Crear entre nosotros un sensor espiritual

Pregunta

Cuando nuestro grupo internacional se reúne, ¿siente usted de manera diferente su deseo común? 

Respuesta:

Sí, es más fuerte y extenso, llega con una necesidad mucho más grande, es más vívido y explícito. 

 

La gente llega de todos los rincones del mundo con intenciones muy serias, con deseos muy puntuales. Su presencia aquí influye a todos con mucha fuerza; en esencia, ellos evocan el deseo fundamental con el que trabajo.

 

Estos períodos en los que todos los grupos se juntan para congresos son los más poderosos; y luego, cuando colectivamente entramos a la sensación del mundo Superior, o sea, cuando creamos por sobre nosotros un sensor espiritual con nuestros deseos comunes, prácticamente ni siquiera necesitamos comunicarnos entre nosotros.  

 

Recuerdo cuando viajaba con Rabash a visitar algunos cabalistas con los que él se comunicaba y yo le preguntaba, “Entonces, ¿se reveló?” y Rabash respondía: “No, no se quiso revelar. Aunque le hablamos, él interiormente se cerró tanto que no puedo decir nada sobre él”. 

 

Hay cosas así entre los cabalistas. Nosotros todavía no llegamos a eso, las fases, el desarrollo por el que estamos pasando, no tienen analogía en el mundo; y hoy en día, todo el mundo está retomando la percepción de eternidad y perfección, así como estábamos al principio de nuestro origen.

 

Por lo tanto, no podemos decir que todo lo que está sucediendo ahora en el mundo es análogo a lo que pasó con los cabalistas a lo largo de la historia. Ahora está surgiendo un sistema completamente nuevo —¡uno verdadero! Los cabalistas de antes prepararon todo para nosotros. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *