entradas en 'Amor' categoría

¿Cómo ganar el corazón del otro?

Pregunta: ¿Cómo puedo ganar el corazón de la otra persona? 

Respuesta: Con amor. Al hacer cosas que al otro le gustan, si ella lo vale. 

Pregunta: Es decir, necesito evaluarla y después invertir tanto como sea posible en ella con la intención de amarla ¿cuáles son las características de este amor? ¿cómo se puede describir? 

Respuesta: Es otorgamiento. Amar es sentir los deseos y necesidades de otros y haces todo para satisfacerlas. 

Pregunta: ¿Se puede llamar fenómeno espiritual? 

Respuesta: No, no necesariamente. Pues, si lo haces para satisfacer los deseos egoístas del otro, es llamado amor corporal. 

Pregunta: ¿Puede existir un amor superior, espiritual entre el hombre y la mujer? 

Respuesta: En este caso, ya no existe la relación hombre/mujer entre ellos, sino una relación entre dador y receptor.
[281850]
De Kabtv “Cabalá exprés” 12/abr/21 

Material relacionado:
Cuando no hay satisfacción interna
Hombre y mujer – complementación mutua
«Hombre» y «mujer» en términos cabalísticos

“¿Qué lección de vida le dió su primer amor?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué lección de vida le dió su primer amor?” 

Nuestro primer amor nos da una sensación maravillosa, totalmente nos asombra y nos hace sentir vivos. 

Sin embargo, muchos no llegamos al matrimonio con nuestro primer amor. Es como si fuéramos seducidos para recibir un sabor divino, que luego se nos arrebata. 

¿Por qué experimentamos estas exaltadas sensaciones que pronto se desvanecen? 

Es para desarrollar nuestros sentimientos, especialmente en relación al sentimiento especial de amor. Después de perder nuestro primer amor, podemos aprender a trabajar en nosotros mismos, para entender lo que realmente es el amor y cómo alcanzarlo. 

                               

Podemos agregar intelecto a la emoción original de amor que tuvimos de la infancia, antes de que se desarrollaran nuestras hormonas y nos llevaron al frenesí.  Más adelante, podemos discernir que nuestro sentimiento inicial de amor nos dió un sentido especial de vida. 

Según la sabiduría de la Cabalá, se nos dan sentimientos de júbilo asociados a nuestro primer amor, para mostrarnos que la luz del amor —una fuerza eterna creativa más allá de nuestra percepción y sensación actual de la realidad— es mucho mayor que cualquier otra cosa que sintamos en nuestra vida. 

Podemos llevar esta luz a nuestra vida al desear amar, como la fuerza de amor lo hace: sin cálculo de beneficio propio de por medio. Fue esta misma fuerza de amor la que nos iluminó y nos dió el sentimiento de amor en lo que sentimos como el objeto de nuestro primer amor. 

Tenemos la oportunidad de alcanzar una sensación mucho más grande de amor, al pensar en la fuente del amor, de la que recibimos todo, incluyendo nuestro primer amor. No obstante, tenemos problemas para conectar con la fuerza eterna de amor que está detrás de todo lo que sentimos (que en la sabiduría de la Cabalá se conoce como “Creador” o “Naturaleza”) con el amor original de la juventud que experimentamos.

Todo el amor llega de la misma y única fuente. El odio, también deriva de la misma fuente, existe en el amor, como su opuesto, como el lado opuesto de una moneda. Se nos dieron esas emociones para desarrollarnos y amarnos como la fuerza del amor mismo —sin una pizca de amor propio en nuestro amor—y al hacerlo así, sentiremos eternidad y perfección. 

Por lo tanto, la sensación de éxtasis de nuestro primer amor, se nos dió y luego se nos quitó, para ayudarnos a trabajar en alcanzarlo por nosotros mismos. El amor es la última fuente de toda la vida, la fuerza de la naturaleza que crea, sostiene y desarrolla todo en la existencia y a nosotros. 

En lugar de recibir un objeto de amor y anhelo sin elección, como lo hicimos con nuestro primer amor, podemos aprender de esa experiencia, para aplicar nuestro propio anhelo de amor por la humanidad, la naturaleza y la realidad que nos circunda. Así, adquirimos la mayor posibilidad de amor y todos nos desarrollamos hacia esa sensación. Todo lo que nos sucede, al final, llega para desarrollarnos en pos de descubrir el amor perfecto y omnipresente que existe en la realidad. 

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Foto por Nellia Kurme en Unsplash

¿Cuáles son los cinco hechos del amor espiritual?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Cuáles son los cinco hechos sobre el amor espiritual?«

1) El logro del amor espiritual y de la conexión espiritual sólo pueden suceder por encima de las sensaciones de odio y rechazo. Si amamos a los demás sin haber construido el amor por encima del odio y del rechazo, no es amor espiritual.

2) En la Torá está escrito sobre el alcance del amor espiritual: «el amor cubrirá todos los crímenes» (Proverbios 10:12).

3) El alcance espiritual requiere aferrarse a la regla de «El amor cubrirá todos los crímenes» y que no podemos retener el amor sin sentir los «crímenes», es decir el odio y el rechazo a los demás. Por tanto, la actitud hacia el amor y el odio debe tener la misma importancia. Alcanzamos la espiritualidad entre ambos, los que desean alcanzar la espiritualidad necesitan tener ellos mismos y por igual, amor y odio o conexión y rechazo.

4) El ego humano, que es el deseo de disfrutar a expensas de los demás, es la causa de sentir odio y rechazo hacia otros; es una cualidad “anti-espiritual”. Por eso, desarrollar amor espiritual requiere sentir odio y rechazo para iluminar el rechazo de la espiritualidad a nuestro ego, después tomar la decisión de restringir el ego y por encima del ego, desarrollar una actitud de amor y conexión hacia los demás. Esa actitud debe ser constante, donde sintamos amor y odio simultáneamente y elegimos el amor por encima del odio. Es diferente a nuestro mundo corpóreo, donde amamos y odiamos en diferentes momentos. Mantener estas cualidades juntas nos da acceso a la sensación de eternidad.

5) El desarrollo y descubrimiento del amor espiritual por encima de su opuesto, odio y rechazo es el «arte» de la espiritualidad. En el lenguaje de Cabalá, se expresa así: el Partzuf espiritual (entidad o identidad espiritual) toma su Aviut (grosor del deseo egoísta), que es la sensación de odio y total falta de conexión con los demás y a través del Tzimtzum (restricción) del deseo egoísta, el Partzuf se eleva por encima del Aviut para conectar—elevando mucho más la importancia de los valores de conexión por encima de la inclinación egoísta natural—y en la medida de lo opuesto entre las cualidades de amor/conexión y odio/rechazo, se descubre el nuevo Partzuf, superior, más espiritual y generoso: en medio del Aviut (grosor del deseo egoísta) abajo y del Zakut (pureza) arriba.

Video disponible en Inglés

Basado en la lección diaria de Cabalá del 27 de enero de 2021. Escrito / editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

El espinoso camino del amor

Usualmente sentimos distancia, resistencia, egoísmo entre nosotros o atracción hacia los demás y el deseo de acercarnos más. Pero para sentir al mismo tiempo, tanto la separación como la conexión, es todo un arte y sólo puede ser alcanzado en el camino espiritual.

Así como un cocinero experto agrega ciertas especias a la comida: en un platillo dulce, se agrega un poco de amargo. Para resaltar el dulce del pastel, se baña en coñac. No podemos sentir sólo un lado, percibimos todo en su opuesto, como la ventaja de la luz a partir de la oscuridad.

Los niños pequeños, usualmente aman sólo una cosa, solo lo dulce; luego, cuando crecen, quieren experimentar los dos opuestos al mismo tiempo, así que les gustan los alimentos condimentados y salados. Es lo mismo en nuestra vida. Si todo va bien y relajado, sólo amor sin problemas ni peleas, nos falta algo, como si no hubiese nada a lo que agarrarse si no hay peleas y aclaraciones.

Debes agregar siempre un poco de amargo a lo dulce, para resaltar su dulzura. Así fuimos construidos, viene desde la base de la creación, a partir de nuestra oposición al Creador. Por lo tanto, para sentirlo a Él, también necesitamos sentirnos a nosotros mismos y junto a nosotros —Él.

De lo contrario, no podremos sentir nada. No sentimos nada más allá de nosotros mismos, sólo si entran en nosotros las cualidades del Creador y crean esta contradicción entre las cualidades del Creador y las de la creación, como está dicho: “Dios los hizo uno opuesto al otro”.

Por lo tanto, el principio aplica: “El amor cubre todos los crímenes”. En el camino para alcanzar el amor, el objetivo de nuestro desarrollo y corrección, debemos revelar todos los pecados preparados para nosotros por el Creador, para poder alcanzar el amor perfecto.
[277614]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá del 29/ene/21, “El amor cubre todas las transgresiones”.

Material relacionado:
Mal, infierno, amor
En el camino para alcanzar el amor
No te detengas en el camino al amor

¿El amor espiritual es diferente del amor que conocemos? Si es así, ¿podemos hacer algo para nutrirlo?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿El amor espiritual es diferente del amor que conocemos? Si es así, ¿podemos hacer algo para nutrirlo?

El amor que conocemos o amor corpóreo, implica amar a quien sea o lo que sea que nos place. El amor espiritual, por el contrario, se basa en sentir distancia interior, rechazo y oposición a los demás y construir el amor sobre esa distancia.

En otras palabras, el amor que conocemos es el que aparece en nuestro ego innato, donde sentimos atracción y cercanía natural entre nosotros. Todo el que siente ese amor, lo hace con base en el cálculo de que finalmente se beneficiará de ese amor. Ese es el cálculo de nuestra naturaleza egoísta, que es el deseo de disfrutar de personas y cosas. Por tanto, según el amor que conocemos—amor corporal—a veces sentimos amor, atracción y cercanía y en otras ocasiones, odio, rechazo y distancia.

El amor espiritual requiere sentir distancia, rechazo y oposición, junto con una actitud de amor, conexión y atracción que construimos por encima de esas sensaciones. En nuestra realidad actual, no podemos sentir simultáneamente amor y odio hacia los demás, lo sentimos en diferentes momentos. El amor espiritual, por lo tanto, requiere un gran arte en el proceso espiritual de elevarse por encima del ego, para conectarnos positivamente con los demás y necesitamos volvernos dignos de alcanzar ese elevado nivel de amor.

Sin embargo, estamos alcanzando un nivel en nuestro desarrollo en el que nos preparamos cada vez más para experimentar el amor espiritual. Por un lado, vemos que el amor que conocemos nos da a más y más problemas. Mientras más grande se vuelve nuestro ego, más exigimos satisfacción y más difícil nos resulta lograrla. Por otro lado, nos estamos preparando para ser más maduros.

Los alimentos dulces pueden ayudarnos a ver el ejemplo de este proceso de maduración. A los niños generalmente les gustan los alimentos dulces, que sólo son dulces, pero cuando crecemos, a menudo nos gusta comer alimentos dulces junto con o después de algo picante, amargo o ácido. Mientras más maduramos, menos podemos disfrutar de una sola cosa, requerimos una cosa y su opuesto.

También sentimos cómo si hubiéramos experimentado sólo estados positivos en la vida, sin necesidad de esforzarnos ni superarnos, sin sentir límites ni críticas, así sentiremos que a nuestra vida le falta algo. Estamos construidos de forma que deseamos tener puntos fáciles de entender para otros cálculos, por eso, desarrollamos la necesidad de agregar amargura, acidez y especias para saborear y disfrutar la dulzura. Esta tendencia surge de la base de nuestra existencia, donde—los seres creados—fueron creados originalmente en oposición a la naturaleza: la naturaleza es una cualidad de amor que únicamente desea otorgar placer y satisfacción y nosotros estamos hechos de una cualidad opuesta que sólo desea recibir placer y satisfacción.

Por eso, para que podamos «saborear la dulzura» del amor espiritual, necesitamos alcanzar la cualidad de amor y otorgamiento que no existe en nuestra naturaleza receptiva innata, necesitamos construir esa cualidad en nosotros, por encima de nuestro rechazo y distancia naturales de esas cualidades. Esto es posible con la guía de un método—la sabiduría de la Cabalá—los cabalistas han escrito sobre el amor espiritual—»El amor cubrirá todos los crímenes» (Proverbios 10:12)—donde los “crímenes” son la distancia, el rechazo y la oposición que sentimos en nuestro ego. Cuanto más implementemos tal forma de amor en nuestro desarrollo espiritual, más alcanzaremos todo lo que la naturaleza ha dispuesto para que logremos nuestro propósito último de existencia: la sensación de amor en su perfección, plenitud y eternidad.

Basado en la lección diaria de Cabalá con el cabalista Dr. Michael Laitman 29/ene/21. Escrito / editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Foto de Tamanna Rumee en Unsplash.

Crea tu amor

El verdadero amor comienza cuando no se busca nada a cambio.

(Antoine de Saint-Exupéry)

Cierto. ¡Hermoso! Claro, breve.

Pregunta: ¿Puede comentar sobre esto?

Respuesta: No. No puedo. Está expresado muy claro y correcto.

¿Dónde lo encontrarás? Hay la opinión entre la gente de que es posible.

Pregunta: ¿Pero el hombre no tiene poder para hacerlo?

Respuesta: No, no está en la naturaleza humana.

Pregunta: ¿Por naturaleza, el hombre no puede no pedir nada a cambio?

Respuesta: Por supuesto. Debemos crear este sentimiento de amor por el otro a partir de los sentimientos opuestos: rechazo, odio y de todas las propiedades, sentimientos y pensamientos negativos. Debo hacerlo

Así puedo decir que lo amo, porque creo mi amor por él. En general, lo que básicamente siento por el otro, es que lo odio.

Pregunta: ¿Es decir, si pudiera simplemente, odiar a alguien y luego elevarme y amarlo?

Respuesta: Sí. Voltéate al revés. Así podrás decirle que lo amas. Lo amas. Y este sentimiento surgió en mí de la nada.

Comentario: No es fácil.

Mi respuesta: Sí, pero se llama amor.

Amar es crear una actitud hacia otro en ti mismo, una actitud de amor hacia el que odiaste inicialmente. ¡El amor sólo puede estar por encima del odio! De lo contrario, no es amor.
[276887]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 10/dic/20

Debes saber cómo amar

“Amar no es vernos, sino ver juntos en la misma dirección”. (Antoine de Saint-Exupéry) 

Eso es correcto. La misma dirección significa que debo encontrar en mí y en la otra persona un estado resultante de nuestras relaciones mutuas. Es algo que nos supera a los dos.

Pregunta: ¿Estás hablando del propósito de nuestra vida, que avanzamos hacia una meta, amamos la misma meta y vamos hacia ella?

Respuesta: Es que nos amamos precisamente porque tenemos el mismo objetivo.

Comentario: ¿Y si no compartimos el mismo objetivo?

Respuesta: Entonces no es amor.

Pregunta: Es interesante. O sea, ¿no puedo amarte y simplemente vivir así?

Respuesta: ¡No! Debe haber un tercer componente; no es superfluo.

Debe haber algo fuera de ambos, que los conecte, los una. Es el anhelo de unirse en esta tercera parte lo que da como resultado la calidad del amor.

Pregunta: ¿Qué metas fortalecen este amor?

Respuesta: Cuando se dan cuenta de que se deben el uno al otro, para lograr esta meta eterna. 

Pregunta: ¿Puede la meta ser construir una casa, cultivar un árbol o crear una familia?

Respuesta: ¡No nunca! Estamos hablando de una idea, un ideal.

Pregunta: ¿Pero, qué es eso? ¿qué podría ser? ¿podemos hablar específicamente de esto?

Respuesta: Sólo el logro del propósito de la naturaleza. La naturaleza nos creó y debemos comprender el objetivo al que quiere llevarnos.

Pregunta: ¿A qué meta quiere llevarnos?

Respuesta: A la unidad. ¡Para que junto con nosotros pueda alcanzar el sentido absoluto de esta unión! Es decir, se convertiría en un todo común -nosotros, la humanidad y la naturaleza. Nosotros, como elemento receptor de la naturaleza y la naturaleza misma como el elemento que llena.

Así debería ser.
[276926]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 10/dic/20

Material relacionado:
Aprendiendo a amar
Allana el camino a tu prójimo
El arte de Amar

«¿Cómo se descubre el amor verdadero?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Cómo se descubre el amor verdadero?«

Primero debemos entender que no tenemos idea de qué es el verdadero amor. Mientras no sintamos amor verdadero, interpretreamos el amor en todo tipo de formas corporales y egoístas, es decir, donde nos beneficiamos de todo lo que imaginamos como amor.

El verdadero amor, sin embargo, es completamente diferente. El amor verdadero es la capacidad de beneficiar a los demás, sentir sus deseos y disfrutar de su satisfacción. El amor verdadero es, por naturaleza, contrario a cómo definimos el amor en términos corporales.

El verdadero amor es, en última instancia, la unidad de la humanidad en un solo sistema común. Actualmente experimentamos este sistema en su forma opuesta, a través de lentes egoístas, donde constantemente tratamos de beneficiarnos a nosotros mismos a expensas de los demás y de la naturaleza y al hacerlo, sentimos un cierto grado de separación y distancia en nuestra actitud hacia los demás.Al tratar de unirnos por encima de este estado egoísta en el que nos encontramos, descubrimos nuestro rechazo mutuo y finalmente, llegamos a darnos cuenta de que necesitamos elevarnos por encima de las diferencias y formar lazos de amor verdadero.  Mientras nos sintamos cada vez más distanciados, más desarrollaremos el deseo sincero de salvar esa distancia con una actitud genuina de amor y cuidado.

El verdadero amor es la unidad de los opuestos, cuando el odio y el rechazo quedan cubiertos por un paraguas común de amor. Mientras más busquemos la unidad por encima de nuestra distancia egoísta innata, más sentimos una nueva atmósfera en nuestra vida, con una sensación de plenitud mucho más grande que todo lo que hemos disfrutado hasta hoy. 

El descubrimiento del amor verdadero que entra en nuestra vida será una apertura para descubrir la perfección y la integridad que existe en la realidad. En lugar de sentir la vida estrecha y desapegada de nuestras cualidades egoístas innatas, percibiremos y sentiremos una realidad similar a la función de células y órganos y dentro del organismo del que forman parte. En ese estado, sentiríamos fluctuaciones constantes entre los polos negativo-egoísta y positivo-altruista de la realidad y cubriremos continuamente nuestras diferencias y divisiones con una fuerza de unidad mucho mayor. Así, nos sentiremos en un mundo eterno donde la vida fluye y refluye constantemente.

Cuando pasamos de nuestro modo egoísta innato de querer beneficio a expensas de los demás, a un modo altruista de querer beneficiar a otros, sentiremos nuestros impulsos egoístas instintivos como fuerzas negativas y las superamos. Al elevarnos por encima del ego, sentiremos las fuerzas de conexión, generosidad y amor -las fuerzas positivas y eternas que habitan en la naturaleza- y nos complementaremos en una tendencia común para hacer ese cambio.

Ese cambio depende sólo del alcance de nuestra unión, donde nos elevamos por encima de nuestras diferencias y divisiones y comenzamos a ayudarnos unos a otros. El sentimiento de satisfacción mutua nos dará un sentido de vida eterna.

Para descubrir este amor verdadero, sólo necesitamos aprender a mejorar nuestras conexiones, a complementarnos y satisfacernos mutuamente y a reemplazar nuestros lentes egoístas donde vemos faltas en los demás, por unos en los que sentiremos cualquier impulso egoísta como una invitación a unirnos por encima de las diferencias.

Basado en la lección diaria de Cabalá con el cabalista doctor Michael Laitman 22/dic/20. Escrito / editado por estudiantes del cabalista doctor  Michael Laitman.

Metamorfosis del amor

Pregunta: La fuerza altruista del amor es la fuerza más importante de la naturaleza, pues contiene una energía creativa y generadora que comienza, forma, emana y crea sistemas ¿por qué se llama fuerza de amor?

Respuesta: En nuestro mundo, amor es atracción hacia lo que da satisfacción, saciedad o algo agradable. Se puede sentir atracción por color, sonido, forma o cualquier otra cosa que no sea gente. Y pasa lo mismo con la gente.

Pregunta: Muy a menudo, escuchamos de usted y de muchos filósofos, que la naturaleza nos ama. Ni siquiera menciono el concepto Creador, que desde el punto de vista de Cabalá es idéntico al concepto de naturaleza ¿qué es que la naturaleza nos ama y que necesitamos amar la naturaleza?

Respuesta: El amor es la ley de la naturaleza. Atracción mutua por una función común nos permite continuar con uno mismo, etc. En particular, llamamos descendencia y reproducción a la consecuencia del amor.

Pregunta: El amor humano no considera el bien de otro, sino bien propio usando a otro. Es claro que no hay amor altruista. Hay una gran diferencia entre el amor altruista, cuando sólo piensas en el otro y en darle satisfacción y el amor humano. La gente no puede amar así, sin algún beneficio propio.

Con frecuencia, nuestro amor se convierte en odio. Si amo a alguien y de repente me engaña, mi amor se convierte en odio ¿por qué hay una distancia tan pequeña entre estos sentimientos?

Respuesta: Porque quieres sentirte satisfecho y en lugar de satisfacción y placer, obtienes todo lo contrario. Por eso aparece el odio en lugar del amor.

Pregunta: ¿Qué debe pasar para que el sentimiento de amor absoluto se manifieste?

Respuesta: Si te elevas por encima de ti mismo y sin importar cómo te traten los demás, tú los tratarás igualmente bien, el amor absoluto es posible.
[275104]
De Kabtv «Habilidades de comunicación» 23/oct/20

Material relacionado:
¿Con qué comienza el amor?
El amor existe sólo por encima del egoísmo
Muy simplemente, sobre el amor

Siente la sombra del amor

621Pregunta: Hay dos fuerzas en la naturaleza. Se les puede llamar amor y odio, bien y mal, más y menos, atracción y repulsión. Su equilibrio crea armonía, ¿se puede decir que amor es armonía entre dos fuerzas?

Respuesta: Es complementarse mutuamente. El hombre debería ver por sí mismo que si ama a alguien, quiere darle todo, para que se regocije. Y viceversa.   

Pregunta: Usted usa muy a menudo las palabras «conexión» y «amor», nunca se cansa, ¿siente algo diferente cada vez?

Respuesta: Si. Hay nuevos tonos cada vez. Al decir la palabra «amor», siempre siento una nueva satisfacción.

Pregunta: ¿Cómo podemos aprenderlo?

Respuesta: Sólo en los sentimientos. Siempre digo que amor y odio son conceptos sensoriales que no se usan en Cabalá. Cabalá es una ciencia que opera con definiciones físicas claras.

Amor es la fuerza de atracción, odio es la fuerza de rechazo. Y se pueden medir.
[275538]
De Kabtv «Habilidades de comunicación» 23/oct/20

Material relacionado:
Amor y odio: un dúo inseparable
¿Qué dice Cabalá sobre el amor en la Tierra?
Una conexión interna de vanguardia