La capacidad de reírse de uno mismo nos libera de la necesidad de aparentar

Comentario: Usted dice que el humor es especialmente propio de los judíos. 

Mi Respuesta: El humor judío, con el que las personas se ríen de sí mismas, es bien visto en la Cabalá y por lo tanto, ha penetrado en toda la literatura, el arte y la visión del mundo judío. 

Hasta cierto punto, también es el caso con los británicos. No he visto esa característica en otros pueblos. Es muy raro encontrar zonas reducidas, pequeñas, en la cultura de los pueblos, donde se rían de sí mismos. 

A muchas sociedades no les agrada. Les gusta glorificarse. Todas sus anécdotas se basan en su propia alabanza. Me parece que esto habla algo de su subdesarrollo. Les falta sentir su propio lugar verdadero y por consiguiente, tienen que estarse dando ánimos ellos mismos todo el tiempo.  

Los ingleses poseen un humor muy particular, que no excluye bromas sobre ellos mismos. Esto también pasa entre algunos otros pueblos, pero, usualmente es algo específico, muy concreto; por ejemplo, la tacañería, la frivolidad o la impaciencia. Es decir, algún rasgo distintivo de la personalidad que se ridiculiza.  

Y los judíos lo tienen todo. Todos los rasgos de una persona ordinaria, se exageran y se presentan como típicos, comunes y étnicos. Además, todo esto se repite, se promueve y se exagera por los mismos judíos. 

Esto sugiere que las personas están libres de la necesidad de aparentar, que no se sienten inferiores. En otras palabras, es nuestra naturaleza, así somos, así es como yo soy y ya. 

En general, la causa es el desarrollo secular de las personas. Lo que sea que hagamos, el fenómeno en sí mismo existe. Por lo tanto, me puedo burlar de todo, incluso de mis estados más terribles. 

 

Muy interesante :    Humor no burla  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *