entradas en '' categoría

¡Debes estar listo para mí!

El Creador no puede crearnos completos, equivalentes a Sí mismo. Sino que, a través de nuestros propios esfuerzos tenemos que promover el desarrollo gradual, paso a paso, hasta Su nivel. La anticipación del Creador es constante, es decir que Él siempre espera que apliquemos esfuerzo para ser similares a Él, como aquel del niño que desea ser un adulto.

Toda la creación tiene como objetivo el estado final de existencia; toda la creación es la preparación para ello. Todo por lo que pasamos apunta hacia tenernos listos para la revelación. ¿Qué revelaremos? Encontraremos el lugar donde nosotros y la Luz estamos siempre presentes, pero que ahora está oculto de nosotros por nuestras propiedades no corregidas. Es como si disipáramos la niebla del lugar en donde estamos justo ahora.

Nunca lo hemos dejado, y el Creador nunca se ha ido de ahí tampoco. Simplemente perdimos la habilidad de sentirlo, y Él desapareció de nuestras sensaciones, “se esfumó en el aire.” Y ahora nosotros, por nuestra cuenta, nos estamos preparando para sentirlo mediante explorar constantemente dentro de nosotros la cualidad de otorgamiento, causando así la aparición de su imagen “desde la niebla.” Nuestra salida del Infinito hacia el mundo corporal y nuestro retorno a este es nuestra preparación para el fin de la corrección (Gmar Tikkun) de nuestros órganos sensoriales de manera que podamos sentir al Creador.

Todo depende de la preparación. Tomemos, por ejemplo, una presentación de una orquesta sinfónica. El escucha neófito simplemente no entenderá donde está. Él esperaba ver algo interesante, trajo una bolsa de papas fritas y un lata de Coca cola con él, pero en lugar del espectáculo esperado, obtuvo la “sinfonía en Si mayor.”

Y a su lado está un conocedor de música que capta cada nota con sublime embeleso. Este último una inolvidable gama de sensaciones y el primero es incapaz de quedarse dormido sólo porque está muy irritado. Todo depende de la preparación. El que está preparado disfruta, y el que no está preparado sufre.

Si experimentamos una sensación negativa cuando escuchamos acerca de unirnos en absoluto bien, es sólo porque no estamos lo suficientemente preparados. Por lo tanto, ahora, entes de que comience la Convención, debemos estar preocupados sólo por la preparación. Habiendo reforzado las partes del Kli colectivo, experimentaremos el resultado de nuestro esfuerzo en ello.

Es como si el Creador nos diera una respuesta halagadora, y debemos ser muy serios con esto. Construimos todos los cimientos internos nosotros mismos, y de Su parte, no habrá ningún cambio ya que el Infinito es invariable. Así, ¿Seremos capaces de sentir aquello que ya existe?

En última instancia, necesitamos mantener nuestros corazones bien abiertos, es decir, tener el deseo correcto apuntando al otorgamiento mutuo. Esperemos que en los días que vienen logremos esto.

[26153] De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 7/11/10 Rabash, carta #40

El buen ambiente – 11.08.10

Mi buen ambiente Preguntas del día

El derecho a servir a los amigos

¿Cómo tenemos éxito en el camino espiritual? No hay otro medio excepto una unificación más grande. Debemos darle a la unidad la más alta importancia y verla cómo el único medio.

Sabemos que nuestra elección yace solamente en ser reforzados por y unificados con el entorno. Exaltamos el entorno a nuestros ojos y nos suprimimos ante los amigos y la meta. Cada acción tiene que estar aterrizada en la intención: ¿Porqué estoy haciendo esto? ¿Cuán grande es mi esfuerzo de unirme con los amigos? ¿Estamos creando el Kli (vasija), el lugar donde la Luz será revelada? En verdad, al asistir al grupo en este esfuerzo, implementamos el principio, “Haremos, y escucharemos.” Podemos hacerlo. Tal vez no queremos, y tal vez nos sentimos abrumados por ello, pero aun así podemos otorgar sonrisas y obsequios unos a otros, ser corteses, y participar en la causa colectiva, incluso sin el deseo de hacerlo.

Organizamos todo nosotros mismos, incluyendo las Convenciones. Incluso si tuviéramos recursos ilimitados, arreglos ilimitados, aun así estaríamos haciendo todo nosotros mismos. En este caso, lo que importa es el esfuerzo colectivo, y de hecho, personas de todo el mundo están llegando para trabajar juntas. Sólo este tipo de preparación nos traerá éxito.

Esto es lo que ofrecemos como nuestros “obsequios,” donde juntos preparamos todo lo necesario, sin depender de nadie o desear delegar nuestra participación a personas de fuera. Esta oportunidad es tan importante para llegar a la unidad interna por medio del trabajo externo,  que no le concedemos ni cedemos nada que podamos hacer nosotros a nadie. Después de todo, este es el medio para lograr nuestra unidad.

En los últimos dos días antes que la Convención Mundial de Cabalá comience, se nos ha entregado una oportunidad de servir el uno al otro. No pierdan esta oportunidad, ya que el éxito de la empresa por entero depende y está basado en ello. Esta es la unificación real, porque así es como “compro” a los amigos. Hago un esfuerzo por ellos y ellos hacen lo mismo por mí, y juntos elevamos al Kli colectivo.

[26159 – De la lección de la carta de Rabash del 07.11.2010]

 

La asamblea final

No sabemos por adelantado qué y cómo corregirlo, cómo ensamblarnos en un sistema integrado creado en el mundo de Infinito. Después de todo, el Creador desea que seamos independientes de manera que una persona encuentre la fórmula correcta de integración mutua a través de sus propios esfuerzos y experiencia.

Cómo niños pequeños, tratamos de conectar parte divididas, reunirlas, y separarlas otra vez. La Corrección y la ruptura se reemplazan entre sí, y gracias a esos esfuerzos nos acercamos a un entendimiento que nos asegurará nuestro éxito.

En total, se esperan de nosotros cuatro intentos porque nuestra voluntad de recibir consiste de cuatro niveles de espesor (Aviut). En cada uno de ellos, intentamos ensamblarnos, descubrir nuestra inhabilidad para hacerlo, y desensamblar las partes para comenzar otra vez. La sabiduría viene con el experimentar errores: Primero tenemos que descubrir la entera profundidad de la ruptura y odio entre nosotros, y después comenzar a comprender qué hacer ellas.

Hoy, nos estamos uniendo sobre un enorme egoísmo, encima del más profundo abismo de la ruptura, odio, y rechazo. De acuerdo a esta magnitud, descubrimos el poder del método que nos permitirá unirnos otra vez mediante la Fuerza que ha sido plantada en la Naturaleza y que mantiene juntas a las partes rotas.

No somos nosotros los que conectaremos las partes una con otra. Nuestro trabajo es solamente estar preparados para ello y discernir los métodos de la asamblea, el lugar de cada parte, y la forma de su correcta integración en el todo colectivo.

Nuestro trabajo acaba de comenzar. Este trabajo es único, y lleva a una persona a una evolución sin precedentes. Es un verdadero reto.

[26242] De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 8/10/10, Shamati #161

Mapa mundial de Bnei Baruj

El mapa muestra las direcciones de todos los grupos de Bnei Baruj alrededor del mundo. La columna de la izquierda es una lista de los grupos y el mapa de la derecha muestra el sitio.

 

 

[4462]

Una invitación a la Convención organizada por El Creador

Pregunta: Nos hemos arreglado para organizer una Convención realmente grande. ¿Eso prueba que estamos avanzando por la vía de la Luz (la Torá) y no por la vía del sufrimiento?

Respuesta:¡Ciertamente! Después de todo, se nos ha permitido reveler la sabiduría de la Cabalá entre audiencias amplias y en el lugar donde reside la fuerza más poderosa de resistencia, Israel, el lugar de la destrucción del Templo, la ruptura espiritual.

El resto del mundo no se resiste tanto a la Cabalá ya que no conoce mucho acerca de ella. Pero en Israel, hay una gran resistencia a esta porque hace mucho esas personas residían en el plano espiritual, viviendo con la intención de amor y otorgamiento  a otros. Sin embargo, luego ellos cayeron de ese nivel al odio infundado, las fuerzas impuras, Klipá,  la intención egoísta. Por esto aquí, el territorio de Israel, es el lugar donde las fuerzas del mal y la más grande impureza se revelan. Sin embargo, este es también el lugar para su corrección.

Es incluso peor en Jerusalem, el lugar de la destrucción del Templo. Pero el peor lugar de todos es el “Sancta Santorum,” el lugar más sagrado en el Templo, que se convirtió an el lugar de la más grande impureza.

Entonces, el hecho de que seamos capaces de organizar tan enorme y bien conocida Convención en Israel, que ha sido anunciada en televisión, en los diarios, e incluso en los anuncios espectaculares en las calles, y hemos sido capaces de atraer miles de personas para que participen en esta, ¡indica que el Creador nos está empleando como un medio para su revelación a los seres creados! El Creador está llevando a cabo esas acciones, que apuntan hacia lograr la corrección, ¡porque ha llegado el momento para ello!

Sin embargo, no nos espera sólo un tranquilo viaje. El camino hacia la rosa, Maljut, yace a través de sus espinas (ver el “Prefacio al Libro del Zohar,” capítulo “La Rosa”). Por lo tanto, aun tenemos que luchar por la redención de Maljut para llegar a su estado correcto, la rosa. ¡Y aun vamos a descubrir resistencia hacia las aspiraciones hacia la integración del mundo entero y “Ama a tu prójimo como a ti mismo”!

[26188 – De la lección de los artículos de  Baal HaSulam  “La última generación”  11/07/10]

¡Estoy disponible!

Pregunta: No asistiré a la Convención, pero siento como si ya estuviera ahí. ¿Cómo puedo hacer más fuerte esta sensación?

Respuesta: Quédate junto a nosotros. Antes de la Convención organizaremos transmisiones desde ahí, mostraremos cómo nos estamos preparando para darles la bienvenida a los participantes, y cómo los amigos de todo el mundo están participando en el trabajo.

Aparte, en tu grupo local o centro trata de preparar todo lo necesario para estar junto a nosotros. Si es posible, libérate del trabajo, prepara comida, y así, de manera que tu programa y acciones correspondan exactamente con la transmisión.

Además, envíanos cartas. No nos veremos más en una transmisión en vivo hasta nuestra primera lección en la Convención, así que envía tus preguntas y trataré de responderlas cuanto antes en mi blog. Escríbeme – ¡Estoy disponible!

[26150 – De la lección de la carta de Rabash 07/11/10]

 

Cada uno es importante

Pregunta: ¿Si amigos de diferentes países se unieran por el Internet, generarían el mismo tipo de fuerza que hubieran generado durante una participación física en la Convención?

Respuesta: Absolutamente. Estamos hablando de fuerzas que son muy importantes para nosotros. Aun no nos damos cuenta de que en el mundo espiritual, la fuerza viene de la cualidad, no de la cantidad.

Los representantes de tantos países y naciones crean una entera paleta (Babilonia). Son diferentes, y estas diferencias junto con la conexión sobre ello es el alcance de nuestra corrección. La diferencia es causada por la ruptura del alma de Adán seguida por la inundación de Noé y la Torre de Babel o la separación por encima de la cual ahora nos unimos.

Cada persona representa una parte del todo común que es diferente de todos los otros. Al pegar esas partes, corregimos la ruptura, el trabajo del Creador de “Yo he creado la inclinación al mal,” con  la Luz. Por esto la participación virtual de todos los amigos es tan importante para nosotros. Bajo ninguna circunstancia deben abandonarnos, y necesitan estar con nosotros en la Convención todo el tiempo.

El número de personas reuniéndose en un lugar no importa: pueden ser doscientas mil o dos personas, o estudiantes individuales de todo el mundo. En el mundo espiritual, no es la cantidad lo que importa, si no la individualidad de cada uno.

[26147 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 7/10/10 Escritos de Rabash]

 

Entrando a la órbita espiritual

Para entrar al siguiente grado, necesito desearlo ya que el campo de la Fuerza superior en sí no cambia. Este campo de la Fuerza Superior está dividido en peldaños, y por el momento, resido en el fondo mismo, en el nivel de “este mundo.”

¿Cómo doy el salto al siguiente nivel potencial del “Mundo de Assiyá” y continuar yendo más y más alto? Viajamos en este campo a saltos como electrones que saltan de órbita en órbita. Con el fin de pasar del estado (órbita) 1 al estado (órbita) 2, necesito recibir el deseo del nivel 2 y estar deseando saltar al grado de otorgamiento.

En otras palabras, para que el campo de fuerza finalice el trabajo de transferirme del nivel 1 al nivel 2, pasándome de peldaño en peldaño, debo comenzar deseando estar en el estado (órbita) 3 mientras aun estoy en el estado (órbita) 2. Sólo necesito obtener el deseo correcto, y entonces el campo me llevará si correspondo a esta.

Sin embargo, ¿cómo comienzo a desear un otorgamiento más grande del que poseo ahora de manera que pueda causar un ascenso secuencial por los 125 grados espirituales? Para lograr esto, se me da el entorno. Por ejemplo, yo mismo tengo un deseo valuado en una unidad, pero para ascender, necesito la fuerza de 10 unidades. Entonces, si te vinculas con nueve amigos, recibirás la fuerza para el próximo grado valuada en 10 unidades. No hay otra manera.

Por lo tanto, una gran alma llamada Adam HaRishón (el Primer Hombre) se rompió para dar a cada uno la oportunidad de absorber los deseos de otros, para atraer el efecto del campo, y escalar los 125 grados espirituales, hasta la corrección final. Sólo al conectarnos con los otros recibimos la necesidad de ascender. Inicialmente, se te da sólo una chispa, pero gracias a ello, tienes que anexar nueve chispas más, y entonces recibes suficiente fortaleza para saltar al próximo grado. Y esto ocurre repentinamente, como el escape de Egipto.

Lo mismo tiene lugar en cada grado. Como el Aviut (rudeza) del deseo crece desde el nivel de la raíz (0) a Alef (1), Bet (2), Gimel (3), y Dalet (4). La energía potencial se incrementa también, saltando de órbita en órbita (peldaño a peldaño): 1,2,3, y en adelante.

Así, tú resides en el más bajo, 1er estado, y primero, ¡debes pensar que esto es la vida! Pero más tarde, súbitamente sentir que esto es el exilio. Con el fin de entender lo que es, necesitas claramente “atraer” la redención, el siguiente grado, por ti mismo. Después de todo, puedes ver la redención como el paraíso, lleno de varios deleites, o puedes pensar que la redención es una oportunidad para otorgar, amor, y conectarse con otros.

Tomamos conciencia de este discernimiento en el grupo. Todo nuestro trabajo tiene lugar en el alma, ya sea la rota o la que volvemos a ensamblar con nuestros esfuerzos. Si nos unimos entre nosotros más fuerte, generamos una fuerza más poderosa y atraemos partículas más débiles, ayudándolas a avanzar. Estas se sienten atraídas hacia nosotros porque nos hemos enlazado junto con el alma unificada de Adán. Esta se rompió sólo en relación a nosotros, y aun cuando no la percibimos, existe. Nosotros creamos círculos de energía a nuestro alrededor y atraemos personas.

Así es como el campo del deseo actúa, lo cual es la auténtica circulación de la Cabalá. Esos círculos permean todas las almas, toda la humanidad como una fuerza singular que despierta a todos al propósito de la creación.

[25696 – De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá 2/11/10 “Exilio y Redención”]
 

Los cabalistas sobre el estudio de la Cabalá – Parte 9

Queridos amigos, por favor hagan preguntas acerca de los pasajes de los grandes Cabalistas. Los comentarios en paréntesis son míos.

Con respecto a la obligación de cada persona de estudiar la sabiduría de la Cabalá (conocida por las masas) no es sino una preparación para llegar a ser digno y meritorio de alcanzar la parte oculta. Es la parte oculta la que es la misma plenitud (metodología) y el propósito para el cual el hombre fue creado.

La parte plena de la Torá revelada

Entonces, claramente, si una parte de la parte oculta está faltando, aun cuando uno puede guardar la Torá y observar los mandamientos en la parte revelada, aun tendrá que reencarnar en este mundo y recibir lo que debe recibir, es decir la parte oculta, mediante 613 depósitos. Sólo en eso es el alma completada, de la menra que el Creador lo ha predeterminado.

– Baal HaSulam, Introducción al libro, De la boca de un Sabio
[24811]