¿A dónde nos conduce “la naturaleza ciega”?

Nosotros, la especie elegida, con razón y conocimiento, nos hemos convertido en un juguete en manos de la naturaleza ciega, la cual nos lleva por el mal camino y, ¿quién sabe a dónde? (Baal HaSulam, “La libertad”).

Pregunta:

Igor escribe: “Tengo cientos de preguntas sobre este pasaje. ¿Por qué un gran cabalista, como Baal HaSulam, habla de naturaleza ciega?”

Respuesta:

Porque actúa según su propia ley y no se vuelve a ningún lado y por eso se llama ciega.

Pregunta

Por tanto, sigue estando dirigida por o por algo y se mueve sin cambio. ¿A esto se le llama un “estado ciego”? 

Respuesta:

Sí. 

 

Pregunta:

 Él pregunta: “¿Es naturaleza ciega lo que nos ha llevado ahora a una guerra?” 

Respuesta

Sí. Esta es la llamada naturaleza ciega. Controla nuestro egoísmo y nos lleva constantemente hacia contradicciones entre nosotros, hasta que nos damos cuenta del daño de tales relaciones y queremos corregirlas.

Pregunta:

Deliberadamente nos lleva a golpes y cuánto mayor es el choque, más pronto de algo nos damos cuenta? 

Respuesta:

Seguro.

Pregunta:

“¿Cómo pueden aquellos que tienen conocimiento e inteligencia, como está escrito aquí, ser llamados un juguete en las manos de alguien? A fin de cuentas, ¿tienen inteligencia y conocimiento?” Es decir, nosotros. 

Respuesta:

No importa. De hecho, la naturaleza les sigue controlando. Aumenta o disminuye el egoísmo en cada uno de nosotros y en todos nosotros juntos; y de este modo, somos controlados.

 

Pregunta:

Pero, ¿está usted de acuerdo en que somos inteligentes y tenemos conocimiento? 

Respuesta:

Relativamente, aunque no tanto como nuestro egoísmo.

Pregunta:

¿Entonces nos supera? ¿Decide todo? 

Respuesta:

Sí.

Pregunta:

Igor pregunta sobre la misma frase: “Dice que estamos siendo engañados. De alguna manera, esto realmente no me gusta”.   

Respuesta:

Se nos está mostrando cuán limitados estamos, cuán tercos y unidireccionales somos y cómo nos dirigimos hacia malos resultados.

Pregunta:

Es decir, por un lado, dicen que somos razonables, pero por el otro lado, que podemos ser engañados. ¿No indica esto algún tipo de contradicción, que no somos inteligentes? 

 

Respuesta:

No. Nuestra mente funciona dentro de límites muy estrechos y de ninguna forma nos impide ser al mismo tiempo, estúpidos egoístas.  

 

Pregunta:

Igor pregunta: “Ellos dicen que se desconoce hacia dónde nos está llevando (la naturaleza). Usted todo el tiempo dice que se sabe hacia dónde nos conduce —a la unidad, al amor. ¿Sí o no?” 

 

Respuesta:

Hacia la unidad y el amor, pero de una forma muy dura. 

Pregunta:

¿No sabemos a dónde nos lleva? 

Respuesta:

Sí, porque estamos en una lucha contínua con todos a lo largo de la vida, a través de la historia.

Pregunta:

Entonces, ¿nuestra tarea es sucumbir a la naturaleza ciega”? 

 

Respuesta:

¡No! ¿Qué vamos a hacer con esto? Al contrario, tenemos que revelar que estamos en manos de la naturaleza ciega y que lo único que podemos hacer, es corregirnos.  

 

Pregunta:

¿Es esto lo que quiere de nosotros la naturaleza ciega?

Respuesta:

Sí. La conciencia del mal.

 

Pregunta:

¿Podemos decir que somos los únicos ciegos? 

Respuesta:

Por supuesto.

Pregunta

¿Y por eso percibimos ciegamente la naturaleza?

Respuesta:

Sí. Pero no lo podemos hacer de otra forma. Es muy difícil.

Pregunta

De modo que, ¿usted no tiene quejas contra la humanidad? 

Respuesta:

Yo no tengo quejas contra nadie.

Más información sobre      Los peligros del camino del desarrollo a ciegas

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *