Los talleres familiares y su eficacia para lograr la felicidad

Pregunta:

¿Cuál es el resultado de los talleres familiares cuando las parejas se sientan y hablan entre sí? En teoría, comparten cosas que pueden no haber compartido directamente.

Respuesta:

Sí, por regla general, lo que una esposa no puede decir a su esposo o el esposo a su esposa, lo dicen a través de otros.

La razón de la eficacia de tal comunicación es que las personas crean un campo común, una predisposición a la apertura. Como dicen, el mal ejemplo se contagia, pero en este caso es un buen ejemplo. Después de todo, cuando los demás se abren, te atrae, te afecta e inconscientemente te dejas llevar y comienzas a decir cosas que no podrías decirle a tu otra mitad.

Pregunta:

¿Cómo es que una conversación tan íntima parece ser tan fácil?

Respuesta:

Porque la gente ve que aquí no hay nada íntimo. El resto de las familias tienen los mismos problemas que ellos. ¿Qué asunto íntimo podría ser ese? Solo vergüenza (una cualidad egoísta), arrogancia, miedo de caer en los ojos de los demás, etc.

 

Pero cuando, sin reproches, sin decir “lo tenemos aún peor”, todos hablan simple y francamente, entonces las relaciones correctas entre géneros, entre cónyuges (esto no es lo mismo), entre padres con respecto a los hijos, etc. se aclaran. Esto reduce en gran medida las tensiones familiares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *