¿Somos autistas si percibimos el mundo de una forma distinta?

Comentario: Leí sobre alguna investigación, acerca del impacto en estudiantes neurotípicos, de mezclar niños con trastorno del espectro autista (TEA), con estudiantes neurotípicos.  Un investigador encontró que los estudiantes neurotípicos absorbieron ciertas conductas de los estudiantes con TEA. 

Mi Respuesta: El hecho es que las personas con autismo no tienen conciencia de su entorno o del mundo a su alrededor. Interactúan solo en forma específica, limitada, donde sienten que están en control de la situación. Su contacto con el mundo ocurre dentro de un rango muy estrecho. Incluso su diálogo y sus acciones, son muy restringidas e inflexibles. 

Necesitamos entenderlos. Es una cualidad límite de las almas, característica de nuestro tiempo.

Si observamos la humanidad con otros ojos, veremos un gran número de personas que no están del todo bien, mental y psicológicamente.  

Después de todo, además del 20 o 30% de las personas con autismo y  todas las que se encuentran en algunas instituciones, muchos de los que ves en la calle, no se sienten suficientemente bien, cómodos o adecuados en nuestro mundo. Se perciben a sí mismos como extraños en este mundo o al mundo como extraño, en relación con ellos mismos. 

Este no es un problema, porque en este mundo, todos somos ciertamente extraños, como cierto tipo de “alien”. Nuestra alma ha descendido del mundo superior y la tenemos que elevar de nuevo, durante nuestro tiempo de vida en el mundo material. 

Al mismo tiempo, el cuerpo, tanto de una persona sana, como de una persona con autismo, deberíamos llamarlo enfermo, en el sentido de que se queda en la fase del animal. Pero el proceso del ascenso del alma, de nuestro mundo al mundo superior, realmente da a la persona ese sentido de transformación que a veces experimenta mental, emocional y psicológicamente como malestar, es decir, no como un animal normal, sino como si existiera entre los dos mundos. 

Siente que pertenece a algún otro lugar, no entiende lo que está pasando en este mundo y no siente estar firmemente arraigado en este mundo. 

Hoy en día, estamos en un proceso en el que de alguna forma, todos somos un poco autistas y cada vez más,  seremos como ellos. 

 

Conoce más de  El mundo interno de una persona autista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *