entradas en 'Cabalá' categoría

Una vez más acerca del significado de la vida

Pregunta: Mucha gente cree que el valor y significado de la vida están en la familia y no necesitan ningún Creador. La vida es muy difícil. Por eso, ¿el que se sobrepone a los problemas en la familia será el que alcance el significado de la vida? 

Respuesta: No puedo estar de acuerdo con eso ¿cómo puede el significado de la vida estar en algo que tiene final? Quiere decir que el significado también termina. 

Por supuesto, la familia es importante. Es importante sentir satisfacción por tener casa e hijos. Son condiciones necesarias para un crecimiento mayor y no sólo quedarte encerrado en tu capullo, en tu crisálida ¡¿Qué sentido tiene?! ¡¿Esperar hasta que te saquen con los pies por delante?! Creo que esta no es la respuesta a la pregunta del significado de la vida. 

Pregunta: ¿Por qué el significado de la vida no puede estar en esta vida en sí misma? Pues, vemos en la naturaleza que así están organizadas las comunidades: aves, peces, hormigas ¿en qué es diferente el hombre? ¿por qué debemos sufrir más que los animales? 

Respuesta: Si para mi, el significado de la vida es sólo a nivel de las aves y los peces, soy un animal igual a ellos ellos, no hay nada más. Vivo la vida mientras esté vivo y ahí termina todo. 

Sin embargo, si esto no me satisface y surge en mí la pregunta acerca del significado de la vida, debo buscar una respuesta. Para esto, necesito un método que revele ese significado. Está en la sabiduría de la Cabalá

La gente recurre a la religión, se involucra en todo tipo de técnicas que la calme. Pero ese es su asunto. Todo se reduce a la suerte.
[267099]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 17/may/20

Material relacionado:
Largo camino hacia la pregunta sobre el significado de la vida
Significado de la vida espiritual
Entender el significado de la vida

Nueva Vida 1178 – ¿Podemos hacer el cielo en la tierra?

Nueva Vida 1178 – ¿Podemos hacer el cielo en la tierra?
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

La sabiduría de la Cabalá sugiere; «verás tu mundo en tu vida»; es decir, podemos abrir una puerta al cielo durante nuestras vidas en la tierra. La vida no nos fue dada para ser simplemente tragada y disfrutada. Hay un propósito mucho mayor para todo nuestro sufrimiento. Cuando algo desagradable le sucede a una persona, si se da cuenta de que uno puede corregir su egoísmo, el mal se volverá bueno con el poder del amor. El amor es la llave de las puertas del cielo. Cuando sientes a otros y descubres que todos están conectados, comienzas a experimentar la fuerza que fluye entre las almas, la fuente de toda la vida. La fuerza superior revive a todos y le da integridad a cada uno. El cielo ocurre cuando toda la humanidad llega a un abrazo completo y eterno.
[256217]
De Kabtv «Nueva Vida 1178 – ¿Podemos hacer el cielo en la tierra?,» 19/nov/19
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Evita sufrimiento de la humanidad

Pregunta: ¿Es posible que en un futuro cercano, digamos, tal vez en un año, un país pueda recurrir a los cabalistas para iniciar un nuevo sistema de educación y formación? ¿o es imposible desde la perspectiva de las leyes espirituales?

Respuesta: No importa si recurren a nosotros o no. Necesitamos estar preparados y difundir nuestro conocimiento a todos. Luego, en cada país habrá gente inteligente, incluidos ustedes, que estudian Cabalá, que podrán participar en la transformación de su país y de la sociedad.

Para hacerlo, es suficiente atraer a los científicos y mostrarles que todo debe estar de acuerdo con el sistema integral de la humanidad, la sociedad y la naturaleza.

La humanidad necesita cambiar, recrear en sí misma su parte integral de la naturaleza. Hoy se opone a la naturaleza, por eso, sufre. Este sufrimiento debe ser evitado. Si la sociedad se vuelve integral, todo estará bien. Pero si no, irá a una tercera guerra mundial y prácticamente desaparecerá. Esto se afirma en Cabalá.
[266675]
De Kabtv «Fundamentos de Cábala,» 3/may/20

Material relacionado:
Llamo a la gente común
Enseña Cabalá
¿Cuándo nos escuchará finalmente la humanidad?

Términos cabalistas: «Tres líneas»

Las tres líneas son el núcleo del trabajo de Maljut, el deseo que se construye a sí mismo, a semejanza del Creador. La línea derecha es otorgamiento, la línea izquierda es recepción y la línea media es su unión en similitud con el Creador.

Pregunta: Podemos decir que la línea izquierda es mi deseo natural. La derecha es una fuerza que está fuera de mí, que debo atraer. Cuando se fusionan, ¿obtienes la tercera línea?

Respuesta: Hay muchos tipos diferentes de línea media. Esa es una de ellas.

Pregunta: En Cabalá, también existe el término «12 tribus«. Al hablar de las 12 tribus, todos imaginan personas divididas en tribus. Desde el punto de vista de Cabalá, ¿hablamos de tres líneas multiplicadas por HaVaYaH de cuatro letras, finalmente da 12?

Respuesta: Sí. Es el HaVaYaH más completo: cuatro etapas, tres líneas en cada una, suman las 12 tribus o un tipo especial de trabajo de la creación.
[264745]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 17/jun/19

Material relacionado:
Términos cabalistas: «Reshimo»
Términos cabalistas: «Masach»
Términos cabalistas: «Atzmuto»

“¿Cuál debe ser el siguiente paso después de la debacle del coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cuál debe ser el siguiente paso de la humanidad después de la debacle del coronavirus?” 

Nuestras acciones y trato futuro, necesitan seguir dos condiciones principales básicas: 

  • Que sean esenciales para nuestra vida, es decir, que las cosas esenciales en la vida hagan nuestra vida cómoda y de calidad. 
  • Que no causen daño a otras personas ni a la ecología. 

Podemos cumplir esas condiciones si implementamos en la sociedad una nueva forma de educación, una en la que aprendamos a enriquecer nuestras conexiones y a cambiar nuestro centro de atención, del beneficio personal a beneficiar y contribuir con la sociedad en general. 

Mientras más pronto entendamos esta forma de educación, más pronto tendremos mejor vida, al mejorar nuestras conexiones

Foto de arriba de Element5 Digital en Unsplash.. 

Medicina para la humanidad

Pregunta: Según la Organización Mundial de la Salud, 7 millones de personas mueren cada año por exposición al mal ambiente. Niños menores de cinco años y personas mayores con muchas enfermedades.

Por alguna razón, la gente no habla de eso y hoy a nadie le preocupa. Todos hablan del coronavirus. Incluso me parece que hay algún tipo de doble rasero, como si alguien lo necesitara.

Respuesta: Por supuesto, hay doble rasero. En general, vemos este virus de forma estúpida. ¡Es la cura! Es medicina para la humanidad. Así que no te preocupes por qué llegó ni piensa cuándo se irá. Al contrario.

Pregunta: ¿Es medicina para la mente? Muchos preguntarán: «¿Cómo puede ser medicina si la gente muere?»

Respuesta: ¿Por qué crees que morir no es bueno?

Comentario: Nadie quiere perder a sus seres queridos.

Cuando dije que estaba preparado para morir, que lo principal es que el planeta vive, que nuestros hijos vivirán, recibí 1,000 mensajes: «Puedes morir, dejar que tu familia muera, pero no queremos morir».

Mi respuesta: Puedes entender a la gente. Es un deseo natural, instintivo, mezquino y egoísta.

Pregunta: ¿Pero por qué esta medicina tiene la forma de un coronavirus?

Respuesta: Es para la sociedad. Para que entienda lo que necesita cambiar.

Y lo entenderá, pero será de muy mala manera. Y si no lo entiende, habrá guerra, una guerra terrible.

Por eso, es mejor dejar que el virus continúe. Gradualmente purificará todo: a nosotros, nuestros pensamientos, nuestra alma. Estoy seguro de que todo estará bien.
[264808]
De Kabtv «Reuniones con Cabalá: Victoria Bonya”, 29/mar/20

Material relacionado:
Tiempo de un gran cambio
El virus ablanda nuestro corazón
¿Por qué la Cabalá es el único remedio para el sufrimiento?

No temas al coronavirus

Pregunta: Una persona simple tiene miedo del coronavirus. Teme que su familia o sus seres queridos se enfermen. Con cautela se aventura a la tienda con cubre bocas, lo usa y hace sus compras de la semana. Así es su vida. Sobre todo, porque los medios de comunicación siguen exacerbando la situación.

Todos tienen miedo. Yo también ¿cómo podemos vivir y actuar en este tiempo? ¿cómo podemos adaptarnos a este virus?

Respuesta: Cálmate, siéntate, deja de correr. El hombre no fue creado para correr, sino para sentarse. Piensa: ¿cómo podemos tener una vida diferente a la que creamos en la segunda mitad del siglo XX? Cuando entiendes para qué vives, es un tipo de vida ligeramente diferente. No sólo correr, correr y correr hasta que caes y mueres.

No sabemos de dónde vino el coronavirus. Por cierto, ya no importa. Digamos que es bueno.

Pregunta: ¿Ese es su consejo para una persona normal?

Respuesta: Sí. El virus nos paraliza. Dice: «¡Gente deténganse! ¡Terrícolas! ¡Vean lo que hicieron con la Tierra! Destruyen todo lo que existe. Destruyen a la naturaleza que los creó, los desarrolla, los nutre, la naturaleza donde viven”.

Nuestro mundo iba hacia una guerra mundial. Hay estados en la vida, incluso en la vida personal, cuando a la mitad nos damos cuenta de que no hay salida, que definitivamente terminará mal, una situación poco saludable de la que no se puede salir. Ese era el estado en el que estábamos.

Pregunta: ¿Dice usted que este virus salvó a la humanidad de una guerra mundial?

Respuesta: ¡Absolutamente! Estoy convencido de que si no fuera por este virus, habríamos estado lidiando con una guerra en un futuro muy cercano.

Pregunta: ¿Está sugiriendo que deberíamos estar agradecidos con el virus?

Respuesta: ¡Por supuesto!

Comentario: Soy una persona normal. Evitar la guerra definitivamente es bueno.

Mi respuesta: ¡Nos estábamos acercando! ¡No teníamos elección! Somos egoístas y seguíamos avanzando a un estado donde sólo la guerra podría salvarnos para que los mercados o cualquier otra cosa, se renovaran. Y, de nuevo, comenzaríamos a correr después de destruir todo. Y nuevamente, caer en la misma rutina. Es lo que hacemos.

Pregunta: En general, entiendo el problema, pero, ¿qué hacemos con el virus?

Respuesta: Antes que nada, el virus es global. Eso es muy sorprendente. ¡Ve que interesantes es lo que la naturaleza o el Creador, que es lo mismo, tiene bajo la manga!

Comentario: De hecho. Nos llegó a todos.

Mi respuesta: ¡En absoluto! Y muy tranquilamente.

Comentario: Y antes, hubo incendios, erupciones volcánicas, huracanes, todo parecía que estaba en algún lugar lejano. Sólo era para los que vivían allí, nada más. De repente, este pequeño virus … ¡Llegó a todos! ¡Absolutamente a todos! ¡Es increíble!

Mi repuestas: Y todos están de acuerdo, ¡todos están de acuerdo! Al principio, algunos dijeron: “¡Esto no nos concierne! ¿A quién le importa?» Pero tan pronto como nos llegó, todos se humillaron y se prepararon.

Por lo tanto, debemos entender la misión especial de este virus. No hay mucho que decir al respecto. Debemos hablar de nosotros mismos más que del virus. No se trata de cómo protegernos de él, sino de cómo transformarnos individualmente y entre nosotros.

Comentario: Así que, me quedo en casa, aislado, con mi familia …

Respuesta: Piensa por qué el virus actúa de forma tan selectiva. Te aisla con tu esposa e hijos. No has pasado tiempo con ellos en 10, 20, 30 años.

Comentario: De hecho, por primera vez en mucho tiempo; eso es verdad.

Mi respuesta: Ahora puedes averiguar cuáles son sus nombres, qué hace cada uno, en qué año están y cuánto han crecido, etc. Ahora finalmente puedes ver a los niños, a ti y a tu esposa.

Comentario: En realidad, es cierto. También pasa en mi casa. Estoy en casa por primera vez en mucho tiempo. Solía ​​venir sólo para un descanso rápido.

Mi respuesta: ¡Pobre de ti!

Pregunta: No, no lo diga. De repente, estoy en casa, mi esposa también y comenzamos a hablar sobre la vida y cosas en general. Incluso llegamos a hablar de nuestra vida y nuestro futuro. Empezamos a tener esas conversaciones.

También quiero preguntar sobre el miedo que inevitablemente existe en el hombre ¿qué consejo daría? ¿cómo debemos trabajar con el miedo de infectarse o infectar a otros?

Respuesta: ¿En qué se diferencia de los virus anteriores? ¿no murió gente de gripe o de otra enfermedad? Simplemente no hablamos de eso porque nos acostumbramos a que muera cierto número de gente cada año. ¿Y qué?

Hoy también, ¿cuál es el porcentaje? Hablo de que estamos generando pánico por una situación totalmente natural.

Pregunta: ¿Alude esto a una sabiduría superior que nos presiona a todos?

Respuesta: Sí, por supuesto.

Comentario: Realmente es algo que viene de arriba. La gente racional dice lo mismo que usted: ¡la gripe y los accidentes automovilísticos cobran miles de vidas más! Pero, también se quedan en casa. También escriben, pero, ¡también les afecta! ¡El virus está dentro de ellos! ¿De qué se trata este gobierno superior? ¿qué quiere?

Mi respuesta: No es lo que el virus transmite. ¡Penetra en mi mente, en mis sentimientos internos! Es ese tipo de virus. Funciona en nuestra mente y corazón. Por eso tenemos una actitud diferente hacia él. Bueno, ¿que pasa? Bebí media botella de vodka y lo olvidé. Esto es diferente. Desde funcionarios de alto rango, presidentes, hasta los que limpian la calle, a todos les afecta su poder. Y no porque los haya infectado o matado.

Pregunta: ¿Y no se debe a que los medios de comunicación lo están empeorando?

Respuesta: ¡No! Piensan que lo hacen. Hay muchas teorías de conspiración, preguntan de dónde vino y las redes, supongo, debe estar lleno de eso.

Comentario: ¡Llenas de esas tonterías! Tantas teorías que ni siquiera se imagina. Y usted insiste en que nos fue enviado.

Mi respuesta: Fue hecho para sacudir a la humanidad, como a un niño. Lo sacudes para sacar todas las tonterías de su cabeza, para que escuche y actúe de manera diferente.

Comentario: ¡Al mismo tiempo sacude a todos! ¡Es increíble! De presidente a conserje.

Mi respuesta: Sí. Me emociona. «Feliz es el que vive ese momento». ¡Estamos aquí en este el punto de inflexión! ¡Es una reestructuración seria del mundo! Espero que sea una reestructuración ideológica y no financiera o psicológica. Específicamente es una reestructuración espiritual, el mundo comienza a pensar en el propósito de la vida.

Pregunta: ¿El mundo cambiará u olvidará, cómo olvidamos todo? ¡Incluso la segunda guerra mundial o catástrofes así!

Respuesta: Lo que sucede a nivel corporal se olvida en un siglo. ¡Máximo un siglo!

Pregunta: Entonces, ¿esto también será olvidado? ¿el virus también será olvidado?

Respuesta: Si lo permitimos, será olvidado.

Pregunta: Entonces, ¿no debemos permitirlo?

Respuesta: ¡No! Debemos entender que no es un virus en absoluto. Es la misericordia superior que nos muestra el mundo terrible que creamos, cómo, en principio, sufrimos en él y lo tontos que somos al convertirnos en esclavos.

Corro hacia mi automóvil por la mañana, lo enciendo, paso dos horas en el tráfico para llegar al trabajo, paso el día trabajando, para poner gasolina al automóvil y volver a casa. Llego a casa por la noche y veo un estúpido programa de televisión.

Al día siguiente, lo mismo. Y ¿dónde están mis hijos? No tengo idea. En algunas actividades que pagamos para poder trabajar y trabajamos para pagarla, etc. ¡Es terrible! ¡Es horrible lo que está pasando! ¡Todas esas deudas!

Comentario: Un ciclo vicioso, una carrera de ratas constante, siempre, sin parar.

Mi respuesta: Creamos a propósito un mundo así. Pensemos cómo podemos cambiarlo. El virus nos ayudará. De hecho, ¡el virus nos ayudará a hacerlo!

Pregunta: El virus nos ayudará, también ¿nos ayudará a dejar atrás todos los miedos?

Respuesta: Debería haber sólo un miedo: usar este momento correctamente. Es todo.

Pregunta: ¿Sacar las conclusiones correctas?

Respuesta: Sí. Y la conclusión correcta es muy simple: pensar. ¡Pensar! Pensemos para qué vivimos y cómo podemos construir nuestra vida de manera diferente.

Vemos que un pequeño virus puede volvernos muy tranquilos: podemos quedarnos en casa, no nos apresuramos, no necesitamos millones; gradualmente desaparecerán, gracias a Dios, no quedará mucho. No necesitamos nada de eso. Se nos ocurrió el dinero y todas las riquezas para presumir, en nuestro ego sin fin. Cambiemos nuestro objetivo.

Y hoy es posible. Si el virus actuara sobre nosotros un poco más, limpiándonos a todos, ¿qué haríamos? Millones de personas, ¿de qué vivirán después del virus?

Pregunta: Esperaba que pudiera decirme eso: ¿de qué vivirán? La economía se está derrumbando, la gente no tiene trabajo.

Respuesta: ¡Por supuesto, se derrumba! Velo, los aviones están en tierra, los barcos anclados, no hay nada que intercambiar, nada que hacer. Pero ¡no necesitamos nada de eso! Tendremos lo necesario, ¡eso es todo! Todo estará quieto.

Pregunta: ¿Así tendremos comida sana y buenas relaciones? ¿es posible?

Respuesta: Por supuesto, se puede ¿porqué no? A menos que el virus desaparezca. Sin él, estamos condenados a volver a ser como antes. Sin lugar a duda. Por eso, dejemos el virus y despejemos nuestra cabeza y busquemos un estado razonable.

Pregunta: Cuando dice que el virus no desaparecerá, ¿quiere decir, despejar la cabeza para hacerlo?

Respuesta: Para permanecer en el estado actual y mucho, mucho más tiempo, para que comprendamos que queremos vivir para bien nuestro. Para bien nuestro, es el estado en el que quiero estar por siempre. Esta puede ser una razón atractiva.

Toda la vida, lo único que hicimos fue evitar el tema de la muerte. El virus nos ofrece una nueva perspectiva: no intentes huir de la muerte, no puedes evitarla. Hagamos algo para superar este umbral imaginario de muerte. Podemos hacerlo Podemos ser inmortales. Y el virus puede ayudarnos a hacerlo.

Pregunta: ¿Cómo podemos ser inmortales?

Respuesta: Debemos elevarnos por encima de nuestro ego, ¡que nos está matando! Ego no es sólo actuar cuando deseamos presumir frente a otros, ser más fuertes o más inteligentes que los demás. El ego nos impone una percepción del mundo limitada. Si percibimos el mundo en nuestra estructura interna: nuestra alma. Veremos un mundo muy diferente: eterno, infinito, perfecto.

No tiene nada que ver con religión. Sintamos en nosotros que vivimos en un mundo perfecto y eterno. La sabiduría de la Cabalá nos lo dice. No aboga por ninguna religión. Sólo desarrolla el alma humana. Con eso, podemos llegar a ser verdaderamente felices.

Los millones desaparecerán de una forma u otra. El hombre no necesitará más que alimento saludable, de buena calidad, ropa normal y una familia sana. En realidad, es muy simple: mejor no trabajar para tirarlo todo. Trabajar y tirar, trabajar y tirar. Porque mi vecino tiene coche nuevo y el mío aún es viejo y así. Todo eso debe desaparecer.

Espero que entendamos que podemos llegar a ese estado, consulta nuestro material en Internet. La naturaleza nos ayudará a hacerlo. De lo contrario, nos destruiremos nosotros mismos.

La naturaleza ayudará y el virus no nos dejará.
[263985]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman» 18/mar/20

Material relacionado:
Que nos enseña el coronavirus
¿Por qué quieres vivir asi?
Protección contra el miedo 2

 

¿Por qué nos castiga la naturaleza con el coronavirus?

Mientras más nos desarrollamos, la naturaleza, cada vez más estricta, nos exige que mantengamos equilibrio entre recepción y otorgamiento. No podemos mantener ese equilibrio y conforme avanzamos, más sufrimos. 

No son fuerzas del mal que se vuelven en nuestra contra, sino un desequilibrio, entre fuerzas de recepción y de otorgamiento, cada vez más grande. La fuerza de recepción, el deseo de disfrutar, crece constantemente, pero no está compensado ni corregido, por el deseo de otorgar. Por esto la naturaleza parece castigarnos. No es un sistema primitivo que nos castiga de forma instantánea y podemos entender lo que sucede, no es como si pusieras la mano en el fuego, te quemaras y la próxima vez no lo haces. Más bien, el sistema de la naturaleza es enorme y muy complejo, por eso, cuando recibimos una reacción negativa en alguna parte, no sabemos exactamente de dónde ni por qué viene. 

Resulta que aprender la lección no es fácil. La humanidad aún no se da cuenta de que el ego daña y provoca todos los infortunios en el mundo. Nunca culpamos a nuestro ego, que constantemente crece, nos demanda y nos obliga a recibir siempre en nuestro beneficio, por cualquier medio. No podemos entenderlo y pensamos que todo está bien. 

La humanidad no ve que su deseo de disfrutar es la fuerza del mal. Además, el egoísmo es la máquina del progreso, sin él, regresaríamos a las cuevas. Por lo tanto, no tenemos elección, más que desarrollar nuestro deseo egoísta cada vez más e intentar darle la satisfacción que exige. 

Últimamente, hemos estado corriendo para satisfacer nuestro deseo consumista, para vender más y ganar más en nuestro ego. Esto define nuestra generación: ya no elaboramos productos esenciales para la vida, nos hemos sofisticado tanto, en el intento de satisfacer los caprichos de nuestro ego imprudente.   

Por eso la naturaleza nos castiga, por usar nuestro deseo excesivo y desenfrenado de disfrutar, que exige cosas totalmente innecesarias para vivir. El deseo de recibir es parte de la naturaleza, pero lo usamos de forma incorrecta. En lugar de llevar al sistema de la naturaleza a la armonía, utilizamos el deseo de recibir a nuestro capricho y sacamos de balance a la naturaleza. 

En vez de mantener un balance correcto entre la fuerza de recepción y la fuerza de otorgamiento, creamos desequilibrio en una dirección o en otra; por eso, hay distorsión en la naturaleza. Como resultado, hay plagas de la naturaleza que nos afectan. Les abrimos la puerta con nuestras relaciones incorrectas. 

¿De dónde vino el Coronavirus y otros virus que se manifiesten en el futuro? Sólo de la conexión egoísta e incorrecta, entre todas las partes de la sociedad humana. 

Estamos en el grado más elevado de la naturaleza, por eso, con nuestras relaciones torcidas provocamos distorsiones en los niveles inferiores: animal, vegetal e incluso, en la naturaleza inanimada. En el nivel inanimado, vemos que todo el globo está explotando desde cataclismos: tifones, erupciones volcánicas, calentamiento global o formación de glaciares. 

Las distorsiones en el nivel vegetal nos llevarán al punto en el que no tengamos nada para comer. En el animal, veremos la aparición de distintos virus y puede haber miles de ellos. Además, aún estamos por ver la infestación de langostas, como en las plagas egipcias. 

Causamos todas estas plagas con nuestras propias manos, al relacionarnos con los demás en forma distorsionada. Engendramos toda clase de manifestaciones horribles en los niveles inferiores que consumen los productos de nuestro trabajo, como un tumor canceroso.   

Bajo esas circunstancias, el coronavirus es corrección para compensar las distorsiones que creamos a nivel espiritual en nuestra conexión. Como resultado, incluso las distorsiones de niveles inferiores, se están revelando y nos obligan a cambiar hacia la corrección. 

Gracias al coronavirus, ya producimos menos bienes, viajamos menos y tenemos menos diversión. La humanidad se relajó y aplacó su ego arrogante que está destruyendo el planeta.  

Si la epidemia empeora, el mundo se detendrá completamente: todos se quedarán en casa, en vez de volar de un lado a otro del mundo, dejaremos de hacer toda clase de cosas estúpidas. 

Ayer, las noticias mostraron un aeropuerto totalmente vacío. 

Es una corrección; ¿por qué la gente necesita correr a algún lado? Ahora tendremos tiempo de pensar lo que estamos haciendo. De pronto, estamos aterrorizados: ¿qué estamos haciendo? ¿por qué fuimos a cierto lugar y gastamos el dinero que ganamos con cargas de trabajo extra?  

Ahora, nos podemos sentar tranquilamente y pensar. De hecho, hay algo en que pensar. Nos podemos comunicar con los demás, hacer algo útil. ¿Cuál es el beneficio de ver algunas piedras en Roma o París? Mejor veo a mis amigos, vecinos y familia. Finalmente, veré a mis hijos, porque ya olvidé cómo son y su nombre.

Le preguntaré a mi hijo: “Querido, cómo va la escuela? y responderá: “Ya no vamos a la escuela desde hace mucho tiempo, estudiamos en línea”. De esta forma tendremos tiempo para platicar un poco y llegar a conocernos mutuamente. 

Resulta que es una corrección. Sirve para que la humanidad se detenga y sienta su impotencia e incapacidad para controlar todo. Podemos detenernos en un segundo y hacer cualquier cosa con nosotros. 

Si mañana aparece un virus en la agricultura ¿qué comeremos? Eso es en lo que debemos pensar, en lugar de matarnos uno al otro y hacer juegos políticos. No puedes actuar con egoísmo si no tienes nada que comer. Entonces, comencemos a pensar en la vida, no en controlar al mundo, cada quien en su propia arrogancia.
[261260]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 5/mar/20, Escritos de Baal HaSulam, artículo “La Paz

Material relacionado:
Pronóstico de la epidemia del coronavirus
Los desastres en el mundo, son las plagas egipcias modernas
Coronavirus:¿una bendición disfrazada?

¿Con qué deseos trabajamos?

Pregunta: ¿Con qué deseo debemos conectar, con el de espiritualidad o con cualquier deseo?

Respuesta: Sólo espiritualidad. Los otros deseos no nos interesan. Son diferentes ¿para qué preocuparnos por ellos?

Si tienes alguna aspiración en la vida; por ejemplo, convertirte en músico o zapatero. No importa. Sólo me importa tu actitud hacia el Creador. Sólo en esta intención, en este deseo, quiero acercarme. Los demás deseos no me conciernen, son corpóreos.

No me interesa lo que haces: familia, trabajo, pasatiempos. Para mí, lo único importante es tu meta hacia el Creador y mi meta hacia el Creador. Si los combinamos, seremos más fuertes y estaremos más cerca de recibir la Luz superior de Él.

Pregunta: Si alguien en esta cadena no desea revelar al Creador, ¿puede afectar a todo el sistema?

Respuesta: No. Esos deseos no pueden afectar el sistema. Por supuesto, puede haber de todo entre nosotros, pero no afectan a los demás porque cada uno se conecta de acuerdo con su deseo. Y si no tienen deseo verdadero de espiritualidad, no se conectan con nosotros. Existen en su forma animal, pero en espiritualidad, no están con nosotros.

Pregunta: Hay deseos espirituales más fuertes y más débiles ¿se absorben entre ellos?

Respuesta: Nadie absorbe nada ni a nadie, porque todos los deseos son totalmente diferentes. Difieren unos de otros. Lo único que pueden hacer es conectarse.
[262018]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá»,  16/feb/20

Material relacionado:
Uniendo los deseos
El deseo es como un objetivo para la luz
Extranjeros – deseos superiores

Lección diaria de Cabalá – 17/abr/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre:»Sobre la razón anterior», parte 1
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre:»Sobre la razón anterior», parte 2
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora