Como un perro que se persigue la cola

«Uno no muere con la mitad de su deseo en la mano». «El que tiene cien quiere doscientos» (Baal HaSulam, «La plenitud en la vida»).

Pregunta:

 ¿Cómo podemos entender esto?

Respuesta:

«El que tiene cien quiere doscientos» significa que nunca podremos estar satisfechos con lo que tenemos; siempre nos faltará algo. Incluso si tenemos suerte llenando nuestro egoísmo con lo que deseamos, nuestro egoísmo nos dará inmediatamente una nueva tarea para que obtengamos el doble.

Después de haber recibido el doble, nuestro egoísmo nos pone inmediatamente delante el deseo de obtener cuatro veces más. Y así sucesivamente. Somos como un perro que se persigue la cola y trata de agarrarla todo el tiempo, pero en vano.

Comentario:

Supongamos que miro a una persona rica, y me parece que si yo tuviera al menos el 10% de lo que él tiene, estaría satisfecho.

Mi respuesta:

Pero el hombre rico no es feliz. Y tú, después de alcanzar lo que él tiene, también estarías insatisfecho.

La esencia de esto es que nuestras ganancias aumentan nuestro deseo egoísta. Así, el que quiere cien y lo consigue, quiere doscientos, y cuando consigue doscientos, quiere cuatrocientos. Y así sucesivamente.

Comentario:

 En principio, esto no es tan malo; hay algo por lo que esforzarse.

Mi respuesta:

Pero al mismo tiempo nunca tendrás paz. La paz es la raíz del Creador. Por un lado, queremos estar en paz, pero nuestro deseo de placer no nos la proporciona.

Comentario:

Y aun así no está mal. Al fin y al cabo, cuando una persona se esfuerza por algo, vive de placeres futuros.

Mi respuesta:

Si esto está dentro de algún tipo de marco restrictivo que le da la oportunidad de trabajar, ganar dinero, viajar, tener un buen tiempo de ocio etc, entonces esto es bueno porque encaja en la vida general de un hombre. Pero, aun así, está en constante ansiedad.

Al fin y al cabo, si no siempre puede conseguir lo que desea, eso le causa sufrimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *