Dar ejemplo y ayudar al individuo en el trabajo espiritual

El noveno mandamiento, es ser compasivo con los pobres y darles de comer. Está escrito, “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”. (Introducción a El Libro del Zóhar, “Los preceptos de la Torá”). 

 

Debemos ayudar a todas las personas que tal vez no entienden, que todavía no tienen conciencia y que no son capaces de cumplir con el precepto del amor por el prójimo. Tenemos que atraerlos a nosotros y realizar juntos acciones espirituales con ellos.

Pregunta:

¿Cuál es la conexión entre la instrucción de ayudar a los pobres y la frase: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”?

Respuesta:

Por pobres, quiere decir la persona que aún no tiene la conciencia ni la fuerza de influir de buena forma en los demás. Necesitamos dar ejemplo y ayudar al individuo en el trabajo espiritual. 

 

Con la frase, “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”, el Creador nos dice que de esta manera debemos llegar al contacto con Él y dar nacimiento a una nueva humanidad que esté en armonía y amor y que exista en un único deseo. A fin de cuentas, el Creador es la cualidad de otorgamiento y amor.

También le interesará   Aprende a vivir en un mundo nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *