entradas en '' categoría

Vigila tus deseos

Comentario: Cuando una fuerza que revela un punto en el corazón aparece, comienza a buscar algo. Este punto saca todos los deseos del egoísmo. En principio, hay división e interconexión entre diferentes deseos, como los egipcios, los israelíes y el faraón.

Mi respuesta: Todo existe dentro del hombre. Debe examinarse a sí mismo, si sus deseos están a nivel de este mundo, no lo llevarán a ninguna parte, se quedará con ellos como animal y morirá así. O pueden llevarlo al siguiente nivel y allí existirá en el sentimiento del mundo superior.

Pregunta: Cuando una persona sale de Egipto, ¿Trabaja conscientemente con sus deseos o es automático, como el niño que se desarrolla y hasta entonces entiende?

Respuesta: Gradualmente, el hombre puede comprender, cada vez con más consciencia que existen deseos en él, que pueden elevarlo por encima de la naturaleza de nuestro mundo.

 

Descubre Cómo trabajan los deseos

 

¿Por qué Israel es considerado el centro espiritual del mundo?

Pregunta: ¿Cuál es el efecto de la Tierra de Israel en el hombre? Hay nueve zonas climáticas y en cada una, hay ciertas fuerzas espirituales que influyen en él.

Respuesta: Es un lugar muy especial del planeta y en él hay una gran cantidad de zonas naturales. Puedes conducir de norte a sur y en prácticamente unas horas, cruzarás muchas zonas geográficas. Para experimentarlo en otro país, necesitas viajar cientos de veces más.

Pregunta: Está escrito en todas las fuentes que Israel es el centro del mundo, el corazón del mundo, ¿qué significa?

Respuesta: Significa el centro espiritual del mundo. Por supuesto, pueden decirte que están La Meca, Medina y otros lugares sagrados.

Pero, centro del mundo es un lugar en nuestro planeta que tiene cierto poder espiritual, que corresponde a la raíz espiritual. Por eso es especial.

 

Te puede interesar El centro espiritual

 

¿Dónde se origina el pensamiento? – Enfoque cabalista

Pregunta: ¿Dónde se origina el pensamiento? ¿Cómo podemos ponernos en contacto con él?

Respuesta: Estamos en el campo del pensamiento. Entonces, es una inducción. Evoca en nosotros todo tipo de pensamientos individuales.

El campo común en el que existimos como motas de polvo en el aire, es decir, el aire mismo, el pensamiento mismo, el campo mismo, inductivamente pone en nosotros todos los pensamientos que nos permiten entendernos, sentir el campo, su movimiento general, para a su vez, influir en él.

En principio, Cabalá se ocupa de la teoría general del campo. Por campo nos referimos al Creador. El Creador no es un abuelo que nos dirige desde arriba, es el campo común, el plan común.

Cabalá habla de que podemos influir en este plan, que nos afecta, que podemos estar en equilibrio con él, que ese es el objetivo de nuestra existencia actual, es decir, lograr equilibrio con el campo común.

Cuando alcanzamos total homeostasis, entramos en la siguiente etapa de creación. Esa es la dialéctica de nuestro desarrollo.

 

Más sobre La fuente de todos los pensamientos

 

Comercio: el sistema que alimenta al mundo

Pregunta: El comercio moderno está configurado para permitirnos obtener la mayor cantidad de dinero posible de los demás. En el pasado, todo era con base en la confianza, los bienes se facilitaban y el dinero se pagaba después ¿Por qué esta nueva forma de comercio?

Respuesta: Comercio no es engañar a otro. Eso es robo. Cualquier comercio implica que el producto que traigo, falta en alguna parte y lo vendo porque la gente lo necesita. ¿Qué hay de engañoso en esto? Así como los órganos del cuerpo se sirven, se suplen y se complementan, así es aquí. Es fundamental.

El comercio son los vasos sanguíneos que transportan de ida y vuelta, los nutrientes necesarios. Si el comercio de hoy se basa en el engaño, engañar es imponer lo que no se necesita o hacer que usen productos dañinos, es un juego de pelota completamente diferente. Esto no debería suceder.

De hecho, el comercio nunca se hizo así. Todo entre los judíos, era con base en confianza total. Mi bisabuelo trabajaba para un propietario ortodoxo en el pueblo, era gerente de producción. Tenía una libreta pequeña y ningún libro de contabilidad. Mi abuelo me lo contó, mi bisabuelo anotaba todo en este cuaderno y registraba todo. Cuando llegó el gobierno soviético, fue encarcelado y varias personas se hicieron cargo de su trabajo en el departamento de contabilidad. ¡No sirvió!

Todo depende de cómo se hace el trabajo y cómo se hace la operación. Ya sea una persona con un pequeño cuaderno o clasificando hojas de papel. Por eso, la actitud adecuada tiene un potencial inmenso.

Pregunta: ¿Este período en el que todos están dispuestas a matarse entre sí, para obtener ganancias terminará alguna vez?

Respuesta: Tienen que probarlo todo y se darán cuenta. No tengo duda. Soy optimista y  fatalista.

 

Descubre  El desarrollo actual de la humanidad

 

¿Es difícil entender el estudio de las diez Sefirot?

Algunos estudiantes se quejan de que no entienden el material que estudiamos del libro El estudio de las Diez Sefirot  y no lo pueden sentir.  Esto no es de sorprender, nadie espera tal capacidad de ellos, pero ¿dónde está la reacción correcta? 

Todo el estudio de la sabiduría de la Cabalá, sucede al descubrir que la persona es sorda. No puede entenderlo con su mente ni sentirlo con su corazón. No capta nada de lo que quieren de él en absoluto . Después de leer todos estos textos abstrusos, solo se  quiere tumbar en el sofá y cerrar los ojos o, si acaso, mirar la televisión o el Internet. Esta falta de comprensión no es novedad en absoluto.  

La novedad es que uno va a la decena con este problema e intenta ensamblar ahí la respuesta, como un rompecabezas, para entender lo que se quiere de nosotros. Escuchar a los amigos y hablar con ellos y no pensar que se está resolviendo este asunto por la vía de la propia mente.   

No, con esto vamos al Creador y exigimos de Él que nos enseñe, que nos conecte en la forma correcta y nos muestre esta imagen para que podamos entenderla. Se llama “Por tus actos, te conoceremos”. 

Necesitamos revelar toda la sabiduría en la práctica, en nuestra conexión. De otra forma no podemos entenderla. La Cabalá no se alcanza con la mente y las sensaciones corpóreas. Se dice “No es el sabio el que aprende”.  

Incluso si pusieras a Einstein o a un Premio Nobel a estudiar, nada ayudaría. Solo la conexión entre nosotros y la petición al Creador ayudará y entonces, el Creador se revelará en el estado correcto entre nosotros, es lo que resuelve.

Por lo tanto, el estudio no requiere de una gran inteligencia, sino más bien, de la conexión con la decena, donde cada quien se anula a sí mismo ante los amigos y pide al Creador que revele dentro de la decena, el estado que estamos estudiando. Después de todo, el grupo es las Diez Sefirot, una estructura espiritual en la cual se revela la respuesta. Esto es lo que se llama Cabalá práctica. 

Así que, no me preocupa que el estudiante no entienda el texto. Nadie entiende nada y eso es natural. Todo esto es necesario para que todos nos unamos y resolvamos el problema a través del método de la Cabalá práctica, es decir, mediante la conexión y no por el intelecto. Finalmente, no estamos en la universidad. Si algo no está claro para nosotros, entonces realmente nos enfrentamos a un problema que necesita resolverse.  

 

Descubre más sobre Las diez Sefirot

 

¿Qué pasó antes del Big Bang? – Perspectiva espiritual

Pregunta: Por décadas, los científicos han estado confundidos sobre la antimateria que creó el Big Bang y parece que después desapareció. 

Dicen que el universo se originó en la conjunción entre la materia y la antimateria. Y si la materia puede ser investigada, entonces al momento, la antimateria ha desaparecido del universo.    

¿Es así? ¿Qué pasó antes del Big Bang? 

Respuesta: Antes que nada, me gustaría salir del concepto de lugar, porque todo lo que sentimos y lo que no sentimos, se encuentra dentro de un volumen. En nuestro universo hay un gran número de todo tipo de objetos, fuerzas y fenómenos, de los cuales no nos percatamos, no los percibimos y en consecuencia, no los investigamos. Nunca los definiremos a través de nuestras cualidades, sensaciones, nuestra ciencia y lógica. Por eso, no estudiamos ni aprendemos nada de ellos. 

Solo necesitamos entender que todo existe dentro del mismo volumen, únicamente que está oculto de nosotros y cada vez, más escondido. Vivimos dentro del marco de una percepción especial de nosotros mismos, como si existiéramos en el tiempo, en algún tipo de secuencia. De hecho, esto se debe al ocultamiento constante de algunas formas en nosotros y la revelación de otras, lo que concordantemente, nos da la sensación de tiempo, de un cierto tipo de proceso.  

La Cabalá dice que no tenemos que ir a ningún lado en el tiempo. En lugar de regresar 15 mil millones de años, únicamente es necesario ir hacia adentro y revelar lo que siempre ha existido, solo removerlo de nosotros en la sensación. 

Digamos, hablando ahora, podemos literalmente en pocos segundos, separarnos unos de otros, con los pensamientos y las sensaciones, instantáneamente dejar de sentirnos; lo que significa, que todo esto existe en nosotros como dentro del marco del tiempo, aunque no es tiempo, sino sensación.  

El tiempo es un cambio de sensaciones. Por lo tanto, podemos ir contra el tiempo: adelantar, atrasar, en cualquier dirección. Si al mismo tiempo, despertamos en nosotros mismos, todos los estados pasados, entonces provocaremos una sensación de tiempo y podremos retroceder.  

Y, es lo mismo sobre cada uno. Hoy podemos sentirnos como un adulto, como ancianos. Pero, podemos regresar en el tiempo y sentirnos como un niño pequeño. Todas estas escenas, permanecen como ventanas en un computador, solo que superpuestas entre ellas y consecuentemente, podemos pasar por ellas en dirección opuesta, abrirlas y establecerlas. 

Respecto a lo que pasó antes del Big Bang, nunca lo sabremos desde nuestras sensaciones actuales. Llegaremos, como en cualquier parte de la ciencia, al punto en el que no podemos alcanzar nada. Nuestra materia se extiende ahí, cambia, conforme ya podemos ver, en ondas y ondas, hacia algo incomprensible, imperceptible. No importa qué aceleradores construyamos, no importa cuánto impactemos partículas con grandes energías, descubriremos una realidad que se nos escapa. 

Sentiremos que existe, pero existe en algún lugar aquí; y con nuestros órganos sensoriales e instrumentos de medición, que prácticamente solo llegan al rango de la percepción humana, jamás experimentaremos estos fenómenos porque existen en otra dimensión. Para esto, necesitamos una mente completamente distinta, diferentes sensaciones y otra lógica que hoy no tenemos. Es una naturaleza diferente. 

 

Conoce más sobre el Big Bang