Resultado de la destrucción del alma común

Pregunta: ¿De dónde viene el fenómeno de transgénero, cuando una persona aparentemente nace hombre, pero se siente mujer y se somete a una cirugía de cambio de sexo? ¿o viceversa?

Respuesta: Viene de que todos somos resultado de la destrucción del alma común.

El Creador creó un alma, una estructura espiritual, que especialmente fue dividida en muchas partes, para que pudiéramos conocer al Creador a través de ellas y alcanzar Su estado, Su grado y fusionarnos con Él.

No sólo se dividió en diferentes partes en términos de poder, cualidades y personajes, también por género. Al mismo tiempo, una parte del alma se ocupa de dominar la técnica de corrección y atraer la fuerza superior, la otra desarrolla el deseo y despierta la parte masculina para que se desarrolle con ayuda de la misma fuerza superior.

Dado que somos partes rotas de Una sola alma  en el proceso de corrección, adaptación y regreso al mundo superior del que caímos después de ser rotos, nos mezclamos constantemente entre nosotros. Juntos, hombres y mujeres dan a luz a niños.

Es lo mismo en el mundo espiritual. Damos a luz tanto almas masculinas como femeninas y el Creador, la tercera fuerza, determina, en principio, el destino de cada una, de acuerdo con la meta final. En general, no es un sistema simple.

Durante decenas de miles de años de la existencia de la humanidad, ha habido una constante mezcla fisiológica de animales, especialmente en nuestro tiempo cuando, por un lado, aumentó el egoísmo y por otro, llegó una mezcla terrible y sorprendente entre las naciones de nuestra generación.

Además, esta mezcla no es tanto física, es interna: en cultura, mentalidad y dependencia mutua. Como resultado, hay agitación en las almas, cuando no pueden asociarse con precisión con sus raíces, incluso sexualmente.

Y aquí el hombre se confunde con su orientación, tanto espiritual como física. Incluso en el trabajo espiritual, a veces observamos que el hombre que debería entenderse como hombre, en realidad tiende a una versión más femenina de la corrección del alma. También, hay muchas mujeres que quisieran estar en el lugar del hombre en su trabajo espiritual.

Creo que este es un grado necesario de nuestro desarrollo. Es un plan muy serio, cuando por penetración mutua, acercamiento y mezcla, desde arriba, comencemos a analizar, absorber y separar mejor los sexos.

Esto conducirá a que los hombres, tanto en el mundo espiritual como en el físico, comprendan mejor a las mujeres y las mujeres a los hombres. Hoy no existe ese entendimiento. Para esto necesitas ser un cabalista serio, para poder realmente entrar en el mundo interior de la mujer y comprenderla y viceversa.

Uno de los objetivos de la educación cabalista es dar al hombre la oportunidad de llegar a la interacción correcta. De lo contrario, nuestro mundo se convertirá en un mundo de gente que no se ve. Sólo ocasionalmente se encuentran en algún lugar, tienen relaciones sexuales y se escapan. Incluso si vives con alguien, la cohabitación no es común.

En otras palabras, nuestra mezcla mutua es necesaria, incluso en esas formas tan desagradables y antinaturales de desarrollo egoísta, porque sólo así podemos llegar a un tipo especial de ego, formado de todas las formas posibles y todos podrán comprenderse más y mejor.

 

“Te puede interesar  Ser hombre o mujer

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: