Unidad simple

En Ein Sof es un “simple deseo” porque Él es Uno y Su Nombre Uno. La luz en Ein Sof se llama Él y el deseo de recibir se llama Su Nombre, y son una unidad simple sin ninguna forma de separación (Estudio de las Diez Sefirot, Parte 1, Capítulo 1).

Pregunta: ¿Qué significa “Él es Uno y Su Nombre Uno”?

Respuesta: El Creador es la fuerza misma y Su nombre es lo que esta fuerza produce.

La esencia del Creador, en principio no puede ser alcanzada por nosotros. Sus acciones son las acciones del Creador dentro de nosotros, y en base a ellas podemos decidir cuál es Su esencia. Pero, de todos modos, esta no es la esencia del Creador mismo, sino la esencia de Su revelación a nosotros, el Bien y el No Bien. Finalmente, esto es lo que alcanzamos.

Pregunta: ¿Podemos decir que Él es la fuerza, la luz, y Su nombre es el deseo de recibir, la creación?

Respuesta: Sí. Como resultado de la forma en que sentimos y exploramos Su influencia en nosotros, en esa medida lo alcanzamos.

Pregunta: ¿Qué es este estado de “unidad simple”?

Respuesta: La unidad simple es lo que podemos alcanzar como resultado de nuestra similitud con el Creador, es decir, el acercamiento gradual a Él, hasta la adhesión. Aunque somos absolutamente opuestos a Él, ya que Él nos creó, por así decirlo, como Su huella, basados en esta huella, nos volvemos similares al Creador, y eventualmente comenzamos a sentirlo.

 

Te puede gustar  De diez a uno

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *