Un juego de fuerzas espirituales

Pregunta: ¿Es correcto tratar todos los estados como espirituales, por ejemplo, estados como la somnolencia, la mala salud o la apatía? ¿O los verdaderos estados espirituales son solo los que se producen en el trabajo del grupo?

Respuesta: Absolutamente todos los estados son espirituales, la cuestión es si puedo influir en ellos.

Pregunta: ¿En qué estados de este escenario se puede influir?

Respuesta: No es sencillo de explicar. Todo depende de cada uno de los participantes. Es muy complicado.

Pregunta: ¿Pero vale la pena tratar todo el proceso en el que vive una persona como un juego de fuerzas espirituales?

Respuesta: Naturalmente. Solo eso.

Pregunta: ¿Cuál es la participación de la persona en este proceso? Después de todo, es pasiva o activa. O una persona no puede entender cuando puede aplicar sus propios esfuerzos y cuando dice que no hay “nadie más aparte de Él” solo como excusa.

Respuesta: Nuestro estudio y nuestro análisis consiste en determinar cómo relacionarnos con cada acontecimiento, analizarlo, dividirlo en partes y luego sintetizarlo a partir de estas partes en determinados bloques.

Este es el trabajo espiritual de una persona cuando divide toda la naturaleza, a sí mismo, la interacción y la reacción en partes con el fin de entender al Creador. Esto es lo que tenemos que hacer porque existimos aquí para revelar al Creador, entenderlo completamente desde nuestro mundo inferior y alcanzar el mundo superior.

 

Conoce más :    La percepción de un mensaje espiritual depende del oyente 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *