entradas en 'Egoísmo' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 14 /oct/21

Somos peor que los #animales. Un animal se detiene si siente peligro, el hombre no puede. El #ego es más fuerte que nosotros. se nos dio de arriba y nos domina. Le obedecemos sumisamente, en lugar de seguir el instinto de supervivencia animal. Al hacerlo, destruimos el planeta.

De Twitter, 14/oct/21

Destrucción de la unidad social

Pregunta: La mujer está naturalmente orientada a la familia y quiere preservarla. Necesita sensación de pertenencia al hombre y a la familia y está dispuesta a sacrificar mucho ¿por qué el hombre moderno no puede darle a la mujer esta sensación de pertenencia? 

Respuesta: El ego no lo permite: “¡No quiero ser asociado con nadie!”

Es decir, puedo ser asociado con alguien, pero sólo cuando es conveniente para mí, cuando es placentero, cuando quiero ser servido y satisfecho. Pero en el momento en que no lo necesito, que no haya mujer alguna ni familia, nadie a mi lado. Así es como el egoísmo se comporta. 

En esos estados, cuando no puede tolerar ser forzado a hacer algo, para no estar en deuda con nadie, es imposible sostener una familia, porque la familia es una asociación y antes que nada, concesiones mutuas. 

Ceder mutuamente es forzarse a hacerlo ¡No lo quiero! No puedo hacerlo, mi ego no lo permite. Por eso, la familia de hoy está derrumbándose. Y nos esperan tiempos incluso más terribles. 

La gente intentará encontrar cierto tipo de reemplazo, cierto tipo de sustituto, juntarse y después romper. Los hijos abandonarán a sus padres pronto y se volverán independientes más pronto. El estado y la sociedad tomarán algunas funciones adicionales. 

Es decir, veremos la destrucción gradual de su base, la célula de la humanidad, la célula de nuestra sociedad, algo que ni siquiera los animales tienen. En los animales la familia es preservada por el tiempo necesario para la procreación de las especies. 

Y hoy que el estado da asistencia a madres o padres solteros, no ven ninguna razón para mantener a la familia junta.
[288079]
De Kabtv “Close.-up: Emancipación”

Material relacionado:
Historia de la humanidad – un vistazo al interior, parte 1
El libro más importante para la humanidad
La armonía interior de la humanidad

La doble obra del egoísmo

Cuando el bebé nace en este mundo, comienza a familiarizarse con él. No sabe qué ha inventado la gente, qué sistemas, bancos, asistencia sanitaria, etc.

Un cachorro de animal recién nacido comprende todo lo que sucede a su alrededor. Sabe: esta es mamá, este es papá, están conmigo en la manada, esto es mío y estos son enemigos, extraños, etc.

Para el hombre, sin embargo, todo es muy complicado. Nuestro ego trabaja tanto “a favor” como “en contra” de nosotros. Por un lado, quiero acercarme a los demás para poder disfrutarlos y usarlos para mi propio bien.

Por otro lado, trato de alejarme de ellos y no darles la oportunidad de gobernarme. Estamos constantemente en relaciones muy opuestas, rechazo y atracción. Y no sabemos cómo equilibrarlas.

Hay muchas teorías sobre este tema y naturalmente, a medida que se desarrolla el ego, cambian tanto las teorías como las prácticas. El egoísmo creciente alcanza gradualmente cierto límite que debemos destruir y pasar a un nuevo nivel.

Hay personas que alcanzan este nivel más rápido que otras. Y están ansiosas por lograr una revolución. Y hay quienes dicen: “¿Y qué? ¿cuál es el problema? No hay nada especial”.

Es decir, la sociedad no es homogénea. No es una manada que entiende que así vivimos y eso es todo. Todos tienen un desarrollo diferente del ego. Además, todos son diferentes en su forma de vida, perspectiva, carácter y en sus manifestaciones. Por eso, la estructura de nuestro sistema social es tan confusa.
[287830]
De Kabtv «Close-up«

Material relacionado:
El difícil trabajo contra el egoísmo
El egoísmo al servicio del mundo
Resiste el egoísmo

Diferencia entre el grado humano y el resto

Pregunta: La gente ha estado interesada durante mucho tiempo en el establecimiento de países. Hay nueve teorías ampliamente aceptadas sobre el tema. Cabalá considera que este proceso es el desarrollo del deseo de recibir ¿qué es este proceso?

Respuesta: No soy ni politólogo ni experto en formación de Estados. Pero cuando escucho a los científicos, veo lo abstrusos que son: cada uno tiene sus propias teorías y hay muchas de estas teorías, los científicos están llenos de ellas.

Cabalá explica todo de manera mucho más simple. La cuestión de la creación es el deseo de disfrutar, es decir, el deseo egoísta.

En el mundo inanimado, vegetal y animal, este deseo se manifiesta en forma primitiva, en la preservación de su existencia. Los cristales, minerales y metales se esfuerzan por preservar su estructura, como la red cristalina o la estructura de átomos o moléculas.

Una planta, naturalmente, se esfuerza por sobrevivir para existir de acuerdo con el principio de lo mejor para su deseo de disfrutar, de llenarse de vida. Y los organismos animales también tienen la capacidad de moverse, de reproducirse de una manera específica, porque su egoísmo requiere tal realización.

En cuanto al hombre, esto se manifiesta en envidia, celos, sufrimiento al compararse con los demás a medida que adquiere nuevos deseos; los absorbe viendo a los demás. Es decir, tiene una capacidad infinita para desarrollarse debido a una afluencia de deseos extraños. Debido a los celos y la envidia, siempre encuentra nuevas metas para sí mismo.

Por eso, el nivel humano es muy diferente a los demás. Por ejemplo, la naturaleza inanimada, que se formó después del Big Bang y la posterior expansión del universo, se desarrolla de acuerdo con ciertas leyes y no hay problemas con eso.

La naturaleza vegetal existe, muere, renace y por eso ha ido cambiando durante millones de años. En la naturaleza animal tampoco ocurre nada especial; conocemos los hábitos y carácter de los animales. Es cierto que los diferentes animales e incluso sus diversos tipos tienen caracteres relativamente diferentes, pero no se parece en nada al hombre que pasa por cambios significativos a lo largo de su vida.

La gente construye, no de forma natural, sino algunas combinaciones incomprensibles entre ellos. Esto no es solo una familia, como en el mundo animal, donde una pareja da a luz cachorros, los cría y ese es el propósito de su existencia.

Los animales viven de acuerdo con la ley instintiva de la naturaleza, que se expresa sin falta, en formar agrupaciones específicas o rebaños más grandes. Pero todo esto, regido por el instinto, nunca cambia. Los líderes cambian, pero el estilo de vida en sí se establece para cada tipo de animal.

No es así para el hombre. A medida que cambia su egoísmo, también cambia lo que crea a su alrededor. Una vez la gente vivió como animales en grupos. Quizá tuvieron hijos comunes, esposas comunes y maridos comunes.

Con la manifestación de un mayor egoísmo, se empezó a compartir. Pero cuando desapareció la necesidad de apoyarse, protegerse de los animales salvajes o ir a cazar juntos, la gente comenzó a separarse y crear su propio hogar. Así fue como, paulatinamente, se fueron consolidando las especialidades: se es zapatero, herrero, etc.

Es decir, se formaron varios grupos y clanes, se estableció un sistema muy complejo de relaciones entre personas, se necesitaban abogados, economistas y otros especialistas.

El cuerpo humano, que se desarrolla constantemente debido a su egoísmo interno, requiere de nosotros una organización nueva, cada vez más compleja y confusa que es incomprensible para la persona común.
[287790]
De Kabtv «Close-up»

Material relacionado:
“¿Hay cura para el cáncer?” (Quora)
Llevar una vida humana
La diferencia entre el deseo animado y el deseo humano

“¿Si pudiera darle parte del conocimiento que tiene a todos en el mundo, qué elegiría? Cualquier cosa siempre y cuando sea específica”. (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Si pudiera darle parte del conocimiento que tiene a todos en el mundo, qué elegiría? Cualquier cosa siempre y cuando sea específica”. 

Hace 6,000 años comenzamos a desarrollar el ego. El ego constantemente nos impulsó a desarrollarnos y nos quitó la verdad. En el pasado, como animales, estábamos conectados con la naturaleza e instintivamente cumplíamos sus leyes. Pero, el ego nos separó de la naturaleza. Por eso estamos fuera de equilibrio y nos volvimos egoístas. Porque la naturaleza es altruista y opera con leyes altruistas. 

Por lo tanto nos volvimos cada vez más egoístas y separados de la naturaleza. En nuestra era, la globalización reveló el enorme grado de nuestra interconexión e interdependencia y el grado al que nos odiamos. Hoy, podemos ver nuestra endeble base egoísta, como la base de nuestros infortunios. Por eso necesitamos entender que la única salida es cambiar nuestro ego en otorgamiento, en altruismo. 

Este es el conocimiento que me gustaría transmitirle a la gente. Está en la sabiduría de la Cabalá, que nos dice que con el método de “la sabiduría de la Cabalá” podemos cambiar nuestra naturaleza y salvarnos de la exterminación y los desastres que se incrementan en nuestro tiempo. Así nos da un buen futuro para nosotros, nuestros hijos y para el mundo y, eleva nuestra vida del nivel material, al nivel espiritual, eterno y perfecto. A menos que lo hagamos y lo hagamos rápido, revelaremos el mismo resultado pero con sufrimiento. La crisis global nos obligará de todas maneras a pasar por una transición predestinada, del egoísmo al altruismo. 

Basado en sesión de preguntas y respuestas con el cabalista Dr. Michael Laitman, 9/sep/06. Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

En la línea final de la historia

El pueblo de Israel fue formado con gente que sintió que era su deber conectarse para alcanzar el significado de la vida y su propósito, la corrección de la creación y la fuerza superior. Por eso, se llamaron a sí mismos Israel (Yashar-kel), es decir “directo al Creador”. 

Abraham los eligió de entre los habitantes de Babilonia, es decir, de las naciones del mundo en ese tiempo y les enseñó el principio primordial de conexión: ama a tu prójimo como a ti mismo. 

Así, se elevaron por encima del egoísmo, que constantemente crecía en la sociedad humana, con saltos y brincos. El crecimiento tiene el propósito de asegurar una brecha suficiente entre el enorme ego de la humanidad y el poder de conexión por encima de ese ego y la sociedad está obligada a lograrlo. 

Cuando llegamos a cierto grado de confrontación entre el egoísmo y la conexión, ahí comenzamos a revelar la fuerza superior, el mundo superior y que nosotros pertenecemos al mundo espiritual. 

El creciente ego sirve como maquinaria que nos eleva de este mundo hacia el mundo espiritual. De recepción a otorgamiento, de odio a amor. Si seguimos los principios de “el amor cubre todos las transgresiones” y “cada uno juzga de acuerdo a sus propios defectos”, individualmente y juntos como grupo, podremos llegar a una conexión tan fuerte, que el Creador será revelado en ella. 

Por miles de años, el grupo reunido por Abraham en Babilonia cambió mucho. Parte de él desapareció, se disolvió, en las naciones del mundo y aún está por ser revelado. Hubo muchos en el pueblo de Israel que alcanzaron el grado del Creador, según su habilidad de sobreponerse a su egoísmo y conectarse. 

Con los años, las condiciones cambiaron, pero el principio permaneció igual, porque las leyes del mundo son constantes y no cambian. Sólo necesitamos estudiarlas y obedecerlas para llegar al estado corregido. 

Por eso, necesitamos estudiar el proceso que el grupo de Abraham pasó a través de su historia, dado que “los hechos de los padres serán señal para los hijos”. De esto entenderemos la dirección hacia la que debemos avanzar, lo que nos sucede y qué señales de las obras de los padres pueden ser vistas hoy, dado que el principio eterno de ama a tu prójimo como a ti mismo, la ley de unidad está siempre en acción. 

Desde el Arí en adelante, todos los cabalistas han dicho que entramos a la era del Mashiaj, es decir, el tiempo del fin de la corrección. Queda una última etapa de desarrollo y puede ser muy larga. Como siempre, las naciones del mundo están aplicando presión sobre el pueblo de Israel y esta presión está diseñada para forzarnos a unirnos, aunque sea con sufrimiento. 

Los judíos deben sacar conclusiones de su historia, conectarse y tomar ejemplo de los padres. En esa conexión, casi de inmediato sentiremos que disminuye la presión externa por nuestra reacción correcta y por nuestros esfuerzos por conectarnos. 

Así, todas las guerras que surgen contra nosotros, inmediatamente cederán porque comenzaremos por nosotros mismos, sin presión externa. Si revelamos las fuerzas para el avance y nos apresuramos, los que nos lo impidieron, nos ayudarían. Esta será la tendencia correcta, en acuerdo con la fuerza superior única, que quiere ver a toda la humanidad en esa unidad. 

Si no nos esforzamos por avanzar hacia la unidad, al grado de la falta de ese esfuerzo  las naciones del mundo y las fuerzas negativas dentro del pueblo de Israel mismo, se elevarán, lucharán, habrá confrontaciones, para despertarnos y forzarnos a llegar a la conclusión correcta: entender la razón de la presión y lo que debemos hacer. 

Hoy estamos en un estado muy delicado, muy preciso. Hablé de este peligro hace muchos años, pero no esperaba que sucediera tan rápido y que ya en nuestra época ese estado especial se desarrollaría en todos los países y naciones del mundo. 

Vivimos en la era de nuevas tecnologías y comunicaciones globales y llegamos a cierto entendimiento interno de lo que está sucediendo: la responsabilidad del hombre por la Tierra y por todo el universo. 

Actualmente, hay mucha gente muy educada, con una visión amplia, no como antes. Casi todos tienen la oportunidad de viajar por todo el mundo, ver la vida de otras naciones y conectarse con  el mundo por encima de distancias e idiomas. 

Aun así, en el asunto del antisemitismo, vemos que nada aydua: la ley que avanza a la humanidad hacia la conexión, actúa de manera dura, se podría decir que incluso de forma cruel. Primero, pone presión en aquellos que deben ser los primeros para guiar a la humanidad como nación que está obligada a hacer este trabajo, ser pionera en este camino y guiar al mundo entero. 

No hay forma de evitar esta ley. La luz superior, la fuerza superior, están organizadas de tal modo que, tan pronto como el pueblo de Israel, el grupo que surgió de todas las naciones, se reunió durante el tiempo de Abraham, se una otra vez y todos los caminos se abrirán ante este pueblo. No hay obstáculos; al contrario, hay fuerzas de la naturaleza dispuestas a ayudarlos y a elevarlos sobre sus hombros, a grados espirituales. Y después toda la humanidad estará feliz de unirse. 

Así es como el gobierno superior fue organizado y así es como será. Todo depende de Israel, como Baal HaSulam escribe en la Introducción a El libro del Zóhar, porque sólo ellos tienen libre albedrío. 

A los que anhelan al Creador se les llama Israel. Se sienten obligados a ir ellos mismos y a guiar a la humanidad hacia la conexión y el ascenso espiritual. Cualquier persona en el mundo, de cualquier nacionalidad; negra, blanca, roja o amarilla; y todos los estratos de la humanidad; el 1, 2, 3 y 4; pertenecen a una nación, que está obligada a llegar a la unidad y la adhesión con el Creador. 

Por eso, la presión sobre este grupo corporal llamado Israel crece en el mundo, aun cuando ellos no entienden lo que sucede. Pues, hace mucho abandonaron la misión de ir ellos mismos y guiar al mundo hacia la adhesión con el Creador. La humanidad tampoco ha recibido el conocimiento de que el mundo se está desarrollando con un propósito de ir a la corrección total, por eso no entiende las razones del odio. 

Los judíos están  confundidos y preplejos, no saben lo que se quiere de ellos y por su gran egoísmo, sólo sueñan con paz y prosperidad. Las naciones del mundo sienten que los judíos les ocultan y esconden algo. Y no les permiten llegar a una buena vida. 

Por eso, los dos grupos se sienten perdidos en la oscuridad, donde la agresión que viene de las naciones del mundo tropieza con el odio y el miedo que sienten los judíos.

Es claro que esto no beneficia a ninguno: un gran sufrimiento le espera a aquellos que cometen violencia y aquellos que son obstinados y no quieren escuchar de la corrección. Por eso, es nuestro deber explicar la situación a ambos e impulsar el proceso de corrección lo más posible.
[258198]
De la clase diaria de Cabalá 3/ene/20. “La elección judía: Unidad o antisemitismo”.

Material Relacionado:
No serás capaz de encajar un mundo redondo en un pensamiento cuadrado.
Comunicación y el sistema sensorial.
“¿Sería el mundo diferente si los africanos nunca hubieran sido traídos a EUA como esclavos o de otra manera?” (Quora).

La generación Z nos llevará hacia el Creador

Comentario: La generación Z nació después de 1997. Algunos dicen que son valientes e independientes. Sus héroes no son astronautas ni científicos, sino estrellas y bloggers. Nacieron con un teléfono en sus manos, aprenden acerca del mundo en menos de un segundo. 

 

Mi respuesta: Esto es correcto ¿Qué más hay para escudriñar en una persona? Es posible en este punto en el tiempo solamente,  averiguar si me es útil o no. 

Comentario: Es decir, son totalmente egoístas. 

Mi respuesta: Pragmáticos, simples y directos. 

Pregunta: En segundo lugar no hay barreras en la comunicación. Fácilmente llegan a conocer a las estrellas, pueden escribirle a Elon Musk, a quien deseen. Internet les dio la oportunidad de no tener miedo a nadie en absoluto, no sentirse avergonzados ¿ese comportamiento es bueno? 

Respuesta: Por supuesto que es bueno ¿Por qué debería arrastrarme frente a alguien? ¿en qué es mejor que yo? ¿qué es? ¿hay ciertas personas majestuosas, estrellas, científicos, especiales? 

Comentario: Pero siempre hemos tenido cierto elemento de respeto por ciertas personas. Algún profesor famoso, un premio Nobel o campeones olímpicos. Y esos individuos pueden comunicarse fácilmente con cualquiera. 

Mi respuesta: Todos son iguales. Ya pasamos por esto. No hay nada especial en ninguna persona. 

Pregunta: ¿Por qué valoro a una persona y “me congelo” un poco frente a ella? 

Respuesta: Sólo de acuerdo a su beneficio hacia la sociedad, su beneficio práctico para la sociedad. Nada más. 

¿Dónde encontrarás una persona así? Esa es la pregunta. Aquí es donde necesitas conciencia de corto plazo, buena percepción, evaluación, clasificación y resultado. 

Pregunta: ¿Y respetaré a esta persona? 

Respuesta: Será absolutamente claro por qué la respetas. Y otros estarán de acuerdo contigo. 

Comentario: Otra característica es la ausencia de complejos. Se aceptan como son, borran sus bloqueos, programas, marcos dentro de sí mismos. 

Mi respuesta: Por supuesto ¿Y qué hay en una persona, qué hay ahí, que no venga de la naturaleza? ¿y qué hay en otros? ¿dónde están sus rasgos personales? Por lo tanto, no hay ninguna base para la justificación, acusación, o vergüenza. 

Comentario: Es decir, apoya la noción de que la gente no debe tener complejos: “¡Así es como soy! ¡Yo soy así!” 

Mi respuesta: Por supuesto. Si no tenemos complejos, podremos averiguar lo que está en nosotros y lo que necesitamos arreglar. 

Comentario: Usted dijo: “Porque viene de la naturaleza”, entonces no es mío ni ninguna otra cosa. 

Mi respuesta: ¡Por supuesto! Y ellos lo entienden. Esa es la base del marco de referencia que no soy yo. “Ve con el artesano que me fabricó” si tienes algún reclamo hacia mí. 

Comentario: Es decir, si tengo quejas contra mí mismo, digo: “El Creador lo hizo”, eso es todo. Y le hablo a Él. 

Mi respuesta: Sí. Pero, esto es calculado con base en que la gente piense así, que se abracen y así se relacionen unos con otros. Es decir, veré en el otro el resultado del trabajo del Creador. 

Pregunta: ¿Siempre tendré la visión del Creador en otro individuo hacia él? ¿y para mí mismo también: a través del Creador hacia mí? 

Respuesta: Sí, el Creador lo hace todo. Esta es la siguiente etapa de la generación Z. 

Comentario: ¿Pero debo saber algo del Creador? 

Mi respuesta:  No. Veo los resultados de Sus acciones. 

Comentario: Lo último: auto-importancia; no hay nadie con más autoconfianza que los “zoomers”. Es difícil influir con ideologías, son independientes y sienten su valor. 

Mi respuesta: En general, es verdad ¿Por qué debo respetar o despreciar a alguien por algo? Sólo tengo que apreciar a la gente por su potencial, porque puede crecer. Incluso si hoy no veo eso. 

Pregunta: ¿Y el hecho de que existe mi auto-importancia, qué bien existe ahí? 

Respuesta: Que tengo la oportunidad de crecer, una importancia que será respetada por la sociedad. 

Pregunta: ¿Pero está hablando específicamente del crecimiento espiritual? 

Respuesta: No, en realidad, no acerca de lo espiritual. 

Pregunta: ¿Qué será respetado por la sociedad? ¿si hago algo para la sociedad, ese es mi crecimiento? 

Respuesta: ¡Eso es suficiente! 

Pregunta: ¿Más y más? 

Respuesta: Sí.
[284388]
De Kabtv “Noticias con Dr. Michael Laitman” 31/may/21 

Material relacionado:
¿Qué podemos esperar de la generación Z?
Generación Z -la generación de la corrección
Generaciones X, Y y Z, parte 1

Cómo detener el “Día de la marmota”

Pregunta: Hay una película llamada Día de la marmota donde una persona despierta y vive el mismo día, despierta y vive el mismo día, una y otra vez. 

Un espectador escribe: “¿Cómo lidiar con la decepción en la vida? Todo es soso; no era así antes del coronavirus. Todo es lo mismo, las mismas emociones, los mismos miedos, como en Día de la marmota todos los días. Nada es nuevo, nada cambia. Sólo quiero ir a la cama lo más pronto posible, dormir, dormir ¿qué puedo hacer?” 

Respuesta: Lo entiendo. Si, por ejemplo, hay una cuarentena de seis meses, sería mejor tomar una píldora y despertar en seis meses ¡Pero no podemos hacerlo! 

Comentario: Nos levantamos y parece el mismo día. 

Mi respuesta: Sí y debes entender que es el mismo día y no puede cambiar nada ¿qué debes hacer para cambiarlo? ¡¿cómo salir de este carrusel?! 

Para hacerlo, debes cambiarte a ti mismo. Si comienza a cambiar, el mundo comenzará a cambiar y no habrá Día de la marmota. 

¡Los ciclos de la vida por los que pasamos, todos son lo mismo! Nos parece que cada día sea nuevo, que cada segundo es nuevo. No hay nada nuevo. 

Pregunta: Si la meta es vivir una vida ordinaria, tener deseos ordinarios ¿El día de  la marmota será más a menudo? 

Respuesta: Sí. Es lo que hemos demostrado. Nos estamos volviendo más desarrollados pero, como se dice: “El que añade conocimiento, añade dolor”. 

Pregunta: O sea, ¿vivimos con conocimiento que acumulamos y ahora, es insípido? ¿ya no lo necesitamos? 

Respuesta: Nuestro conocimiento sólo nos lleva a un callejón sin salida. Nos muestra nuestro poco poder contra lo más importante: cambiar algo en nuestra vida. 

Y ahora vemos que el mundo está una vez más en ese ciclo. Hubo un poco  de democracia. Algunas libertades. Ahora estamos entrando en un nudo que nos aplastará y será cada vez más estrecho alrededor de nuestra garganta. 

Pregunta: Denos un consejo práctico: ¿Cómo debe la gente levantarse en la mañana? ¿qué debe decirse a sí mismo, qué pasos debe dar? 

Respuesta: Si esperamos que haya cambios positivos en el exterior ¡No habrá ninguno! Debemos entender que puede mejorar sólo si cambiamos en el interior ¡Ahí comenzaremos a trazar el mundo como lo queremos! ¡Es lo que necesitamos hacer! 

Pregunta: ¿Mientras tanto, el mundo lo hace nuestra naturaleza, nuestro egoísmo? 

Respuesta: Sí. Nuestro ego terminó su desarrollo. Te muestra el mundo en el que existes. Es lo que puede darte. Y como resultado, ahora te presionará, te presionará tanto que no podrás existir en este mundo, te sentirás mal, enfermo, con miedo, áspero, incómodo; en general, todo es posible. 

Y sólo para que entiendas que ya no hay cambios externos. Hemos pasado por todas las etapas de nuestro desarrollo egoísta, llegamos al estado donde lo único que puede suceder es que nos matemos unos a otros. Eso es todo, nada más. 

Hemos llegado a un callejón sin salida con nuestro inmenso egoísmo. Y ya no queremos nada. La nueva generación no quiere nada. Pensamos que sería más desarrollada, más ambiciosa, pero, al contrario, no quieren nada. Y es verdad. Nosotros haríamos lo mismo en su lugar. De ciertas maneras, los entendemos. 

Todo está bien. Qué sentido tiene exigir, exprimir algo de este mundo una y otra vez. No puedo darte nada más; no hay nada más. 

Pregunta: ¿Qué debo decirle a mi egoísmo si ya entendí que fue él, el que trazó toda esta imágen para mí? 

Respuesta: Es correcto, hizo su trabajo, te llevó a un estado donde debes entender, estando totalmente decepcionado, que ya no puedes vivir en ese paradigma ¡No puedes!

¿Qué hacer? Corregirte y el mundo será corregido. Esta es una técnica completamente diferente: corregir el mundo, cambiándote a ti mismo. 

No es fácil, pero es un buen momento en la historia y realmente necesitamos cambiar la fuente de nuestro desarrollo. El sistema, la metodología de nuestro desarrollo. Cuando el desarrollo depende no de cómo alteramos la naturaleza que nos rodea, sino de cómo cambiamos nosotros mismos.Y como resultado, el mundo cambiará. 

Cambiarme a mí mismo es cambiar mi actitud mala hacia mi alrededor, mi actitud consumista, egoísta, por una actitud amable, altruista. Así comenzaré a ver el mundo de forma diferente. Comenzaré a ver otro sistema de control. 

Me fusionaré con este mundo. Comprenderé su eternidad, infinito y perfección, no lo veo ahora porque veo con mis limitados ojos egoístas. 

Es lo que debemos hacer.
[279317]
De Kabtv “Noticias con Dr. Michael Laitman” 11/feb/21

Material relacionado:
¿A quién quiero corregir?
La decepción del tiempo
“¿Cómo tener motivación cada día sin excepción?” (Quora)

Busca el punto de referencia

Comentario: Un político fuerte dirá que siempre está a favor de los débiles, de los menos afortunados. Todas las campañas de elección están basadas en esto. Pero cuando llega al poder, muy rápido lo olvidan. 

Mi respuesta: Es natural ¿dónde han visto políticos que se preocupan por las masas? El político es también un egoísta, pero más grande. Para llegar a la cima de la pirámide del poder, debe destruir y pasar sobre cientos de personas y solo así se convierte en presidente o dirigente de gobierno. 

Por eso, es imposible exigirles algún tipo de compasión por las masas. No tienen ni un solo pensamiento de eso. Piensan en términos de fortaleza en su gobierno, poder y dinero. Así son; de otra manera, no estarían en la cima. Es ingenuo esperar ningún beneficio de ellos. 

Por supuesto, harán algo por las masas, pero como método polpulista, nada más. Usan esas técnicas para mejorar sus niveles de aprobación. Los políticos renuncian a todo por poder. Gastan dinero para no perder su reputación. Lo principal es alcanzar el poder. Alguien quiere lograr algún descubrimiento científico y solo eso es importante para él. Para alguien más ni la política ni una buena opinión de sí mismo le importa, solo dinero. Cada uno tiene su meta. Y cada uno logra lo que quiere tanto como puede.  

Pero nuestro ego, en constante desarrollo, nos dirige a un estado donde no recibimos satisfacción ni de deseos ni de logros. Me esfuerzo por tener dinero ¿por qué? Para sentirme seguro, satisfecho ¡Eso no sucede! Me esfuerzo por conocimiento ¿para qué lo necesito? Lo adquiero y sigo vacío. Logro poder y de pronto encuentro que no me da nada sino vacío. Es obvio que no importa qué deseos satisfago, permanezco vacío ¿qué podemos hacer? 

He aquí el problema en la pirámide social: la cima desaparece. La gente solía esforzarse por llegar a la cima, pero ahora este esfuerzo está desapareciendo. Hoy, la élite siente que no tiene nada. Hoy, no ves gobernantes que pueden decir: “Yo sé cómo dirigir el futuro y debo mostrarlo, debo hacerlo”. No existe tal cosa. No hay personas o partidos que digan: “¡Está este partido! ¡Vamos!” 

Se perdió cierto punto clave. Antes, el ego se desarrollaba de pequeño a grande, de grande a incluso más y más grande, había cierta línea, un punto de referencia. Hoy, el ego llegó a un callejón sin salida; ya no nos muestra nada. Al contrario, encontramos que no hay a donde ir. Y no encontramos deseos más grandes que los que tenemos hoy ¿deseo para qué? ¿consumir qué? ¿y si consumo el mundo entero? 

Descubres lo limitado de tu egoísmo y comienza a hacer aspavientos: “¿Qué sigue?” No queda nada, solo antidepresivos y drogas.  

Es la última etapa. En esta sensación de vacío, surge el deseo por el siguiente nivel de desarrollo, uno más elevado, la esfera en la que aún no existimos. Debemos llegar a ese siguiente nivel. Este es un nuevo deseo, no el anterior y egoísta, sino una nueva propiedad con la que viviremos en una dimensión, por encima del ego. 

Comienza a manifestarse en la gente y llega a la ciencia de la Cabalá que la ayuda a revelar esa parte del mundo que existe a nuestro alrededor, pero que está oculta. 

Pregunta: ¿El sufrimiento es bueno? 

Respuesta: No es que el sufrimiento sea bueno, sino que nos da la oportunidad de elevarnos por encima del ego, que es la causa del sufrimiento. Esto nos permite salir de los problemas. Si veo que algo me hace sufrir, lo odiaré e intentaré alejarme. 

Estamos en una etapa de desarrollo, en la que, gradualmente, percibiremos que nuestro egoísmo es malvado. Otro estado llegará en el que entendamos que: “Si no nos unimos, nos destruimos entre nosotros”.
[286615]
De Kabtv “Close-up. Esperanza para la paz”

Material relacionado:
Dinero, poder y percepción de la realidad
¿Por qué sufrimos? parte 1
«El sol sale y el sol se pone»

La fuerza destructiva de nuestro mundo

Pregunta: Usted habla de egoísmo, que es la fuerza destructiva de nuestro mundo ¿qué es y cómo puede una persona, quien piensa que está lejos de ser egoísta y que es justa, entender que las raíces del egoísmo están profundamente insertadas en ella y que debe trabajar con ellas? 

Respuesta: El egoísmo es la única fuerza central del mundo en el que existimos. Sólo el egoísmo, es decir, el deseo de hacer todo de la mejor manera posible para uno mismo, reina en todos los niveles: inanimado, vegetal. animal y humano. 

Esta es la fuerza que gobierna a todos los seres creados, la esencia inanimada, vegetal, animal y humana, es llamada “egoísmo”. Al mismo tiempo, en la práctica no lo reconocemos en nada, es inherente en nosotros. No estoy interesado en lo que le sucederá a otra persona a menos que me dañe. Esta es nuestra naturaleza. 

Por otra parte, está en contradicción con todos los detalles del universo. Si cada uno es guiado de esta manera, en relación con otros, simplemente nos estrangularemos, nos mataremos y nos dañaremos unos a otros. 

Si tenemos algún tipo de equilibrio, “haz a otros lo te gustaría que te hicieran”, llegaríamos a un estado en el que no tendríamos miedo unos de otros y le desearíamos a otros lo que deseamos para nosotros mismos. 

Por lo tanto, lo más importante que necesitamos lograr es equilibrio con la naturaleza circundante y con la gente. De otra forma, existiremos a expensas uno del otro, y toda nuestra vida estará dedicada sólo a compensar para el egoísmo.
[286126]
De Kabtv “Encuentros con Cabalá” 29/jul/21

Material relacionado:
La base de la naturaleza humana
Cambiando la naturaleza humana
La torre de Babel – El ascenso del egoísmo