Somos lo que la sociedad imprime en nosotros

Encuéntrate a tí mismo y sé tú mismo. Recuerda, no hay nadie más como tú sobre la Tierra, que tú. (Dale Carnegie).

Comentario: Pero, gastamos toda nuestra vida cumpliendo deseos que nos imponen desde afuera. Mayormente, no somos nosotros mismos. 

Mi Respuesta: Nosotros, como niños pequeños, estamos constantemente aprendiendo de los demás. Mira a un niño chiquito. Constantemente aprende de los adultos y los imita. Puedes nombrar, digamos, una taza con alguna otra palabra y él lo repetirá después de tí y se acostumbrará a llamarlo por este nombre. 

Si le enseñas alguna acción, intentará repetirla. Luego, este hábito se incorporará a su naturaleza. Instintivamente preferirá esta acción a otras, incluso aquellas que sean más razonables y útiles, porque el hábito se vuelve una segunda naturaleza y al satisfacer sus deseos, lo disfrutará.  

Por lo tanto, todos somos una impresión de la sociedad que nos rodea y ninguno de nosotros es uno mismo. 

Pregunta: ¿No es momento de que seamos nosotros mismos? ¿Cuándo podrá ser? 

Respuesta: Hoy ya hay ese deseo, pero sigue en un pequeño número de personas que empiezan a preguntarse sobre el sentido de la existencia, sobre la aparente falta de propósito de este mundo. Millones de personas en el mundo se están haciendo esta pregunta, pero millones no son billones. 

 

Puedes leer   ¿Qué determina la transformación de la sociedad?

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: