Nuestra estrella que nos guía

Si me esfuerzo para ver la acción del Creador en cada lugar y detrás de cada personas: detrás de los amigos, familia, incluso de mi jefe en el trabajo, entenderé que nada vienen de las personas ni de eventos al azar en la vida, sólo viene del gobierno superior. Pues, no hay nada más que él, la fuerza única que opera en el universo con todas las vestimentas. 

Yo uno todas esas vestimentas, las reúno en un lugar y comienzo a revelar al Creador. Esas vestimentas no desaparecen, se vuelven más y más diversas. Si hago un esfuerzo por relacionarme con ellas sólo hacia el Creador, comienzo a revelarlo a Él más y más. 

Este trabajo – relacionar todo con una fuerza- me lleva a la adhesión con el Creador y a entenderlo. Así, me cambio a mí mismo y cubro todos los pecados con amor. 

No veo los obstáculos no como distracciones, sino como ejercicios que se me dan de parte del Creador, para revelarlo en cualquier estado y se vuelven más y más refinados y complejos, para revelar la fuerza superior. Intento percibir que cada estado que surge me lo envía el Creador y en ese estado intento dirigirme a Él. 

Sólo existe la fuerza del Creador. Esto es,el Creador organiza y dirige todo en el mundo para nosotros.  

Aún cuando veo un mundo enorme, complejo y multifacético ante mí, con muchas fuerzas contradictorias, al final, necesitamos reducirlo todo a un principio: “El Creador está por encima de nosotros, el Creador es uno”. 

Esta meta debe convertirse en la estrella que nos guía. Todo nuestro mundo y toda nuestra vida nos dan ejercicios que nos ayudan a llegar a este concepto y revelarlo completamente. 

Está escrito, “Tienen ojos, pero no ven; tienen oídos, pero no escuchan”. No vemos que sólo una fuerza actúa en la realidad. Cuando podamos verlo, aparecerá una realidad espiritual donde estamos incluidos con los amigos. 

Luego, el siguiente grado, uno más elevado se revela y de nuevo, comenzamos a sentirnos, bajo el yugo de un egoísmo que creció incluso más y el mundo entero es aún más corrupto. Aun así, entendemos que el Creador nos presenta esta imagen. En realidad, nada cambia. 

El Creador sólo hace girar el regulador de nuestro deseo de recibir y el ego se enciende incluso más en cada uno y en todo el mundo. Todo es con el fin de que revelemos la unicidad del Creador en toda la realidad e incluso, en un grado más elevado, en estados incluso más contradictorios y complejos.
[293428]
De la 1a parte de la clase diaria de Cabalá 1/feb/22, “Fe por encima de la razón” 

Material relacionado:
Todo viene del Creador      
Acepta que todo viene de arriba
Todo es solo de Él

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: