Todo estará bien al salir de este sueño

Comentario: Según la ONU, el 40% de las tierras del mundo se definen como degradadas, es decir, privadas de recursos naturales, agua, árboles, vegetación.

Este daño se debe claramente a la actividad económica del hombre, ya que la agricultura exprime todo del suelo, los bosques se talan, los minerales se extraen, la contaminación industrial continúa, etc.

Y así nos acercamos a la inanición. Dicen que el próximo año 2023 se espera una grave hambruna como consecuencia de estas guerras y desastres ambientales.

Pero, aun así, quiero preguntarte sobre el Creador. Escuchamos todo el tiempo sobre lo que está pasando, todo este desastre ambiental. El Creador creó este planeta azul con sombra, con agua, con minerales, con todo lo necesario para una persona, como si hubiera establecido al hombre aquí. ¿No estaba realmente claro que un monstruo con una terrible naturaleza egoísta se estaba asentando aquí?

Respuesta: No es un monstruo. Se le dan todas las condiciones para que se dé cuenta de quién es. Y el reconocimiento sólo es posible desde el estado opuesto. ¡Sólo desde el estado opuesto! Y, por lo tanto, en efecto, aunque sea un monstruo, se le da la oportunidad de sentirse a sí mismo y elevarse al grado más alto, al grado del Creador. El Creador no es capaz de tal cosa. Pero fuimos creados por Él específicamente en este estado.

Pregunta: Significa que, en el principio, Él nos creó en condiciones tan magníficas que ahora estamos destruyendo por completo con las guerras, con nuestra actitud, etc. ¿Fue esto realizado por el Creador?

Respuesta: Por supuesto.

Pregunta: ¿Significa que tenemos que llegar a algún punto bajo, que somos realmente salvajes y bestias? ¿Y para que esto destruya todo el planeta? ¿No es una vergüenza?

Respuesta: No destruirlo físicamente, basta con que veamos lo que estamos haciendo, que nos demos cuenta.

El hecho es que, si una persona es estúpida, entonces necesita descender a este estado físicamente. Y si es inteligente, puede que no se hunda físicamente, pero le basta con verlo de lejos. Y esto ya será suficiente para comprender este estado y no desearlo.

Comentario: Pero si no sentimos al amo y nos sentimos como si fuéramos los amos, entonces lo que dice nunca sucederá. No sentimos que estamos robando y destruyendo.

Mi respuesta: Empezaremos a gritar por el dolor, por el miedo, por todos los problemas: “¿A dónde ir? ¿Qué hacer?” No tenemos ningún lugar para alejarnos de esta Tierra. La propia tierra arde bajo los pies de la humanidad.

Y entonces empezaremos a sentir que no tenemos otra opción que descubrir la fuerza que nos controla. Entonces empezaremos a sentir esta fuerza desde el punto de vista de nuestro egoísmo. ¿Quién nos controla? ¿Quién ha permitido esto? ¿Quién ha hecho esto? ¿Dónde está el villano que nos puso estas condiciones?

Y al mismo tiempo empezaremos a darnos cuenta de que nosotros mismos, resulta, lo hicimos de buenas condiciones, como se dice: “Y Dios estableció al hombre en el Jardín del Edén”. Y luego mira lo que el pequeño hombre hizo de todo esto, violó todas las condiciones, todas las leyes.

Dios estableció al hombre en esta Tierra, y comenzó a destruirla. Y la destruirá casi al límite. Es entonces cuando sentirá que no tiene otra salida, ¡debe cambiar él mismo! No sólo la Tierra y su entorno, sino cambiarse a sí mismo. En cuanto se dé cuenta de que la corrección del mundo está en corregirse a sí mismo, entonces alcanzará el reconocimiento del mal.

Y no se necesita nada más. No necesitamos el mal en sí, sólo necesitamos el reconocimiento del mal. En cuanto se dé cuenta del mal y diga: “¡Oh!”, ya está, se habrá pasado el punto más bajo y empezará a subir.

Comentario: Pero hemos destruido este Jardín del Edén. ¿Dónde nos vamos a levantar? Nos dieron el paraíso y lo destruimos.

Mi respuesta: ¡Todo está dentro de nosotros!

Pregunta: ¿Y todos estos recursos, todas estas tierras destruidas, la ecología?

Respuesta: ¡No! ¡Todo esto es una tontería! De repente te darás cuenta de que estás brotando en un lugar completamente diferente, no en el planeta. No necesitas este planeta ni el mundo físico. Todo esto no es necesario. Todo lo que necesitas son relaciones. Sólo se vive en las relaciones, fuera de los cuerpos.

Este es el estado celestial. Este es el estado real y verdadero. Y nuestro mundo se llama imaginario. Comenzarás a vivir en este estado celestial. “Y nos instalaremos en él”.

Pregunta: ¿Y este mundo es como si no existiera?

Respuesta: Así es, se llama «mundo imaginario».

Pregunta: ¿Así que, es como si hubiera cumplido con su propósito y pudiera desaparecer?

Respuesta: Sí, existe en nuestros deseos, intenciones y cualidades no corregidas, para que nos demos cuenta de todo esto y querramos elevarnos al verdadero estado, para salir de este engaño, “estamos como en un sueño”, para salir de este sueño.

Comentario: Cuanto antes, mejor.

Mi respuesta: Depende del deseo. Todo sucederá.

 

También deberías leer   El mundo es el estado interno del hombre 

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta