entradas en 'Educación' categoría

Niños ¿Cómo pueden aprender relaciones correctas según la Cabalá?

Pregunta: A los niños de hoy no se les enseñan las relaciones correctas en las escuelas, ¿cómo pueden aprenderlo?

Respuesta: Con los golpes del destino y golpes muy serios. La naturaleza no perdonará nuestra separación, no está de acuerdo con ningún principio, ya sea nacional, religioso, social, político o económico, no importa cuál.

¡No separación! Ni en clases ni en sectores ni en fronteras; la naturaleza ya no lo soportará. Cualquiera de nuestras separaciones, divisiones o racionamientos será enfrentado por la naturaleza con fuerzas opuestas. Una sociedad así será un total fracaso.

 

Más información Cómo educar a los niños



Educación correcta

Pregunta: ¿Qué dice Cabalá sobre la educación? Al atiborrar a los jóvenes con conocimientos de química, física y otras ciencias, no tomamos en cuenta ningún factor humano, no les damos ningún valor fundamental para la vida.

Respuesta: Cabalá dice que la educación es lo más importante. No química ni física, porque eso puede desarrollarse solo si la persona está correctamente dispuesta a aplicarlas. Y sin una educación adecuada, las usará en su detrimento.

Por eso, primero debemos educar correctamente a la gente y luego darle química y física; de lo contrario, se sentirá mal, hará daño.

¿Para qué necesitamos química y física? ¿Qué hacemos con la ayuda de la ciencia y la tecnología? Solo extraemos hasta el último jugo de la naturaleza, eso es todo.

Cabalá habla solo de la educación del hombre. Todo depende de él. Además, dice: Si lo educamos adecuadamente, no se requerirá ni de física ni de química. El hombre vivirá en un mundo confortable, la naturaleza lo tratará bien y no sentirá nada malo.

 

Seguro el siguiente artículo  “aprendizaje integral”

 

¿Por qué la naturaleza es tan despiadada con nosotros?

Pregunta: ¿Por qué a estas alturas la naturaleza es tan ruda hacia nosotros y no nos perdona nuestra segregación? 

Respuesta: Porque nos hemos desarrollado más allá del estado anterior. 

Durante 5,000 años e incluso más, estuvimos evolucionando egoístamente. La naturaleza sólo nos impulsaba: “Sigan, sigan. Si se quieren separar, sepárense. Construyan. Hagan revoluciones. Hagan lo que quieran”.

Y ahora, hemos llegado al pico del desarrollo egoísta en la ciencia, cultura, tecnología y en todo. Hemos pasado este pico y así es, ahora vamos para abajo. Necesitamos avanzar, pero con una actitud diferente hacia nosotros mismos y hacia la naturaleza, en fusionarnos, unirnos y sobreponernos a nuestro egoísmo.  

Habiendo pasado el pico egoísta, quisimos seguir egoístamente. Pero en cuanto procedimos, inmediatamente comenzamos a caer. No podemos seguir ascendiendo egoístamente, sino sólo sobre la conexión entre nosotros, únicamente por encima del ego.  

Aquí es donde empieza el punto de quiebre, que ahora se empieza a sentir más y más agudamente. Por lo que, de acuerdo a la Cabalá, la humanidad llegará ya sea a grandes guerras que le conduzcan incluso a un mayor sufrimiento y nos obligue a considerar y a abandonar nuestro desarrollo egoísta, o a darnos cuenta que no podemos crecer más egoístamente. Entonces, ¿de dónde obtendremos la fuerza que transforme nuestra energía egoísta en energía de conexión entre nosotros, en otorgamiento, en coexistencia mutua correcta? 

Esta fuerza está en la Cabalá. 

 

Es interesante también “El don de la conexión”

 

Reconocer nuestra atrocidad para conectarnos

Pregunta: A partir de lo que ha estado sucediendo últimamente, parece que la humanidad ya ve su próximo paso, su siguiente grado, pero siente que morirá sin conexión. Hemos estado así presionados. Es como si un pie ya estuviera levantado, para llegar al siguiente grado. 

Al mismo tiempo, el otro pie se queda en el grado anterior. Todos los conflictos militares y todas las alianzas contra alguien y todo el odio, todo eso es el grado anterior.  

Lo más importante, no es estar atado, sino solo vivir para mí mismo. La humanidad se está desgarrando lentamente: una pierna está ahí, la otra aquí. ¿Cómo no quebrarse y caer y más bien pasar al siguiente grado más o menos suavemente? ¿Cómo lo podemos hacer? 

Respuesta: Solo estimulando una buena conexión entre nosotros, con todo tipo de ejemplos. Deberíamos organizar comidas, toda clase de celebraciones de unidad y paz en todo el mundo.

Así es como podemos hacerlo. 

Comentario: Usted dice que este es un tiempo en que el odio no solo gobierna al mundo, ¡es el rey y el Dios aquí! De pronto usted habla de buenas relaciones, celebraciones de unidad, conexión entre las personas. ¿Dónde está todo en esta humanidad? ¡Podría ser que estamos siendo destrozados por generaciones! 

Mi Respuesta: Todo justo así lo vemos. Precisamente es a partir del reconocimiento de la atrocidad de nuestra naturaleza, que podemos decidir cambiarla. Porque no hay otra forma. Desde el bien, no llegaremos a algo aún mejor.  

Pregunta: ¿Llegaremos a algo mejor a partir del terrible odio? 

Respuesta: Sí, porque veremos que nos conduce a la muerte. La siguiente fase es la muerte y la destrucción mutua, las personas se comerán entre sí. Si ni siquiera entienden esto, llegarán a un estado en el que realmente se comerán unos a otros por hambre. Esto es lo que nos espera, es lo que las escrituras dicen. 

Pregunta: ¿Quién da vueltas a este tornillo en el cerebro del que odia? 

Respuesta: Nosotros—nuestra naturaleza. Nos da la oportunidad de asegurar que no hay otra forma, más que la conexión. Estamos obligados —a partir del odio en que nos encontramos, desde esa renuncia, separación, distancia y antagonismo — a encontrar el camino al estado opuesto.  

Creo que es posible. De acuerdo con lo que está pasando hoy en el mundo, entre los países, veo que eso es posible. Es a partir de esas conexiones opuestas, grandes, poderosas e históricas, que puede aparecer una solución. 

Comentario: Parece como si todo estuviera destrozado, todo interrumpido, que se cortó este lazo. 

Mi Respuesta: No, no hay nada de eso. Todo esto puede cambiar a su opuesto en un instante.

Todo esto es necesario para el reconocimiento del mal. Después de eso, volveremos a la correcta interacción. 

Pregunta: ¿Es este mal y odio con el fin de llegar a la correcta interacción? ¿Cree usted que estaba mal antes? 

Respuesta: Sí.

Pregunta: ¿Qué es interactuar correctamente? 

Respuesta: El apoyo mutuo, cuando empiezas a sentir al otro al menos igual a tí, si no, más amado que tú. Y luego, todo funciona.

 

Más sobre Buenas conexiones

 

Sobre las ruinas del sueño de un futuro brillante

Comentario: En los países europeos tales como Francia y Alemania está disminuyendo la tasa de nacimientos. Hoy en día los europeos no quieren tener hijos y lo dicen abiertamente. 

Mi Respuesta: Este será el caso en muchos países del mundo civilizado. No vemos beneficio ni propósito en tener hijos. “¿Para qué necesito ésto? vivo de tal forma que maldigo mi vida, me siento completamente sin sentido, insatisfecho y todo es una carga para mí. ¿Por qué debería tener hijos? ¡¿Para que vivan incluso peor que yo?!” 

Ahora la humanidad ya ha llegado al pico de su desarrollo. Durante muchos miles de años hemos estado escalando y escalando y siempre tuvimos la esperanza de que la próxima generación sería mejor. Las personas tenían un sueño y no importaba si no se comprendía o se explicaba.

Así, tanto en Europa como en América, las personas esperaban vivir para que sus hijos estuvieran mejor y para que fuera aún mejor para sus nietos. Al final del siglo XX, el auge de esa actitud se esfumó sin notoriedad. Ya no pensamos más así.

He hablado con cientos de personas por todo el mundo y todos entienden claramente este problema. La humanidad ha perdido la esperanza de que se está desarrollando para mejor.

¿Por qué dar a luz? ¿Para qué? Puedo tener un hijo para mí. No por el niño, sino por mí. Es decir, somos egoístas, estamos dispuestos a traer hijos al mundo para tener algo en qué ocuparnos, algo con qué jugar, hacer la vida más placentera para nosotros. Pero no por el niño. 

Si pensamos en ellos, en los no nacidos, no los habríamos traído al mundo. Después de todo vemos que nuestra vida, como resultado, no se satisface con nada bueno; es perseguir la existencia en una contínua lucha. ¿Y para qué? 

A pesar de que en la antigua sabiduría está dicho: “No naciste por voluntad propia, no vives por tu voluntad  y contra tu voluntad morirás”. Entonces, ¿por qué debería hacerlo con ellos? ¿Para qué tendría que sufrir toda mi vida? Sólo para darles algún tipo de existencia? ¿Para qué? ¿Qué sentido tiene? 

Hoy en día, esta es la cuestión que afronta la humanidad de forma clara, precisa y realista. 

 

Sugerimos la siguiente lectura ¿Qué significa para la humanidad la disminución de la tasa de natalidad?

 

La urgente necesidad de modificar los medios de comunicación para solucionar el problema de la educación

Pregunta: En el mundo moderno, ¿es necesario educar a la sociedad circundante, antes que al individuo?

Respuesta: Se necesita urgentemente, cambiar los medios de comunicación masiva. Es un trabajo muy difícil, porque conduce a la mayor revolución en todos los niveles. Absolutamente, en todos los niveles. 

Los medios de comunicación masiva, transmiten ciertas políticas de cada país a las personas. Entendemos que modificarlos, puede generar grandes cambios en la sociedad.  

Comentario: Naturalmente. Si la sociedad y sus leyes son egoístas, donde todos piensan solo en cómo arrebatar algo para ellos mismos, entonces los medios de comunicación también se construyen bajo el mismo principio.  

Mi Respuesta: No hay que reemplazar unos por otros ni intercambiarlos. Se debe a que los medios de comunicación están cargados y se dirigen así a las personas, de tal forma que la gente es así y no de otra forma. 

De hecho, el hombre inicialmente es egoísta, pero son los medios de comunicación masiva quienes le enseñan cómo usar su egoísmo. Nadie más. El entorno, no los padres.

Sin embargo, si los padres también actúan mal, es solo porque ellos han aprendido así, han visto estos ejemplos. El hombre es llevado solo por el ejemplo, como dicen: “Acuéstate con perros y te levantarás con pulgas”.  Por consiguiente, debemos tomar en cuenta que, si queremos cambiar algo, es necesario cambiar el entorno. Básicamente, ¿qué más necesitamos, aparte de mejorar al individuo? Nada más. 

Para lograrlo, se requiere cambiar el entorno que rodea al hombre. Darle el ejemplo correcto, no forzarlo, sino de modo que eso le rodee. Entonces, tendrá que cambiar.  

Si inspiramos con mal ejemplo, acabaremos en una sociedad terrible. Veo los programas de televisión y solo me asusto. ¡Es la sociedad futura! 

Muchos programas no hablan de nada más que de asesinatos y de investigaciones. Todo gira alrededor de esto. No hay nada más. Prácticamente hacen que las personas se acostumbren al hecho de que viven en este ambiente y se tienen que adaptar. 

Una vez di un reporte sobre esto en Arosa, Suiza, en el famoso World Spirit Forum. Aplaudieron cuando terminé. ¿Qué más pueden hacer? Este es un problema general. Las personas no tienen problemas más allá de la educación. Todo depende de la educación. 

Si tomamos a la generación de hoy y se les pudiera educar bien, entonces en 10 o 15 años tendríamos una sociedad normal, una civilización completamente distinta. 

¿Por qué no podemos darnos cuenta de que es posible hacer esto para bien de nuestros hijos? Hay que crear una buena sociedad para ellos. Hagamos el mundo diferente por completo

 

Ver el video  El valor de la Educación en un mundo globalizado

 

Qué nos enseñan los medios de comunicación masiva

Pregunta: La edad límite para ser considerado como criminal, gradualmente está disminuyendo. En algunos países, ya se está responsabilizando a los adolescentes desde los 12 años. Pero vemos que a pesar del hecho de que este límite se está acortando progresivamente, nada ayuda. El crimen está aumentando, particularmente entre adolescentes.  

¿Por qué está sucediendo? Desde el punto de vista de la Cabalá, ¿ya está hecha la persona a los 14 años? ¿Se puede cambiar algo? 

Respuesta: ¿Qué ocurre a los 40 años? ¿No es una persona hecha? Todo depende de la educación de la persona. Si una persona crece en África, en la naturaleza, en su clan entre adultos, a la edad de 9 o 10, ya se le considera un hombre adulto. Entiende la forma en que otros actúan, todos sus estados, todas sus relaciones y se comporta de la misma forma como ellos en este mundo, lo cual, para él es natural. 

Si en nuestro mundo, tanto un niño como un adulto, aprenden relaciones y acciones completamente artificiales en la pantalla del televisor y se les muestran situaciones y condiciones irreales, entonces no saben en qué clase de mundo se encuentran, en absoluto. Salen y replican las mismas escenas que han visto en el televisor. Como resultado, incluso a los 20, 30 y 40 años de edad, todo es lo mismo.  

Veo a las personas en la calle, hacen lo que escuchan en la radio, lo que ven en el televisor. Solo repiten lo que reciben de los medios de comunicación. ¿Se puede decir que estos adultos son responsables de sus acciones? ¡No! 

Puedes hablarles y ver cómo viven en automático, porque así es como vive todo el mundo. Ni siquiera lo piensan. No se les dijo que es posible vivir diferente.  

Todo depende de la educación de la persona, de la medida de su independencia y conciencia de lo que está haciendo. 

Nuestra educación actual, apunta a enseñar a la persona a estar pegada a la pantalla del televisor y solo de ahí aprende la manera de actuar, hablar, pensar, etc. ¿Y qué le podemos exigir? Exactamente lo que le damos. Valores ilusorios, medios de comunicación y la sabiduría de la Cabalá

 

 

Diez razones por las que los niños no desean ir a la escuela

Pregunta: Un estudiante de 11 años de edad, listó diez razones por las que los niños no quieren ir a la escuela. Nos gustaría escuchar su opinión sobre estas razones.

La primera razón es el maestro. Cuando llegan por primera vez a la escuela, inmediatamente tratan de infundir miedo en los estudiantes para con el maestro. ¿Debería uno tener miedo al maestro o es necesario sustituir este miedo por alguna otra palabra? 

Respuesta: Yo tuve una maestra en la escuela de primaria, muy amable, joven. Iraida Konstantinovna. 

Pregunta: Por alguna razón, recordamos a nuestros primeros maestros. ¿Es como el primer amor? 

Respuesta: Sí. Por lo que no sé cómo es posible odiar o tenerle miedo a esa persona. Ella era sólo una amiga, un adulto mayor, una consejera. Nos cuidó. Es la mejor actitud hacia un niño. 

Pregunta: Entonces, cuando el estudiante escribe que hay diez razones por las cuales no querer ir a la escuela y la primera razón es el maestro, porque enseña a tenerle miedo, ¿realmente es esta la primera razón? 

Respuesta: Es posible que así sea en la educación actual. Nosotros no tuvimos eso. La apreciamos y le amamos, como a una gran amiga o incluso, como a una madre. 

Comentario: Quiere decir que un maestro debería ser un amigo. 

Mi Respuesta: Sí. Sólo eso. Estamos hablando de niños pequeños. 

Comentario: La segunda razón es el miedo a los grados. Se infunde miedo a las calificaciones y así, el miedo al castigo de los padres frente al director de la escuela, etc.   

Mi Respuesta: La calificación misma no significa nada. Pero el miedo al castigo por supuesto que dice mucho. 

Pregunta: ¿Aún así, se necesita calificar? 

Respuesta: En principio, la calificación no se requiere. Se necesita una escuela que enseñe la correcta actitud hacia el mundo, la vida, los amigos, los maestros y los padres. Y cuando se aprendió, no son necesarias las calificaciones que se obtienen, sino más bien, los grados que se dió uno mismo.  

Pregunta: ¿Se puede pedir tal cosa, aún cuando se trata de un niño pequeño? 

Respuesta: Debemos luchar por ello. Explicarlo para que ellos mismos pongan esa calificación sobre las materias, los libros de texto, en sus supervisores, etc. 

Comentario: Un niño puede decir: “Hoy estuve fuera de forma. Lo tendría que haber leído, trabajar un poco más en eso”.  

Mi Respuesta: Eso está bien. 

Pregunta: Miedo al error. Las escuelas no enseñan que se pueden cometer errores y que se debería incurrir en errores. Es un chico de once años quien está diciendo. ¿Piensa usted que se deberían cometer errores?  

Respuesta: Estoy de acuerdo con él.  

Pregunta: Entonces, ¿es algo importante un error? ¿Es necesario incurrir en errores? 

Respuesta: Es inevitable. 

Pregunta: ¿Y qué pasa si estoy mal? 

Respuesta: Está bien. Se arreglará. Se aprenderá incluso más de ésto que del hecho de que se haga algo sin equivocarse. 

Pregunta: ¿Así que incluso es más importante que moverse inequívocamente?

Respuesta: Cometemos errores y nos corregimos todo el tiempo. Hay errores y hay corrección. 

Comentario: Cuarto: chismorreo, burla de los compañeros de clase. Y es a menudo falla de los maestros, que hacen ver como ridículos a los niños. Es un golpe al “yo” del niño… 

Mi Respuesta: Si el niño está en una sociedad como esa, hay que enseñarle a que se relacione apropiadamente con la sociedad, con el entorno. Explicarle que sí se puede y que así es y que así será, hasta que se corrija nuestra naturaleza, que eso se encuentra en la naturaleza del hombre y le obliga a ponerse por encima de los demás a cualquier precio. 

Pregunta: Y el hecho de que ahora esté siendo humillado, ¿es la naturaleza humana?

Respuesta: Sí, es la naturaleza, no se puede hacer nada. Y hay que entender esa naturaleza y de alguna forma, de alguna manera, olvidarlo, aceptar que así es. Y posiblemente así, de esta forma, se corrigen. 

Pregunta: ¿Se debe descubrir que también esa es mi naturaleza, exactamente la misma y que es posible hacer lo mismo como los otros? 

Respuesta: Sí. Naturalmente.

Pregunta: En otras palabras, ¿pretende usted que se enseñen los términos “naturaleza humana” y “egoísmo humano”, casi desde la primaria, para que la persona sienta? 

Respuesta: E incluso antes. 

Comentario: La siguiente razón: exámenes estúpidos. Porque no tienen una variedad de respuestas, se necesita adivinar una de las respuestas propuestas. 

Por ejemplo, hay una pregunta y cuatro respuestas para ella y dice: “Marca la que es correcta”; y el chico dice: “Y yo quiero que haya otra opción, mi respuesta propia”. 

Mi Respuesta: Él tiene razón. 

Pregunta: ¿De modo que los exámenes estadounidenses que no dan la opción de “tu propia respuesta”, están mal? 

Respuesta: Sí.

Comentario: La sexta razón: la cantidad de tareas. “Pienso que no depende de la tarea el desempeño académico ni la educación de los niños”, comenta el chico de once años de edad.  

Mi Respuesta: Creo que la tarea causa descontento y odio por la escuela.  

Y por lo tanto, no es necesaria. Sólo se necesita que la persona vaya ahí, sin importar lo que le enseñen y tampoco cómo le enseñen: quizá peor, mejor, más o menos lindo, pero que de ahí ya salga sin cargar con tareas. 

En lugar de tarea, debería haber absolutamente tiempo libre. Debe tener también cierta agenda, pero con la libre elección propia de en qué desea ocuparse.   

Pregunta: ¿Únicamente consigo mismo? ¿Así justamente debe encontrar su lugar? 

Respuesta: Sí, todos somos diferentes en algo. Teníamos un montón de clubes en ese tiempo. Había una gran Casa de Pioneros, un gran número de sociedades y todas ellas eran sin costo. Un chico llegaba y se registraba donde quería. ¡Incluso en varias al mismo tiempo! Llegaba y aprendía. Y no pagaba nada. Yo también asistí al Club de fotografía. Tanto el papel fotográfico como los reactivos del revelado eran gratuitos. Absolutamente todo era sin pagar. ¡Qué maravilla!  

Comentario: Y la forma en que los maestros nos trataban ahí, ¡era tan cálida! 

Mi Respuesta: Sí. Las personas con tales características trabajaban ahí. 

Pregunta: ¿Dónde quedó todo eso? ¿Qué estuvo mal? 

Respuesta: ¡No son los mismos tiempos! Se nos vino esta racha. 

Comentario: La siguiente razón es que se prohíbe la singularidad. Las escuelas no aceptan que alguien sea diferente a los demás. 

Mi Respuesta: Por un lado, parece que lo promueven. Pero, por el otro lado, no les gusta. 

Pregunta: ¿Debería tener un niño este derecho a la singularidad? 

Respuesta: No sólo el derecho a la singularidad, sino también que se fomente la singularidad dentro del colectivo, incluso con los amigos. Esto se debe entregar. De otra forma terminará anulado y solo, estará sombrío.  Educar mediante la verdad

 

Comentario: “La escuela no enseña a ser feliz”, dice el niño de once años. 

Mi Respuesta: ¡Eso por seguro! En la escuela actualmente sólo demuestran cuánto la torpeza, la obediencia y la represión de la felicidad, son un estado normal.  

Pregunta: ¿Entonces el lema de la escuela debería ser “Tenemos que  enseñar a los niños a ser felices”? 

Respuesta: Sí. Tenemos que formar personas felices. 

Comentario: “La escuela no enseña a trabajar con la información”, se suma a la lista. 

Mi Respuesta: Esta es toda una sabiduría, una enorme, que debería inspirar a los chicos. 

Pregunta: ¿Qué le ofrece esta capacidad a un chico?

Respuesta: A uno le enseña a abrir el propio cerebro, corazón, mente y sensaciones a la información que llega para poder procesarla, clasificarla y prepararse a recibir la siguiente porción de información.  

Comentario: La décima razón: “La escuela no prepara para la vida adulta”, cree el chico. 

Mi Respuesta: Pienso que nada puede preparar para la vida adulta. Simplemente nos lanzamos, como si nos metiéramos a una lavadora y eso es todo; y ahí estamos nadando, cada quien a su manera. 

Pregunta: ¿Y cuál es la preparación para la edad adulta? 

Respuesta: Aquí se necesita crear imágenes especiales de la vida, totalmente claras, realistas. 

Pregunta: ¿En la escuela? ¿Directamente a los niños? ¿Y así aprenden a salir de ellas, trabajar con ellas, etc.? 

Respuesta: Sí, para discutirlas y demás. Por otro lado, darles ciertas improntas, pero reales. Por ejemplo, “¿Qué harías tú si….” y dar la historia. 

Comentario: La conclusión de este chico es muy interesante. Dice: “Creo que el tema principal en la escuela podría ser una materia en la que se nos enseñe a entendernos unos a otros. Al final, la capacidad de comunicar es lo más importante”. 

Mi Respuesta: Háganlo Ministro de Educación Escolar y listo; y regresen a la escuela a todos estos ministros. 

 

Descubre  Una mirada alternativa a la educación futura

 

El entorno: un factor determinante

Pregunta: El entorno social disfuncional y las familias conflictivas, llevan al hecho de que los niños bajo esas condiciones, sufren a partir de tales estados, y se vuelven reactivos desde la infancia. Muchas de las personas que resultaron asesinos seriales, fueron niños no deseados en la familia.  

¿Cómo puede afectar al niño, el rechazo de la mujer a su embarazo, de forma que más tarde perciba el mundo negativamente y odie a los suyos? 

Respuesta: Vemos que la formación de una persona, se da bajo la influencia del entorno. 

Según la Cabalá, el entorno forma incluso aquellas inclinaciones y cualidades con las que nacemos, en otras palabras, las heredamos o ni idea tenemos de dónde vienen. Todo el bagaje con el que una persona llega a este mundo, se forma bajo la influencia de la sociedad. 

Digamos que desde el nacimiento, una persona viene equipada con inclinaciones muy marcadas, peligrosas hacia la violencia, o muestra algunas formas sociales negativas. Sin embargo, bajo la influencia del entorno, estas inclinaciones se pueden actualizar en un plano social correcto, o  para bien de la sociedad. 

Por ejemplo, si un matón se convierte en guardia de seguridad o un asesino se vuelve un carnicero, entonces sus inclinaciones estarán dirigidas a la corrección. Así, en nuestro mundo, podemos encontrar la aplicación justa de cualquier cualidad humana, la que sea.  

Todo depende, no de las inclinaciones mismas, las cuales existen en nosotros como una forma de datos no revelados, es decir, en la forma de nuestros registros internos (en Cabalá llamados Reshimot) de cómo reflejamos a la persona su aplicación correcta y le damos la oportunidad de implementarlas. 

Pero si comenzamos a reprimir las inclinaciones de una persona, entonces le conducimos hacia problemas internos para que explote a cierta edad y empiece a ejercerlas como sea, pero de manera impredecible. No se puede restringir y naturalmente encuentra una excusa para ello. 

En otras palabras, si la madre y todo el mundo en casa, trata al niño como indeseado, entonces en esta forma construyen en él una actitud negativa hacia el mundo. Después de forma natural, implementa todas las inclinaciones negativas en maldad. 

La Cabalá dice que todo depende de la educación. Las inclinaciones que se le han dado a la persona, son solo para que pueda realizarlas correctamente.

 

Sugerimos leer «El mal no debe ser erradicado»

 

El egoísmo crece y rebasa los límites

Pregunta: Hoy en día, se han vuelto más frecuentes los indignantes casos en los que el padre abusa del niño y la madre le ayuda en esto. ¿Por qué está sucediendo? 

Respuesta: Es resultado del creciente egoísmo, que sobrepasa todo límite y que no sabemos cómo manejar. 

A lo largo de la historia de la humanidad, hubo incluso culturas enteras cuyo desarrollo resultó de procesos no del todo naturales. Mientras nuestro egoísmo evolucionó con moderación, seguro que había todo tipo de anormalidades en él, pero no tanto como ahora. 

En el presente, nuestro egoísmo ha rebasado los límites de la sociedad ordinaria terrenal y está empezando a  desarrollarse en ascenso, hasta que necesariamente tengamos que corregirlo de forma espiritual. Hemos superado el desarrollo material.  

Ya las actuales irrupciones de egoísmo, requieren corrección espiritual y a causa de ello, nos encontramos en semejante fase de transición. En un futuro cercano tendremos que entender, que es necesario hacer algo con nosotros, la sociedad, la familia, la ciencia, la tecnología y la ecología. Pero aún no sabemos qué hacer.  

Estamos gradualmente llegando a la conclusión de que hemos acabado con todos nuestros recursos razonables para compensar nuestro egoísmo y no podemos trabajar con él como antes. No nos es posible encontrar alguna fuerza compensatoria, persuasiva, que intimide o enseñe a nuestro egoísmo para que  sigamos funcionando.  

Aquí, la sabiduría de la Cabalá llega para ayudarnos. Nos revela nuevas fuerzas, que realmente pueden ser medios de corrección de nuestro egoísmo y no solo corregirlo, también perfeccionarlo. 

Estoy seguro de que a corto plazo, revelaremos este sistema. Las personas llegarán a la sabiduría de la Cabalá y verán que todo ya está ahí. Los cabalistas han preparado todo para su uso y su beneficio: “Por favor, hagan que ustedes mismos, su familia y sus hijos sean felices, para que el mundo esté ecológicamente limpio y vean mucho más de lo que ahora ven”.  

Pregunta: ¿Estaban los cabalistas esperando este momento para revelar su método a todo el mundo? ¿Las personas ahora tienen que darse cuenta de sí mismas a este nivel, por medio de todo tipo de conexiones? 

Respuesta: No hay escapatoria, porque nuestro egoísmo nos forzará. Provocará en nosotros tal sufrimiento por su falta de compensación, que seremos obligados a encontrar este remedio y entonces, llegaremos a la Cabalá. 

 

Seguir leyendo  El límite infinito del egoísmo