entradas en 'Cabalá' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 18/sep/19

No tengo formas en mí con las que pueda conectarme con otros grupos en un Kli. Si a pesar del rechazo hacemos esfuerzos y recurrimos al Creador, Él terminará el trabajo por nosotros. Esta es la preparación para el congreso en Bulgaria, cuando la plegaria sea parte del congreso.

Queremos imaginar a los grupos cabalistas de todo el mundo como un solo grupo y cuidarlos por igual, elevarnos al alma común de toda la humanidad, toda la Babilonia, para corregir nuestra percepción y ver la realidad a través de los ojos del Creador, en una forma común, integral.

Para ver la realidad a través de los ojos del Creador, necesitamos lentes con los que podamos ver el alma en cada uno y en todos juntos como un todo. Debemos tratar de pensar en el alma común, en todos nuestros grupos, en superar nuestras diferencias para así corregir la ruptura.

Seguimos agregando píxeles a la imagen general y logramos nuevas sensaciones internas. Con la afluencia de nuevos sentimientos, la imagen sigue expandiéndose. Cada píxel es un enlace dentro del Kli mundial. Y así, la forma del gran recipiente «Hombre» – Adam, comienza a aparecer.

Debemos construir un nuevo Kli. En todo contacto, debemos entender que nos conectamos al Kli común, a un área determinada del alma común. Toda conexión en la decena es conexión con el Kli mundial, con un todo único. Al conectarme a Europa, influyo en la conexión con Sudamérica.

Aumentar el deseo de la decena hasta el tamaño que revele al Creador sólo puede ser con conexión entre amigos. Toda el área se divide en píxeles que no se pueden alterar. Sólo podemos aumentar el número de píxeles y así, se aclara la imagen.
#Cabalá #cita #éxito 

Agregamos un pequeño rectángulo después de otro, hasta completar todos los rectángulos de una curva suave, para medir el área total, pues no podemos lograr la imagen real e integral con nuestro pensamiento «cuadrado», pero nos ayuda el Creador, Él agrega lo que falta.

Al calcular una integral, se agrega un error a la suma de rectángulos. De igual forma, en nuestro trabajo, esta adición complementa los ángulos no contabilizados, los que no pudimos abarcar con nuestra ruptura discreta. Esto se llama: el Creador terminará el trabajo por nosotros.

La red de conexiones se llama humano, Adam. Mientras más conexiones se puedan establecer entre los puntos individuales y separados y mientras más vías puedan extenderse, más formarán el sistema de conexión común llamado Hombre. Adames el resultado de sus esfuerzos.

Nuestras acciones revelan una red de hilos, es decir, el alma común, Adam HaRishón, la estructura de las conexiones, como un mapa con la red de carreteras que conecta ciudades. Una conexión así existe entre nosotros y no sólo en tres, sino en un número infinito de dimensiones.

El Creador rompió la imagen integral del mundo y la desconectó, para que con acciones separadas podamos llegar a la forma común completa. Somos incapaces de una generalización así, pero todas nuestras acciones individuales, aún con limitaciones, nos acercan a la imagen completa.

Cada particular existe sólo para señalar el todo.

Todos los individuos son necesarios para unirnos con el todo o para salir de él y así, aprendemos a percibir el todo común.

#citaDelDía #sabiduría #Cabalá 

De Twitter, 18/sep/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter,6/sep/19
Mis pensamientos en Twitter,30/ago/19
Mis pensamientos en Twitter,29/ago/19

Nueva Vida #276 – El cerebro masculino y femenino, parte 1

Nueva Vida # 276 – El cerebro masculino y femenino, parte 1
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Los hombres y las mujeres experimentan el deseo de disfrutar de maneras opuestas, las cuales se conectan en un sistema perfecto al final del desarrollo. Las mujeres desean construir un hogar, un lugar para gobernar. Los hombres, por otro lado, desean salir, lejos de casa, y jugar con todo tipo de cosas nuevas. La naturaleza de una mujer es absorber y recibir. La naturaleza de un hombre es extenderse y vencer. En las últimas generaciones, ha habido confusión y arrastre entre los géneros y las distinciones se están desvaneciendo. Los hombres han adquirido una forma femenina ya que son más débiles que las mujeres. Los hombres carecen de paciencia y solo son fuertes a corto plazo, mientras que las mujeres están conectadas con la naturaleza y pueden sobrevivir a largo plazo. La destrucción de la naturaleza masculina no es una coincidencia sino un curso planeado en la evolución de la naturaleza.
De Kabtv “Nueva Vida # 276 – El cerebro masculino y femenino, parte 1”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Consejos de Cabalá – 17/mar/19, parte 2

Pregunta: ¿Descubrir la unidad y que todo es manejado sólo por el Creador, es el mayor placer espiritual?

Respuesta: Sí, porque así estamos incluidos dentro de él, en el nivel de Su perfección, eternidad y logro.

Pregunta: ¿Cómo, por ejemplo, después de un accidente, cuando tengo dolor físico constante, puedo tener consciencia de que la guía del Creador es buena y amorosa?

Respuesta: Intenta estar junto a nosotros y al mismo tiempo sentir al Creador en todas las manifestaciones. Si haces el esfuerzo correcto, descubrirás que te elevas por encima del dolor físico. Para hacerlo, sólo debes ir ligeramente desde el nivel físico al nivel de la conexión entre nosotros.

Pregunta: El Creador trabaja conmigo con ayuda de un «palo». En respuesta, no pido nada para mí, sino para todo el sistema, porque entiendo que así es como el Creador cambiará mi actitud ¿estoy siendo astuto?

Respuesta: Puede ser que seas astuto. Recomiendo que lo hagas en tu grupo. Así comprenderá si es correcto o no. Una persona no puede hacer nada. Es única y exclusivamente en el grupo.

Pregunta: ¿Qué es «reemplazar al Creador», si «no hay nada más que Él» (Deuteronomio 4:35)?

Respuesta: Es un ejercicio en el que decimos que el Creador parece no existir y es claro que podemos reemplazar al Creador en relación con cada uno de nuestros amigos. Así podemos verificar si realmente estamos en otorgamiento.

Pregunta: En el libro Shamati, leí un artículo en el que se menciona el concepto de «pacto de sal» ¿cómo debemos descubrir este pacto en la decena?

Respuesta: Tratas de hacer un pacto en tu decena, que nadie pueda anular. Por eso se llama «pacto de sal». Porque la sal es una sustancia que no se echa a perder y puede preservarse a través de generaciones. Es un pacto eterno.
[248751]
De la lección de Cabalá en ruso 17/mar/19

Material relacionado:
Consejos de cabalá – 31/mar/19
Consejos de cabalá – 4/abr/19
Consejos de cabalá – 20/ene/19

Todo desde un solo pensamiento, y de regreso

No hay nada más que un pensamiento: el pensamiento de la creación, que lo incluye todo. Solo nosotros, los seres creados, todavía no lo entendemos ni lo sentimos. Pero existimos dentro de este pensamiento y somos gobernados por él. Todo nuestro trabajo tiene lugar dentro de él. Este pensamiento es toda la creación, su plan, y no hay nada más que eso. Todo se resuelve en el pensamiento, y todo es creado por el pensamiento. No hay materia; Toda la realidad está incluida en el pensamiento. Es interesante que los científicos modernos, siendo materialistas absolutos, digan que el universo es un pensamiento.

Los investigadores del cerebro humano afirman que todos nuestros pensamientos, deseos y decisiones están fuera de la persona y que el cerebro es solo un dispositivo que captura este pensamiento y nos lo transfiere.

Por lo tanto, la ciencia se acerca gradualmente a este hecho que los cabalistas descubrieron hace mucho tiempo: no hay nada en el universo excepto el pensamiento de la creación y existimos dentro de él. Aunque dividimos la realidad en fuerzas, materia, sentimientos y razón, en esencia, solo opera el pensamiento del Creador, dentro del cual existimos.

Necesitamos alcanzar este pensamiento del Creador en relación con el ser creado y luego lo alcanzaremos a Él— no a Él mismo, sino a su actitud hacia el ser creado. 

No hay nada más que Él, pero logramos esto por el contrario, por las numerosas acciones y manifestaciones del Creador en relación con nosotros, que son muy diversas y contradictorias. Son precisamente todas estas paradojas y discrepancias, las que nos impiden darnos cuenta de lo que está sucediendo y estar de acuerdo con eso, lo que nos empuja a tal desarrollo que al combinar todas las contradicciones anteriores a la razón, alcanzamos al Creador. Es imposible alcanzarlo aparte de los dos opuestos que se combinan y se completan entre sí.1

Desde el lado del Creador, la acción potencial, llamada pensamiento, es suficiente. Para el Creador, el final de la acción está en el pensamiento inicial, es decir, el estado no corregido y corregido del ser creado existe en conjunto, creando un punto negro llamado ser creado. El resto es el desarrollo de este punto y su autoconciencia, y desde su autoconciencia hasta la conciencia del Creador para comprender de dónde vino, quién lo creó y quién lo está desarrollando.

Es como una película rodando dentro de este punto. Todos nosotros, todo el universo, todos los mundos están en él. La actitud del Creador, la luz superior, se llama «el pensamiento de la creación».

Por lo tanto, solo hay un pensamiento del cual emergió todo el universo—el pensamiento de la creación. Este ya define todas nuestras recompensas, nuestros esfuerzos y todo lo que experimentamos en el camino.

Desde el lado del Creador, no hay nada más grande que este pensamiento. Pero nosotros, los seres creados, somos capaces de lograrlo solo cuando nos separamos de Él y comenzamos a actuar de manera independiente. Dentro de este pensamiento, aparecen otros pensamientos adicionales: las cuatro Bejinot (fases), los Partzufim, los mundos. Estudiamos lo que en la práctica sale del punto negro, que potencialmente incluye todo el pensamiento del Creador, todo el proceso que inicialmente se invirtió allí.2

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 20/ago/19, «No hay nada más que Él»

1 Minuto 3:39

2 Minuto 12:40

Material relacionado:
En el pensamiento inicial
El pensamiento es la mayor fuerza
El Masaj es el poder del pensamiento

Nueva Vida #1134 – Anarquía natural

Nueva Vida #1134 – Anarquía natural
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen:

Todas las criaturas son egoístas por naturaleza y no quieren ser restringidas. El deseo de ser el rey del mundo sólo es realizable si cada uno encuentra un lugar único en el sistema global, uno que beneficie a todos. Para ser verdaderamente libre, la humanidad debe descubrir la red de fuerzas naturales y sus leyes esenciales. Cuando todos se preocupen por el bienestar de todos, todos nos sentiremos como el rey del mundo y trascenderemos todas las restricciones.
[249722]
De Kabtv “Nueva Vida #1134 – Anarquía natural”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Mis pensamientos en Twitter, 20/ago/19

Debemos estar muy agradecidos con nuestros enemigos por su deseo de vilipendiarnos con todos los pecados terrenales. Si calculamos el dinero que invierten en todos los artículos sobre nosotros, nunca podríamos lograr ser tan famosos. ¡Las generaciones futuras se darán cuenta!

De Twitter, 20/ago/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 31/may/19
Mis pensamientos en Twitter, 28/may/19
Mis pensamientos en Twitter, 23/may/19

La preparación desde arriba y nuestro trabajo

Está escrito, “cualquiera que llora por Jerusalén, es recompensado con ver su gozo.” Esto significa que necesitamos pedir para el público, pero ¿qué deberíamos pedir? ¿Tiene el público un deseo por la espiritualidad? El hecho es que todos los deseos que existen en el público, pertenecen a una persona que trabaja en la corrección. Los deseos están dentro de las personas y un cabalista debe desarrollar intenciones. El deseo y la intención son dos categorías separadas; no existen en el mismo lugar. Cuando un cabalista trabaja con una pantalla, restricción y luz reflejada, el deseo comienza a caer en un lugar y cambia conforme la intención con la que quiere utilizar los deseos. 

La intención se llama Rosh (cabeza) y el deseo se llama Guf (cuerpo). Trabajamos sobre el  Rosh, sobre la intención, para que se adapte al Guf y así podamos usar el Guf, es decir, el deseo. La desaparición de la compatibilidad que una vez existió, es llamada la destrucción del Templo. Si dicha compatibilidad entre la intención y el deseo se restablece, eso es la construcción del Partzuf espiritual, su nacimiento. 

La vasija es la intención de otorgar. Toda la corrección consiste en alcanzar la intención correcta. Los deseos existen. Sólo están acomodados de forma incorrecta, carentes de la intención correcta. No hay deseos nuevos. El rompimiento, la restricción y el ocultamiento, todo sucede para que podamos examinar los deseos y comenzar a conectarlos. Como un bebé recién nacido y comienza a crecer, corregimos el rompimiento y desarrollo de nuestra alma.1

Trabajamos sobre la intención para hacerla en función de otorgar, dirigida a traer contento al Creador. Para otorgar al Creador es necesario concentrar la intención y elegir de entre los deseos fragmentados, aquellos con los que se pueda trabajar bajo control. Al hacerlo así, construimos el Partzuf espiritual, el grado de nuestro otorgamiento. 

Por esto se dieron las fracturas, preparaciones para la corrección que se dio no por nuestras faltas. Casi no hay trabajo del inferior en esto. El exilio egipcio, el desierto, la destrucción del Primer Templo, el exilio babilonio, luego el Segundo Templo que también fue destruído y la salida a este último exilio —¿Cómo pudo pasar todo esto? 

Era sólo la preparación desde arriba. Ahora, todo lo que tenemos que hacer es una corrección final. Sólo el trabajo para la corrección final se considera el trabajo de la persona; todo lo demás fue preparación.2

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 11/ago/19,“El nueve de Av” 

1 Minuto 32:20

2 Minuto 37:00

Material relacionado:
La verdadera Jerusalém
Mis pensamientos en Twitter, 23/may/17
“El vino es la luz de la Sabiduría Superior”

El descenso realmente es ascenso

Debo estar conectado a la decena como una madre a su bebé para que ni un solo pensamiento de dejarla me pase por la mente y cada día que pase me conecto cada vez más.1

Siento descenso y oscuridad, no por el mal estado en que he caído, sino porque no puedo vencerlo y seguir mi camino. Es decir, quiero seguir el camino de la verdad, pero no puedo superar el descenso, luego recibo ayuda, como está escrito: «Al que viene a purificarse se le ayuda».

El avance se mide con precisión en el descenso, porque durante el ascenso todo está lleno de luz y de tanta euforia que nada se puede evaluar. En la oscuridad, mientras aclaramos nuestra actitud hacia nosotros mismos, hacia el grupo y hacia el Creador, podemos comprender nuestro estado.

Esto me permite elegir qué considerar como avance, no una sensación placentera, sino esforzarme por alcanzar la meta. La satisfacción que pido es que me de fuerza para avanzar, para sentir necesidad de la grandeza del Creador.

Un nuevo ascenso comienza hasta después de que la persona alcance la profundidad máxima de descenso y siente oscuridad, desesperación e impotencia, pero se resista.2

El descenso es una herramienta para el ascenso. Si después del descenso no trabajamos con las herramientas adquiridas, con la oscuridad, la amargura, la impotencia y la confusión que se nos revelan, si no las usamos correctamente, desaparecerán en vano. Así es como gira la rueda; la mitad que retrocedió debe ir hacia adelante. Si no evaluamos correctamente el estado que pasó, perdemos el tiempo en vano, porque el descenso no conducirá a un ascenso. Todos los ascensos son el resultado de estudiar los descensos. Pues, en el descenso, se revelan nuevos deseos (Kelim) y debido a ellos, avanzamos. El descenso es realmente un ascenso.3

No hay nada que ocultar a nuestros amigos en la decena; nos quitamos todas las máscaras y no hay nada de qué avergonzarse. Pasamos por tales estados que no queda nada en cada uno de nosotros, solo una chispa. Todo lo demás es la conexión de las chispas con el Creador que se revela entre ellas.4

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 19/jun/19, “Mantenerse en la meta por encima de ascensos y descensos”

1 minuto 25:00

2 minuto 29:30

3 minuto 1:25:10

4 minuto 1:34:15

Material relacionado:
La respiración espiritual: ascensos y descensos
De la oscuridad al ascenso
Igualar los Descensos con los Ascensos.

¿De qué dependen los buenos pensamientos?

Pregunta: Si los pensamientos llegan de arriba, entonces ¿qué depende de mí para que me lleguen pensamientos buenos y correctos?

Respuesta: Tu preparación. El pensamiento que te llega de arriba, de hecho, no es ni bueno ni malo. Depende de cómo estés sintonizado, si te inclina hacia lo bueno o hacia lo malo. Eso es todo.

No hay un impacto específico desde arriba. Sólo lo decimos así porque nos es más fácil. Tu determinas ese impacto en tí mismo.
[246719]
De la lección de Cabalá en ruso 3/feb/19

Material relacionado:
¿De dónde llegan los malos pensamientos?
¿De dónde vienen nuestros pensamientos?
¿Es el hombre responsable de sus pensamientos?

Mis pensamientos en Twitter, 25/jun/19

Mientras más exalto al Creador ante mis ojos, más me lleno de Su grandeza. Al identificarme con Él me libera de todos los problemas espirituales y corporales. Los problemas se resuelven sólo cuando el Creador, la Luz Superior, llena nuestros deseos vacíos.

Yo – Grupo – Creador:

El Creador es la causa y propósito del trabajo en grupo. Lo logramos trabajando en el grupo, ahí debo lograr amar a los amigos. Lo pido al Creador. Aquí el Creador se convierte en medio. Al lograr amar a los amigos puedo alcanzar el amor por el Creador.

Anhelamos que el Creador esté en el centro del grupo para que Su grandeza nos nutra y conecte. En el centro del grupo el Creador juega, nos divide. Pero, superamos los problemas cuidando el equilibrio en la sensación común de la grandeza del Creador, Lo mantenemos entre nosotros.

La grandeza del Creador se mide en el grado en que me obliga a amar a los amigos. Está escrito, «del amor a las criaturas se llega al amor al Creador», ¿por qué debo amar a las criaturas? Porque quiero sentir amor por el Creador. Él es la meta y me preparo amando a las criaturas.

Ascensos y descensos son independientes de nosotros.

Lo que depende de nosotros es conectar la falta de grandeza del Creador en el descenso, con la grandeza del Creador en el ascenso.

Busco y despierto la falta de la grandeza del Creador, trato de sentirla, medirla y conectarla a la sensación de la grandeza del Creador ahora.

El trabajo principal del hombre es adherir al ascenso la falta de grandeza del Creador que sintió en el descenso. Por eso ese estado se llama descenso, porque la grandeza del Creador desaparece, no hay Creador en ni entre nosotros. Debemos asociar el descenso con el ascenso.

De Twitter, 25/jun/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 12/jun/19
Mis pensamientos en Twitter, 8/may/19
Mis pensamientos en Twitter, 2/may/19