¿Qué es la vida y la muerte realmente?

¿Hay vida después de la muerte y puede llamarse realmente vida? Es una pregunta que preocupa a muchos. Yo la plantearía de otro modo: ¿Podemos llamar vida a esta realidad en la que estamos ahora? Está escrito que no se llama vida.

¿Cómo sabemos que vivimos? Esto es una especie de sueño y soñamos que vivimos, giramos, conducimos, volamos, es decir, hacemos muchas cosas. De hecho, la llamada «vida» es solo la forma de existencia de la materia proteica. Todo depende de lo que se considere vida.

Nuestra existencia es muy limitada y primitiva. Constantemente hay limitaciones y cambios y estamos insatisfechos con una vida que no nos da alegría. ¿Es vida o no? Hasta que no sepamos qué es la verdadera vida, no podremos responder esta pregunta.

Y ¿Qué es la muerte? ¿Es cuando dejo de respirar o cuando los procesos biológicos de mi cuerpo se detienen? Es poco probable que la vida se limite a eso.

La ciencia moderna revela otras formas de vida, en otras partes del universo. Y eso también es vida. Si descendemos a las profundidades del océano, a una docena de kilómetros, también encontraremos vida. Se han encontrado algunas formas de vida inusuales en la Luna.

Por eso, es una gran pregunta: ¿Qué es la vida y qué es la muerte? Si hablamos solo de la forma proteica, que es la base de nuestro cuerpo, nos limitamos a pensar que la vida es una forma de existencia de la materia proteica. Pues si no hay proteínas, no hay vida. Eso nos limita mucho.

La ciencia de la Cábala no define la vida como forma de existencia de materia proteica, sino como el individuo que existe en la cualidad de otorgamiento. Es decir, que sale de su ego y existe fuera de sí mismo. Y la muerte es separación de la existencia en el deseo de disfrutar, en el ego. Cuando un egoísta deja de recibir satisfacción egoísta, es la muerte para él.

Pero en los mundos espirituales, en todos los niveles, no es la fuerza de recepción la que actúa como en nuestro mundo, sino la fuerza de otorgamiento. Tener la fuerza de otorgar se llama vida espiritual y tener la fuerza de recepción, se llama vida material.

Vivimos en la fuerza de recepción con la que nacemos. Aunque, tenemos la oportunidad de pasar de la fuerza de recepción a la de otorgamiento. Por eso, se nos dio la ciencia de la Cabalá, que explica cómo obtener la segunda fuerza, la fuerza de otorgamiento y vivir en ella. Así podremos entender los ciclos de las almas, porque podremos cambiar, ir de un estado a otro gracias a la fuerza de otorgar y nos acercaremos a la realidad superior y verdadera.

 

Seguir leyendo ¿Qué es la muerte desde el punto de vista de cabala?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *