entradas en 'Hombre y mujer' categoría

¿Por qué el divorcio afecta más negativamente a los hombres que a las mujeres?

KabNet publicó mi nuevo artículo: «Por qué el divorcio afecta negativamente a los hombres más que a las mujeres«

El divorcio o la separación parental están asociados una serie de consecuencias negativas que afectan a todos los que participan en ese proceso. Ahora bien, tal como señalan numerosos estudios, ¿por qué resulta particularmente difícil para el hombre? ¿Cómo podrían hombres y mujeres crear un sistema de apoyo que no solo ayude a la pareja a superar los desafíos relacionados con la separación, sino que también ayude a los niños a hacer frente a la separación de sus padres?

El matrimonio está directamente relacionado con el estado de salud de los hombres. El 66% de los hombres dependen de su esposa en lo referente al apoyo social básico. Así pues, un divorcio supone un importante aumento de la sensación de aislamiento en el hombre. Además, los hombres socialmente aislados aumentan su riesgo de muerte por enfermedad cardíaca en un 82%.

¿Por qué es más difícil para los hombres soportar el divorcio?

Al comparar el impacto del divorcio por géneros, descubrimos que una de las razones por las que los hombres encuentran más difícil lidiar con una separación es su mayor dificultad para abrirse y compartir con otros su dolor, su sensación de fracaso y preocupación con respecto al divorcio. En comparación con las mujeres, dado que los hombres son menos propensos a buscar ayuda cuando su familia se deshace, aumentan sus posibilidades de sufrir estados de desesperación, estrés y depresión. En algunos casos, surgen en ellos graves problemas de salud mental que incluso pueden llevarlos al suicidio. Según señala una investigación de la Universidad de California, los hombres divorciados son nueve veces más propensos que las mujeres a morir por suicidio. ¿Cómo puede explicarse esto?

En general, los factores que perjudican la salud mental y física de los divorciados son la pérdida de control sobre la vida, el deterioro del sentido familiar y social, el estrés económico, la soledad y el vacío. Todos estos sentimientos se intensifican en los hombres divorciados. Además, a esta ya de por sí difícil situación, podemos añadir el potencial de acusaciones falsas que a veces forman parte de las disputas legales en la obtención de la custodia de los hijos.

Existe la idea extendida –y sin embargo errónea– de que es más fácil para un hombre vivir una vida de soltero después de una separación, una vida libre de preocupaciones y compromisos, mientras que las madres solteras se sienten abrumadas con la tarea de criar solas a sus hijos, a menudo lidiando con la mayor parte de las cargas económicas sin ayuda. Sin embargo, en la práctica, esta imagen resulta ser frecuentemente infundada. En lugar de celebrar su supuesta libertad, los hombres generalmente se sienten como niños abandonados, solos en el mundo, incapaces de recoger los pedazos de sus vidas rotas y seguir adelante. Su confianza y su autoestima quedan socavadas con el divorcio.

Mientras que, en muchos casos, las mujeres reciben la custodia casi completa de los hijos, los padres también acaban viéndose «divorciados» de sus hijos. Los constantes enfrentamientos con el excónyuge a menudo complican la relación con los hijos que, a veces, guardan un rencor hacia el padre por irse de casa, sintiéndose distanciados de él independientemente de la compensación que el padre pueda intentar darles para que sigan manteniendo su nivel de vida.

Mayor comprensión con el otro lado

Lo que a la sociedad occidental se le está pasando por alto es que un hombre, a pesar de la imagen de «macho» que puede proyectar para ocultar sus propias inseguridades, depende casi totalmente del apoyo emocional de la mujer que está junto a él y de su familia para sentir un bienestar. Esto es así mucho más de lo que la mayoría podemos imaginar. La sabiduría de la Cabalá explica que el hombre –por naturaleza– es frágil, vulnerable y necesita una influencia femenina que se asemeje a la figura materna para acompañarlo desde la infancia y a lo largo de toda su vida. Así como un feto recibe alimento de su madre a través del cordón umbilical, un hombre sigue necesitando el alimento de una mujer en forma de apoyo y cuidado para sentirse pleno.

A cambio, las mujeres deberían recibir de los hombres seguridad, confianza y el absoluto reconocimiento a la contribución y el papel fundamental que ellas desempeñan. Un hombre necesita recalcar constantemente el amor y el aprecio por su esposa y debería mimarla y abrazarla tanto como sea posible para evitar perderla.

El problema es que ni los hombres ni mujeres han recibido una educación sobre cómo entender este mecanismo interactivo de apoyo mutuo y cómo usarlo positivamente en aras de la estabilidad familiar. Cada componente de la pareja está encerrado en su ego, en su propio interés individual, y a menudo se malinterpreta al otro; hasta que su relación es ya incapaz de soportar la crisis emocional resultante y se toma la decisión de romper la unidad familiar.

La clave para unas relaciones exitosas

De hecho, el éxito de un matrimonio no depende ni de la atracción física ni tampoco de la personalidad, como nuestra cultura consumista puede hacernos creer. El éxito de una pareja depende de la actitud y de la calidez que ambos tengan entre sí: esa es la condición indispensable para una relación equilibrada.

Tendríamos que dejar de asumir que sabemos lo que al otro le gusta o necesita. ¿Cómo podemos esperar que dos personas diferentes, de dos familias diferentes, con dos crianzas diferentes, sepan lo que el otro quiere? No es muy atinado sentarse y esperar hasta que el otro de repente haga algo positivo por uno. En vez de eso, ambos deberían conversar de forma abierta y proactiva acerca de sus necesidades. Y entonces se darían cuenta de cuán positiva resulta esa comunicación para la relación de pareja.

Pero si, aun después de hacer todos los esfuerzos posibles para preservar la unidad familiar, el divorcio parece inevitable, es indispensable que los excónyuges sepan estar por encima de su propia naturaleza, de sus propias diferencias, y construyan una vida como amigos. Con un escenario así, gracias a esa comunicación saludable y a unas relaciones cordiales, todos los miembros de la familia –hombres, mujeres, niños– saldrán beneficiados. Todo comienza con una educación que promueva el desarrollo de relaciones cercanas y positivas.

¿Cómo arreglar relaciones dañadas?

Pregunta: Las relaciones dañadas estropean vidas enteras, pueden ser confusas sólo a causa de pequeños malos entendidos ¿qué es lo correcto para prevenir el resentimiento y las relaciones dañadas y, mejorarlas?

Los psicólogos dan las siguientes recomendaciones: intenta entender el punto de vista del colega. El resultado de la acción no siempre es intencional. La dificultad con algunas micro-manifestaciones es que todos aplicamos diferentes estándares para su evaluación. 

Respuesta: ¿Cuáles son los estándares? El estándar es mío -cómo veo a otros y me comparo con ellos o cómo me veo a mí mismo y comparo a otros conmigo. Esto es completamente equivocado. Es como tomar un vestido y ponérmelo. Si lo visto, mi estómago y mis delgados brazos sobresaldrán y el vestido lucirá feo en mí. 

No hay estándares en común. Sólo puede haber un estándar -en beneficio de mi prójimo. Eso es todo, no percibo a nadie de ninguna manera, ni a mí mismo ni a nadie más. Sólo estoy interesado en una cosa: si algunas situaciones ocurren, ¿ocurren en beneficio del hombre? 

Por hombre me refiero a la humanidad, la imagen general de la persona. De ninguna manera considero a alguien en específico o, definitivamente estaré perdido. 

Pregunta: ¿Cómo podemos entender correctamente el punto de vista de la otra persona?, ¿saber si tiene razón o no?

Respuesta: No puedo entender a otra persona ¿cómo puedo entenderla? ¿cómo puedo salir de mí mismo para entender al otro? 

No, simplemente necesitamos actuar de manera que sea buena para la otra persona, para cualquiera. Es decir, excepto por mis necesidades para sobrevivir, en todo lo demás que dependa de mí, debo actuar por el bien de otros. 

Esto es natural. A menudo, como resultado de nuestros hábitos. Hacemos algunos movimientos, gestos o expresamos algunas palabras, frases que podrían parecer ofensivas para otros. 

Podríamos ni siquiera sentirlo ni entenderlo. Es necesario afinar el corazón. El corazón debe ser ajustado para ser bondadoso hacia otros. Lo demás no funcionará en absoluto. 

Si una persona está en sintonía cordial con otra, será interpretada correctamente. Incluso si dice algo equivocado o de alguna manera, no  pudo expresarse, la otra lo sentirá. 

Dirige el corazón hacia la otra persona, hacia todas las personas, hacia el bien. Necesitamos acostumbrarnos. Necesitamos educarnos. Es necesario que la misma actitud sea mantenida para el entorno y la sociedad circundante. Así, todo estará bien.
[254793]
De Kabtv “Noticias con Dr. Michael Laitman”, 14/jul/19

Material relacionado:
Una nueva vida #806 – Buenas y malas cualidades
Juntos en las buenas o en las malas
La amistad en Internet podría no ser fuerte

Hombre y mujer, parte 13

Familia del futuro

Pregunta: Está escrito, «Un hombre y una mujer y el Creador entre ellos» ¿qué significa?

Respuesta: Significa que si las partes masculina y femenina, altruismo y egoísmo, se conectan para crear algo común hacia otorgamiento, amor mutuo y, en general, fuera de sí mismos, la fuerza superior llamada «Creador» se siente entre ellos. 

Pregunta: ¿Podemos decir que nunca habrá un matrimonio normal sin la cualidad de otorgamiento y amor mutuos, es decir, el Creador no se revelará entre ellos?

Respuesta: Si, absolutamente. Por eso en nuestro tiempo experimentamos estas crisis familiares. Sólo podremos construirla si entendemos que necesitamos formar la familia en una nueva organización, perfecta para la familia interna, bajo nuevos contratos.

La familia es la unidad diseñada para enseñarnos a interactuar correctamente con toda la humanidad, porque el mundo entero existe en la familia.
[255165]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 31/dic/18

Material relacionado:
Hombre y mujer, parte 10
Hombre y mujer, parte 4
Hombre y mujer – complementación mutua

Hombre y mujer, parte 12

Hombres y mujeres: responsabilidades y posibilidades

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre hombres y mujeres con respecto a los materiales y fuentes cabalistas? ¿qué pueden y deben leer las mujeres y qué deben leer los hombres?

Respuesta: Ambos pueden y deben leer absolutamente todo. Sin embargo, para los hombres, es un deber diario, para las mujeres, depende de su tiempo libre.

En cuanto al camino espiritual y al logro del Creador, para los hombres, de nuevo, es un deber, para las mujeres, es a voluntad según sus posibilidades.

Pregunta: ¿Hay alguna limitación con respecto a las fuentes? 

Respuesta: No.

Pregunta: ¿Significa que a todos se les permite leer El libro del Zóhar y Talmud Eser Sefirot (Estudio de las diez Sefirot )?

Respuesta: Por supuesto. Absolutamente todo.

Pregunta: En la decena ¿se requiere el trabajo tanto de mujeres como do hombres?

Respuesta: Sí. Sin embargo, la mujer está libre de estos mandamientos, los realiza según el tiempo; es decir, no tiene que correr a la clase a las tres de la mañana. Si lo necesita y si su carga de trabajo y su ocupación en el hogar lo permiten, puede escucharla en cualquier momento. Pero, para los hombres es un deber.

Pregunta: ¿Qué acerca de la difusión de la sabiduría de la Cabalá?

Respuesta: Es deber de hombres y mujeres difundirla, las mujeres deben hacerlo no menos que los hombres porque está relacionado con su función de dar a luz; a través de ella, la corrección llega al mundo. Por lo tanto, ella está ligada a la difusión aún más que el hombre.

Pregunta: ¿Deben tanto hombres como mujeres hacer un análisis interno, trabajo interno, todo tipo de escrutinios?

Respuesta: Todo esto es necesario para ambos. Sin embargo, la mujer lo hace siempre que puede, en el momento en que está libre, para el hombre es un deber, en ciertos momentos, en ciertas circunstancias. Hay un plazo claro para los hombres, pero no para las mujeres. También hay instrucciones claras sobre la cantidad y la calidad del trabajo para los hombres, pero no para las mujeres.
[255165]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 31/dic/18

Material relacionado:
Hombre y mujer, parte 9
Hombre y mujer, parte 10
Hombre y mujer, parte 11

Hombre y mujer, parte 11

Aprendiendo a amar

Comentario: Cuando hablamos de la pareja casada, surge el concepto de amor. Sin embargo, desde el punto de vista cabalístico, el amor es completamente diferente. 

Mi comentario: En las relaciones corporales el amor se basa en instintos, en hormonas. Sin embargo, en Cabalá las concesiones mutuas, la atracción mutua, la ayuda mutua y el cuidado mutuo, son llamados amor. En principio, el amor es un estado en el que sientes los deseos del otro y los satisfaces. 

Pregunta: ¿Significa que soy una herramienta para satisfacer al otro?

Respuesta: Si. En ese caso, podemos decir que amas. 

Comentario: Alguna vez usted dijo que la unidad para medir el amor es la unidad del sacrificio. 

Mi comentario: Si. Es el grado en el cual te sacrificas, es decir, tu diligencia, tus esfuerzos son para satisfacer al otro. 

Pregunta: Si el amor es construido en base a concesiones mutuas, entonces ¿quién debe conceder? Si yo concedo, el otro tomará ventaja de mí y viceversa ¿cómo elegir la medida?

Respuesta: En este caso, un contrato conjunto es hecho entre dos partes extremadamente opuestas, firman un convenio mutuo y deciden ayudarse uno a otro a revelar al Creador entre ellos. Esto debe ser enseñado, estudiado y alimentado.
[255155]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 31/dic/18

Material relacionado:
El amor, el matrimonio y la Cabalá
Levando anclas hacia las relaciones espirituales
El auto sacrificio por encima del amor y del odio

Hombre y mujer, parte 10

¿Podemos cambiar el carácter del cónyuge?

Observación: Entendemos que el libre albedrío es sólo en la selección del entorno y que no podemos cambiar las cualidades básicas del hombre.

Mi Comentario: No hay necesidad de cambiarlas.

Pregunta: ¿No deberíamos tratar de pedir a nuestro cónyuge que cambien sus cualidades?

Respuesta: ¡De ninguna manera! Nos fueron dados por la naturaleza y seguirán siendo los mismos. Lo único que podemos hacer es combinar su uso en beneficio de nuestra conexión, para que ahí revelemos la fuerza superior. Este es nuestro objetivo, nuestra recompensa.

El libre albedrío consiste sólo en que yo mi parte opuesta nos anulemos y formemos un lugar en la anulación mutua en el que descubriremos la fuerza superior, como está escrito, “Marido y mujer, el Creador entre ellos».
[255152]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 31/dic/18

Material relacionado:
Hombre y mujer, parte 4
Matrimonio y familia, parte 5
Hombre y mujer, parte 6

Hombre y mujer, parte 9

Todos los días un nuevo comienzo

Pregunta: La primera pregunta  de los principios del grupo cabalístico es las concesiones y auto-anulación. ¿Es posible llegar a un acuerdo en la familia para comenzar el día siguiente como si nada hubiera pasado ayer concediéndose amnistía mutuamente y tratando de evitar situaciones que usualmente conducen a disputas? 

Respuesta: Necesitamos comenzar todos los días de nuevo a pesar del hecho de que ayer hubo algunas disputas. Tanto en el grupo como en la familia, debemos comenzar constantemente de nuevo como si nada hubiera pasado.

Pregunta: ¿Cómo hacemos eso?

Respuesta: Es a la vez muy simple y muy difícil.

Pregunta: Digamos, hoy estamos de acuerdo: «Hagámoslo de esa manera». ¿Qué pasa si mañana no puedo comenzar de esa manera, qué me obligaría?

Respuesta: Si ustedes han firmado dicho acuerdo, estarán orgullosos de observarlo. Su egoísmo no sufrirá, y será más fácil para ustedes pisarlo.

De hecho, ni siquiera lo pasas por alto; más bien, simplemente demuestras cuán hombre eres: «Aunque no quiero, debo hacerlo porque lo prometí». Y tendrás algo de qué enorgullecerse.

En cuanto a su esposa, tendrá que estar de acuerdo con su nuevo comportamiento.

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre el egoísmo de una mujer y el egoísmo de un hombre?

Respuesta: Estos son tipos de egoísmo completamente diferentes. No se pueden combinar de ninguna manera.
[255148]
De Kabtv «Fundamentos de la Cabalá», 31/dic/18

Material relacionado:
Masculino y femenino, parte 1
Masculino y femenino, parte 2
Masculino y femenino, parte 3

Hombre y mujer, parte 8

Vida familiar — Un sistema negociado

Observación: Para evitar conflictos en la familia, los cabalistas recomiendan establecer de antemano un marco claro y límites en la relación, sin olvidar recordarlos y no tener miedo de dar señales a su pareja si estos  se violan.

Mi Comentario: La vida familiar es un acuerdo que, por supuesto, puede cambiar. Sin embargo, sigue siendo un sistema contractual.

Dos personas celebran un contrato entre sí, que es continuo, en constante cambio y desarrollo. Luego se les unen los niños, la propiedad común y las influencias mutuas que aumentan en gran medida sus impresiones de esta vida, familia, etc.

Es decir, tenemos la expansión constante de los términos del contrato. Por lo tanto, necesitamos discutirlos todo el tiempo.

Observación: En principio, el mismo acuerdo también existe en un grupo cabalístico entre amigos, entre personas de ideas afines. Sin embargo, me parece que hay mucha más comunicación e interacción en la familia que en el grupo cabalista. Al menos económica y emocionalmente.

En un grupo de personas de ideas afines, estamos conectados solo por la misma idea, que todavía es abstracta y no existe en nuestros sentimientos.

Mi Comentario: Si es posible crear tal conexión, tal unidad en la pareja, podría ser un incentivo muy serio para lograr una meta espiritual.

Pregunta: ¿Significa que si ambas personas están de acuerdo podemos tomar todos los principios del trabajo en el grupo sobre los que Rabash escribe y aplicarlos en la familia?

Respuesta: Es muy difícil, pero posible.

Pregunta: ¿Entiendo correctamente que es mucho más difícil usarlos en la familia que en el grupo?

Respuesta: Yo no sé. Es muy difícil para mí hablar de esto. Aunque veo algunos ejemplos exitosos entre mis alumnos y estoy contento con ellos, hasta ahora son algunos casos aislados.

Pregunta: ¿Seguiría recomendando a las parejas que trabajen de esta manera?

Respuesta: Sí y no. El problema es que un hombre primero debe dominarse en un grupo masculino.

Vemos esto de la historia. Cuando se convierte en hombre, es decir, que está en el grupo de hombres donde comienza a recibir contacto con el Creador, entonces puede conectarse correctamente con la mujer correcta. No es simple

Pregunta: ¿El trabajo en una familia reemplaza el trabajo en un grupo?

Respuesta: Y no recomendaría comenzar a trabajar en la familia hasta que una persona se haya ajustado seriamente al grupo.
[255144]
De Kabtv “Fundamentos de la Cabalá” 31/dic/18

Material relacionado:
Masculino y femenino, parte 2
Dos personas está bien, pero tres es aún mejor
Una conexión mutua entre dos fuerzas 

Familia y matrimonio, parte 13

Almas gemelas

Pregunta: ¿Cómo sucedió que el hombre tiene familia y parientes? 

Respuesta: Todo llega del sistema espiritual.

Pregunta: ¿Son almas gemelas?

Respuesta: Si. Son cercanas. En algún nivel se alimentan de ti. Las debes alimentar en cierto sentido, cuidarlas. Tal vez con el tiempo llegue a ser tanto en la forma material como en la espiritual. 

Pregunta: Según Cabalá, el hombre debe cuidar a su familia. Incluso existe ese mandamiento ¿cuál debería ser la relación con los parientes: tías, tíos, abuelas y abuelos? 

Respuesta: Por ahora, nuestra formación en el camino espiritual se está llevando a cabo. Pienso que después, cuando las masas lleguen al estado espiritual, la estructura de relaciones, a lo largo de las líneas espirituales, se establecerá en consecuencia.
[254346]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 1/ene/19 

Material relacionado:
Familia y matrimonio, parte 9
Familia y matrimonio, parte 5
Familia y matrimonio, parte 8

Hombre y mujer, parte 7

El esposo y la esposa provienen del mismo entorno

Observación: Según Cabalá, existe la ley de equivalencia de forma, que dice que debemos buscar pareja con la que tengamos base y cualidades comunes.

Mi Comentario: Si es necesario. Es recomendable buscar una pareja que venga del mismo entorno que tú y que esté cerca de ti.

Observación: Sin embargo, Cabalá también dice que la conexión de los opuestos da un efecto mayor y mejor.

Mi Comentario: No necesitamos «efectos». Necesitamos paz y una existencia normal. Hablamos de la familia.

Necesito que mi esposa entienda mis gustos y hábitos, que me sienta, porque ella misma vio algo similar en la sociedad donde se desarrolló. Si me caso con una mujer del otro lado de la Tierra, podría funcionar, pero siempre tendremos algunos malentendidos en un nivel puramente instintivo.

Pregunta: ¿Usted sigue recomendando que haya similitud de propiedades?

Respuesta: Sí. En principio lo vemos en la Torá, cuando Abraham aconsejó a los jóvenes que trajeran esposas de los mismos lugares de donde venían.
[255131]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 31/dic/18

Materiala relacionado:
Matrimonio y familia, parte 5
Una esposa no debe desdeñar a su marido
Masculino y femenino, parte 1