entradas en 'Torá' categoría

“El Señor transformará la lluvia de tu tierra en polvo y ceniza”

Torá, Deuteronomio 28:24 El Señor transformará la lluvia de tu tierra en polvo y ceniza, hasta que quedes destruido

A pesar de que, al parecer, físicamente puedes hacer todo en este mundo, si no tienes éxito en el mundo espiritual, no serás bendecido ni aquí ni allá.

Vivimos en este mundo por misericordia; se nos da un ‘prepago’. Pero, no se nos da por mucho tiempo.

Pregunta: ¿Cree usted que la ‘hora X’ se acerca?

Respuesta: Indudablemente. Y es en nuestro tiempo. 2016 fue el último año del estado ‘bullicioso’ de la vida, más adelante, será mucho más difícil.

Comentario: De hecho, a dondequiera que veas -EUA, Europa, países árabes- hay un colapso poderoso, en todas partes.

Respuesta: Todos siguen jugando sus juegos, pero deben empezar a aprender algo de la vida. Por lo tanto, se acercan a un callejón sin salida.

Pregunta: ¿Qué significa ‘transformará la lluvia de tu tierra en polvo y ceniza’?

Respuesta: La lluvia, que se supone trae nacimiento, no dará nada. Se derramará en otros lugares. Es decir, no recibirá bendición por sus acciones y se ‘secará’ si no se une y lucha por ser semejante al Creador. Es todo lo que dice aquí. El hombre se llama Adam porque debe ser ‘semejante’ (en hebreo Domeh) al Creador.
[209647]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 5/dic/16

Material relacionado:
El cielo que está sobre tu cabeza será de cobre
Una bendición y una maldición
Bendecido con el otorgamiento

No dañes al “hombre” en tí

Torá, Deuteronomio 27:24: “Maldito el que mata a su prójimo en secreto”. Y todo el pueblo dirá: “Amén”.

“En secreto” significa en el tribunal. Esto es sobre destruir egoístamente la oportunidad para tu próxima acción de corrección. Si tomo un deseo y en lugar de corregirlo, lo quito de mi acción, entonces lo mato dentro de mí, lo que quiere decir; “mata a su prójimo en secreto”. Soy maldecido con ésto.

El daño al alma por el hombre o, el daño del “hombre” dentro de uno mismo, es llamado maldición.

Pregunta: En otras palabras, ¿debo cuidar a mi prójimo, como si lo educara?

Respuesta: Por supuesto, éste es tu deseo. La Torá no habla de otra cosa que de los deseos dentro de cada uno de nosotros. Nos dice cómo corregirlos y cómo volvernos similares al Creador.

Por lo tanto, todo de lo que habla la Torá, como ovejas, cabras, vacas, plantas y más aún, gente —en todas sus manifestaciones externas— implica distintos deseos dentro de la persona. La Torá indica claramente lo que puedes y no puedes hacer. Por lo tanto, te dice lo que no debes tocar, lo que no es tuyo y lo que el sistema corregirá.

Pregunta: ¿Podemos decir que si no aspiro a cumplir con el mandato “ama a tu prójimo como a tí mismo”, es como si matara a mi prójimo?

Respuesta: Por supuesto, porque tu “suegra”, tu “esposa”, tu “madre”  y tu “padre”, no importa quién ni qué sean, todos están dentro de tí. Si los corriges de forma incorrecta, los matas.

Pregunta: ¿Significa que ahora, la humanidad está en estado de “asesinar a su prójimo”?

Respuesta: Por supuesto y especialmente dentro de uno mismo; matamos nuestra alma dentro de nosotros mismos.
[208850]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/nov/16

Material relacionado:
Si usted desea ser corregido, encuentre a alguien que le enseñe cómo de hacerlo
Saliendo del callejón sin salida
La enfermedad es la expresión de la diferencia entre nosotros y el Creador

Combinar maldad y bondad

Está escrito en la Torá que cuando los hijos de Israel crucen el Jordán, seis tribus estarán al pie del monte Gerizim y bendecirán al pueblo; y las otras seis tribus, estarán al pie del monte Eival, maldiciendo a la gente. Estas son las dos líneas: la línea derecha y la línea izquierda.

La línea izquierda (maldecir), de ninguna forma es peor que la derecha. Debemos ir a lo largo de la línea media, incluyendo ambas partes. Después de todo, está escrito, “Yo (el Creador), cree la maldad y cree la bondad para equilibrarlas”. Si las unimos correctamente, iremos por la línea media, combinando maldad y bondad.

Por lo tanto, al elegir la bondad sobre la maldad, elegimos una sobre la otra, pero nunca, una de las dos. De lo contrario, no existiríamos como criatura. La criatura absolutamente egoísta se viste en una forma externa altruista y existe así en el mundo superior.

Resulta que el mal es la base que debe vestirse en el ropaje correcto.
[208567]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno”, 23/nov/16

Material relacionado:
Doce tribus, doce puntos críticos
En la zona neutral entre el bien y el mal
División de las doce tribus

“Para que sean un pueblo santo”

Torá, Deuteronomio 26:18-26:19 :Y el Señor te ha distinguido hoy para que seas Su pueblo preciado, tal como te lo prometiera, para que observes todos Sus preceptos, y para darte supremacía sobre todas las naciones que creara -para alabanza, renombre y esplendor,  a fin de que tú seas un pueblo consagrado al Señor, tu Dios, tal como Él dijera”.

“Darte supremacía sobre todas las naciones”, significa elevar dentro de ti  la cualidad llamada Yehudí (de la palabra “Yihud”- adhesión, conexión con el Creador) por encima de todos tus otros deseos llamados las naciones.

Vemos esto en la historia. El pueblo de Israel nunca, ni siquiera en sus mejores años, cuando tuvo fortaleza, se ocupó de ninguna conquista.

Sólo en tiempos antiguos, el rey David tuvo que proteger a Israel de sus enemigos. Fue cuando la llamada “Kibush David” fue hecha -la conquista de los territorios desde el Nilo hasta el Eúfrates- para mantener bajo su control a las tribus que habitaban ahí, porque de otra manera, esas tribus constantemente asolaban a Israel.

Por lo tanto, cuando la Torá habla de gente elegida, alabada y grande, se refiere al trabajo de anularte a ti mismo. Así, elevas dentro de ti la parte de Israel que está dirigida al Creador por encima de tus partes egoístas. Esto sólo es el estado interno de la persona.

Además, se trata de servir al mundo para ser, como está escrito en la Torá, Luz o en otras palabras, ejemplo para todas las naciones del mundo.

Lo mismo se aplica al Templo. Está escrito, “Mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos” (Isaías 56:7). Después de todo, desde tiempos antiguos, no sólo los judíos iban ahí, sino absolutamente todos. Una persona podía ir ahí desde cualquier lugar, desde cualquier lado, con el fin de orar, pedir algo o participar en las clases. Así es como muchos estudiosos no-judíos aparecieron entre nosotros.
[208061]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 9/nov/16

Material relacionado:
El templo centro de conexión
El lugar donde se construye el templo
El pueblo elegido tiene una responsabilidad ante el mundo, ¿quien esta dispuesto?

No cometer injusticia contra el prosélito, el huérfano y la viuda

Torá, Deuteronomio 27:19 ‘Maldito el que comete una injusticia contra el prosélito, el huérfano y la viuda’. Y todo el pueblo dirá: ‘Amén’

Los que ya están en el nivel espiritual, sólo existen para ayudar ‘al prosélito’, ‘a la viuda’ y ‘al anciano’, es decir, todos los débiles, los deseos espirituales débiles.

Estos deseos pueden ser muy grandes y egoístas. Por ejemplo, ‘bebé’ es un egoísmo muy grande, con muy poca espiritualidad, como en el bebé. ‘Mujer’ también es un enorme egoísmo pero sólo puede seguir a la parte masculina, por lo tanto, se considera débil.

Todas las partes dentro del hombre llamadas ‘hombre viejo’, ‘mujer’, ‘bebé’ y otras, hablan del egoísmo que es muy difícil corregir. Por lo tanto, los que ya están en el camino, por encima de ellas (otras cualidades de la persona) deben trabajar en atraer todas estas cualidades fuertes en egoísmo, pero espiritualmente débiles.

‘No cometer una injusticia contra el prosélito, el huérfano y la viuda’ significa nunca sentir pena ni complacerse, sino corregir estos débiles deseos, añadiendo a ellos tus logros espirituales.

Es necesario cuidarlos como ayudas a una mujer, un bebé o un anciano. Necesitas desarrollarlos e incluirlos en ti mismo, como AHP se incluye en Galgalta VeEynaim y así, elevarte.
[208788]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/nov/16

Material relacionado:
Demolición del altar
“Deberás borrar todo recuerdo de Amalec”
Trabajo en ti mismo

“El cielo que está sobre tu cabeza, será de cobre”

Torá, Deuteronomio, 28:23: Y el cielo que está sobre tu cabeza será de cobre y la tierra que está debajo de ti, de hierro.

Cielo y tierra simbolizan los deseos dentro del hombre. Hablamos de las formas de restricción, donde serás incapaz de hacer nada con estos deseos: ni con cobre ni con hierro.

El cielo tiene que ser la propiedad de Biná, la propiedad de otorgamiento y amor, pero no lo es. Si tu no conectas con otros como tú, en correcta interacción, todo en la vida se vuelve muy difícil.

No tienes al Creador ni al deseo egoísta. Existes entre ellos como en el aire.
[209628]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 5/dic/16

Material relacionado:
Entre el cielo y tierra
¡En cada momento hay un nuevo cielo y una nueva tierra!
Dos preguntas en la corte celestial

“Y ahí construye un altar al Señor”

Torá, Deuteronomio 27:05: Y ahí, construye un altar al Señor, tu Dios, un altar de piedras. Que ninguna herramienta de metal toque la piedra.  

“Metal” es un estado egoísta del hombre que no puede usar. Todo lo que producimos para otorgar, debe ser hecho con las manos limpias.

Torá, Deuteronomio 27:06: El Altar del Señor, tu Dios, deberá estar construido de piedras enteras. Sobre él ofrecerás las ofrendas Olá al Señor, tu Dios.

Las piedras enteras siempre fueron usadas para cimentar la mampostería del Templo- bloques enormes de cientos de toneladas, de 12 a 18 metros de largo. Hoy, no podemos moverlos de un lugar a otro, pero antes, no sólo eran colocados, sino traídos desde una cantera localizada a decenas de kilómetros de Jerusalén.

No está claro cómo los llevaron hasta ahí, los colocaron uno encima de otro con gran precisión sin usar ningún relleno ni cómo fueron cortados, elevados y colocados. Después de todo, prácticamente ya no tenemos ese equipo. Sin embargo, se pueden ver los cimientos de la muralla de Jerusalén ¡Son impresionantes!

Comentario: Se dice que los judíos practicaron al erigir las pirámides egipcias.

Respuesta: Todo era diferente en Egipto. Usaban bloques relativamente pequeños de piedra caliza, una piedra suave muy fácil de procesar. Sin embargo, aquí, es simplemente inconcebible.

Construir un altar de piedras enteras, significa no usar ninguna herramienta en ellas. No soy especialista ni en arqueología ni en construcción; sólo sé cómo sucede esto dentro de la persona: para que su deseo de recibir, original e integral, reciba la forma correcta, debe acomodarse en la intención correcta y usarse de esta manera.

En ningún caso podemos distorsionar las cualidades naturales de la persona, sus intenciones y motivaciones, incluso las más horribles, si existen. No puede haber ninguna coerción. Después de todo, todas esas cualidades pueden ser usadas para otorgamiento, sólo con la ayuda de la Luz superior.

Acomodar las piedras con la ayuda de la Luz superior fue el arte de Betzalel, quien construyó el altar.

Un sacrificio, Kurban (de la palabra Lehitkarev, aproximación) significa que traemos nuestro egoísmo, lo convertimos a la cualidad de otorgamiento y amor y acercarnos al Creador de esta manera.

Por lo tanto, debemos corregir en nosotros sólo los deseos egoístas primordiales que recibimos de la fragmentación del alma de Adam.
[208298]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/nov/16

Material relacionado:
La corrección de los deseos de la humanidad
Ofrenda de incienso
Un día eterno

Conexión de la Torá y de El libro del Zohar

Pregunta: ¿Cuál es la relación de la Torá y El libro del Zohar? ¿es mejor conocer la Torá cuando se estudia El libro del Zohar?

Respuesta: Es imposible conocer la Torá porque desde la primera letra hasta la última, representa un código, una sola línea de letras que nos informa la secuencia exacta de la corrección del alma. La Torá es el camino de la corrección del alma. Sólo que se presenta de tal forma, que la leemos como novela.  Por eso, no debemos verla como un tratado histórico ni legal ni educativo.

Respecto a El libro del Zohar, es un comentario a los cinco libros de la Torá. Pero solo tenemos una pequeña parte del Zohar, por eso, sólo tenemos un comentario incompleto de la Torá. No obstante, El libro del Zohar, está ligado a la Torá.  

Pregunta: ¿Ni la Torá ni El libro del Zohar, fueron escritos por una sola persona?

Respuesta: La Torá fue dictada por Moisés, otros la escribieron. A través de la historia, la sabiduría de los libros santos ha sido escrita por varios individuos, porque el alcance de los mundos superiores demanda unidad de la gente, para que el egoísmo sea destruido mutuamente. Por eso la Mishná, el Talmud de Babilonia y de Jerusalén fueron escritos por varias personas.
[208857]
De la lección de Cabalá en ruso 5/feb/17

Material relacionado:
La Torá y el libro del Zohar
Zohar, comentario de la Torá
¿Qué fue primero, la Torá o la sabiduría de la Cabalá?

“Cuarenta latigazos”

Torá, Deuteronomio 25:01 – 25:04: 1Cuando haya una disputa entre personas deberán presentarse ante el tribunal para que los juzguen. El tribunal exonerará al inocente y condenará al culpable. Si el culpable cometió un delito que se castiga con la flagelación, el juez hará que se incline y sea flagelado adelante de acuerdo al número de latigazos correspondiente. 40 azotes se le podrá aplicar y no más -no le apliques azotes adicionales, para que tu hermano no quede degradado ante ti. No pongas bozal a tu toro mientras trilla.

Los latigazos se nos dan, con el propósito de enseñar a nuestro egoísmo a obedecer a un juez más fuerte y elevado, que es el siguiente nivel. Por lo tanto, uno puede castigar al ego, pero solo hasta el siguiente nivel. Cuarenta es el nivel de Bina. No debe haber más latigazos porque eso se consideraría una humillación.

Si me dan cuarenta azotes, no es humillación ni castigo, sino corrección.

En nuestro tiempo si la gente fuera castigada con golpes por un delito, lo percibiría como humillación. Imagina a un juez diciendo al acusado: “La sentencia es, ya sean cuarenta azotes o 2 años en prisión” ¿es mejor para él servir el tiempo y mantener su honor, que sentirse humillado frente a los demás?  

Antes no había prisiones en Israel. No se mencionan en absoluto en la Torá, porque las prisiones no corrigen. Sólo los golpes pueden corregir.

La gente y la sociedad deben entender que, de esta forma, contraponen al egoísmo que el Creador le impuso al hombre. Si acepta el castigo y la sociedad cree que no hay elección, la persona no debería ser castigada sino recibir ayuda para corregirse. Así, el hombre y la sociedad, trabajan juntos contra el ego. Es precisamente el egoísmo el que recibe los cuarenta golpes, ¡no el hombre!

Es un proceso educativo, no un castigo.

Actualmente, las prisiones de EUA no son llamadas lugares de detención, sino instituciones de corrección. El perro se pone en una jaula y a la persona se le corrige.  

El egoísmo se nos dió desde arriba y debe ser enjuiciado. Por esto, el pueblo de Israel, mencionado en la Torá, se corrigió con ayuda de golpes y no de prisión.

Pregunta: Está dicho: “No pongas bozal al toro mientras trilla”, ¿qué significa?

Respuesta: Cuando una persona asciende un nivel espiritual, el nivel animal tiene que recibir lo que es debido.

Cada uno debe pasar por el estado de golpes y con eso, se eleva al nivel de Bina. Así recibe el castigo y se eleva. Y el animal se queda en su nivel y debe recibir lo que le toca.
[207280]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 2/nov/16

Material relacionado:
Trabajo en ti mismo
Una vacuna anti ego
Los grados del ego creciente

“Deberás escribir todas las palabras de la Torá”

Torá, Deuteronomio 27:1-27:3: Moshé y los an cianos de Israel le ordenaron al pueblo diciendo: “Cumplan todo el mandamiento que hoy les prescribo. El día que cruces el Jordán hacia la tierra que el Señor, tu Dios te entrega, levantarás para ti piedras grandes y las blanquearás con cal. Sobre ellas deberás escribir todas las palabras de la Torá, cuando cruces para ingresar en la tierra que el Señor, tu Dios  te entrega, tierra de la que fluye leche y miel, tal como te prometiera el Señor, Dios de tus padres

El deseo egoísta que inicialmente opera en nosotros, crece constantemente y nos conduce a nuevas ‘montañas’ de aspiraciones y logros egoístas. Siempre trabaja para alienarnos y se vuelve cada vez más pedregoso e inaccesible. Este ‘corazón de piedra’ se traduce en relaciones rígidas, pedregosas, sin penetración mutua. Esto es lo que representa la piedra.

El corazón de piedra es lo que el hombre tiene; puro egoísmo. La Torá debe ser tallada en ella, como está escrito: “Escribe la Torá en tu corazón”.

La tierra de Israel simboliza un enorme deseo egoísta, que gradualmente, debe ser conquistado, corregido y transformado en altruista. Los doce bases del deseo egoísta deben dirigirse gradualmente a intenciones altruistas, corrigiendolas.

Escribir o grabar las palabras de la Torá sobre la piedra, significa convertir tu corazón egoísta en lo opuesto, en altruista. Es un trabajo enorme, pero cuando lo tomas como condición para aceptar las leyes de tu propia corrección, significa que cruzas el río Jordán y entras en la tierra de Israel, esos deseos que quieres corregir. Por eso se te da oportunidad de entrar en estos estados.
[208111]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/nov/16

Material relacionado:
Una nueva vida 732 – Las dos Tablas del Testimonio
Para corregir el corazón…
Escribir la Torá en las paredes del corazón