entradas en 'Coronavirus' categoría

Pasando las páginas de mi alma

Debemos ver que todas nuestras relaciones vienen del Creador, de la fuerza general. Sin embargo, puedo trabajar con algunas relaciones y no puedo trabajar con otras. De acuerdo con esto, debo acercarme a la gente o distanciarme.

En la medida de lo posible, antes o después, trato de relacionarme con todos con amor. Así clasifico el mundo entero: algo está más cerca, lo otro está más lejos. En primer lugar, establezco relaciones con mis amigos en la decena. 

Lo principal es estar a cada momento en el centro de la realidad y esforzarme por relacionarme con ella como con el Creador, es decir, convertirme en hombre, Adam. Siempre verifico si soy similar al Creador o no, como si estuviera pasando páginas dentro de mí, averiguando de qué estoy compuesto, cómo organizar mi actitud hacia todo, cómo dirigirme y si acercarme o distanciarme.

Con este trabajo interior, calibro mis instrumentos de percepción, mi alma, mi violín interior, para que sólo toque una buena melodía en relación con todos. Así me convierto en hombre, Adam, similar al Creador.

Es un camino largo, pero podemos avanzar paso a paso, porque ya estamos preparados para este trabajo. El mundo entero lo necesita, pues el coronavirus lo lleva a la desesperación. Poco a poco, la gente comenzará a darse cuenta de que no hay elección, que debemos relacionarnos de una buena manera, que eso es la corrección del mundo.
[276044]
De la 1st parte de la lección diaria de Cabalá 25/12/20, «Ocultamiento»

Material relacionado:
¿Qué determina la fuerza del alma?
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
Por qué el alma requiere de corrección

2021 – El año del despertar de la humanidad

Estamos iniciando el año 2021, nos revelará que el mundo es cerrado, que está conectado en un solo sistema y que sufrimos y que la solución sólo puede ser común. 

Todo esto será revelado en el 2021, será el año del despertar de la humanidad. Será obvio para todos que es imposible tener éxito usando el ego. Al contrario, el éxito depende de que rompamos las particiones egoístas que nos separan. 

Mientras tratamos de lograrlo en la decena, tendremos impacto en el mundo entero. Y el mundo sentirá que se desperdicia suficiente dinero en armas. Lo único en lo que vale la pena invertir es en unir a la humanidad. Será el elixir que curará todas las enfermedades. 

No necesitaremos ninguna vacuna ni medicamento contra el virus. No es la pandemia del coronavirus, sino una epidemia global de ego que se despliega en el mundo. Y hay una cura para esta enfermedad: nuestra conexión.
[276189]

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 30/dic/20, “Anulamiento y sumisión”

Material relacionado:
Un rayo de luz en la pandemia
El despertar del mundo
La humanidad como un lugar de encuentro con el Creador

Tratamiento para el virus

Observación: Usted dice que la conexión de la gente es la cura del virus. Pero, por el contrario, se ve que la cura es mantener distancia, estar en cuarentena.

Respuesta: La cuarentena no es la cura para el virus. En cambio, el tratamiento para el virus es una conexión cálida entre todos, cuando evitamos que el virus se asiente entre nosotros, entre nuestros sentimientos, entre nuestras relaciones. Al esforzarnos por ser como un hombre con un corazón, no dejamos espacio para el virus entre nosotros.

Pero por ahora, estamos en un estado de transición. Esos estados nos enseñan lo que es bueno y lo que es malo, ya sea que aceptes cambiar o no, qué pasará si haces esto o aquello. Aquí todavía no podemos sacar las conclusiones correctas.

Pero no hay duda de que en el futuro cercano, la humanidad comenzará a comprender que las relaciones personales y correctas curan a la sociedad.
[275707]
De Kabtv «Habilidades de comunicación» 30/oct/20

Material relacionado:
“¿Cómo podemos detener la propagación del coronavirus en el mundo?” (Quora)
Todos en un barco
Una ciudad que no tema al coronavirus

Un nivel único de anulación

Pregunta: Digamos que soy el ministro de salud y usted es el ministro de finanzas. Necesitamos tomar una decisión en una hora acerca de si cerramos el país por la cuarentena o no. Es claro que tendremos diferentes opiniones. Entonces, ¿usted debe anular su opinión y yo la mía? 

Respuesta: No. Ninguno de nosotros debe anular su opinión. No resultará en nada bueno. Aquí necesitamos crear un sistema completamente diferente de toma de decisiones pero definitivamente no proveniente de los gabinetes de ministros. 

Necesitamos reunir un grupo que quiera elevarse por encima de sus opiniones egoístas. No tomar partido con un egoísta u otro, sino elevarse por encima de sí mismos. Esto es posible sólo cuando cada uno se anula ante los otros. 

La decena (Minyan) es suficiente. Si todos en la decena se anulan ante los otros, podemos sentir la comunidad, sentir lo que es que nos anulamos a nosotros mismos. 

Este punto de anulación es el punto de partida de nuestro desarrollo espiritual, es la base del grado de Bina -el grado de nuevo conocimiento. Debemos comenzar con esto. 

Pregunta: ¿Significa que incluso si cedemos ante el otro y encontramos algo en el medio, tampoco llegaremos a ningún lugar? ¿la solución está en un nivel diferente? 

Respuesta: Si. Desafortunadamente, este nivel aún no está claro porque es realmente especial y único. 

Comentario: Habla de sensaciones que son imposibles de captar. 

Mi respuesta: En este caso, la humanidad tendrá que sufrir un poco más antes de cerrar sus ojos y aceptarlo de las personas que ya tienen esta sensación.
[274144]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 25/sep/20

Material relacionado:
Dos formas de tomar decisiones
Enderezando la Economía
Un filtro de ego cero

Nueva Vida 1287 – El reto del aprendizaje a distancia

Nueva Vida 1287 – El reto del aprendizaje a distancia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

El aprendizaje a distancia pone a los maestros bajo mucha presión para cubrir el material, también es difícil para los estudiantes por las muchas distracciones. Los maestros y administradores necesitan preguntarse cómo hacer que los estudios sean más importantes a los ojos de los niños. Los padres necesitan ver los estudios de sus hijos como muy importantes y también participar, por ejemplo, describir a los maestros como reyes y reinas. Las compañías de telefonía celular deben desconectar los teléfonos durante las horas de escuela. 

Necesitamos organizar el sistema de educación de forma diferente de manera que maestros y estudiantes trabajen juntos, integrándose y compartiendo en mutualismo y conexión. El estudio tiene que ser en un grupo e incluir muchos ejercicios y actividades de manera que los estudiantes permanezcan enfocados. Se pueden organizar competencias en las cuales los chicos se dividirán en dos grupos con el fin  de alentarlos y motivarlos. 

Necesitamos tomar los problemas de la vida diaria, de la familia y de lo que sucede en el país, cosas con las que los niños estén familiarizados y trabajar en ellos como parte del material de estudio. El aspecto social es importante para los estudiantes también, así que necesitamos establecer la comunicación correcta entre ellos durante la lección. Tenemos la oportunidad de cambiar realmente el sistema caduco de educación y participar en la construcción del hombre.
[273655]
De Kabtv “Nueva Vida 1287 – El reto del aprendizaje a distancia” 6/nov/20
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

“¿Cómo no temer al coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo no temer al coronavirus?” 

Pienso que el coronavirus seguirá propagándose y que nos llevará a una situación donde simultáneamente le temeremos y nos acostumbraremos a tenerlo en nuestra vida diaria. Más aún, nuestro temor no tendrá efecto inminente en nuestro funcionamiento diario.

Podemos añadir el coronavirus a una larga lista de riesgos con los que hemos aprendido a vivir. Aun así, haríamos bien en aprender a establecer unas cuantas reglas que el coronavirus nos envía a nuestro camino. Más aún, podemos esperar que otras crisis salgan a la luz y en cada coyuntura tendremos que ajustarnos.

En el futuro, también veremos en retrospectiva a la pandemia bajo una luz positiva, pues nos sirvió para alinear las relaciones de la humanidad de manera más parecida a la interdependencia e interconexión de la naturaleza.

En primer lugar, nos obligó a revisar cómo vivíamos y a pensar en renovar y mejorar nuestras relaciones.

En segundo lugar, desaceleró el tren consumista en el que íbamos, nos dio espacio para distinguir entre lo esencial de la vida y lo que no necesitamos.

En tercer lugar, nos dio claros ejemplos de que la naturaleza se restaura a sí misma cuando nos calmamos por unos momentos.

Aún estamos a la mitad de una gran lección de interdependencia que el virus nos trae, desde la necesidad de ensayar nuestra dependencia mutua en nuestras respectivas localidades -mantener higiene personal, usar cubrebocas y cumplir con el distanciamiento social- para atestiguar nuestra interdependencia global, el virus surgió como un brote en una parte del mundo y rápidamente se propagó y se convirtió en una pandemia global.

He hablado y escrito en detalle acerca de que las crisis son oportunidades para que busquemos una mejor conexión mutua y que sirven para hacernos avanzar hacia el equilibrio con la naturaleza.

Luchar de forma directa contra el coronavirus es inútil. Descubriremos cada vez más que es imposible combatirlo. Está dentro de nosotros. Nuestro cuerpo tiene miles de millones de virus y no tiene sentido pelear contra nuestro propio cuerpo. Por eso, sería mucho más sabio aprender a alinearnos -en pensamientos y deseos- y conectarnos positivamente con los demás y con la naturaleza. Así, nuestro cuerpo apoyará de forma sana nuestras aspiraciones para encontrar el significado más pleno de vivir como seres humanos, es decir, ajustar nuestras actitudes mutuas para corresponder con las condiciones cada vez más estrechas e interconectadas que la naturaleza establece para nosotros. Experimentaremos una vida mucho más feliz y saludable.

Foto por  Yohann LIBOT en Unsplash
Video disponible en inglés:

 

¿Cómo sobreponernos al miedo?

Comentario: Los científicos han identificado al menos cinco de los miedos más comunes: miedo de las epidemias, miedo al aislamiento social, miedo a que la vida se vuelva virtual, miedo de tener hijos y miedo a la interferencia con el genoma humano.

Mi respuesta: Todos esos tipos de miedo ocurren hoy. Más aún, gracias a la pandemia, se han mostrado cada vez más, pienso que esto nos ayuda a avanzar.

Pregunta: ¿Cómo puedo sobreponerme al miedo o facilitar esta transición?

Respuesta: Solo con nuestra conexión por encima de los problemas, no conexión física, sino en asistencia mutua, bondad y entendimiento mutuo. Así podremos crear esos canales de equilibrio, conexión y comunicación entre nosotros, eso hará que nuestra vida sea buena.

Y que aún tenemos que distanciarnos de los demás, también es para nuestro beneficio, porque a causa de nuestras relaciones actuales, sólo podemos dañarnos.
[274077]
De Kabtv “Cabalá exprés” 6/nov/20

Material relacionado:
¿Qué es el temor a Dios?
Ten temor del miedo
El único temor del cabalista

Aprende a amarte a ti mismo

Pregunta: No es secreto que la gente está cansada. Hay un nuevo descubrimiento casi todos los días: el virus vive hasta 28 días en teléfonos inteligentes, tarjetas de crédito, visas y dinero; la gente puede volver a infectarse por el coronavirus y la reinfección es mucho más fuerte que la original.

El virus se descubrió en el agua. Los animales también pueden infectarse. Tú puedes infectarte, incluso sin tener contacto con enfermos. Está surgiendo otro virus, que es más «maligno».

He enumerado solo el 1% de lo que se difunde por los medios. En esta situación, ¿a dónde puede ir el hombre? ¿a dónde es conducido? ¿así es como debe vivir, dentro de un metro cuadrado y no moverse?

Respuesta: No hay nada que se pueda hacer.

Observación: En este caso, la reacción común es la contraria. Dices: “Dado que ese es el caso, me voy de casa. Bueno, ¿no puedo seguir viviendo? » Y sale. Nosotros mismos lo llevamos a esta decisión.

Mi comentario: No. Creo que esto todavía está mal. Debemos entender que nadie debe actuar de acuerdo con sus nervios o creencias. Debe actuar de la forma en que debe actuar.

Pregunta: ¿Qué quieres decir con «debe»? ¿qué es?

Respuesta: Debemos, porque el virus vino a educarnos. ¡Educar! Y lo ignoramos y decimos: «¡Lo haremos de todos modos!» Como un niño pateando.

Observación: Pero el hombre no piensa en la educación. Piensa: “Tengo que limpiar mi tarjeta de crédito todo el tiempo, tengo que limpiar el espacio a mi alrededor todo el tiempo y no dejar que nadie se me acerque. No cree que el virus vino a educarnos.

Mi comentario: Y tenemos que explicarle. Este es nuestro problema. Es nuestro problema, el problema de los que entendemos de dónde vino el virus y por qué.

Curiosamente, vino para acercarnos. Pero para acercarnos interna, no externamente. Para que no limpiemos el espacio del otro, sino que nos «limpiemos» nosotros mismos para no infectar a otros y nos preocupemos: «¿Infectaré a otro?», y no que el otro me infecte. Cuando pensamos en los demás, en lugar de en nosotros mismos, todo desaparecerá y el virus desaparecerá, se desvanecerá como el humo.

Pregunta: ¿Es todo el problema, estoy como si estuviera encerrado en mí mismo, en lo que debo hacer, a dónde debo ir?

Respuesta: No, debo hacer ambas cosas. Pero tengo que hacerlo no para protegerme de los demás, sino como si fuera el único enfermo del mundo y quisiera proteger a los demás de mí mismo.

Pregunta: No en «¿qué me pasará a mí» sino en «qué les pasará a los demás?»

Respuesta: «¿Qué nos pasará a todos?» El virus nos trae el reconocimiento de nuestra conexión mutua, que es mala, egoísta y dañina. Este y otros virus que vendrán después nos llevarán al estado en el que pensaremos en los demás y no en nosotros mismos, esa es la única forma en que podemos mantener a todos a salvo.

Entramos en un estado en el que no tenemos otra opción. Al final, debemos entender que el mundo debe llegar a su estado corregido y debemos seguir no el camino de nuestro egoísmo, sino a pesar de él, el camino hacia nuestra conexión.

Pregunta: Según sus palabras, la ciencia médica no podrá crear una vacuna o lo hará, pero ¿vendrá otro virus?

Respuesta: Sí, por supuesto.

Pregunta: ¿Es mejor no trabajar en esta dirección?

Respuesta: No. Ya estamos en el siglo XXI. Es una nueva era, es un nuevo estado de la humanidad. Se trata de virus nuevos, espirituales o podría decirse, psicológicos, que nos indican que nuestra conexión es un factor crucial. Si es bueno, es bueno para todos. Si es malo, será malo para todos.

Pregunta: ¿Cuáles deberían ser nuestros pensamientos sanadores?

Respuesta: Es cuando pienso en los demás: cómo no infectarlos, cómo asegurarse de que están vivos y bien. Es simple. Eso es. No pienso en mí, sino en los demás. Y así me salvo y me descontaminó. No alejó a otros de mí para no infectarme, los alejó de mí para no infectarlos.

Observación: Pero no estoy enfermo…

Mi comentario: Todos estamos enfermos. Todos tenemos virus. Virus egoístas, salvajes, cuando pensamos sólo en nosotros mismos y no en los demás. La naturaleza, ahora, en el siglo XXI, nos cambiará. Y esto es muy, muy desagradable, incomprensible y algo inesperado.

Pregunta: ¿Hay conciencia de que soy un virus maligno?

Respuesta: Si. Es el único en el mundo que busca a quien lastimar y soy yo.

Pregunta: Soy el virus que puede infectar a otros y no quiero hacerlo. Necesito estar aislado de la gente. ¿Debería evitar que me acerque a ellos, etc.?

Respuesta: Si. Todos mis pensamientos, mis planes, mis ideas, son egoístas. Tengo que hacer algo al respecto. ¿Cómo los encierro dentro de mí? ¿cómo esconderlos dentro de mí? A esto se le llama restricción.

Pregunta: En práctica, pregunto: “¿Restringirme, apartarme de la gente porque los mato, los contagio?”.

Respuesta: Sí. Si no lo hago, aparece un virus externo y me restringe con efectos secundarios. Pero, de hecho, el virus no es Covid-19 u otros virus con los que luchamos hoy. No, el virus son precisamente nuestros pensamientos egoístas sobre los demás.

Pregunta: ¿Lo aceptará alguien?

Respuesta: No tendrá elección. La naturaleza nos obligará gradualmente. Así nos creó y nos lleva a cambiar para que le pidamos a la naturaleza que cambie lo que  creó en nosotros. Será hermoso. En general, espero una transformación interesante de la humanidad en los próximos años.

Pregunta: Entonces, ¿espera la solicitud: «Cambiános»?

Respuesta: Sí. Y necesitamos escribir libros, hacer películas, todo lo que podamos sobre este tema sobre cómo puede suceder, cómo  nos cambiará la naturaleza.

Pregunta: La naturaleza nos obligará y cambiaremos de todos modos, así que, ¿es mejor no resistir?

Respuesta: Por supuesto. ¿A quién vas a resistir? ¿cómo puedes? Tú mismo eres la naturaleza. La naturaleza hace dentro de ti todo lo que hay que hacer.

Pregunta: ¿Por qué entonces la naturaleza inscribió en nosotros: «el rey de la naturaleza» con «poder sobre la naturaleza»?

Respuesta: Para que, en el grado de humano que existe dentro de ti, sepas que puedes cambiar tu naturaleza animal. Eso es.

Pregunta: ¿Es lo que llamamos «el rey de la naturaleza»? ¿que pueda pedir cambiar mi naturaleza?

Respuesta: Sí, elevarse por encima de su naturaleza egoísta animal y ascender a la cima de una naturaleza altruista. Debemos ayudarnos unos a otros en esto, hacer todo lo que podamos. Si no, llegaremos, pero, por supuesto, con gran sufrimiento, pérdida, durante un largo período de tiempo y dolorosamente. Espero que la gente escuche. Y debemos hablar de esto todo el tiempo.
[273725]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 15/oct/20

Material relacionado:
Cuidar a otros, nos sana
“¿El mundo va a cambiar para siempre a causa del coronavirus?” (Quora)
“¿Los cubrebocas son REALMENTE efectivos contra el coronavirus?” (Quora)

Ojo a ojo sin necesidad de palabras

Comentario: La humanidad se divide en los que usan cubrebocas y los que no. Nos interesan los que usan cubrebocas.

Los psicólogos dicen que si un niño recién nacido crece y ve sus padres con cubrebocas todo el tiempo (es decir, la parte inferior de la cara está cubierta todo el tiempo y el niño oye sonidos, no ve los labios, ve sólo los ojos), puede desarrollar habilidades desconocidas para la humanidad.

Mi respuesta: Sí. Tendrá que compensar lo que no ve en sus padres. Pero no es normal, porque no está en nuestra naturaleza. Nuestra naturaleza es cuando la madre besa, la madre abraza, la madre susurra y el niño agarra los labios y la boca de la madre.

Pregunta: ¿Cambia algo en los padres cuando cubren parte de su rostro y se comunican con el niño?

Respuesta: Por supuesto. ¡No poder tocar al bebé con los labios! Los labios lo son todo. Los labios son la parte más importante de la madre. Este es el órgano de comunicación de donde provienen los sonidos y la calidez.

Pregunta: ¿Privamos al niño de este calor?

Respuesta: Por supuesto. ¿Qué podemos hacer si somos tan egoístas, si transmitimos el gen del egoísmo?

Pregunta: ¿Pero la madre no debería quitarse el cubrebocas?

Respuesta: Obviamente. Pues, la madre está en contacto con mucha gente y puede pasar cualquier cosa a su hijo.

Comentario: Los psicólogos dicen que la ansiedad y el cansancio en la sociedad también se debe a la restricción en la comunicación, pues el cubrebocas cubre la mayor parte del rostro y no vemos la sonrisa de los demás.

Mi respuesta: Es correcto. Pero está bien, pues se oponen mucho entre sí. Está bien que veas media cara que no expresa nada.

Era una sonrisa falsa y desapareció. El coronavirus la quitó. Ahora, si quieres ver el rostro de una persona, debes ver el rostro correcto, que coincida con su intención correcta. Si lo haces, recibirás caras sin cubrebocas.

Pregunta: ¿Volverá la sonrisa cuando comencemos a sonreírnos internamente?

Respuesta: Sí, por supuesto.

Comentario: Los psicólogos dicen que estábamos preparados para la comunicación de boca en boca y no para la comunicación cara a cara, no somos aptos para esta realidad.

Mi respuesta: Eso es correcto. ¡Porque nuestra boca dice tonterías, mentiras! Ve a cualquier político. Mejor callar y cerrar la boca. Y los ojos pueden ser más difíciles de ocultar. Los ojos están conectados a capas más profundas del alma.

Pregunta: ¿Qué es «ojo a ojo»? ¿Qué se puede esconder aquí?

Respuesta: Este es un contacto más profundo.

Pregunta: ¿Qué cualidades desarrollaremos después de usar cubrebocas? ¿Qué cree?

Respuesta: Seremos más sensibles con otros. Nos veremos más de cerca. Hablaremos menos. Daremos más importancia a las palabras, a las acciones, a estar en contacto con otros.

Pregunta: ¿Pensaremos en cada una de nuestras palabras?

Respuesta: ¡Si!
[273969]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman» 2/nov/20

Material relacionado:
No le hagas daño a un amigo
Corona, el virus que nos está reprogramando
El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito

Mis pensamientos en Twitter, 12/nov/20

Todos tenemos que evaluar lo que sucede, como resultado de nuestro estado en relación con la corrección. El #coronavirus es el resultado de nuestro estado no corregido, en relación con las demandas de la #naturaleza.

Hay dos condiciones: todos dan lo que tienen, usan todas sus habilidades para la #unidad común. Nos complementamos, como hormigas en el hormiguero. La revelación de la #verdad convierte al universo en una esfera: todos se incluyen unos en otros y la fuerza de #otorgamiento, la perfección se revela dentro de ellos.

Debemos lograr unidad entre nosotros y el #Creador, revelar la fuerza de #unidad, para que cada uno esté dispuesto a otorgar con todo su corazón y alma. Así alcanzaremos el grado de verdad. No contaremos quién hizo más ni quién hizo menos: cada uno dará 100% y reinará la verdad.

Es como si quisiéramos compensar lo que el #Creador hizo mal. El Creador parece haber creado #injusticia en el mundo; vemos que el mundo se corrompió desde el principio. Tratamos de corregirlo desde fuera, fuera del hombre, en lugar de corregirlo desde dentro. Ese es el problema.

De Twitter, 12/nov/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 4/ago/20
Mis pensamientos en Twitter, 11/sep/20
Mis pensamientos en Twitter, 21/sep/20