Vayamos y sacrifiquémonos ante el Señor, nuestro Dios

Así lo declara el versículo en nombre de los justos: “perezosos, ustedes son perezosos; por eso ustedes dicen: ‘Vayamos y sacrifiquémonos ante el Señor nuestro Dios”.(Baal HaSulam, Shamati 150, “Canten al Señor, pues  Él ha hecho el orgullo”).

Pregunta:

El sacrificio es como la expiación, pero necesitamos trabajar en la decena, entonces, ¿Debemos esforzarnos por la unidad y no por el sacrificio?

Respuesta:

Sí. Pero para luchar por la unidad, necesitas hacer un sacrificio, sacrificas tu egoísmo, varias cualidades, y quizás tu apego a los asuntos terrenales para ascender al Creador.

Pregunta:

Se dice: «Vayamos y sacrifiquémonos ante Señor nuestro Dios», ¿Cómo te liberas del orgullo, pensando que ya has ofrecido al Creador el sacrificio adecuado desde que Él te acercó, como si te lo debiera?

Respuesta:

Tienes que empezar todo de nuevo. Si una persona siente que el Creador se lo debe, es el peor sentimiento.

Muy interesante   La caída en el 17 de Tamuz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *