Aferrarse a la unidad

Pregunta:

Hablemos hoy de Israel. Nuestra juventud ha madurado mucho últimamente, hay muchos muertos, muchos amigos perdidos, muchos en el ejército, los que no están en el ejército ayudan como pueden. Hoy, especialmente entre los jóvenes, existe el sentimiento de que es bueno estar unidos, no solo para los jóvenes, sino para todos, es un buen estado. 

Ya se habla de que cuando acabe la guerra y todo el mundo vuelva a casa, serán nuestros jóvenes los que querrán construir un nuevo país basado en este sentimiento de unidad. 

¿Cómo no perder esta esperanza? Al menos la esperanza de que vuelvan con este sentimiento. 

Respuesta:

Para hacer esto, necesitas alimentarte de nuestras fuentes cabalísticas todo el tiempo, porque ellas dicen cuán necesario es, cuán cierto es siempre y que no tienes otro camino. Si no te aferras a la unidad, entonces desaparece y vienen los problemas. 

Pregunta:

Si no me aferro a la unidad, vienen los problemas; ¿es bueno que esta fórmula entre en una persona y viva con ella? 

Respuesta:

Por supuesto.

Comentario:

Pero sigue basándose en el miedo. 

Mi respuesta:

No importa, es bueno. Una persona tiene que aferrarse a ello, el hombre es un egoísta, debe comprender constantemente que si no se aferra a los demás, y así cada uno a los demás, entonces no sobreviviremos. 

Pregunta:

¿Dónde está la protección de arriba de la que hablamos aquí, de la fuerza Superior? 

Respuesta:

En la medida en que nos protegemos a nosotros mismos, el Creador nos protege. 

Pregunta:

¿Qué significa protegernos? 

Respuesta:

Cualquier cosa que pensemos sobre nuestra unidad, sobre apoyarnos, salvarnos unos a otros, etc., entonces se nos proporcionará el mismo apoyo desde Arriba. 

Pregunta:

¿Cómo podemos inspirar a nuestro pueblo, a los israelíes, con esto? 

Respuesta:

Está dicho en nuestras fuentes, en todo: si una persona no es para los demás, entonces no hay protección desde Arriba. 

Pregunta:

Entonces, tengo que estar para los demás todo el tiempo. ¿Y todos deben tener este pensamiento? 

Ahora observamos, impresionados, cómo los hombres se abrazan antes del combate y entran en batalla; así de unidos están. ¿Podría ser un símbolo de un estado así, de un país que se abraza? 

Respuesta:

Sí.

Pregunta:

¿Cree que esto es posible? 

Respuesta:

Es posible, pero depende de hasta qué punto la gente entienda que no sobrevivirá sin ello. Si no empezamos a vivir así, la naturaleza nos destruirá. 

Pregunta:

¿Cómo llama a la naturaleza en este caso? 

Respuesta:

Nuestro ego. Nos va a destruir. 

Pregunta:

¿En la forma de estos enemigos que vienen? 

Respuesta:

Somos nosotros quienes inventamos a nuestros enemigos, no es que existan por sí mismos. Nosotros los invitamos. 

Comentario:

Los invitamos, pero existen. Aquí están, visibles. 

Mi respuesta:

Y tú los creas con tu falta de unidad. 

Pregunta:

Entonces, ¿es como una especie de espíritus? 

Respuesta:

Sí. Esa es la forma de verlos. 

Solo nuestra unidad y la responsabilidad de todos por los demás nos salvará. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *