Estados de conexión con el Creador

De ahí que El Zóhar haga la precisión de decirnos que es del gran ZA, y por eso dijo “patriarcas”. Son llamados “capullos florales”, que significa plantaciones, ya que crecen como plantaciones. Primero, su medida era como la de NHY. Después, en Yeniká (amamantamiento), se convirtieron en JGT, y luego, en el primer Gadlut, se convirtieron en JBD de Neshamá. En el segundo Gadlut, se convirtieron en JBD de Hayá.

 

Los capullos florales son los patriarcas, que entraron en un pensamiento, y entraron en el otro mundo, Bina. Esto se refiere al Ibur (impregnación/concepción) de ZA, ya que, durante su Ibur, se eleva a AVI, que se llaman “pensamiento” y “el otro mundo”. Aba se llama “pensamiento” e Ima se llama “el otro mundo”. Ahí está el comienzo de la construcción de ZA en tres dentro de tres, lo que significa que JGT están revestidos dentro de NHY (Zóhar para todos “Los capullos florales”).

 

Hablamos de los estados por los que pasan nuestros deseos, que se desarrollan gradualmente hasta un nivel en el que podemos percibir la creación a través de ellos.

 

Un cierto nivel de desarrollo del deseo se llama “Ibur” – gestación, luego “Yeniká”-amamantamiento, etc. Es decir, estos son estados de una cierta conexión con el Creador.

 

Por ejemplo, en nuestro mundo, el embrión se anula completamente a sí mismo en el vientre de la madre. Lo mismo puede decirse del nacimiento espiritual, cuando no uso mis deseos egoístas en absoluto, los anulo, y así me encuentro en algún tipo de conexión con el Creador porque no recibo para mí mismo.

 

El amamantamiento es un estado cuando yo, junto con mis deseos supuestamente egoístas, comienzo a recibir gradualmente, pero solo para crecer y llegar a ser como el Creador. Entonces, al haber absorbido las propiedades del Creador en las etapas previas, ya estoy trabajando para el otorgamiento. Esto se llama el estado de grandeza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *