No seas un elefante atado a un poste

Pregunta:

A menudo, los elefantes están simplemente atados a un poste con una cuerda fina. No están enjaulados ni encadenados, pero no huyen. Los propietarios de elefantes dicen: «Cuando los elefantes son pequeños, los atamos con la misma cuerda. A esa edad, es suficiente para evitar que se escapen. Y cuando crecen, creen que no pueden escaparse y nunca intentan liberarse».

 

Probablemente estamos atados a este mundo con una delgada «cuerda» desde la infancia y no intentamos escapar. ¿Qué clase de cuerda es ésta?

Respuesta:

El hábito.

Pregunta

¿O sé que no puedo escapar?

Respuesta:

Y eso también.

 

Pregunta:

 ¿Cuál es el factor más importante?

Respuesta

Creo que el de no podré escapar. 

Pregunta:

Entonces, ¿este mundo nos reprime?

 Respuesta:

Sí, al principio.

Pregunta:

Por favor, dígame por qué tenemos miedo de dar un paso. Sabemos que hay libertad en alguna parte, pero aún así tenemos miedo de dar este paso. 

Respuesta:

Para hacerlo, necesitamos superarnos a nosotros mismos, es decir, todos nuestros hábitos, nuestra actitud hacia el mundo, todo esto debe ser anulado de alguna manera.

Pregunta:

 ¿Tenemos miedo?

Respuesta:

Sí, es un instinto animal, como el de los elefantes.

 

Comentario:

Aquí tenemos una casa. Tenemos sustento, pero ¿quién sabe lo que pasará allí? Nos está llamando a salir, a dar este paso.

Mi respuesta:

No soy yo quien está llamando, pero los grandes sabios de la Cabalá dicen que necesitamos romper con este magnetismo y elevarnos por encima de él. Y entonces veremos otro mundo y a nosotros mismos de manera diferente, y en general, toda la vida, el universo entero.

Pregunta:

¿Ellos han dado este paso?

 

Respuesta:

 Sí.

Pregunta:

¿Cómo tuvieron el coraje de dar este paso?

Respuesta:

No es su coraje. Se les fue dado por naturaleza. 

 

Se les da a ciertas personas desde arriba, desde su estado interior, su contenido interior. Todos los demás pueden seguir sus consejos y acumular una cierta cantidad de energía que les permita salir de esta atracción.

 

Comentario:

Intentas salir de este magnetismo, sigues a los cabalistas, sigues lo que dicen, y no funciona, no funciona, no funciona… ¡durante años! 

Mi respuesta:

Es acumulativo. Es un proceso de acumulación de la energía y los esfuerzos necesarios que finalmente nos permitirán ir más allá de los límites de la gravedad.

Pregunta:

¿Cómo no desesperarse porque ha pasado tanto tiempo?

Respuesta:

No tenemos otra forma de dejar este puesto al que estamos atados con una «cuerda». 

Pregunta:

Es decir, a pesar del tiempo, aunque la desesperación ya se ha instalado, ¿sigues intentando dar este paso?

Respuesta:

Desde luego.

 

Pregunta:

Y aún así, la pregunta es: ¿Cómo no desesperar? 

Respuesta:

No hay otra salida. 

Pregunta:

¿Debes llegar a este pensamiento de que no hay otra salida? 

Respuesta:

 Sí, no hay otra salida. Tendrás suerte, por así decirlo; acumularás fuerzas y te liberarás, romperás la «cuerda» y correrás como un elefantito por el campo de la vida. Y si no tienes suerte, permanecerás atado a una cuerda hasta la próxima vez.

Pregunta

¿No es ofensiva la palabra «suerte»?

 

Respuesta:

 No conocemos todas las leyes del mundo y por eso la decimos.

Pregunta:

¿Qué te ayudará a duplicar o triplicar tu fuerza?

Respuesta

Eso es lo que estamos estudiando. Esta es nuestra unificación, el estudio de las leyes del mundo Superior. Como resultado, acumulamos una cierta cantidad de energía para salir a una órbita libre.

Pregunta:

¿Es más notable una escapada en grupo que una escapada en solitario?

Respuesta:

Sí, muy probablemente.

 

Pregunta:

¿Pero también es posible el escape de una persona? 

Respuesta:

Vemos esto en los antiguos cabalistas e incluso en tiempos recientes, como Baal HaSulam y otros. Ellos fueron capaces de escapar de la gravedad egoísta y terrenal.

Pregunta:

 Por favor, dígame por qué creemos que esto es así. Después de todo, todavía no hemos escapado.

Respuesta:

Porque de lo contrario la esencia de la vida terrenal pierde todo fundamento.

Pregunta:

¿La vida terrenal solo tiene sentido si damos este paso?

Respuesta:

Sí.

Pregunta:

 ¿Y para eso existe?

 

Respuesta:

Sí.

Pregunta:

Entonces, ¿dices que el sentido de la vida es dar este paso y romper con esta «cuerda»? 

 

Respuesta:

Sí.

 

Pregunta:

 ¿Cuál es este espacio en el que entramos cuando nos separamos?

Respuesta:

Es un espacio libre en el que podemos actuar según sus leyes, las leyes de este espacio libre.

Pregunta:

¿Cuáles son?

Respuesta:

Es la libertad de la gravedad, del egoísmo.

Pregunta:

¿La gravedad es egoísta?

Respuesta:

Sí.

 

Pregunta:

Y cuando me liberen, ¿qué habrá?

Respuesta:

 Acciones libres, vida libre, flotar libre. En efecto, como un elefante en el aire.

Pregunta:

¿Así que ahora todas mis acciones son egoístas, estoy siendo dirigido, y no soy libre aquí? ¿Y allí?

Respuesta:

Y allí eres libre.

Pregunta

Secretamente quiero esto, ¿o no?

Respuesta:

No creo que sea eso lo que queremos.

Comentario:

Todo el mundo habla de libertad y de alguna manera se la imagina.

Respuesta

No sé por qué necesita libertad. Él no lo sabe, solo quiere alejarse de su «cuerda». ¿Por qué? Muy posiblemente por estupidez infantil, tampoco sabemos qué sigue. 

Pregunta:

 ¿Pero la libertad es libertad del egoísmo?

Respuesta:

 Sí. 

Adentra en    Movimiento con dos estímulos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *