La plegaria – No hay nada más importante

No hay nada más importante que la plegaria, porque todo nuestro destino y nuestro futuro completo, dependen de ella.  En la medida que podamos elevar nuestra plegaria al Creador e ingrese en él, en este sistema llamado “El Creador”, recibiremos una respuesta a nuestras peticiones. 

 

Por consiguiente, no podemos esperar que el Creador haga algo por nosotros. Esto solo es posible, si elevamos nuestras peticiones y plegarias una y otra vez. 

 

Cuando uno reza al Creador, no mira si llega o no su salvación, porque cuando observa, muchos litigantes llegan a observar sus acciones. (Zóhar para todos – “Miketz – Y vió Benjamin,” Punto 209)

 

Tenemos que dirigir plegarias al Creador. La pregunta es si tenemos que esperar o no la respuesta. Tal vez no deberíamos esperar tanto. Lo principal es elevar la petición y el Creador ya elegirá cómo responder a ella y si acaso responder. 

 

Por lo tanto, lo principal es pensar constantemente en cómo elevar peticiones al Creador. 

En cuanto a que recibamos respuesta o no, tenemos que entender que el Creador siempre responde, aunque tal vez no reconocemos ni sentimos completamente su respuesta y que tenemos que seguir pidiéndole una y otra vez. Como está dicho: ¡“Desearía estar rezando todo el día”! 

 

En principio, durante la plegaria no deberíamos esperar reacción alguna por parte del Creador, porque indudablemente hará lo que sea necesario y nuestra petición debe surgir solamente de nosotros.

 

Será de gran interés:     Plegaria unión con el Creador

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *