¿Un pensamiento negativo puede hacerte enfermar? – punto de vista espiritual

En las noticias (“¿Puede un pensamiento negativo hacerte enfermar?”): “Por ahora, la conexión mente-cuerpo es una idea familiar. Muchas personas están conscientes, por ejemplo, de que el estrés puede causar síntomas corporales, como un malestar de estómago o esa depresión que suele doler físicamente. Pero cada vez hay más investigaciones que sugieren, que las emociones y los pensamientos negativos, pueden estar vinculados también a otros serios problemas de salud, como las enfermedades del corazón.  

“‘Muchas emociones negativas, como el enojo, el miedo y la frustración, se vuelven un problema cuando tienden a ser formas permanentes o perspectivas habituales del mundo,’ explica Emiliana Simon-Thomas, PhD, científica directora del Greater Good Science Center de la Universidad Berkeley de California”.   

Pregunta: ¿La aparición de enfermedades como el cáncer, se relaciona con nuestros pensamientos? 

Respuesta: El hecho es que nuestros pensamientos son la base de todos los problemas. Los buenos pensamientos, son la base de todas las buenas acciones en el mundo. 

¡Los pensamientos son lo más importante! ¡Todo se hace a través de los pensamientos! En realidad, nuestras manos no hacen nada. Estamos estrechamente unidos a los demás por medio de los pensamientos. Si algo pasa en un extremo del mundo, resuena del otro lado. 

Hoy en día, nuestro sistema se revela como uno global, en el que todo está interconectado y cada día sentimos esta interconexión cada vez más. Además, no es que se esté creando ahora, sino que solo realmente estamos revelando algo que siempre ha existido.

Resulta que estamos conectados todo el tiempo. ¿Y cómo estamos conectados? ¡Con nuestros pensamientos! Todo el universo, toda la naturaleza es solo un gran pensamiento y un campo de ideas al cual añadimos todo con nuestros pensamientos. 

Imagina cuánto mejor sería el mundo, si nos diéramos cuenta y controlamos con claridad la forma de pensar; no para lanzar un mal pensamiento al mundo, sino para detenerlo antes de que se origine en nosotros y para asegurarnos que todos los pensamientos que surjan en nosotros, sean solo positivos.  

Es cuando empezaremos a entender quiénes somos realmente, de dónde nos llega todo esto y la naturaleza de nuestra esencia. Comenzaremos a vernos y a sentirnos, no solo como un pedazo de carne en el que todo tipo de fluctuaciones ocurren, como los pensamientos, esos deseos, cuyos orígenes desconozco. 

Empiezo a sentir mi raíz, la cual se encuentra en las profundidades de mi ser, donde mis deseos, pensamientos, corazón y mente tienen origen. Y quiero influir a mi raíz, de modo que todo en ella sea positivo y así proceda desde mi raíz, desde mi punto, desde mi “Yo”, desde mi alma y no utilizo mi cuerpo para participar en el mundo, en todo este enorme sistema de pensamiento y sensación, sino únicamente como un elemento positivo en este gran campo. Y que así lo haga otra persona, una tercera y una cuarta.  

Entonces nadie tomará todo del mundo con sus pensamientos ni lo querrá devorar como tumor canceroso, sino que actuará de forma opuesta. 

El mundo se volverá armónico y estará construido sobre el otorgamiento mutuo, como las células en un cuerpo saludable, que están comprometidas en otorgar unas a otras y por consiguiente, el cuerpo vive. Luego, podremos existir en un mundo completamente distinto, en tal armonía que claramente nos sentiremos como en un estado perfecto y eterno. Precisamente, este será el mundo superior. 

Y dejaremos de sentir nuestro cuerpo, porque desaparecerá. Como en el Experimento Philadelphia, donde el barco desaparece. Así es como mi cuerpo desaparece, porque solo sentiré el punto a partir del cual mis pensamientos y sensaciones se originan y la forma en que estoy conectado por ellos con todos los demás. Existiré en un campo, un volumen y un mundo donde hay solamente pensamientos y deseos y no existe la carne. 

 

Sugerimos leer  Al principio hubo un pensamiento 

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta