¿Es difícil entender el estudio de las diez Sefirot?

Algunos estudiantes se quejan de que no entienden el material que estudiamos del libro El estudio de las Diez Sefirot  y no lo pueden sentir.  Esto no es de sorprender, nadie espera tal capacidad de ellos, pero ¿dónde está la reacción correcta? 

Todo el estudio de la sabiduría de la Cabalá, sucede al descubrir que la persona es sorda. No puede entenderlo con su mente ni sentirlo con su corazón. No capta nada de lo que quieren de él en absoluto . Después de leer todos estos textos abstrusos, solo se  quiere tumbar en el sofá y cerrar los ojos o, si acaso, mirar la televisión o el Internet. Esta falta de comprensión no es novedad en absoluto.  

La novedad es que uno va a la decena con este problema e intenta ensamblar ahí la respuesta, como un rompecabezas, para entender lo que se quiere de nosotros. Escuchar a los amigos y hablar con ellos y no pensar que se está resolviendo este asunto por la vía de la propia mente.   

No, con esto vamos al Creador y exigimos de Él que nos enseñe, que nos conecte en la forma correcta y nos muestre esta imagen para que podamos entenderla. Se llama “Por tus actos, te conoceremos”. 

Necesitamos revelar toda la sabiduría en la práctica, en nuestra conexión. De otra forma no podemos entenderla. La Cabalá no se alcanza con la mente y las sensaciones corpóreas. Se dice “No es el sabio el que aprende”.  

Incluso si pusieras a Einstein o a un Premio Nobel a estudiar, nada ayudaría. Solo la conexión entre nosotros y la petición al Creador ayudará y entonces, el Creador se revelará en el estado correcto entre nosotros, es lo que resuelve.

Por lo tanto, el estudio no requiere de una gran inteligencia, sino más bien, de la conexión con la decena, donde cada quien se anula a sí mismo ante los amigos y pide al Creador que revele dentro de la decena, el estado que estamos estudiando. Después de todo, el grupo es las Diez Sefirot, una estructura espiritual en la cual se revela la respuesta. Esto es lo que se llama Cabalá práctica. 

Así que, no me preocupa que el estudiante no entienda el texto. Nadie entiende nada y eso es natural. Todo esto es necesario para que todos nos unamos y resolvamos el problema a través del método de la Cabalá práctica, es decir, mediante la conexión y no por el intelecto. Finalmente, no estamos en la universidad. Si algo no está claro para nosotros, entonces realmente nos enfrentamos a un problema que necesita resolverse.  

 

Descubre más sobre Las diez Sefirot

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta