Los pioneros de Rabash

Pregunta:

¿Cómo encontró la fuerza para aprender de Rabash Peh el Peh (boca a boca)?

Respuesta:

No creo que haya sido el más afortunado o el más fuerte como fue el caso de Josué en relación con Moisés o con otros cabalistas. Tuve averías muy grandes.

 

Vas y vienes con el profesor y de repente te derrumbas. Y no puedes hacer nada; hay una contradicción: “Bueno, ¿cómo puedo ser? ¡Así no es como se hace! ¡Así no es como él piensa! ¡Así no es como se actúa! ¡Tengo que hacerlo de otra manera! Yo… yo… yo…”

 

No se puede arreglar. Probablemente era necesario ir por ese camino. A lo que ha pasado, hay que decir: “Así debería haber sucedido”.

 

Es necesario, tratar de que todo esto suceda en una absoluta fusión interna. Esto se llama Peh el Peh, boca a boca.

 

Hablamos de una relación que hoy no existe entre un alumno y un profesor. No veo que sea posible entre ninguno de los estudiantes y yo.

 

La ola global que está surgiendo no tiene como objetivo fusionarse con el maestro y así recibir Peh el Peh espiritual de él, sino encontrar cosas espirituales entre ellos, siguiendo escrupulosamente todas las instrucciones del maestro.

 

El maestro se convierte no en Maestro con mayúscula, no en padre espiritual; en líder, en instructor de camino; acompaña a un grupo de estudiantes desde un costado.

 

Estamos en un estado donde somos pioneros. Es difícil decir cómo debería ser en realidad. Después de mí, mis alumnos descubrirán más en su interior lo que les es inherente y verán cómo comportarse más adelante. Lo que está pasando ahora les hablará y les conmoverá.

Sugerimos la siguiente lectura  Relación maestro, alumno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *