Cuando no haya guerra dentro de nosotros

Cuando vemos el mundo ante nosotros, en toda su belleza, no lo vemos como es en realidad, sino como es dentro de nosotros. Es decir, en nuestro cerebro hay cierto tipo de “cámara fotográfica” que retrata todo lo que vemos, pero no lo que está fuera de nosotros (Baal HaSulam, “Introducción  a El Libro del Zóhar”). 

Pregunta: ¿Cómo puedo conectar las hostilidades que tienen lugar bajo mi ventana con la percepción de la realidad de que todo está dentro de mí? ¿qué nos puede aconsejar? 

Respuesta: Nada. No puedo decir nada a alguien no preparado. Y para el preparado, depende de su grado de preparación, puedo recordarle que todo lo que sucede fuera, es copia de lo que sucede dentro de nosotros. Si corregimos nuestras propiedades, no veremos guerra fuera, porque no habrá guerra en nuestro interior. 

Pregunta: Hay una parábola: un día los soldados fueron a una taberna donde los Jasidim estaban sentados y uno de los soldados alzó su espada sobre el sabio. Pero el sabio siguió hablando sin prestar atención al soldado y el soldado se fue, es decir, la fe del sabio era así de fuerte ¿son cuentos de hadas? ¿o realmente puede suceder? 

Respuesta: Tal vez, por supuesto el sabio está tan conectado con la fuerza superior, que su actitud, literalmente, cambia de inmediato el mundo. Ni siquiera intentó defenderse, porque estaba seguro de que era sólo una imagen. Ese estado puede ser logrado. 

 

 

Te puede interesar Todo desde el interior

 

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta