¿Estamos destinados a triunfar?

Este pensamiento singular es el operador, como la fuerza que opera en lo operado. Esto se debe a que lo que es meramente un pensamiento en Él es una ley vinculante en los seres creados. Debido a que Él contempló deleitarnos, necesariamente ocurrió en nosotros que recibimos Su buena abundancia (Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, «Observación Interna», Capítulo 5, Punto 22).

Comentario:

En principio, no todo es tan malo, y estamos destinados a triunfar.

Mi respuesta:

Estamos destinados a triunfar, pero a través de un camino muy largo de reconocimiento de nuestra naturaleza y corrección de la misma.

Sin embargo, si Él tuvo la intención de deleitarnos y creó en nosotros el deseo de recibir el placer que Él da, entonces llegaremos al cien por ciento a este estado.

Conoce sobre   Los pasos para triunfar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *