¿Por qué las lágrimas son el estado de pequeñez espiritual?

Comentario:

Estoy presentando el programa «Retratos» en el que la gente cuenta cómo llegaron a la sabiduría de la Cabalá, qué sufrimientos pasaron y cómo sintieron de repente que habían encontrado lo que buscaban. Todo el mundo se conmueve. Una persona llora y no se avergüenza de las lágrimas.

Mi respuesta:

Es porque la luz circundante (Or Makif) es mayor que nuestro Kli (vasija). Cuando te abruma, causa el estado de infancia (Katnut), como lo llamamos. La luz brilla, pero no hay lugar para que entre. Es entonces cuando aparecen las lágrimas, y gotean como la liberación cuando algo excesivo se desprende del cuerpo.

 

Las lágrimas también se derraman en la espiritualidad porque no puedes contener este sentimiento, esta conmoción dentro de ti. Por eso las lágrimas en hebreo se llaman «dmaot», de la palabra «dam», sangre. Lo interno es sangre, lo externo son lágrimas. Al fin y al cabo, la sensación de que tienes delante algo enorme te sobrecoge. Lo mismo ocurre en todos los grados.

Pregunta:

¿Por qué se dice que las lágrimas son el estado de pequeñez (Katnut)?

Respuesta:

Porque no hay vasija.

 

El estado de pequeñez es cuando no puedes encajar en ti toda la gran luz que tienes ante ti. Entonces la luz sale en forma de lágrimas. No hay otra forma de responder a esta enorme influencia sobre ti.

También te puede interesar   La luz se derrama en forma de lágrimas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *