Concentración de la luz del Creador

En el versículo que dice “Zamrú (cantar/podar) al Señor, pues Él ha hecho el orgullo”, pareciera que “podar” fuese como “mi fuerza y poda”. Esto significa que debemos siempre podar y cortar las espinas de la viña del Señor. (Baal HaSulam, Shamati 150, «Canten al Señor, porque Él ha hecho el orgullo»).

Pregunta:

¿Qué es esta viña en la que tenemos que limpiar todo de espinas?

Respuesta:

Es nuestra vida, debemos aceptarla y transformarnos en ella para poder disfrutar de todos sus frutos sin temer nada.

 

En la vida corporal recoges un racimo de uvas, lo exprimes, extraes el jugo y te lo bebes; de este modo obtienes una concentración de las vitaminas que necesitas. En sentido metafórico significa que absorbes lo mejor del mundo y puedes consumirlo.

 

Desde una perspectiva espiritual, el vino de uvas simboliza la concentración de la luz del Creador. Al unirnos unos con otros, como si exprimiéramos las uvas, y desde el punto de unidad nos dirigimos al Creador. En respuesta, Él nos llena de luz.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *