Cuando me siento odiado

Pregunta:

Un sabio estaba sentado a las puertas de la ciudad,  cuando pasó frente a él un hombre y le preguntó: “Dígame, padre, qué tipo de personas viven en esta ciudad, buenas o malas?” 

 

El sabio respondió: “Háblame de la ciudad de la cual procedes, ¿qué tipo de personas viven ahí?” 

 

“Son malas, crueles y egoístas”, asintió el hombre. 

 

“Las mismas personas viven aquí”, dijo el sabio y el hombre se fué. 

 

Tiempo después, otro hombre llegó a la entrada. Le hizo la misma pregunta. El sabio respondió de la misma forma: “¿Qué tipo de personas viven en tu ciudad?” 

 

El hombre dijo: “Tengo muchos amigos en la ciudad y las personas son buenas y amables”. 

 

El sabio dijo, “Encontrarás el mismo tipo de personas aquí” 

 

Parece suponer, que el tipo de personas que viven en mi ciudad, dependiera de mí.

 

 

Respuesta:

En general, sí.

Pregunta

Significa que si el primero dijo que ahí viven malas personas, se le respondió que lo mismo le esperaba; y que si eran buenas personas, entonces encontraría ahí algo similar. 

 

¿Qué es? ¿Cómo trabaja este mecanismo? 

Respuesta:

Se basa en la actitud de la persona hacia la sociedad. La forma en que te relacionas con la sociedad, es lo que experimentas.

Pregunta:

¿Y qué pasa si ellos me odian?

Respuesta

Pero ¿Por qué te odian? No llegó así nada más, es resultado de tu conducta. 

Pregunta:

Entonces, si veo a personas que me odian, tengo que preguntarme a mí mismo: ¿Por qué me odian?

Respuesta:

Sí, es la única manera.

 

Pregunta:

Y qué pasa si no lo determino, por ejemplo, el ¿por qué me odian, como suele pasar? 

Respuesta:

Significa que te estás justificando.

Pregunta:

Entonces, ¿básicamente tengo que encontrar la pregunta?

Respuesta:

Tienes que encontrar sensaciones positivas en tí y al mismo tiempo en los demás. 

Pregunta:

Entonces debo encontrar dentro de mí, la razón por la que ellos me odian e intentar cambiar algo en mí mismo. Y si puedo hacer algo en relación al odio, ¿ellos cambiarán hacia mí? 

Respuesta:

Cambiarán. Ayuda a todos y ellos cambiarán.

Pregunta:

Entonces, ¿tendría yo que incluso justificar este odio que me llega? 

 

Respuesta:

Es la naturaleza humana. Si lo percibes correctamente, percibirás así a quien te odia. 

 

Pregunta:

En este caso, ¿debo considerarlo mi naturaleza o como su naturaleza egoísta? 

 

Respuesta:

Es su naturaleza egoísta, así es como son las personas, pero yo les doy un ejemplo de la correcta actitud. 

Pregunta:

¿Y si estoy desbordado, obviamente encendido y quiero responder de igual manera?

Respuesta:

Entonces no. Yo no responderé ni me enojaré. Lo extinguiré dentro de mí. 

Pregunta:

Cuando usted menciona, extinguir, pareciera que estoy obligado.

Respuesta:

Puede ser, de alguna manera me estoy forzando, porque aunque yo quiera responder, no respondo. Quiero encontrar un argumento, pero no lo haré y así tendré un resultado. 

 

Comentario:

Pero sabe, suele decirse que cuando se tensa mucho el arco, salta muy fuerte.  

Mi respuesta:

Eso es cuando no se hace esfuerzo. Si vamos constantemente de manera correcta, entonces ésto prevalece. 

 

Pregunta:

¿Usted cree en estos ejercicios? 

Respuesta:

Sí.

Pregunta

¿Se desarrolla el hábito de voltear a uno mismo y examinarse todo el tiempo? ¿Después yo desarrollo algo? 

Respuesta:

Sí, te desarrollas e incluso, se desarrolla una correcta actitud hacia las personas. Aprenderás a perdonarles y luego todo funcionará. 

Nada cambia:    Todo está en tu actitud

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *