El propósito de la creación es deleitar a sus creados

Dado que el Creador contempló dar deleite a los seres creados y la luz se extendió de Él y aparentemente, Él se apartó, de inmediato quedó impreso en esta luz, el deseo de recibir Su placer. 

También es posible determinar que este deseo es la completa medida de la luz que se expande (Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, Parte 1, “Línea y restricción”, “Observación interna”, Capítulo 1, Punto 11).

El deseo de recibir que empieza a sentir la creación, determina toda la esencia de la creación y la medida total del llenado que da el Creador. 

De ello se desprende que podemos disfrutar solo de la revelación del Creador y nada más. 

Pregunta:

¿Significa que sin la revelación del Creador, sentiremos todo lo demás como sufrimiento? 

Respuesta:

No hay nada más que revelar, porque todo lo que está a nuestro alrededor y en lo que existimos, es el Creador. 

Comentario:

Pero realmente, a través de todo el desarrollo histórico, revelamos algunas cosas nuevas.

Mi Respuesta:

Todo esto no es nada más que la revelación del Creador a los seres creados. 

Pregunta:

 ¿Qué más podemos revelar, que no hayamos revelado hasta hoy?

Respuesta:

Podemos revelar todos los deseos del Creador por deleitarnos, por medio de los cuales Él nos quiere deleitar y podemos ser capaces y estar listos, para aceptar y ser llenados con este placer. No se requiere nada más. Este es el propósito de la creación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *