entradas en 'El Creador' categoría

Mundo: ¿realidad o ilusión? Parte 12

El Creador es la única realidad 

Pregunta: ¿Estamos en una realidad integral junto con el Creador? 

Respuesta: No, de ninguna forma somos una realidad única con el Creador. La única realidad es el Creador mismo. Es como si existiéramos fuera de Él. 

Es un fenómeno, un tipo de “espíritu” que supuestamente existe fuera del Creador, para que empecemos a sentir y colocarnos de forma correcta con el Creador y para que nos acerquemos a Él.
[254014]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 15/sep/19

Material relacionado:
¿En qué realidad vivimos?
Un ataque al Majsom es nacer a la espiritualidad
¡Este mundo no es una ilusión!

Consejos de Cabalá– 12/feb/19

Pregunta: Hay situaciones en las que un tsunami de emociones y sentimientos te abruma, y te sientas y no entiendes lo que está pasando contigo. Ciertamente entiendes que todo viene del Creador. ¿Qué debe hacer uno en situaciones como estas? ¿Debo seguir sentado, salir o tratar de extinguir esto dentro de mí? ¿O debería simplemente rendirme a las emociones y seguir la corriente?

Respuesta: No puedo decir qué hacer; tú debes elegir. Pero cada vez que intentes actuar, así estarás en una conexión máxima con el Creador como la fuente de la que depende tu situación actual.

Pregunta: ¿Tengo yo o nosotros en la decena algún tipo de influencia en el proceso de ascensos y descensos en otras decenas o grupos?

Respuesta: Todos estamos en un solo sistema y, por lo tanto, hasta cierto punto, naturalmente influyes en todos. Si una decena verdadera surge en nuestro grupo mundial que trabaje constantemente con el Creador, entonces todos lo sentiremos. Espero que esto sea pronto.

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre un pensamiento, una oración y venir físicamente a una convención y apoyar a un amigo? ¿O  ambos son necesarios?

Respuesta: No puedo decirlo porque cada circunstancia debe considerarse individualmente, pero en todos los casos es aconsejable aprovechar todas las posibilidades.

Pregunta: ¿Es una decena un estado de preparación para acercarse el uno al otro?

Respuesta: Una decena es un esqueleto, un marco de todo lo que el Creador creó.

Pregunta: ¿Cómo se puede trabajar con pensamientos en los que se quiere hacer algo malo a alguien y no se puede deshacer de ellos, incluso si se entiende que son del Creador?

Respuesta: Esto significa  que no entiendes que esto proviene intencionalmente del Creador precisamente para que te conectes con Él y determines que, «No hay nada más aparte de Él» (Deuteronomio 4:35) y que el Creador no puede darte malos pensamientos como estos sobre los demás.
[251727]
De la lección de Cabalá en ruso 12/feb/19

Material relacionado:
En un grupo de personas afines
Pensamientos y mente
Una persona espiritual

Cabalá y creencias, parte 2

El Creador es una constante que nunca cambia

Comentario: La mayoría de las prácticas espirituales afirman que el Creador cambia Su actitud hacia una persona dependiendo del comportamiento de la persona. Basado en esto, se han establecido muchas prácticas que discuten cómo interactuar con el Creador. 

La Cabalá nos dice que el Creador es una substancia o ley de la naturaleza que no tiene ningún cambio de actitud hacia la persona. 

Mi comentario: El Creador es una constante inamovible. Nosotros somos los que cambiamos, y nos parece que el mundo está cambiando en relación a nosotros. En realidad, el mundo es mi reflejo y yo soy el único que cambia. 

Pregunta: Pero vemos que algunas veces la fuerza superior tiene un efecto positivo en nosotros y algunas veces es negativo ¿De qué depende? 

Respuesta: Esto es porque estoy cambiando y la fuerza llamada Creador es constante. El absoluto no puede cambiar porque Él es perfecto. Es el atributo de completa bondad, conexión definitiva, amor absoluto. 

Yo estoy cambiando y, dependiendo de mis cambios en relación al Creador, me parece que Él es el que cambia; por lo tanto, lo veo a Él algunas veces como bueno y algunas veces como malvado. 

Por ejemplo, una madre siempre ama a su hijo de forma igual. Pero si le preguntas al hijo,. Él te dirá: “Mamá es mala hoy y ayer era buena”. Es decir, está interpretando el comportamiento de su madre de acuerdo a su propia conducta.
[251645]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 17/dic/18

Material relacionado:
El estudio de la Cabalá nos librará de falsos estereotipos y creencias
Relación con el Creador
El Creador es siempre el bien absoluto

Singularidad del Creador, parte 8

¿De qué está hecha la percepción de la realidad?

Pregunta: El propósito de la naturaleza es desarrollar todas sus partes en estados opuestos y luego combinarlas ¿por qué sucede? ¿cuál es el significado de ese desarrollo?

Respuesta: Solo así lo revelamos todo. Nuestra comprensión tiene la diferenciación e integración de todo lo que vemos.

Observación: Vemos que nuestra naturaleza, el deseo de recibir, está en constante evolución, se vuelve más poderosa, más egoísta.

Mi comentario: Asimismo, la capacidad de integrar y de capturar la interconexión entre todas las partes, se desarrolla en nosotros. Esto es nuestra percepción de la realidad.

Pero la conciencia cabalista de la realidad es que no existe la realidad como tal. Sólo proyectamos nuestras propiedades internas en la Luz superior, sentimos y reflexionamos en la imagen que nosotros mismos creamos con nuestros sentimientos, igual que el mundo en el que existimos.

Pregunta: «Luz superior» es un término nuevo ¿por qué los cabalistas en sus fuentes lo usan en lugar del concepto «Creador»?

Respuesta: Creador/Luz Superior es la propiedad de otorgamiento y amor, por eso, lo asociamos con la luz del sol, la luz de la mente, con algo más elevado.

En el contexto de la Luz superior, propiedad de otorgamiento y amor, todos nuestros deseos egoístas pintan una imagen tridimensional y viva de este mundo. Pero en realidad no existe. Sólo observo mis propiedades internas.

Así, a medida que me acerco, cada vez más, a las propiedades de la Luz superior, este mundo se disuelve y se vuelve cada vez más esquivo, hasta que me encuentro en la Luz absoluta.
[250229]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá» 10/dic/18

Material relacionado:
Un deseo, diferentes intenciones
Abre el camino para que la Luz Superior te llene
Engaña a tu ego o este te engañará

Integrarse en la decena- Hacer espacio para el pensamiento de la creación

El pensamiento de la creación incluye todo, incluso a mí, pero yo mismo aspiro a alcanzarlo. El Creador me ha dado esta oportunidad, como si Él hubiera creado un punto blanco en mí llamado “la deficiencia por el Creador”. Desarrollo esta deficiencia y la dirijo hacia el superior. 

Confirmo que en realidad no hay nadie más que el Creador, y yo mismo estoy incluido en este concepto. De mi parte, no quiero cambiar nada en toda la realidad; sólo quiero alcanzar al Creador, para conectarme con el pensamiento de la creación. Esto significa adhesión con el Creador. 

Mientras más esfuerzos pongamos en esto, más nos desarrollamos, cambiamos de formas, avanzamos en el eje del tiempo. Todo tipo de cambios tendrán lugar en nosotros, y sentiremos que estamos comenzando a tomar la forma de Él. Esto es como nuestro mundo: al acercarme a una persona, gradualmente adoptamos sus hábitos y gustos. Así es como comenzamos a tomar la forma del Creador, a adoptar Su pensamiento, y este se vuelve nuestro. Así es como llegamos a la adhesión con Él. 

El Creador creó el pensamiento y nosotros somos parte de este. Aparte, Él nos dio la oportunidad de cambiar de formato por nosotros mismos en similitud con este pensamiento y así ser incluido en el Creador. Este pensamiento entra en nosotros como si un programa fuera cargado en la computadora de acuerdo a nuestro propio deseo y petición. 

Entonces toma un nuevo formato y se organiza de manera que en todo lo que hay dentro de nosotros, en todos los 620 elementos y deseos, comenzamos a sentir a la fuerza superior que está operando dentro de nosotros. Gradualmente, esta fuerza nos llena como si una barra de progreso se viera en la computadora indicando el porcentaje de la descarga y llegara al cien por ciento. Similarmente, el pensamiento de la creación operará en nosotros de acuerdo a nuestros esfuerzos, y después entrará de nuevo en nosotros. Significa que estamos siendo llenados con el Creador y adhiriéndonos a Él.1

¿Los esfuerzos por adherirse al Creador son personales o es trabajo en la decena? El hecho es que todo ese trabajo personal consiste en la integración en la decena. No obstante, puede tomar toda la vida o algunas veces más de una vida. Observa cuánto tiempo ha deambulado la humanidad hasta que finalmente entendió que no hay opción y que es necesario trabajar en la conexión. En realidad, de otra manera somos incompatibles con la naturaleza de la Tierra y esta nos borrará del planeta ¿Cuánto tiempo, sufrimiento y trabajo tomó caer en cuenta de esto? 

Todo el trabajo antes de integrarse con el grupo es sólo preparación para el trabajo real. Cuando comienzo a integrarme en este, la barra de progreso es como si comenzara a moverse, lo cual indica el porcentaje del programa que se ha cargado. Al grado en que me integro en el grupo, hago espacio para el pensamiento de la creación para que entre y me llene. 

Al grado en que libero espacio de mí mismo y me integro en la decena, el pensamiento de la creación puede llenar mi conexión con el grupo, es decir, el Kli corregido. Así es como me lleno y llego a la similitud con el Creador. Esta adhesión se vuelve cada vez más fuerte todo el tiempo. 

El trabajo en la adhesión con el Creador es posible sólo en la decena. En el pasado, es decir, en los grados pasados del desarrollo de la humanidad, este no era el caso, y había otras maneras de llegar a la adhesión con el Creador. Sin embargo, en nuestra época, esta es la única manera.2 

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 22/ago/19, “No hay nada más que Él”  

1 Minuto 8:45

2 Minuto 13:15

Material relacionado:
La corona de la creación
Aprenda las acciones que debemos realizar
El propósito de la creación y el desarrollo del deseo

Súper pegamento para adherirse al Creador

Si alguien interfiere conmigo, debería aceptarlo como «ayuda en contra» que me muestra dónde aún no me he unido al Creador. Gracias a esta interferencia, me acerco al Creador y debo desearle lo mejor y bendecir lo malo y lo bueno. Pues, gracias a esa interferencia, tengo oportunidad de elevarme al Creador. Sin ella, no podría avanzar.

Por lo tanto, por un lado, en la vida corpórea debo defenderme y luchar contra las interferencias. Pero, en esencia, en mi trabajo interno, las acepto totalmente y agradezco tanto lo malo como bueno. Esas interferencias son las que nos corrigen, aunque nos cuestan mucho esfuerzo, dinero y tiempo. Lo principal es relacionarse con ellas correctamente, es decir, ir por encima de ellas pidiendo adhesión con el Creador.

Entiendo que el Creador me envió esos obstáculos y quiero unirme a Él junto con ellos. Pues mi devoción al Creador se confirma por la fuerza con la que me aferro a Él. Digamos que hay una carga que pesa 5 kg y quiero fijarla al techo. Para hacerlo, necesito pegamento de, al menos 5 kg y un poco más, para estar seguro. Por lo tanto, evalúo la resistencia del pegamento por el peso de la carga. Si pego la carga y cae, el pegamento es más débil que el peso de la carga; es decir, mi devoción al Creador es menor que la interferencia que envió.

Pero si le pido al Creador que me ayude a unirme a Él, con una fuerza mayor que la interferencia y me aferro al techo sin importar el problema, obtengo fe por encima de la razón, la fuerza de adhesión que es más fuerte que la interferencia que se siente dentro de la razón.

El pegamento que recibo del Creador es la Luz que llega cuando lo pido, es el poder de otorgamiento, Biná, con el que me aferro al Creador para otorgarle. Quiero aferrarme a Él por encima de la interferencia que me aleja de Él, para que todos los crímenes sean cubiertos por el amor al Creador.

Pero no hay una persona justa que no haya pecado antes. Siempre caemos, nos recluimos en el obstáculo mismo, en la persona que nos causa problemas o en las situaciones. Nunca estamos preparados para el obstáculo porque cada vez que es nuevo, se revela un nuevo Reshimó de la destrucción. Nos vemos obligados a caer y sucumbimos al engaño, como si el problema no fuera del Creador. Pero en el siguiente momento, necesitamos volver a la percepción correcta. Esto se llama «pellizco del diablo», un pellizco ligero es suficiente para recuperarse.

Primero, grito: «¡Ay!» al sentir la interferencia, el segundo «¡Ay!» viene de la comprensión de que no es interferencia sino del Creador que me atrae hacia Sí. Todo tiene lugar en un momento. La única respuesta a cada obstáculo es aferrarse al Creador aún más.1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 24/ago/19, “No hay nada más que Él”

1 minuto 27:10

Material relacionado:
Traer nuestra alma rota al Creador
Propagar el conocimiento del Creador en el mundo
¿Para quién el Creador es el bueno que hace el bien?

Una oportunidad para pedir ayuda al Creador

La sabiduría de la Cabalá difiere de la simple fe ciega popular en que habla de trabajar durante descensos, distanciamiento y rechazo del Creador y en todos los eventos en nuestra vida. Parece que estamos preparados para decir que “No hay nada más que Él. Y es correcto y bueno que haya una sola fuerza que crea todo y controla todo. Sin embargo, lo olvidamos tan pronto como sentimos el rechazo de esta fuerza, cuando recibimos problemas que supuestamente son injustos.

Además, resulta que, desde el inicio de la creación, todo fue planeado por el Creador por adelantado para cada uno de nosotros. Todo está predeterminado hasta el fin de la corrección. Por eso, nuestra vida es una película a la que debemos agregar 620 veces más de nuestro esfuerzo y en principio, más durante el tiempo de distanciamiento.

El trabajo principal es durante el descenso. El Creador obstaculiza nuestro camino al enviar todo tipo de problemas, dificultades, ocultamientos y colocando barreras ante nosotros. Pero sabemos cómo superarlo todo y no en aras de ganar como héroes venciendo todos los obstáculos. Superar es relacionar todos los disturbios y cargas del corazón al Creador, no pedirle que las cancele. Los disturbios son grados que debemos escalar.

Cada vez que crece el deseo de recibir, aparece un problema como invitación del Creador para ascender y determinar Su singularidad en el grado superior. Por eso, vivimos de un problema a otro, de una decepción a otra, del miedo al asombro. Pero es aquí donde debemos ver la benevolencia del Creador, no nos abandona, nos ayuda a avanzar.

Esto le sucede al pueblo de Israel en general y a todo el que avanza al estado totalmente corregido. Durante el descenso tenemos oportunidad de pedirle ayuda al Creador. Resulta que el descenso es un estado en el que el Creador nos invita a acercarnos, a superar las confusiones y disturbios destinados a separarnos del Creador. Si sin importar los problemas, decimos que vienen del Creador para que podamos pedirle ayuda para superarlos y unirnos a Él aún más, las perturbaciones se convierten en medios de conexión, en el pegamento con el que nos adherimos al Creador.

Resulta que el problema fue la ayuda que nos llevó a una petición, en respuesta a la cual recibimos del Creador fuerza de otorgamiento, fe por encima de la razón, por encima del problema. Así se avanza. Por eso, nuestro trabajo es alegrarnos de los disturbios, verlos como oportunidad para pedirle al Creador que nos acerque a Él.1
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 24/ago/19, “No hay nada más que Él”
1 minuto 2:10

Material relacionado:
El propósito de los estados espirituales
Cábala práctica: ¿cómo se siente el mundo superior? – En el círculo de unidad
Las interferencias que llegan en nuestro camino son la ayuda desde Arriba

El creador es un sistema altruista perfecto

Pregunta: ¿Cómo juzga y entiende el Creador lo que es útil o perjudicial para mí?

Respuesta: El Creador no es un tío barbudo, como Khottabych personaje ruso ficticio, que tira un pelo de la barba y piensa en algo.

Es el sistema completo, perfecto y altruista de todos los mundos. En la medida en que nos conectamos unos con otros, nos volvemos similares a él y comenzamos a sentir ese ideal, la reciprocidad que existe en el sistema.

Al mismo tiempo, combinamos propiedades positivas y negativas; neutralizamos vida, muerte y todo lo que sucede a nuestro nivel. Todo desaparece y comenzamos a sentir la perfección de la vida superior.
[242202]
De la lección de Cabalá en ruso, 18/nov/18

Material relacionado:
En la zona neutral entre el bien y el mal
El lenguaje es un programa de conexión humana
Pasando la línea entre la vida y la muerte

El Creador no es una persona

Pregunta: Aun cuando usted ya ha dicho que el Creador, no es una persona, no existe, usted mismo continúa comunicando acerca de Él como una persona física que piensa, desea, experimenta, se regocija, etc.

¿Cómo podemos entender sus afirmaciones? ¿Existe una especie de personalidad? ¿O es el Creador algún tipo de fuerza? Las fuerzas no tienen componentes emocionales, entonces éstas no pueden ser usadas para describir ninguna de sus manifestaciones.

Respuesta: Alguna vez tuve un auto viejo que me daba muchos problemas. Intenté arreglarlo yo mismo y lo llevé más de una vez a un taller de reparación. El mecánico que estaba reparando el carro y yo lo reñíamos con palabras poco amables, tratándolo como un ser viviente.

Cuando nos dirigimos a algo, a menudo imponemos sobre un objeto, sobre una fuerza, sobre un fenómeno, nuestras propiedades, nuestras sensaciones, las cuales, por supuesto, no existen propiamente en este objeto. Los mismo es  con el Creador.

Al grado en que puedo crear la propiedad de otorgamiento, amor y conexión en mí mismo, a esta propiedad le llamo “el Creador” y no más que eso. Pero en realidad, fuera de esta propiedad que he creado, el Creador no existe.

Aquí necesitamos posicionarnos correctamente y entender que es por esto que el Creador es llamado Boré: Bo-Ré: Bo (ven), Re (ve). Debes venir y ver, es decir, llegar al mismo estado con el fin de descubrir esta propiedad. También llamamos a esta propiedad Elokim. Consiste de dos partes del alma. Una parte es llamada AJaP, la otra es Galgalta ve Eynaim.

Si estamos hablando del alma, ¿Qué tiene el Creador que ver con ello? ¿Se refiere también a una persona? Ni siquiera hablamos de lo que existe fuera de una persona.

Estamos hablando de un alcance dentro de la persona cuando llega a la cualidad de otorgamiento, la propiedad del amor.

Esta propiedad está por encima del egoísmo, no es fácil de construir y desarrollar en uno mismo. Cuando la adquirimos, la llamamos el Creador. Entonces podemos hablar de percibir al Creador.
[244326]
De la lección de Cabalá en ruso 23/dic/18

Material relacionado:
La Luz de la libertad en el horizonte
¿Cómo ver al Creador a través de este mundo?
En los brazos de la misericordia oculta

Consejos de Cabalá – 2/sep/18

Pregunta: Si siento que hay muchas fuerzas trabajando dentro y fuera de mí, ¿cómo encaja esto con la afirmación de que «No hay nada más que Él» (Deuteronomio 4:35)?

Respuesta: El Creador es una inmensa cantidad de fuerzas unidas en un solo campo de fuerza. Esto es Él: un deseo, una meta y muchas fuerzas conectadas para unirnos a todos en un solo estado. Por eso, recibimos la influencia de muchas fuerzas, pensamientos y deseos de todo tipo.

Pregunta: Para las leyes de la naturaleza ¿qué diferencia hay si estoy de acuerdo con su singularidad o no?

Respuesta: El hecho es que el pensamiento del Creador es llevar a todas las criaturas a una conexión completa con Él, para alcanzar el mismo nivel de existencia universal e integral que Él.

Pregunta: Si los representantes de Hollywood le ofrecieran hacer una película sobre el Creador, ¿qué imagen mostraría?

Respuesta: Mostraría una red de fuerzas: lo multifacéticas y multidimensionales que son. Podemos y es necesario hablar del Creador y gradualmente, hacer conciencia de Su grandeza a cada persona.

Pregunta: ¿En qué circunstancias puede el Creador cortar Su conexión conmigo y quitarme la conciencia de que Él lo hace todo?

Respuesta: Incluso si eso sucede, debe reconocer que también el Creador lo hace. Lo principal es entender que todo viene de Él. Todo inicia a partir de esto.

Pregunta: ¿Por qué me castigan por mis pensamientos si no son míos?

Respuesta: ¡No hay castigo en el mundo! Tampoco hay recompensa. Sólo hay aprendizaje, donde al hombre se le enseña cómo llegar a la revelación de la singularidad del Creador, porque esa es la única meta de nuestro desarrollo.

Pregunta: Se dice que fuimos creados a imagen y a semejanza del Creador ¿qué significan «imagen» y «semejanza»?

Respuesta: No se habla de la persona en nuestro mundo, sino de la creación de Adam, es decir, de un sistema que es totalmente como el Creador y existe de acuerdo con Su imagen y semejanza.

Pregunta: Si el Creador me controla y me envía todo tipo de pensamientos, ¿asume la responsabilidad de las consecuencias de las acciones a las que me llevan estos pensamientos que me envía Él?

Respuesta: No te preocupes por Él; Él asume la responsabilidad de todo, incluso respecto de Él mismo.

Observación: Algunos creen que el Creador del que usted habla no es muy confiable. Otros dicen que, si le oramos, Él nos ayuda.

Mi comentario: Pero antes de que Él nos ayude, Él nos lanza muchos problemas y aparentemente, hasta después nos ayuda. Tenemos un buen Creador, pero Él es algo inconsistente.
[239585]
De la lección de Cabalá en ruso 2/sep/18

Material relacionado:
Consejos de Cabalá – 19/ago/18
Consejos de Cabalá- 12/ago/18
Consejos de Cabalá – 5/ago/18