entradas en '' categoría

Es tiempo de construir una incubadora

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué debería hacer si no estoy construido para hacer este trabajo? Me he involucrado en este trabajo por mucho tiempo y tengo el deseo de escapar de él todo el tiempo.

Respuesta: Todavía no estás haciendo nada. Tú crees que te involucras en el trabajo interno y que estás avanzando, pero el avance se evalúa en consideración a la conexión de uno con el grupo. Ahora veamos si estás bajo la influencia de este entorno, que tú lo has determinado, y ellos no te impresionan simplemente de forma automática.

Cuando llegas al grupo, este te influye naturalmente  lo quieras o no. Eres como un niño pequeño que todavía no ha aprendido nada. Acabas de nacer, y eres cuidado como un bebé: pañales, leche, etc. Creces y avanzas completamente inconsciente de que estás totalmente en los brazos del superior.

Pero más tarde es necesario que participes y te conectes con tu entorno: al menos que le sonrías a tu madre, que llegues a ella, que aprendas algo. Esto significa que debes interactuar con el entorno. ¿Participas con el entorno de alguna manera, por lo menos como un bebé? ¿Le sonríes? ¿Mueves tus brazos y piernas con alegría como hacia tu madre, cuando el grupo se te acerca?

Nuestra sociedad tiene que ser como una madre cuidadosa, o como una incubadora en la cual la persona pueda madurar muy rápidamente en el camino de «Yo lo aceleraré» y alcanzar el final de la corrección. No hay otra manera.

Pregunta: Pero ¿qué me puede mantener en el grupo? ¿Qué tal si ellos me sacan?

Respuesta: Nosotros no sacamos a nadie del grupo, aunque tu huevo no se haya roto, sino que sólo permanece en la esquina de la incubadora toda su vida. Sólo si este apesta y empieza a estropear  y a envenenar nuestra sociedad tendremos que echarte. Pero mientras seas pasivo, eso no es tan malo. Incluso si eres considerado una carga para la sociedad, estamos dispuestos a cargarte sobre nuestra espalda. Sólo la persona que intente lastimar, no tiene lugar entre nosotros: cualquier otro sí.

Las personas se van porque no escuchan lo que se les dice: que el llenado espiritual es posible sólo a través de la conexión. Esta conexión tiene que ser en la forma de una incubadora que nos calienta. En lugar de que el Creador, el grupo tengan  que ser buenos y benevolentes hacia la persona. La persona no puede avanzar sin un entorno, sin un grupo. No hay otra forma, lo haces o no lo haces.

También existe una buena oportunidad para el éxito ya que existen nuevas oportunidades ahora que ninguna generación anterior a nosotros la tuvo, no desde el comienzo de la humanidad en este mundo. Hoy en día podemos empezar con una diseminación masiva abierta, a diferencia de Baal HaSulam que empezó a acercar personas muy cuidadosamente, una a una, principalmente del entorno Ortodoxo, aunque había muchas personas seculares entre sus estudiantes.

Hoy en día, nosotros podemos abrir la sabiduría para todos. Esto significa que es tiempo de construir una incubadora para el pequeño círculo, para el círculo más amplio y para todo el mundo. Es nuestra tarea el construirlo. Somos nosotros quienes hemos recibido el despertar por el Creador, y entonces tenemos que construir la incubadora para toda la humanidad. Esto significa que debemos ser la transición, un reino de sacerdotes.
(123913)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/23/13, El Libro del Zóhar

Material Relacionado:
El grupo es mi casa, mi familia
La incubadora de la inmortalidad
¡No quieran irse! 

Una ciencia de corazones humildes

Dr. Michael LaitmanA lo largo de las generaciones, aquellos que se dedicaban a la parte interna de la Torá atravesaron transformaciones de sí mismos; ellos trabajaron en aras del Creador y alcanzaron la espiritualidad. Es imposible que nosotros solos lo alcancemos a Él, excepto en los casos especiales de aquellos a quienes se les concedió revelación de lo Alto para un propósito especial. Es por eso que los cabalistas tuvieron que permanecer siempre conectados con sus amigos, como un hombre con un corazón, en garantía mutua.

Esto siempre se hizo «con humildad». A pesar de que cada uno trabajó en unidad por el bien de sus amigos, nunca lo demostraron hacia el exterior. La mayor parte del tiempo, fue a la inversa; ellos ostentosamente mostraban indiferencia hacia los demás y hacia su trabajo interno, como ocurrió con los cabalistas de Kotzk. Ellos actuaron de esta manera para ocultar la verdadera aspiración de sus corazones, y así estar capacitados para aplicar esfuerzos y avanzar.

Hubo otros grupos que estudiaron, oraron, y discutieron juntos las cosas, por ejemplo, los estudiantes de Ramjal. Pero aun así, ellos se cuidaban de desplegar sus corazones unos a otros para evitar que otros, incluso sus amigos, se apoderaran de los deseos internos de sus corazones. Después de todo, ellos estaban ardiendo con una intención tan poderosa por la meta, que ninguno tenía la fuerza para expresarlo exteriormente en palabras y todos se centraban totalmente en sus sensaciones internas.

Sólo después de muchos años, más cerca de nuestro tiempo, precisamente desde el Ari, Baal Shem Tov y el Maguid de Mezeritch, cuando surgió el movimiento por el uso de la Cabalá en grupos grandes (Jasidismo), empezaron gradualmente a hablar más sobre el trabajo interno.

Así llegamos a nuestra época, en la que podemos hablar de ello más abiertamente, no sólo entre nosotros, sino incluso explicarle el público en general los principios del trabajo espiritual para despertar los corazones de muchos para el trabajo espiritual.

Al mismo tiempo, nosotros tenemos que protegernos. La protección la realizamos a través de las intenciones: Cuanto más sintonizados estén nuestros corazones con la onda interna, más inmersos estaremos en ella y no buscaremos darles rienda suelta a las aspiraciones ocultas de nuestros corazones.
(122664)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 12/10/13

Material Relacionado:
La humilde grandeza de la espiritualidad
No revelan los secretos de su corazón
No disparen fuego sobre ustedes mismos

Acerca de la responsabilidad por el mundo

Dr. Michael LaitmanOpinión (Michael Khazin, economista y analista investigador político): «Hoy en día, no hay fuerzas en el mundo que estén listas para asumir la responsabilidad de desarrollar e implementar soluciones. No hay nuevos conceptos, no hay recursos para imponer y castigar a quienes se apartan de ellos».

«El mundo de la política moderna no consta de políticos, es decir, de personas dispuestas a asumir la responsabilidad política, sino de administradores que están a la espera de aplicar de manera irresponsable las soluciones estándar. Un ejemplo de realización de esta política es tomar decisiones colectivamente, por lo que ninguno de los administradores es responsable de nada».

«En condiciones de crisis dura, este truco no dará resultado, y conducirá inevitablemente a una situación en la que las ratas huyen del barco que se hunde. Un administrador actual nunca estará de acuerdo en asumir la responsabilidad, y es por eso que, inevitablemente, veremos el regreso de verdaderos políticos que comenzarán a trabajar en el desarrollo de nuevas «reglas del juego».

«Pero ya que en las últimas décadas nadie preparó a esas personas, entonces la calidad de sus primeras decisiones estarán muy lejos de ser las ideales.»

Mi comentario: El problema es que es imposible preparar futuros líderes en ninguno de los sistemas actuales, porque el futuro se construirá sobre principios de interacción integral completamente diferentes. Estos administradores pueden ser entrenados sólo por el método de educación integral.
(123999)

Material Relacionado:
Humanidad sin liderazgo
La crisis exige cambios de liderazgo
Usando la burocracia para enfrentar la crisis

¿De qué tenemos miedo?

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, «Revelando una parte, ocultando dos»: Los secretos de la Torá son revelados sólo a aquellos que temen Su Nombre, quienes guardan Su Gloria con sus corazones y almas…

Pregunta: ¿Existe una conexión entre nuestros temores y el temor ante el Creador?

Respuesta: Nuestros miedos personales y el temor ante el Creador están conectados a través de la cadena de causa y efecto.

El Creador nos envía aflicciones corpóreas en esta vida material; todas ellas en esencia son temores. Tenemos temor de no tener algo, o de no ser capaces de proveer lo necesario para nuestra existencia; nos preocupamos del futuro de nuestros hijos, etc. Más tarde, debido a nuestros estudios y bajo la influencia de la Luz que Reforma, gradualmente nos elevamos por encima de nuestros temores terrenales y nos acercamos a un paso transicional donde reemplazamos los miedos de este mundo con el temor espiritual.

Avanzamos debido a nuestros temores materiales; esto ocurre cuando llega el tiempo. Es un resultado de nuestro desarrollo. Es así como toda la humanidad progresa. Sin embargo, tenemos la tendencia a avanzar con la ayuda del segundo tipo de temor. ¿Cómo podemos obtenerlo? ¿Cómo podemos empezar a temer el que no seamos capaces de complacer al Creador?

Aquellas almas que son capaces de alcanzar el segundo tipo de temor llegan al grupo y empiezan a avanzar. Ellas necesitan cambiar sus temores individuales y empezar a preocuparse de si son capaces de ayudar al grupo, a los amigos, y a través de ellos, al Creador. «Ahora yo no lo conozco a Él, pero si me llevo bien con mis amigos, definitivamente también me llevaré bien con Él». Si las personas están listas, ellas se preocupan por el grupo, por el público general y por la diseminación. Ellas temen al no saber si son capaces de aspirar a salir de sus fronteras, más allá de sus intereses personales. Si nosotros implementamos la posibilidad que se nos da en este mundo, si nos las arreglamos para formar el formato que eventualmente nos permitirá entrar al campo espiritual, esto quiere decir que estamos avanzando.
(122965)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/13/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Del temblor al otorgamiento
Miedo primordial
Muñecas huecas de encajar que contienen un secreto

Oculta porque no es necesario

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, «Revelando una porción, cubriendo dos»: «Existen tres partes de los secretos de la Torá. Cada parte tiene su propia razón para estar oculta.

Innecesario: Esto significa que no surgirá ningún beneficio al descubrirla. Por supuesto, esta no es una pérdida tan grande porque existe sólo el asunto de la limpieza de mente en esto, advertir acerca de esas acciones definidas como «y qué», es decir y qué si hice esto, no hay ningún daño en ello.

Pero deben saber que, ante ojos de los sabios, el «y qué» es considerado el peor corruptor. Esto se debe a que todos los destructores en el mundo, aquellos que han sido y serán, son el tipo de personas «y qué». Esto significa que se ocupan y ocupan a otros en cosas innecesarias.

Esta prohibición se aplica no a la sabiduría de la Cabalá per sé, sino a aquellas personas que toman ventaja de esta sabiduría con malas intenciones, confundiendo así a otros en vez de llevarlos hacia la meta.

Nuestra meta es la revelación del Creador en este mundo por medio de la corrección de los deseos y al llevarlos a la equivalencia de propiedades. Sin embargo, algunas personas tratan de usar la Cabalá de forma incorrecta: la reducen a estéril escolástica, «mercadeando» amuletos y otros «remedios milagrosos» para la venta, etc.

Por lo tanto es necesario proteger la sabiduría de la Cabalá y salvaguardar a las personas de la confusión, ya sea al mantener esta sabiduría como un secreto por un cierto periodo de tiempo, o al revelar su esencia auténtica cuando llegue el momento sin desviarse un centímetro de la meta.

Es por ello que existe un método que es definido como «ausencia de necesidad». Después de todo, con el fin de mantener una máxima pureza, las personas tienen que conocer sólo una parte de la sabiduría que es realmente esencial para su autocorrección y para su eventual avance hacia la Meta de la creación. Uno no debe saber más que esto.

Por lo tanto, las personas deben recibir una guía precisa y la cantidad exacta de conocimiento que debe entregárseles a ellos de una forma correcta, el sistema adecuado y la presentación adecuada para que conozcan y sigan sólo esta dirección sin desviarse ni un centímetro de la meta.

La parte innecesaria no es sólo sobre lo que está escrito en las fuentes; de cualquier manera nadie entiende lo que está escrito. El énfasis aquí debe dársele al método de estudios, al maestro y los estudiantes, al carácter y la organización del proceso de aprendizaje, a cada una de sus facetas. Existe un enorme complejo de condiciones que forman a un hombre espiritual. Para ello, como una incubadora, deben mantenerse condiciones ideales que incluyan numerosos factores esenciales; si las personas no violan esas reglas y permanecen bajo su impacto, avanzarán correctamente.

De otra manera las personas sólo siguen su naturaleza y giran en diferentes direcciones en vez de ir directo…
(122954)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/12/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
¡La dosis correcta!
No hay nada que temer en el estudio de la sabiduría de la Cabalá
Tiempo de maduración

Al llenar los círculos, llenamos al Creador

Dr. Michael LaitmanLos deseos que fueron creados por la Luz son equivalentes a la Luz, pero son de naturaleza opuesta como huellas inversas. Pero su forma es idéntica a la forma de la Luz, y por lo tanto son llamados «redondos». De ninguna manera se trata de una forma física; en su lugar, se trata de sus propiedades.

De la misma manera que la Luz que constantemente otorga sin límites en todas direcciones y trae bien a todos sin excepción, a los pecadores y a los justos, a todos los deseos en partes iguales, los deseos representan círculos suaves hechos por la Luz.

Los círculos difieren unos de otros: un deseo pequeño o uno grande, uno bueno o uno malo. Pero la diferencia entre ellos la examina sólo una «línea», los deseos directos que aparecen tras la primera restricción (Tzimtzum Alef) y tienen pantallas.

«Una línea» es una creación. Las «vasijas redondas» todavía no se sienten como una creación y están completamente bajo el poder de la Luz. Una línea es una reacción de la creación, su trabajo, su actitud hacia los «deseos redondos», es decir, hacia lo que fue hecho por el Creador.

El Creador hizo el mundo en forma de círculos, porque Su actitud hacia el mundo es «redonda», absolutamente igual. La actitud de la creación, es decir, la actitud del deseo que tiene una pantalla y la Luz Reflejada y aspira a volverse similar al Creador, es una línea dentro de la cual la creación juzga y evalúa los deseos «redondos». La creación no está dispuesta a permanecer en el estado creado por el Creador, en el deseo redondo de ser complacida. Ella misma quiere determinar su actitud hacia el Creador, es decir, quiere determinar el deseo por su cuenta y entonces a través de este, aspirar al Creador.

La creación quiere relacionarse con el Creador a través de una línea, pero su meta es hacer la línea similar al círculo, para que el amor y el otorgamiento de la creación sean infinitos y tan poderosos como el amor del Creador hacia la creación, ¡e incluso más grandes! Significa que la creación trabaja con sus deseos sólo bajo la protección de la intención que determina hasta qué grado puede usarse el deseo.

La meta definitiva es lograr una intención tan enorme que le permita a la creación otorgar de forma infinita, hasta la completa plenitud del deseo. Entonces, el Creador y la creación, como el anfitrión y el invitado, llegarán a la completa equivalencia, llamada adhesión.

Las vasijas redondas (Igulim) no se tocan entre sí, sino que se conectan sólo a través de vasijas directas (Yosher), a través de una línea (Kav), un delgado tubo. El tubo delgado comparte con las esferas y las llena; este es su rol. Las esferas expresan la actitud del Creador hacia la creación como la de un anfitrión hacia un invitado. Una línea es la «actitud de la creación».

Una línea penetra las esferas y pasa a través de ellas. Una esfera son deseos ilimitados que pertenecen al sistema integrado. Es por eso que son tan importantes para nosotros hoy en este mundo contemporáneo. Ahora, comenzamos a sentir la presión de las vasijas redondas (Igulim). Este es un problema porque nosotros queremos que todo esté en concordancia con nuestro beneficio directo (Yosher): yo te doy, y tú me das; todos es directamente egoísta en la forma de «comprar y vender».

Un círculo significa que estás abierto a todo. Los círculos comienzan a acercarse a nosotros; significa que el Creador está disponiéndose para revelarse en este mundo. Nos sentimos mal; estamos pasando por una crisis, porque no hemos logrado la suficiente conexión entre los círculos. Tenemos que convertirnos en una canal directo que conecte todas las esferas. De otra manera, el sistema a nuestro alrededor comenzará a morir; nosotros, como el cáncer, lo matamos. Esto sucede porque no construimos los «conductos», las arterias directas entre las esferas.

Esto es algo, muy práctico. Cada uno de nosotros tiene que convertirse en un «instalador experto». Aparte de tener los conductos de agua alrededor, existe una forma de arte llamada «instalación».

Eventualmente, los conductos tienen que hacerse tan grandes, anchos, y numerosos que conectarán incluso las esferas más pequeñas, y eventualmente las reemplazarán. En lugar de círculos, habrá líneas. Los círculos fueron hechos por el Creador como una manifestación de Su actitud hacia nosotros. Por nuestra parte, nosotros tenemos que otorgarle a Él a través de una línea. Por lo tanto, las líneas tienen que reemplazar a los círculos y llenarlos. Al llenar círculos, ¡llenamos al Creador!
(121015) 
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/11/13, El Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
Mirando el mundo de Ein Sof (Infinito), con y sin gafas
Barridos de la oscuridad por un rayo de Luz
La gran simplicidad de la perfección redonda

Lección diaria de Cabalá – 12.29.13

Preparación para la Lección
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam, «600.000 almas»
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extractos seleccionados, Parashat «VaYikahel», «El Ascenso de la Oración», ítem 131
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot «Histaklut Pnimit», vol. 1, parte 2, capítulo 7, ítem 79
Vídeo: Descargar
 Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam «Introducción al Libro del Zóhar», ítem 5
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Cambiarse de lugar les trae un cambio de suerte

Dr. Michael LaitmanRabash, carta 78: Hasta ahora no hemos participado en la construcción de edificios y en cosas que estén relacionadas con la publicidad. Este no es nuestro camino, y nuestra única meta es difundir la sabiduría del temor del Cielo y de la obra de Dios entre las personas que nos apoyan y sobre todo la sabiduría de la Cabalá y la sabiduría oculta para los humildes que lo merecen.

Sin embargo, en esta generación, en la cual la sabiduría es pobre y despreciada, y cada ciudad se construye de manera sólida, pero la ciudad de Dios es humillada como el lugar más bajo posible, es el momento de la venida del Mesías como la gracia conocida.

Por lo tanto, yo he aceptado la petición de quienes nos apoyan y desean expandir nuestra residencia y construir un pequeño templo para la sabiduría y la oración en el nombre de mi padre y maestro; un lugar en el que broten y se extiendan sus manantiales hacia el exterior, y la sabiduría cante en público, y al que llegue quien quiera conocer al Creador y obtener la corrección y la formación necesaria.

Hago un llamado a todos nuestros hermanos, a los hijos de Israel, en quienes vive el espíritu del Creador y que lamentan el exilio de la Divinidad, para que nos ayuden en esta edificación y gran trabajo. Y debido a esto todos seremos recompensados ​​con la redención completa, como dice en El Zóhar, «Entonces los hijos de Israel saldrán del exilio».

Espero la redención de la glorificación total de la Torá.

Su amigo en corazón y alma.

Hoy comenzamos la difusión regular de las lecciones desde nuestro nuevo hogar, con la esperanza de que el estudio de este nuevo lugar nos permita difundirle ampliamente los orígenes de la Cabalá al público. Esto, por supuesto, no tiene nada que ver con la construcción corporal, sino con los esfuerzos que hemos hecho en la construcción de este lugar. Nuestros grandes esfuerzos operan la fuerza de nuestro deseo a través del cual son atraídas aquí las personas nuevas. También seremos capaces de salir al público con más fuerza, con una mayor comprensión de la sabiduría de la Cabalá, y por lo tanto a seremos capaces de atraer a la gente hacia la corrección del mundo.

Cuando llegué por primera vez al Rabash, el nuevo edificio que se estaba construyendo en la calle Hazon Ish en Bnei Brak estaba casi listo. Todavía había mucho trabajo por hacer por dentro para organizar el interior. Ellos también trataron de construirlo juntos, con escasa ayuda del exterior. Así es como los cabalistas siempre han manifestado su deseo de hacer las cosas: Nosotros construimos una gran Sucá en Sucot, y hornos especiales para Pésaj, una galería y una sección para las mujeres y otras adiciones. Siempre tratamos de construir todo por nosotros mismos.

Yo estoy muy contento de que durante la construcción de este edificio y todo lo que hay en él, cada uno hizo lo mejor que pudo e hizo grandes esfuerzos. La inversión individual de los amigos es eterna, tanto en la corporalidad como en la espiritualidad. Todo esto se eleva hacia arriba junto con las intenciones inconscientes o conscientes de la persona, de acuerdo a sus habilidades, y esto funciona.

Espero realmente que como resultado de nuestros esfuerzos y de los esfuerzos que aún debemos realizar en cuanto a la organización del nuevo edificio, nosotros seamos galardonados con una mayor y más amplia difusión tanto en Israel como en todo el mundo. Nos alegramos que inmediatamente después de empezar a estudiar en el nuevo edificio, se lleve a cabo la gran convención internacional el próximo mes. ¡Ésta en realidad comienza ahora, puesto que nosotros empezamos los preparativos para la convención, para la nueva forma, para el nuevo nivel!

De hecho, «al cambiar de lugar ustedes trae cambian de suerte». Un lugar significa un nuevo nivel al que la persona asciende, un nuevo deseo. Si nos elevamos a un nuevo nivel cada vez, entonces nuestra suerte sin duda cambia. La suerte o el destino se refieren a las Luces que gotean sobre las almas desde Dikna de Arij Anpin, desde la parte superior de la cabeza de Atzilut. Así pues, estas Luces son ciertamente nuevas para nosotros. Espero que ahora todo lo que esperamos ver en esta vida, se cumpla pronto: ¡la revelación del Creador en la conexión entre nosotros!

(123841)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/25/13

Material relacionado:
Que ven ustedes en esta foto
Unos cimientos fuertes son la base de todo el edificio
Estamos construyendo el tercer templo

Bajo los cálidos rayos del sol

Dr. Michael LaitmanTodo depende sólo de nuestro deseo y de los Reshimot (genes espirituales) que están impresos en él. Así que no tiene sentido esperar la misericordia de Arriba. Nosotros simplemente tenemos que trabajar en nuestros deseos.

Seremos capaces de sentir la realidad superior que se revela en este deseo y la Luz que lo llena según la forma en que lo convirtamos, aumentemos o disminuyamos, y conectemos sus piezas en un orden determinado.

Nosotros trabajamos sólo con el deseo y por eso no debemos creer en nada o esperar a que desde Arriba hagan algo por nosotros; sólo debemos realizar las acciones correctas y precisas que cambiarán el deseo.

Sabemos que tenemos que orar para que la Luz influya en nosotros y nos reforme. Esto es cierto, por supuesto, sólo si nuestro deseo es lo suficientemente sensible, cercano a la Luz y que la necesite. Entonces la Luz constante tendrá un mayor efecto sobre el deseo. Todo nuestro trabajo es acercar el deseo y voltearlo de tal forma que la Luz influya tanto en él como sea posible.

Es como si yo quisiera tomar el sol y elegir un lugar determinado en el techo donde nada bloquee el sol. Me acuesto bajo el sol en un ángulo determinado y me volteo hacia él para atrapar los rayos. Pero si el sol es constante, éste no cambia como resultado de mis cambios. Yo tengo que moverme para acercarme a sus rayos tanto como me sea posible.

El deseo sólo puede cambiar bajo la influencia del grupo. No hay ningún otro medio que pueda afectarme. La Luz es constante al igual que la luz del sol. Yo tengo que voltear mi deseo hacia la Luz Superior y acercarme a ella. ¿Cómo puedo hacer eso?

Puedo voltearme y acercarse sólo con la ayuda del entorno, del grupo. No puedo moverme por mí mismo. Me paro ante la Luz constante con mis Reshimot ocultos que se revelan uno por uno según el ritmo natural impreso en mi programa de desarrollo interno. Esto significa que mis Reshimot tienen una conexión constante programada que yo no puedo cambiar, debido a que está grabada en mi naturaleza.

La única cosa que puedo hacer es utilizar la fuerza del entorno para que éste me haga girar. Cuanto más fuerte y más grande el entorno, más profundamente me «tragará» él dentro de sí y más rápidamente seré capaz de voltearme. Mis Reshimot se revelarán más rápido de acuerdo a mi disposición y al deseo que he recibido del entorno. Yo atravesaré todos los estados correctamente, dado que estaré listo para los cambios.

Yo no puedo cambiar mis Reshimot, toda esta cadena tiene que abrirse de acuerdo a su ritmo programado. No puedo influir en la Luz constante, por supuesto. Los cambios sólo son posibles por medio del entorno, del cual yo adquiero deseos adicionales.

Los Reshimot están en el deseo, pero el grupo me da un deseo adicional, y gracias a su gran poder, puedo acelerar la revelación y el llenado de los Reshimot. Si avanzo de esa manera por medio de mis esfuerzos, sentiré que este desarrollo es positivo y que estoy siguiendo un camino agradable, fácil y rápido, en vez del largo y difícil camino natural de los sufrimientos.

(123746)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/20/13

Material relacionado:
La luz circundante nos influye solo cuando la invocamos
Una luz acercada mediante el telescopio del grupo
En lugar de andar buscando cambiar los sistemas económicos deberíamos atraer la luz superior de la corrección.

Los «expertos» que manejan el desastre

Dr. Michael LaitmanEl desorden mundial en el que nos encontramos hoy se deriva del hecho de que la gente está haciendo cosas que son totalmente innecesarias para alcanzar la meta. Esta es la singularidad de nuestro tiempo, y yo espero que esta tendencia destructiva pronto llegue a su final.

Hace cincuenta años las personas seguían un principio muy simple: «La persona que no trabaja no tendrá comida». Pero esto fue seguido por el desarrollo de la democracia, el liberalismo, el bienestar, y otros conceptos «progresistas» debido a los cuales hemos llegado a la situación contraria: La persona no puede trabajar o ganarse la vida y aun así vivir de las prestaciones de desempleo, asistencia social, cupones alimentarios y otros beneficios «generosos».

Repentinamente, hay millones de personas que no trabajan, pero comen. Estas personas están convirtiéndose en una gran masa, y ellas se unen y comienzan a inventar diferentes profesiones. Por ejemplo, vi todo un estadio de graduados del colegio de abogados que vinieron a recibir su diploma. ¿Para qué necesitamos tantos abogados?

De pronto, hay muchas profesiones que eran muy raras o ni siquiera existían hace 50 años. Estos «artesanos» de los últimos días han puesto en marcha operaciones masivas y piensan que son personas muy importantes.

De hecho, realmente no hay personas importantes en estos días. Por el contrario, las personas que estaban marginadas en el pasado han surgido con profesiones engañosas y cargos docentes universitarios y se han convertido de repente en «gente importante», expertos en campos de los cuales no tenemos realmente ninguna necesidad.

Los medios de comunicación modernos juegan otro papel aquí; inflados a dimensiones épicas, ellos reclaman para sí el derecho a determinar nuestras vidas. Entonces, ¿quién debe decidir qué es conveniente y qué no? Yo no quiero generalizar, por supuesto, pero cuando hablo con alguien que viene de este campo, veo que ha aparecido realmente de la nada y que él no tiene ninguna base, ningún fundamento, para formar la opinión pública. ¿Cuál es su formación? ¿Está preparado para este papel? ¿Qué puede hacer, además de hacer gran cantidad de ruido por nada?

En resumen, estos «expertos» han iniciado un proceso de difusión y han comenzado a sustituir a las grandes personalidades que solían ser las elites espirituales o de gobierno. Un día descubriremos que dependemos de nulidades y que no sabemos de dónde provienen y qué hacen realmente. Ellos están por todas partes; determinan qué debemos leer, qué debemos ver o escuchar, qué debemos hacer y cómo debemos pensar.

De repente, todo se ha vuelto del revés: Aquellos donnadie, quienes no podía encontrar un trabajo decente, han inventado de pronto diferentes profesiones y diferentes grados académicos y se han convertido en los líderes de la sociedad. Ahora este es un estado de «un esclavo que gobierna», y como resultado, nuestro mundo es día tras día más gris…

Entonces, ¿qué podemos hacer? Diseminar la sabiduría de la Cabalá y el método de educación integral, pero de ninguna manera con la ayuda de estos «expertos», ya que ellos no entienden nada. Nuestro mensaje es para los «pobres», de las clases más bajas, puesto que es allí donde encontraremos la disposición para desarrollarnos de forma pacífica.

Los «expertos» pronto caerán. Pero hasta entonces, ellos continuarán confundiendo a la gente, aunque esto también es el comienzo de su final.

(122950)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/12/13, Escritos de Baal HaSulam, «La revelación de los secretos»

Material relacionado:
El papel de los medios de comunicación es servir al mundo
Democracia el gobierno de la nación espiritual
Evitando la regresión de la humanidad