entradas en 'Educación' categoría

Después de la pandemia

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana

“Sólo si no colapsa, se repara”, dicen. Y añaden, “Algún día”. Yo digo “No se recuperará”. Pero el colapso no es necesario. Todos tenemos la tarea de sobrevivir al actual período, con el mínimo de pérdidas.  Para lograrlo, necesitamos ahorrar nervios y recursos, apoyar a los demás, relajarnos, pero no “desconectarnos”. Y lo más importante, necesitamos entender lo que está sucediendo, para que las consecuencias de la crisis no nos tomen tanto por sorpresa.

Para empezar, sentémonos y tomemos un respiro. El ser humano no fue hecho para el embrollo. Fue creado para pensar y actuar. Así que pensemos: en realidad, ¿qué perdimos? ¿qué nos motivó en esa vida? ¿para qué vivimos? ¿qué hicimos útil y con sentido? ¿qué preparamos para el futuro de nuestros hijos?

Francamente, sólo nos servimos uno a otro por dinero. Con o sin afán, cumplimos el principio formulado claramente por nuestros sabios hace miles de años: “Vayan y saquen provecho unos de otros”.  Parecía que funcionaba. Pero ¿qué atención nos dimos, que nos agotamos como hámster en su rueda de consumismo, sin pensar en nada más?

Imagina por un segundo, si venimos de otro planeta desarrollado y nos vemos unos meses atrás, no habría sido muy buena imagen. No, no en el sentido tecnológico, sino en lo más esencial de nuestra conmoción y ajetreo. Su “beneficio”, como el smog encima de la Tierra, ya se está empezando a dispersar.  Y de pronto, el virus llegó. “Deténganse, paren”, nos dijo. “Miren lo que han hecho al planeta y a ustedes mismos”. Miren más allá del mañana”.

Si realmente analizamos, sin maquillarlo, veremos que íbamos, no sólo hacia el colapso ecológico, sino que pudo haber llegado una guerra. De hecho, íbamos hacia los brazos de la guerra, hacia un estado de globalización desesperada, hacia un callejón sin salida de contradicciones. Así es la naturaleza humana: Cuando se está procesando una masacre, la sacamos de nuestra conciencia y al mismo tiempo, la toleramos, incluso la invocamos.

Aún no llegamos a ese grado de avance, pero la avalancha de consumismo desenfrenado llevó a la humanidad hacia el abismo. Paradójicamente, el virus nos está salvando. Fuimos salvados del egoísmo, en la necesidad de “absolución”, para restablecer el mercado de consumo.

Así que ¿vale la pena regresar? ¿qué olvidamos? ¿hay vida después del virus?

Estamos empezando a conocer de nuevo a nuestra familia, a nuestro mundo y a nosotros mismos.

Antes, muchos sólo dormíamos en casa, ahora vivimos ahí. Usábamos el internet por diversión, ahora nos conectamos con otros.

Hay muchas formas. Por supuesto queremos regresar a la rueda del hámster, con su variedad de placeres constantemente nuevos y distintos, tras los que ir y estar incluso dispuestos a soportar los dolores de que nos empujen desde atrás. Pero aún sin quererlo recordamos la amenaza del colapso, los crímenes desenfrenados, la supresión del malestar, las interrupciones en el abasto y la búsqueda del culpable. Finalmente, podemos usar este período para la reflexión.

Por supuesto,nada es fácil, no todos pueden “aguantar el golpe”, pero la experiencia misma, el cambio de ritmo, la perspectiva ¿no nos da un respiro? En los días despejados de trabajo, en una tarde de calma poco usual, escuchamos el eco de algo nuevo. Estuvimos sentados en casa, como niños en su escritorio para aprender algo, para que este “período” no sea en vano.

En cualquier caso, no podremos salir de la crisis tan pronto como entramos. Lo que está pasando ahora, no es pausa, ni vacaciones, ni destierro. Es un despertar. El virus no nos venció, más bien nos sacudió, nos regresó a la realidad, nos da oportunidad de tomar cuidadosamente el timón.

Hoy nos confronta con la necesidad de redefinir nuestros valores en los albores de una nueva era que requiere una actitud diferente hacia los demás y encontrar el propósito que impedimos. El viento se llevó las ilusiones y nos muestra la verdadera imagen. Así que ¿vamos de nuevo a dejar que la mente se nuble con espejismos? ¿nos reconciliaremos con el pasado, con la vanidad eterna, con la abundancia externa y con la devastación interna?

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana.

Nosotros mismos creamos una carrera de ratas y ahora podemos salir de ahí sin tanto golpe externo. Pues, lo principal es lo que está dentro: nuestras conexiones, nuestras relaciones, nuestra participación, la reciprocidad. Es suficiente lograrlo y todos los mecanismos —sociales, financieros, comerciales— empezarán a reestructurarse conforme al nuevo paradigma.

Pensemos en ello: ¿por qué vivimos? ¿cómo podemos construir nuestra vida de forma diferente, sobre principios distintos? La puerta para salir del egoísmo sin límites está abierta, usémosla mientras nuestro ego está golpeado y mudo.

Las aeronaves están en tierra, los barcos en los puertos, deberíamos estar en la escuela. No es humillante. Al contrario, tenemos oportunidad de hacer realmente algo por nosotros mismos.

Toda la vida estuvo dedicada a evitar esa pregunta. Preocupados ante la muerte,  justificandonos lo más posible. Sin embargo, el virus sugiere algo más. Así no podemos huir de la muerte. Para superarla, debemos sobreponernos al egoísmo que nos mata. Nuestro ego limita, nos da una sensación imperfecta y miserable del mundo, con las demandas de nuestro cuerpo. Sintamos el mundo en nuestra estructura general interna, en el alma. Así lo veremos totalmente distinto, infinito, eterno y perfecto.

No tiene nada que ver con la religión. La ciencia de la Cabalá no promueve ninguna creencia. Simplemente desarrolla el alma del hombre y nos hace felices. Ahora, cuando todos nos sentimos dentro de un mismo barco, debemos unir nuestros remos y dirigirnos a un mundo sin fronteras entre los corazones. Así, las barreras que quedan y nos  dividen, desaparecerán. El mundo del mañana se está construyendo ahora.
[262055]

Material relacionado:
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
¿Cómo será el mundo después de la epidemia?
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 3

Odio de los hijos hacia sus padres

Pregunta: Uno de los problemas de los tiempos modernos es que los hijos odian a sus padres. Hay muchos casos de este tipo. Los hijos dejan a sus padres, los descuidan. Los padres mueren solos a pesar de que tienen muchos hijos. Esto sucede en todo el mundo ¿por qué?

Respuesta: Estamos elevándonos del nivel de ego animal al nivel de ego espiritual o humano. Humano es un nivel espiritual que no existe en nuestro mundo.

Estamos perdiendo nuestra conexión animal previa, cuando los padres vivían juntos a sus hijos, traían a su novia o novio o iban con el novio, etc. Todo era un hogar.

Pregunta: ¿Podían vivir en la misma casa?

Respuesta: Sí. Incluso en la misma habitación. Todo era muy simple. Ahora todo es diferente porque en nuestro mundo, el ego está cambiando.

Pregunta: En otras palabras, ¿el ego nos lleva a hacer esto?

Respuesta: Sí. Es el ego animal. Está creciendo. Nos empuja al siguiente nivel de desarrollo. Por eso, ya no entendemos esta existencia animal. Nuestros hijos ciertamente no lo entienden.

Están en un estado tal que no entienden por qué necesitan estar unidos a sus padres. O, creo que mis padres deberían pasar toda su vida conmigo ¿por qué me dieron a luz? Mientras vivan, deben pensar en mí. Si no se preocupan por mí, está bien. Los dejo.

Pregunta: ¿Cómo puede un hijo sentir así por sus padres?

Respuesta: Pero no siente.

Pregunta: ¿No siente ningún dolor, nada en absoluto?

Respuesta: No. Puesto que los superó su egoísmo animal, no siente ninguna conexión con sus padres, no siente que debe ayudarlos, apoyarlos, pensar en ellos, etc. No imaginan algo que no existe. No puedes volver.

Últimamente, todo desaparece, no existe. Es decir, si ayudas a tus hijos, te necesitan. Puedes estar cerca de ellos. Si dejas de ayudarlos, no te necesitan. Así sucede.

Comentario: Lo que me molesta es que generaliza. También hay relaciones normales.

Mi respuesta: Hablo de la tendencia de la naturaleza. Por eso generalizo.

Pregunta: Y, ¿qué sigue?

Respuesta: En nuestra generación, los padres aún pueden dar algo, dirigir, dejar a los hijos sus posesiones, etc. En la siguiente generación, habrá ruptura.

Habrá tal relación entre padres e hijos que, si tienen los mismos objetivos espirituales, de alguna manera estarán conectados. Si no, se olvidarán por completo de sus padres. Y, francamente, los padres tampoco pensarán en sus hijos.

Pregunta: ¿Qué pensarán los padres?

Respuesta: Cómo pasar tiempo tranquilamente con sus viejos amigos.

Pregunta: ¿Con perros y gatos?

Respuesta: Sí. Habrá muchos tipos de clubes de juegos; digamos, clubes para jugar dominó o algo más.

Pregunta: ¿Qué tiene de bueno esto?

Respuesta: Nada. El hombre debe entender cómo estar conectado con otros. En un sistema completamente diferente, no un sistema de conexiones corporales y animales.

Pregunta: ¿No es un sistema padre-hijo?

Respuesta: Es un sistema en el que padres e hijos, cada uno individualmente, revelan un objetivo común. Este objetivo los conecta.

Pregunta: ¿Cuál es la meta?

Respuesta: La meta es saber el sentido de la vida. Para padres, hijos y nietos, siempre es uno. Si lo revelan y se apegan a él, sentirán necesidad de conectarse y de ayudarse mutuamente.

Pregunta: ¿De qué propósito común en la vida habla? ¿de si los padres tienen un objetivo común con sus hijos?

Respuesta: Los padres podrán empujar a sus hijos hacia la meta correcta. Así su conexión será tanto corporal como espiritual y revelarán al Creador entre ellos.

Pregunta: ¿Cuál es la revelación del Creador?

Respuesta: La revelación del Creador es revelar conexión y amor mutuos.

Pregunta: ¿Solo entre ellos?

Respuesta: Para empezar.

Pregunta: ¿Quiere decir en esa célula: hijos y padres?

Respuesta: Sí.

Pregunta: ¿Aún no quieren revelarlo?

Respuesta: No, ¿alguien les platicó de esto? ¿alguien los se los enseñó?

Pregunta: ¿No sugiere su relación natural que alguien les haya dicho?

Respuesta: Por supuesto que no.

Comentario: Está siendo muy duro hoy.

Mi respuesta: No soy duro. Esto es lo que se nos muestra el mundo ¿soy duro? Tú hiciste el mundo así.

Comentario: Pero esta verdad de la que habla, me imagino que va a haber muchos comentarios.

Mi respuesta: Es porque no oculto la verdad. Por el contrario, sugiero revelarla para que se pueda ver el estado en que se encuentran y a dónde nos conduce.

Pregunta: ¿Qué conclusión deberíamos un sacar después de sus duras palabras: que hay una ruptura entre padres y nietos e hijos y que es natural?

Respuesta: Si no encuentran un objetivo común, no habrá nada que los conecte. Nada en absoluto.

Pregunta: ¿Les está pidiendo que busquen ese objetivo común?

Respuesta: Sí.
[261507]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman», 6/ene/20

Material relacionado:
Una Nueva Vida – #758 Amar a los hijos apropiadamente
Una nueva vida-#583 La madre y el bebé hacen frente a los retos
¿Por qué nuestros hijos crecen y se convierten en extraños

Nueva Vida #243 – Felicidad y lazos sociales, parte 2

Nueva Vida #243 – Felicidad y lazos sociales
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

El verdadero amor y la felicidad duradera ocurren cuando otorgo a otros sin querer a obtener nada a cambio. La humanidad es la única parte de la naturaleza con la intención malvada de explotar. Si vamos a ser felices, tenemos que cambiar nuestra actitud hacia otros, trabajar en un grupo de personas afines. Las conexiones sociales apropiadas suceden cuando nos conectamos con otros con la intención de beneficiarlos. La verdadera felicidad es lograda en el centro de la  conexión, en el centro del círculo.
[145476]
De Kabtv “Nueva Vida #243 – Felicidad y lazos sociales, parte 2”, 17/oct/13

Cambia tu actitud hacia el mundo

Pregunta: Algunas personas, al sentir una carencia, automáticamente se sienten infelices. Es decir, existe un modelo extendido en la sociedad en el que la felicidad es alegría y placer continuo. No debe haber sufrimiento en mi vida ¿de dónde viene ese modelo? 

Respuesta: Es una forma equivocada de felicidad, una forma de pedir y una educación equivocadas. No conocemos nuestra naturaleza y desafortunadamente, somos infelices. 

Si entendiéramos quiénes somos y qué somos, podríamos formarnos a nosotros mismos. de manera que nuestra estructura y actitud hacia cualquier estado sería perfecta. 

Esto es lo que hace Cabalá. No cambia al mundo, no dice que tienes que cambiar algo a tu alrededor. Debes cambiar tu actitud hacia el mundo. Así serás felíz. Y estarás en un estado absoluto.
[258058]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 15/dic/19

Material relacionado:
La maldición material de la humanidad
El resultado de una educación incorrecta
¿Cómo podemos ser felices?

Libre albedrío, parte 7

“Destino” desde el punto de vista cotidiano

Pregunta: Si consideramos el destino, no con respecto a la corrección final, sino desde el punto de vista cotidiano: ¿en qué me convertiré, con quién me casaré, qué tipo de hijos tendré, qué problemas, etc.? ¿se puede cambiar?

Respuesta: Es muy difícil, porque para esto debemos educar a la futura pareja desde antes, para que entienda el significado y el propósito de la vida, que logre este propósito y se prepare. 

Para escoger a la pareja cuando está preparada, cuando ambos entiendan lo que deben sacrificar, lo que deben dejar ir y también, cómo se deben ayudar y apoyar mutuamente para alcanzar este objetivo. para esto, se debe hacer mucho trabajo. 

Espero que si no en nuestra generación, en la siguiente, la gente lo haga, porque, de otra forma, se llegará a la separación, como solución a los problemas familiares. Dejarán de casar y de tener hijos. ¡No entenderán para qué lo necesitan!  Hasta el punto en que, incluso el instinto sexual se “congelará”. Este problema lo experimentaremos con sufrimiento. 

Pregunta: Pero, ¿por qué debo cambiar algo, si, digamos que entiendo o creo que existe una fuerza superior que me lleva a la meta de la creación?

Respuesta: Te lleva por el camino del sufrimiento. Si no te conoces como persona, si vas con la corriente, entonces eres un animal. 

Pregunta: Si no hago esfuerzos conscientes para cambiar, ¿la fuerza superior actuará en mí en forma de sufrimiento? 

Respuesta: Como en cualquier animal. En ese momento, eres llamado animal. Y serás llamado hombre, sólo en aquellos momentos en que, por ti mismo, ves la meta y hagas esfuerzos para acercarte a ella.
[257080]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 4/feb/19

Material relacionado:
¿Cuál es nuestra libertad de elección?
¿Cómo se realiza la libertad de elección?
¿Cuál es la libertad de elección de la gente?

¿Cómo arreglar relaciones dañadas?

Pregunta: Las relaciones dañadas estropean vidas enteras, pueden ser confusas sólo a causa de pequeños malos entendidos ¿qué es lo correcto para prevenir el resentimiento y las relaciones dañadas y, mejorarlas?

Los psicólogos dan las siguientes recomendaciones: intenta entender el punto de vista del colega. El resultado de la acción no siempre es intencional. La dificultad con algunas micro-manifestaciones es que todos aplicamos diferentes estándares para su evaluación. 

Respuesta: ¿Cuáles son los estándares? El estándar es mío -cómo veo a otros y me comparo con ellos o cómo me veo a mí mismo y comparo a otros conmigo. Esto es completamente equivocado. Es como tomar un vestido y ponérmelo. Si lo visto, mi estómago y mis delgados brazos sobresaldrán y el vestido lucirá feo en mí. 

No hay estándares en común. Sólo puede haber un estándar -en beneficio de mi prójimo. Eso es todo, no percibo a nadie de ninguna manera, ni a mí mismo ni a nadie más. Sólo estoy interesado en una cosa: si algunas situaciones ocurren, ¿ocurren en beneficio del hombre? 

Por hombre me refiero a la humanidad, la imagen general de la persona. De ninguna manera considero a alguien en específico o, definitivamente estaré perdido. 

Pregunta: ¿Cómo podemos entender correctamente el punto de vista de la otra persona?, ¿saber si tiene razón o no?

Respuesta: No puedo entender a otra persona ¿cómo puedo entenderla? ¿cómo puedo salir de mí mismo para entender al otro? 

No, simplemente necesitamos actuar de manera que sea buena para la otra persona, para cualquiera. Es decir, excepto por mis necesidades para sobrevivir, en todo lo demás que dependa de mí, debo actuar por el bien de otros. 

Esto es natural. A menudo, como resultado de nuestros hábitos. Hacemos algunos movimientos, gestos o expresamos algunas palabras, frases que podrían parecer ofensivas para otros. 

Podríamos ni siquiera sentirlo ni entenderlo. Es necesario afinar el corazón. El corazón debe ser ajustado para ser bondadoso hacia otros. Lo demás no funcionará en absoluto. 

Si una persona está en sintonía cordial con otra, será interpretada correctamente. Incluso si dice algo equivocado o de alguna manera, no  pudo expresarse, la otra lo sentirá. 

Dirige el corazón hacia la otra persona, hacia todas las personas, hacia el bien. Necesitamos acostumbrarnos. Necesitamos educarnos. Es necesario que la misma actitud sea mantenida para el entorno y la sociedad circundante. Así, todo estará bien.
[254793]
De Kabtv “Noticias con Dr. Michael Laitman”, 14/jul/19

Material relacionado:
Una nueva vida #806 – Buenas y malas cualidades
Juntos en las buenas o en las malas
La amistad en Internet podría no ser fuerte

Cinco tipos de amor

Comentario: Las personas perciben la actitud de otros de forma diferente. Gary Chapman, consultor en relaciones y autor del libro The Five Love Languages, del cual se han vendido cinco millones de copias, describe los diferentes enfoques y percepciones de cada tipo de persona y la manera en que perciben el amor.

Afirma que existen cinco tipos de amor.

El primero es cuando a las personas les gustan las palabras. Cuando el amor es expresado con palabras de aliento, apoyo y alabanza.

Mi comentario: Usualmente, a mujeres y niños pequeños les gusta esto.

Comentario: El otro tipo de amor es “tiempo”. Aquí, al contrario, las palabras no son necesarias. Necesitas pasar tiempo con la persona, prestarle atención, estár con ella etc.

Mi comentario: El tiempo en sí lo organiza todo. El tiempo afecta a todos. Como dice el dicho: “El tiempo es un gran sanador”. Las cosas cambian con el tiempo.

Comentario: Existe un tipo de amor llamado “tacto”. Es decir, a las personas les gustan las sensaciones táctiles: cuando son abrazadas y acariciadas, experimentan emociones positivas.

Mi comentario: A todos les gusta esto: niños, mujeres, animales e incluso a hombres.

Comentario: Otro tipo de amor son los “obsequios”. Cada pequeña cosa importa: baratijas, un regalo, una nota, algún tipo de sorpresa o algo inesperado.

Y el quinto tipo de amor es “ayuda”. Hacer algo por otro, expresar tu atención con acciones, planchar una camisa, limpiar pisos, cocinar la cena o sólo ayudar en algo.

Los científicos dicen que los conflictos en las parejas surgen debido a la falta de entendimiento. Quiero escuchar palabras lindas, agradables y la otra persona quiere una camisa planchada o pasar tiempo juntos, tenemos un conflicto, simplemente no nos entendemos. Es decir, los conflictos surgen precisamente a causa de malos entendidos.

Mi comentario: Depende del consumidor, es decir, de con quién estoy tratando.

No puedo darle pañales planchados a un niño y ganar su amor con esto; no entenderá. Incluso si le doy comida sabrosa, buena. Necesita una calidez especial, un trato especial y seguridad.

Si trato con un animal, debo tratarlo en su nivel para que sienta que puede confiar en mí, que soy su propietario, lo protejo, lo alimento, le doy agua y lo cuido. Es decir, soy su gran compañero y amigo.

Si estamos hablando del amor de amistad entre hombres, entonces antes que nada, esto significa apoyo y entendimiento mutuo.

Si es amor entre un hombre y una mujer, todo se vale: cualquier cosa que le gusta al hombre y cualquier cosa que le gusta a la mujer. Pero, a uno no le gusta lo que al otro le gusta. Sin embargo, si entienden lo que al otro le gusta, pueden organizarse de tal manera que disfrutarán incluso cosas que nunca imaginaron que podrían surgir en ellos por sí mismos, sino porque el otro las disfruta.

A la mujer le gustan los obsequios, señales de amor, atención, etc. Al hombre, principalmente, le gusta ser servido y alimentado: “El camino al corazón de un hombre es por su estómago”. Realmente es así, porque con respecto a la comunicación y especialmente al amor, los hombres son más primitivos que las mujeres. Si una mujer puede, de alguna manera, recordarle a su madre, su actitud hacia él, eso es todo. Él ya la sigue como un patito tras su madre.

Comentario: Vemos que con los años, las relaciones en la pareja se desarrollan. Primero, hay un periodo romántico, después se transforma en una relación más compleja y tras un número de años, de pronto descubren que no se entienden ni se entendieron durante todos esos años.

Mi comentario: En principio, puede ser enseñado. Pero,  si no existe esa educación o las parejas aún son muy jóvenes y no tienen  experiencia, no saben cómo proteger su relación, no saben cómo perdonar ni hacer un compromiso interno, sin hablar de ello ni discutirlo, por supuesto, es muy difícil.

Necesitamos enseñarlo. Es un colectivo. Hombre y mujer o en cualquier otra combinación: hombre, mujer y un niño o dos hombres o dos mujeres. Cualquier número de personas es un colectivo y requiere de un enfoque completamente diferente al de una persona. Aquí, es necesario enseñar. Es muy complicado.

Vemos que no nos involucramos en ese trabajo. Incluso hoy en la escuela hay educación sexual pero no enseñan a tratar a otros como persona y no como objeto de satisfacción sexual. Es muy centrado en mí mismo, crudo y bestial. Eso quiere decir que no hay educación en absoluto.

Recuerdo cuando aún vivía en Leningrado y estudiaba en la facultad de medicina cibernética, llegamos al hospital de maternidad de Leningrado. Había 400 madres por dar a luz. Le pregunté al doctor: “¿Qué tipo de entrenamiento sicológico les proporcionan?” él dijo: “desafortunadamente, no tenemos esa clase de especialistas”.

Comentario: Vemos eso en toda la historia de la humanidad. El amor es lo más apreciado. Los poetas y los escritores lo exaltan. Es como si las personas persiguieran un sueño elusivo.

Mi comentario: Quieren vender este sueño elusivo.

Pregunta: ¿Por qué necesita amor la humanidad?

Respuesta: La humanidad necesita amor porque sin amor no puede haber vida en el nivel animal ni en nuestro nivel.

Incluso en el sexo, vemos cierto tipo de necesidad por algo más grande, aún cuando es puramente mecánico y animal, en aras del placer en el momento y nada más.

Si el sexo fuera sólo eso, sólo estaríamos apareándonos como animales. Pero tenemos necesidad de calidez y cuidado, de apoyo mutuo, de eso que llamamos amor.

Amor es apoyo mutuo. Amor es la sensación de ser amado, de ser cuidado, de ser apreciado de la forma en que eres. Esas son emociones muy serias; los animales no las tienen, ni siquiera con respecto a sus cachorros, los animales sólo tienen sensaciones por un corto periodo de tiempo con el fin de amamantarlos para que no mueran de hambre, después se separan y nunca más se notan ni se reconocen entre sí.

Comentario: Existe siempre ese momento en el amor, cuando dos personas, aparentemente se aman, pero uno imagina el amor de una manera y el otro de otra.

Mi comentario: Es porque no nos educan. El amor es una relación humana, una necesidad, una actitud hacia el otro. Por lo tanto, necesitamos estudiarlo y enseñarlo. No es sexo, sino la habilidad de satisfacer las necesidades internas de otra persona. Podría no tener nada qué ver con sexo.

Pregunta: ¿Qué estudiamos acerca del amor? ¿a satisfacer, a cambiar mis hábitos  para tratar al otro de manera que le daré placer.

Respuesta: Para eso, es necesario sentir qué tipo de persona es. Esto requiere de un trabajo mutuo serio. No ser tímido. “Me gusta cuando me acaricias”. “Y me gusta cuando sonríes”. etc. Explicar. Todo es muy simple.

“¡No, quiero que lo adivine!” ¡¿Cómo puede él adivinar?!

Debemos entender y hablar abiertamente acerca de ello y discutirlo. Aun cuando a los jóvenes no les gusta, les parece que todo debe ser espontáneo, simple e inmediato. El hombre es un animal muy complejo, de muchas facetas.

Pregunta: ¿Cuál es la clave que le daría a la gente de la ley del amor, para que les ayude en las relaciones en todas las situaciones?

Respuesta: En cualquier situación, lo primero es conceder, como decía mi maestro. El amor es un animal que está a tu lado y debes alimentarlo con concesiones mutuas.

Está en la naturaleza de la mujer adaptarse al hombre. No la menosprecio por esto de ninguna manera, al contrario. Ella es sabia. Después de todo, ella da a luz. Ella tiene que crear un cierto entorno con el fin de educar hijos, etc. Es decir, la naturaleza le dio estas capacidades.

El hombre es muy primitivo. Sólo necesita que se le recuerden un poco las cosas que recibió de su madre y correrá tras de ti como niño pequeño tras su madre, eso es todo.

Recomiendo a todas las mujeres iir con la madre de él y preguntarle qué comida le gusta, qué tipo de servicio y todo acerca de él. La madre estará muy complacida! Ella entenderá que realmente eres la mujer que podrá reemplazarla.

Es muy simple, es el sistema primitivo de relaciones: pensar sólo en darle placer al otro, al menos de alguna manera, sólo un poco. Sin embargo, esto ya requiere de sabiduría, experiencia y entendimiento de la psicología humana.

¡Buena suerte en el amor!
[252468]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman”, 19/dic/18

Material relacionado
¿Cómo ganamos el amor de la humanidad?
Ama a tu prójimo como a ti mismo
El amor es el paraíso

La imperfección no es un obstáculo

Nota: Casi todos nosotros queremos ser buenos y luchamos siempre por ser los mejores. Los científicos aseguran que ser imperfecto requiere valor.

Mi Comentario: Quien siempre se está cuestionando: ¿no eres malo?, ¿eres peor que los demás?, etc., es una persona infeliz. No se regocija en sí mismo, sino que mira todo sólo en comparación con los demás. Nada bueno resultará de eso, porque todos somos diferentes

Es posible comparar sólo si todos mis parámetros coinciden con todos los parámetros de otra persona. Pero si somos diferentes, entonces ¿qué es lo que hay que comparar? 

Supongamos que mis parámetros son peores en alguna forma y que los parámetros de la otra persona son mejores de alguna manera, o viceversa. Naturalmente habrá diferencias. ¿Y qué? En este caso ellos dicen: “Ve al artesano que me hizo”. No depende de ti. 

Nota: Los científicos afirman que detrás del deseo de ser bueno, está la preocupación por el propio prestigio. 

Mi Comentario: Naturalmente.

Nota: Aquel que realmente está preocupado por los demás, no gastará tiempo valioso buscando en sí mismo dónde es bueno o malo. Simplemente no le interesa. 

Mi Comentario: Absolutamente. ¿Lo hace para bien de los demás, o no? 

Nota: Aquí se establece que la persona actúa para su propio bien. 

Mi Comentario: De modo que, significa que todo esto está viciado y que al final, nada bueno resultará. Uno se debe sólo desarrollar en la dirección del mayor beneficio para los demás. 

Pregunta: ¿Qué beneficio trae esto a una persona? 

Respuesta: Aquel en el que se revela al Creador, porque no hay otro bien para las personas. Sólo la revelación del Creador. 

¿Qué significa? Mostrarles que existe un objetivo que debe ser alcanzado y ayudarles en esto. Eso es todo, nada más. No pensar en ti mismo. Se siente tan confortable, tranquilo y bien.  

Sólo cuando piensas en los demás —una vida muy buena. Esto es lo más confiable, lo mejor y la cosa más benéfica que una persona puede hacer —ayudar a los demás a alcanzar al Creador. .

Este es el mejor estado, cuando no te importa lo que suceda contigo. Lo principal es que te dedicas a este arte.
[253564]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 25/jun/19

Material relacionado:
Los destructivos pacificadores
¡Igualdad no significa ser lo mismo!
Todas las imperfecciones se arraigan en mí

Nueva Vida #286 – Envidia

Nueva Vida #286 – Envidia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:

En sus niveles más elevados, la envidia puede ayudarnos a alcanzar la sensación ilimitada de la vida eterna. Aún cuando podemos experimentar celos acerca de comida, familia, sexo, son sólo impulsos necesarios para el cuerpo, como cualquier animal. El hombre tiende a envidiar la libertad para salir al mundo y jugar con varios juguetes. La mujer tiende a sentir celos con respecto a belleza y moda y se compara con otras mujeres. Como toro persiguiendo un pedazo de tela roja, ese tipo de celos corporales forman una maquinaria efectiva para el desarrollo del ego humano. Equilibramos la mente con la sensación de envidia para auto-realizarnos y lograr lo que deseamos. Ese tipo de celos, basado en cosas limitadas y tangibles, que el dinero puede comprar, reflejan lo que tengo y no lo que está dentro de mí. La envidia verdadera, espiritual, ocurre cuando nos mudamos hacia la esfera de control. Las personas que ascienden a adquisiciones eternas, están comprando una sensación interna, completa, perfecta e ilimitada, que existe en la naturaleza, fuera de su cuerpo, por encima de tiempo y espacio. Anhelan cambiar el mundo con su idea o conocimiento. Son como Dios que quieren adquirir sabiduría y alcanzar nuevos horizontes. Esta envidia nos hace avanzar para iniciar una nueva vida en el Jardín del Edén.
[128408]
De Kabtv “Nueva Vida #286 – Envidia”, 12/ene/14
Vídeo: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

¿Quiénes son los jueces?

En las noticias (The Guardian): “Los presos podrían recibir las llaves de su celda y otros beneficios para incentivar su buen comportamiento, en virtud de los planes del gobierno que exigen a los gobernadores que pongan más énfasis en la recompensa y menos en el castigo.

«Los ministros quieren dar a los jefes de prisión poder para permitir que los reclusos, que siguen las reglas, tengan más tiempo fuera de su celda, libertad de cocinar su propia comida, más tiempo para pasar en el gimnasio, libertad para decidir cuándo ducharse y más tiempo para sus visitas. …

“Los funcionarios citaron evidencia que les dio el gobierno de que durante el mes pasado el refuerzo positivo fue efectivo para cambiar el comportamiento a largo plazo. Destacaron que, si no se cumplen las reglas, se podrían perder privilegios. …

“La policía pidió que el personal de la prisión “usara constantemente refuerzo verbal para el buen comportamiento e impugnara el mal comportamiento en las revisiones formales”, les dio a los jefes de prisión “libertad para aumentar la cantidad de tiempo fuera de la celda en actividades recreativas, ejercicio, educación y programas de trabajo”».

Pregunta: ¿Qué opina usted de este sistema de detención?

Respuesta: En principio, la Torá y especialmente Cabalá sienten que encarcelar no es corrección. Vemos que no corrige nada. Por el contrario, la gente sale de la prisión aún más enojada, con más egoísmo y rencor y nuevamente lo usa en su vida cotidiana.

La prisión no es educación. La educación debe ser organizada de manera diferente.

En el pasado, hace unos miles de años, había ciudades de refugio donde la gente era deportada y atendida. Debía permanecer dentro de la ciudad y no podía abandonarla.

Cuando los supervisores (educadores, etc.) veían que alguien funcionaba con normalidad, gradualmente podían llevarlo más allá de los límites de ese sistema.

Observación: También se dice en la Torá que los culpables eran enviados allí para que otros no pudieran vengarse de ellos.

Mi comentario: Si. Todo se organizaba muy en serio y en beneficio mutuo, tanto de estas personas como de la sociedad externa. Pues más tarde regresarían a ella.

Yo lo recomendaría. Deben sentirse libres y cambiar gradualmente.

Observación: Pero aún así, la idea de los acusadores y de quienes respaldan el encarcelamiento es diferente: «Deben ser humillados, encerrados».

Mi comentario: Es natural porque no tenemos un sistema de educación; sólo tenemos un sistema de coerción y castigo.

Pregunta: ¿El sistema de castigo no funciona?

Respuesta: Vemos que no funciona. Además, el resto de la sociedad se infecta con este pensamiento. Vemos pruebas de la insuficiencia del sistema de castigo en quienes regresan a la calle, destruyen todo, rompen ventanas de tiendas, instalan barricadas, etc.

Pregunta: ¿Cree usted que incluso el criminal más empedernido puede ser reeducado?

Respuesta: Creo que es posible reeducarlos y darles oportunidad de autocontrol. En esas ciudades, pueden establecer un orden tal, que los demás envidiarán, porque hay un concepto de honor entre ellos. Debemos entender que son personas serias que pueden implantar el orden.

Pregunta: ¿Qué debería cambiar en la forma de pensar de los organismos encargados de hacer cumplir la ley y en los fiscales?

Respuesta: Creo que deberían encerrarlos en lugar de a criminales. Así cambiaría su forma de pensar. No podemos estar de un lado y pensar por el otro lado. Por supuesto, lo digo en broma, pero hay algo de verdad.

Observación: Usted siempre dice que el sistema de jueces solía ser totalmente diferente. Jueces eran aquellos que, simplemente, no podían aceptar un soborno.

Mi comentario: Juez era la posición más alta. En principio, hasta hoy se considera que el juez debe recibir un buen salario, debe estar protegido y ser independiente. Pero, ¿qué tipo de independencia puede haber hoy si todos los jueces obedecen al l gobierno, todos están en colusión entre sí, «una mano frota a la otra», etc.?

Observación: Anteriormente, a los jueces no se les pagaba mucho.

Mi comentario: Ese no es el punto. Realmente eran independientes.

Pregunta: ¿Cómo fue posible? ¿cuál es esta imagen ideal del juez?

Respuesta: El juez valoraba mucho su posición. Apreciaba la opinión pública y constantemente estaba en sintonía, de tal manera que un juez estaba por encima de todos, incluso por encima de un rey. El juez estaba en el mismo nivel que el Creador. Lo podemos ver en la Torá, en el Libro de los Jueces. Era la posición más alta del país.

Pregunta: ¿Podemos tener personas así en nuestro mundo egoísta?

Respuesta: Para eso, es necesario educarlas. Necesitamos un sistema educativo, no un penal público, esto es un desastre. Pero se pueden tener.

Pregunta: ¿Cree usted que lo que quieren hacer en Gran Bretaña es un paso hacia la educación?

Respuesta: Deja que lo intenten. Para construir un sistema correcto debe haber las personas adecuadas. No tengo esperanza de que tengan éxito. Sólo personas con una forma diferente de pensar deberían crear ese sistema.

Pregunta: Entonces, ¿es un callejón sin salida?

Respuesta: Sí. Mientras no recurran a los cabalistas, nada los ayudará. ¡Buena suerte, damas y caballeros británicos!
[252359]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman» 16/jul/19

Material relacionado:
¿Quiénes son los jueces?
Un escudo contra el ego
«Somos malos jueces de nuestras propias amistades»