen un propósito: llevarnos a la garantía mutua.

Por eso, cualquier avería, pequeña o grande, solo hay una forma de solucionarla: fortalecer nuestra garantía mutua. Debemos intentar pensar en esto todos los días, especialmente después del último congreso, donde comenzamos a construir la garantía mutua entre nosotros y los habitantes de este mundo y seguiremos este camino.

El Creador no existe hasta que construimos este concepto en nuestra unidad y garantía mutua. Así Él se revela y comienza a existir para nosotros.

El Creador es lo que nos une. Si trato al grupo como un todo en el que no hay diferencia, dentro de ese concepto siento al Creador. El Creador es el poder de unidad que podemos generar si nos esforzamos por unirnos y apoyarnos. No hay Creador sin creación. Este poder es el propósito de nuestra unión.

Sabemos de antemano que hay un estado en unidad y garantía mutua, como un hombre. Nos dirigimos a este estado con la oración, queremos sacar fuerza de él. Ese estado ya existe y vive, porque es eterno. Sólo necesitamos revelarlo en la práctica.

Ésta es la diferencia entre la garantía mutua, que aún se desarrolla y cambia entre nosotros y la garantía mutua que nos esforzamos por lograr como resultado de nuestra unidad absoluta.

La garantía mutua es la ley general de nuestra conexión correcta. El concepto de Creador se revela cuando realmente nos unimos como uno. Y, dentro de esta unidad, comprendemos el ideal de la unidad completa y perfecta, que se llama Creador.

No podemos lograr esta conexión absoluta con un salto, por eso, hay 125 pasos, 125 pasos creados por la Luz superior que se extiende de arriba a abajo. Y, tenemos oportunidad, para que, paso a paso, logremos un grado cada vez mayor de garantía mutua y, al generalizar este estado, con el Creador.

Sólo se puede juzgar desde el Creador dentro del Kli, por eso, dentro del concepto de garantía; la garantía con el Creador se logra en un grupo. Es decir, todo el trabajo es entre nosotros.

Fianza es la condición para el fluir de la vida en un cuerpo común, el metabolismo, el fluir de las fuerzas, las luces, los deseos, una condición para la vida. Por eso, no hay ni grande ni pequeño en él.

La naturaleza actúa de acuerdo con la ley de garantía mutua universal, de lo contrario no podría existir. Pero es un paso inconsciente, al que nos obliga el instinto natural. El hombre está por encima de los niveles; inanimado, vegetal y animal y está obligado a cumplir la ley de garantía mutua en el nivel humano de su elección, con su esfuerzo, oración y asistencia mutua.
[269461]
De la lección diaria de Cabalá 18/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, «Arvut (Garantía Mutua)»

El hombre en un mundo interconectado, parte 5

La naturaleza es un maestro estricto 

Pregunta: Baal HaSulam escribe que los golpes de la naturaleza ocurren precisamente y de acuerdo con el nivel de desarrollo de la sociedad. Es decir, mientras la sociedad se desarrolla, la naturaleza nos corrige. 

¿Cómo difiere la corrección actual de los virus y cataclismos de hace 100 años? 

Respuesta:  De acuerdo con nuestro desarrollo, recibimos más y más golpes de la naturaleza. Parece que la naturaleza nos castiga. Pero no es verdad. Nos enseña, nos muestra en qué nivel y hasta qué grado estamos equivocados. Nos desviamos al esforzarnos por integrarnos y unirnos con la imagen global de la naturaleza. 

Resulta que, en general, somos participantes a los que no se les puede enseñar ni tienen idea de cómo es la naturaleza. No entendemos lo que debemos hacer. O lo entendemos, pero no queremos escuchar. 

Como resultado, la naturaleza siempre nos apunta con su dedo, pone ante nuestra nariz nuestros errores, pero no parecemos verlos. Resulta que los más exitosos parecen ser los que tienen menos conciencia de sus errores, que no les importan las inconsistencias con el mundo que los rodea. Hacen todo a su manera y al mismo tiempo, en el entendimiento de otros, son considerados los más exitosos. 

Comentario: Pero la naturaleza nos empuja a la asociación, cooperación, solidaridad. Vemos que cuando ocurren cataclismos, la gente comienza a tratarse de forma más sensible y gentil. 

Mi respuesta: No a causa de que tomen conciencia, sino por necesidad. Y tan pronto como el estado de amenaza pasa, inmediatamente regresan al estado de uno en contra de otro. 

Pregunta: ¿Cómo puede la naturaleza llevarnos hacia la solidaridad, hacia las relaciones sensibles, si los golpes no ayudan? ¿cuál es el sentido de ellos? 

Respuesta: La naturaleza nos lleva a ver y sentir que es integral, por analogía ella, debemos ser integrales.

Pregunta: Entonces, ¿la naturaleza requiere que nosotros como seres humanos, como la corona de la creación, lo reconozcamos por nuestra cuenta y queramos conectarnos entre nosotros de forma sensible? 

Respuesta: Si. Con el fin de unirnos en el nivel más elevado, creamos un sistema en el que sentimos toda la fuerza que dirige a la naturaleza y nos volvemos iguales a ella: eternos, perfectos y logramos todo. 

Pregunta: Entonces ¿debe haber cierto tipo de restablecimiento de los valores en la sociedad

Respuesta: Por supuesto. En todos y cada uno.
[266755]
De Kabtv “Era post coronavirus,” 16/abr/20

Material relacionado:

Desarrollo del ego y método de conexión, parte 1
Para que no esté silenciosa el alma
Cuídense de los mercaderes de la verdad

El hombre en un mundo interconectado, parte 4

El elemento de libertad en el programa rígido de la naturaleza

Pregunta: Según Baal HaSulam, la ley de garantía mutua es la base para la interacción de todos los organismos vivos y se basa en el equilibrio entre recepción y otorgamiento.

Además, la ley de recepcion es que cada miembro de la sociedad trata de obtener todo lo que necesita para vivir de la manera que requiere su sistema egoísta individual. Y la ley de otorgamiento es que cada uno se preocupa por el bienestar de toda la sociedad.

Si una persona no observa la ley de otorgamiento, es golpeada por desastres y problemas que le envía la naturaleza ¿cómo se puede observar esta ley?

Respuesta: Cómo observarla es un problema. Y el hecho de que esté obligada a observar esta ley, se deriva de la imagen de la naturaleza que se nos revela.

Vemos frente a nosotros una imagen absolutamente integral: una sola naturaleza en la que el hombre está incluido con todo su egoísmo, «ismos» científicos y anti científicos. Pues no podemos esquivar ni escapar de la imagen integral de la naturaleza. Lo queramos o no, estamos dentro del sistema y no podemos existir fuera de él.

Este sistema está en constante evolución: desde el nivel inanimado durante cientos de miles de años, hasta el nivel vegetal durante decenas de miles de años, hasta el nivel animal durante miles de años y al nivel humano durante literalmente décadas. En otras palabras, mientras más organizada está la naturaleza, más rápido ocurren las etapas de desarrollo.

La  pregunta es ¿cuándo comenzamos a descubrirnos en este sistema vemos que nos oponemos a él?. Por una razón muy simple; no estamos instintivamente involucrados en la naturaleza porque nos afecta con el elemento de libertad.

Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con la forma en que la naturaleza trabaja en nosotros y hasta este punto determinamos nuestro destino. Resulta que somos infelices. La naturaleza nos es dada, podemos vivir en ella, trabajar, reproducirnos, crear cualquier cosa imaginable a diferencia de los animales, en el siguiente nivel consciente y no sabemos qué hacer.

Creamos todo en base a nuestra naturaleza egoísta natural, actuamos en detrimento de los demás y aparentemente en beneficio de nosotros mismos. No entendemos que la naturaleza integral nos obliga a ser diferentes. En beneficio de uno mismo significa en beneficio de los demás.
[266700]
De Kabtv “Era post coronavirus,” 16/abr/20

Material relacionado:
El hombre en un mundo interconectado, parte 1
El hombre en un mundo interconectado, parte 2
¿Qué placeres nos prepara la era post-coronavirus?

El hombre en un mundo interconectado, parte 3

La humanidad es un solo organismo

Pregunta: Vivimos en un mundo interconectado y esa conexión se manifiesta en todos los niveles. Todos conocen fenómenos como el efecto mariposa, el efecto dominó, la inteligencia colectiva, la sabiduría de la multitud, etc. 

Incluso existe una disciplina llamada “crowdsourcing”, usar la sabiduría de la multitud para resolver los problemas. Define esa interconexión como un estado de responsabilidad mutua, dependencia mutua, alguien o de algo, una relación en la cual ninguna parte puede lograr nada sin los otros. 

En Cabalá, esta ley de garantía mutua fue descrita hace 3,000 años ¿cuál es esa ley? 

Respuesta: La garantía mutua (Arvut) es cuando todos representamos un sistema integrado unido. 

Aún no hablamos de todas la gente de la tierra, sino, en principio, la naturaleza nos lleva a tomar conciencia de que estamos plena e integralmente interconectados. Por lo tanto, debemos cambiar nuestra actitud, atención y asistencia mutua, de manera que seamos un organismo único absolutamente unido ¡Un cuerpo! 

Esto significa que justo como cuido a mi cuerpo e instintivamente deseo lo mejor, debo participar de la misma forma en la naturaleza y esforzarme porque todos lleguen al mismo nivel.
[266654]
De Kabtv “Era post coronavirus,” 16/abr/20

Material relacionado:
El hombre en un mundo interconectado, parte 1
Cuarentena: primer paso para superar la crisis
¿En qué debería convertirse el mundo después del coronavirus?

Sin pérdida, sólo ganancia

Pregunta: Si llegamos a la semejanza de forma con el Creador y a la garantía mutua en la sociedad, ¿no perdemos nuestra libertad como individuos en una sociedad así? 

Respuesta: No perdemos nada, porque en el camino veremos que no somos libres, en absoluto. Estamos manejados por nuestro egoísmo, sin preguntarnos nada, nos obliga  a actuar como quiere en cualquier momento dado.

Pero si nos damos cuenta que es el egoísmo el que nos gobierna y nos elevamos por encima de él, podremos controlarlo y controlarnos a nosotros y nuestro destino. 

Y lo más importante, empezamos a sentir que no vivimos en un cuerpo animal egoísta, sino por encima de él y sentiremos que existimos para siempre en un espacio perfecto. Debemos llegar a esto mientras estemos en este mundo. Como se dice: “Que veas tu mundo en tu vida”. 

Esta es la misión de Cabalá -dar al hombre la oportunidad de elevarse por encima de la naturaleza animal, hacia el nivel humano; el hombre es alguien que vive para siempre, más allá del tiempo. El tiempo existe sólo en lo inanimado y en los organismos vegetales y animales, pero en el nivel del Adam, no hay tiempo. Ahí, como dice Einstein, todo va hacia otra dimensión.
[265777]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 19/abr/20

Material relacionado:
Un juego de ganar-ganar
Cómo ganar confianza y libertad
Cómo ganar el corazón del hombre

Un viaje de 3,000 años

Pregunta: Hace 3,000 años, se descubrió la ley de la garantía mutua: ama a tu prójimo. Ya estaba escrito en aquel entonces. Esa es la misma ley que existe a nivel de partículas elementales.

¿Cómo es que conocemos esta ley desde hace miles de años, pero no nos ayuda? Todavía no podemos equilibrar nuestro egoísmo, ¿verdad?

Respuesta: Esta ley está en contra de nuestra naturaleza. Nuestra naturaleza busca exaltarse y subyugarse a sí misma, absorber todo en sí, sin dar nada a nadie, sin considerar a nadie. Esta es la ley del egoísmo que existe en cada uno.

No somos  animales, que arrastran cadáveres para ellos y no los comparen con nadie. Quiero subyugar a todos, para que todos sean mis esclavos, se arrastren ante mí. Quiero poder absoluto sobre el mundo. Si alguien piensa que no es el caso, simplemente no se conocen bien.

Pregunta: Si hace unos miles de años la gente ya sabía que el amor cubre todas las transgresiones  y no lo logró, ¿podrán pasar miles de años antes de lograrlo?

Respuesta: Quizás. No digo que debería terminar hoy. Pero estamos llegando. Avanzamos en el reconocimiento del mal, de que no podemos vivir dentro de nuestra naturaleza. Nos estamos matando y ponemos en peligro la vida en la Tierra. De alguna manera debemos elevarnos por encima de nuestro egoísmo, por encima de nuestro instinto y llegar a una interacción integral.
[266324]
De Kabtv «Era post coronavirus,» 16/abr/20

Material relacionado:
Viaje por el tiempo
Reshimo y viaje en el tiempo
Antes de que se programe un viaje al infierno