entradas en 'Alma colectiva' categoría

Al corregir a todos, te corriges a ti mismo

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, 600,000 Almas: ‘Incluso si un hombre viene frente a su Señor en completo arrepentimiento, el Mesías rey vendrá rápido’ Esto significa que quien quiera que fuera, aunque sea sólo un hombre en la generación, que fue recompensado con expandir esa alma por él mismo, él será capaz de recompensar a toda su generación, ya que todos los que estan obligados, eximen al público a través de su deber y él puede hacer mucha oración y mantenerse así hasta que recompensa a toda su generacion.

En el artículo 600,000 almas, Baal HaSulam nos habla acerca de la estructura del alma en su forma completa e íntegra, cuando sus partes son mutuamente interdependientes, cuando no estan separadas sino que son una sola estructura que vemos dividida, rota y alejada a grandes distancias, solo por nuestro ego corrupto.

La verdad es que todos estamos en un sistema maravilloso, en una alma llamada Adán. En un principio esta estructura fue llamada Adam HaRishon (primer hombre), fue la estructura que el Creador creo, despues se rompio.

Tenemos que reconstruir esta estructura, es decir, llegar a la misma sensación, al mismo reconocimiento, pero por nosotros mismos. Esta es la razón por la que no alcanzamos la forma de Adam HaRishon, sino la forma de Adán, aquella es 620 veces más entendimiento y siente al Creador dentro de sí.

Al estar todas las partes interdependientes y conectadas entre sí, cada una corrige a todas, por que una parte no puede ser corregida sin corregir su incorporación a todas las otras partes, hasta que todas responden y se incorporan.

Esta es la razón por la que cada parte se se transforma en un todo, sólo si toda la estructura es integral. En esta estructura hay diferentes papeles importantes pero estas funciones se satisfacen en la incorporación mutua. Hay profetas y Moisés es el principal, sacerdotes y Levitas -cabalistas de todas las generaciones que han logrado unir el alma y estan incorporados en ella, es decir, en roles que son diferentes niveles espirituales, de acuerdo a su importancia en el sistema.

Hay varias fases en la incorporación mutua: tres veces dos mil años o 125 niveles. Cada uno tiene que ser corregido para que todos puedan ser corregidos. Sólo si cada uno corrige a los demás, excepto a sí mismo, puede corregirse. Esta es su intención.

Tiene que someterse a sí mismo ante todos para corregirlos. Esta es su tarea al cuidar de ellos, en aceptación, en sumisión. Por otro lado, tiene que elevarse por encima de todos, para poder ver que todos dependen de él. Después de todo, el Señor lo ha elegido y tiene que corregirse a sí mismo, porque nadie más puede corregir su parte.

No hay diferencia en quién sea: si está sentado detrás de la piedra de molino o es un príncipe. Despues de todo, hay una correlación inversa entre la Luz y las vasijas y, en la vasija general todas las partes son igualmente importantes en la corrección final. Si una parte no está corregida, su incorporación con todas las otras partes no se corrige.

En consecuencia, ninguna parte está corregida, falta esta parte y tampoco puede corregir su incorporación a las otras partes. Es una reacción en cadena y, eventualmente, todo el sistema puede dañarse como resultado de un pequeño componente sin corregir.
[130491]
De la preparación para la lección diaria de Cabalá, 21/mar/14

Material relacionado:
Trabajar en la generación del Mesías
Una triple jerarquía de corrección
Lo que deberíamos pensar antes y después de la corrección

El mundo de un alma

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “La paz”: Por lo tanto, en nuestro mundo, no hay nuevas almas de la manera en que los cuerpos son renovados, sino sólo una cierta cantidad de almas que encarnan en la rueda de transformación de la forma, porque cada vez se visten en un nuevo cuerpo y una nueva generación.

Por lo tanto, con respecto a las almas, todas las generaciones desde el principio de la Creación al final de la corrección son como una generación que ha extendido su vida por muchos miles de años, hasta que se desarrolló y se corrigió como debía ser.

Y el hecho de que mientras tanto cada uno ha cambiado su cuerpo varias miles de veces es completamente irrelevante, porque la esencia del yo del cuerpo, llamada el “alma”, no sufrió por todos esos cambios.

Pregunta: ¿Cómo es que la población en la tierra sigue creciendo si el número de almas que reencarnan de una generación a la siguiente es fijo?

Respuesta: Las almas están divididas de acuerdo al número de cuerpos. Básicamente existe un alma que está dividida en muchas partes, pero esta división no existe realmente y sólo la percibimos de esa manera.

En realidad, la reencarnación es un cambio de forma del deseo de recibir. Existen muchas de esas reencarnaciones en cada momento.

Existe sólo un alma, la cual aparenta estar rota. Vemos que está dispersa en diferentes cuerpos y dividida en siete mil millones de personas y aparte hay también animales, plantas, y rocas inanimadas. El mundo entero es parte del deseo de recibir que pasa por cambios o reencarnaciones en su deseo.

Un cabalista escribe acerca de las reencarnaciones del deseo corregido que está equipado con un Masaj (pantalla) anti-egoísta.

Pregunta: ¿Entonces cuál es el significado del mundo corporal que vemos, un mundo que cambia con el tiempo?

Respuesta: El significado de este mundo es usarlo correctamente para ascender al nivel espiritual, es decir, añadir la esencia espiritual a la imagen corporal que vemos. Mediante eso santificamos este mundo y este se vuelve espiritual.

Descubrimos las conexiones entre todas las partes de la creación: la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada, y lo más importante, la naturaleza hablante que están cada vez más conectados por lazos de amor y apoyo mutuo hasta que llegamos a la imagen de una realidad plena.
[161711]
De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá,  21/may/15 Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:

Muchas chispas, un alma
Las reencarnaciones de las almas están en nuestro cuerpo
Las reencarnaciones de las almas están en nuestro deseo

Trabajar en la generación del Mesías

Dr. Michael LaitmanTodo el trabajo, hasta la generación del Mesías, está en la auto-anulación, aunque hay diferencias de acuerdo al destino de cada alma. En cada generación hay grandes almas que tienen misiones especiales.

Esto continúa hasta alcanzar la época del Mesías, en la que nos encontramos hoy. El mundo entero se convierte en una alma, una familia, así que tenemos que realizar acciones de acuerdo al tiempo en que vivimos.

Esto no quiere decir que tenemos que sentarnos y esperar al Mesías y esperar un milagro de Arriba. No hay milagros. Sólo hay un milagro: la chispa que despierta en la persona. Todo lo demás depende del esfuerzo y del trabajo propios, no hay concesiones por parte del sistema superior. Nuestra misión es atraer la Luz que Reforma y corregir la incorporación de todos en todos.

Hoy se logra mediante la difusión, usando todas las oportunidades que tenemos. Después de todo, para la corrección, esta es la acción más real y práctica que podemos hacer. Esta es la razón por la que no podemos escapar de este trabajo. Debemos entender que todo nuestro estudio y todos los sistemas que hemos construido, únicamente están destinados a continuar con la difusión del método de corrección y conexión.

Esta es la parte más importante de nuestro trabajo a través del cual seremos recompensados con una alma corregida y alcanzaremos la forma de Adam (hombre). A continuación descubriremos lo que son 600 mil almas que forman Malchut. Todas las almas de Israel están incluidas en Malchut del mundo de Atzilut y se elevan con él a la altura del GAR de Atzilut, llamado 600 mil, que es 620 veces más grande o, el logro completo de la Luz mínima de Nefesh de Nefesh de Nefesh hasta la consecución de la Luz completa de NRNHY.

Este es el trabajo y, lo más importante es no olvidar que nuestra incorporación mutua es el resultado de la corrección. Su realización práctica es la asociación de toda la nación, como se dice: «El Creador habita entre su pueblo» Es allí donde encontramos nuestra correcciones y la corrección de nuestra alma.

No hay que olvidar que esto requiere de un trabajo continuo y del cuidado de la gente. Hay diferentes niveles: la naturaleza inanimada, vegetal, animada y el hombre e incluso, un pobre mendigo es tan importante como un príncipe. Los que están en el nivel de toda la nación tienen el poder de la gran masa de miles de millones de personas. En el nivel vegetal hay menos partes y hay aún menos en el nivel animado, mientras que en el nivel humano son sólo unos pocos.

Eventualmente nos encontraremos con todo el mundo, con gente de todo tipo que más tarde serán aclaradas. No podemos identificarlas inmediatamente. Vemos que al principio la gente se inflama y luego se enfría o, que siguen el camino correcto a lo largo de una línea muy fina y, de pronto se desvían y son atraídos a una dirección desconocida.

Tenemos que cuidar de todos, como niños, hasta que crecen. Debemos recordar que, en realidad, fue gracias a este tipo de atención que nos corregimos y crecimos. Podemos alcanzar el alma única sólo con difusión; esa es nuestra misión.
[130484]
De la preparación para la lección diaria de Cabalá 21/mar/14

Material Relacionado:
¿Qué esperan ellos de un Mesías?
Los 600 mil rostros del alma común
Una nación unida por medio de chispas

Será un día de descanso para ti

Dr. Michael LaitmanLa Torah, «Éxodo» 35: 1 – 35: 3: “Moisés llamó a toda la comunidad de los hijos de Israel a reunirse, y él les dijo a ellos: «Estas son las cosas que el Señor mandó a hacer. Seis días se trabajará, pero el séptimo día tendrá carácter sagrado, un día de descanso completo al Señor; el que realiza los trabajos [en este día] será castigado con la muerte. Usted no deberá encender el fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo».”

Inicialmente nos ocupamos de los deseos egoístas de una persona o la sociedad. La Torá nos dice que todo lo que necesitamos hacer es superar nuestro ego y  reunirnos juntos por encima del ego en una sola totalidad. Así que esta Parasha (porción de la Torá), se llama «VaYikahel» (reunirse).

Se habla de la reunión de todas las partes separadas, distantes y hostiles del alma colectiva, que se encuentran en todos nosotros y que necesitamos reunir, como un rompecabezas, en una sola alma.

A través de la conexión de estas partes, comenzamos a organizarnos en ellos bajo la influencia de la Or Makif (Luz Circundante), la característica de otorgamiento y amor del Creador. Si tratamos de ser como Él, a continuación, en la medida de nuestros esfuerzos, Él nos influencia y ayuda a nuestra reunión en una conexión integral y mutua.

Luego veremos cómo nuestras características mutuas crean algo conjunto, una especie de imagen completa, que en la sabiduría de la Cabalá se llama un Partzuf, es decir, un bloque o estructura.

Este Partzuf se compone de Sefirot: Hesed, Gevura, Tiferet, Netzach, Hod, Yesod, Malchut. En los primeros seis Sefirot, que simbolizan los seis días de la semana, tenemos que trabajar en la recolección de las piezas separadas del alma. Si tenemos éxito en esto, entonces la Luz va a terminar la reunión completa, trabajando en nuestros esfuerzos a lo largo de los seis días de trabajo. Y entonces no necesitamos hacer nada más, ya que en el séptimo día de nuestro trabajo está terminado.

Ahora es posible para la luz para terminar esta soldadura entre nosotros en que entonces la unidad completa del alma emerge de las partes separadas y nos reunimos.

Terminamos una semana, y comenzamos una nueva semana. Una parte y luego otra parte se reúnen, y de esta manera, reunimos toda nuestra alma común. Dentro de un determinado número de acciones con estas, alcanzamos la reunión espiritual de todas las partes convirtiéndose en una unidad completa, la semejanza de Adán (el hombre), lo que significa Domeh (similar al Creador). Con esto, logramos la corrección completa de la humanidad, que es a lo que tenemos que llegar.

Así Shabat es el día más sagrado, porque en este día actúa la Luz, influye en nuestros esfuerzos, y los finaliza. Es como si a lo largo de los seis días el trabajo se realiza, y en el séptimo día la Luz lo lleva a cabo.

Si en el séptimo día continuamos este trabajo, entonces es como si estuviéramos felices con esta destrucción del alma de Adán, porque estamos tratando de hacer el trabajo en lugar de la luz. Esta es la mayor violación de todo el sistema de corrección.

En general, si hacemos nosotros  parte del trabajo y la luz también hace su parte del trabajo. Si hacemos todo el trabajo nosotros mismos, estamos agregando aún mayor destrucción en el sistema e incluso rechazamos con más fuerza la reciprocidad de todas las partes que reunimos durante la semana. En general, es preferible no hacer nada en absoluto durante toda la semana y continuar esto incluso en el séptimo día. De esta manera, se nos niega todo el método de corrección del sistema y todo su avance.

Por lo tanto antes del séptimo día, es necesario terminar nuestros esfuerzos, lo que significa que nos detenemos en el sexto día y hacemos lo posible para que la Luz solde  todas las partes, pegarlos juntos. Se dice, «Va a ser un día de descanso para usted.» Básicamente, la persona que está haciendo el trabajo y no simplemente descansa. En este momento, por fin siente la unidad gradual de las seis partes en un todo general y terminamos la corrección del actual nivel espiritual. Y después de eso, corregimos al siguiente nivel y el siguiente, y así sucesivamente, semana tras semana.
[130714]
Desde Kab TV’s “Secretos del Libro Eterno” 10/10/13

Material Relacionado:
El camino hacia el séptimo milenio
El “despertar desde arriba” en el sabbat
La plenitud de sabbath

Lo más importante es no perder el final del Hilo

laitmanPregunta: ¿ Podemos aferrarnos al grupo y a el Creador hasta un cierto nivel de dolor, pero que debemos hacer cuando el dolor se vuelve tan fuerte que simplemente se siente como un pequeño animal golpeado?

Respuesta: La pregunta es si este pequeño animal tiene el extremo del hilo que conduce a su dueño, lo que significa que si se entiende que el dolor viene, si este animal es parte de su manada, en un grupo, y si los amigos recuerdan el dueño, o si es sólo una persona común que sufre.

Si estamos hablando de los sufrimientos comunes, entonces toda la humanidad ha sufrido durante siglos, hasta nuestros sufrimientos gradualmente se han centrado en el Creador. En la transición de los niveles  inanimado, vegetativo, y animal la naturaleza a lo largo de un camino de terribles sufrimientos, hemos evolucionado hasta salimos del fondo del océano y subimos a la superficie de la tierra y hemos ido a través de la edad de los dinosaurios.

El deseo de recibir ha pasado por todo eso hasta que se ha convertido en un estado en la base de su relación con su origen. Hoy nos encontramos en la cima de nuestra evolución en comparación con todos los niveles anteriores, pero incluso en nuestro tope  llegamos a tener contacto con la fuerza superior pero sólo por breves momentos y este contacto se interrumpe constantemente.

La pregunta es ¿Cómo puedo controlar este contacto a fin de no perder el contacto con la fuerza superior?. Quiero estar en un continuo contacto con la fuente, independientemente de si me siento bien o mal.

Esta es la razón por la que necesito un grupo, un entorno, un juego de billar externo, que puedo llenar como un almacén que puedo usar más tarde. En él voy a encontrar al Creador, y los amigos me ayudaran y me guiaran hacia la meta, hacia el Creador.

Sin ellos no sé a quién acudir cuando siento dolor. Si entro en el grupo con mi dolor, los amigos me guían hacia el Creador correctamente y me empiezan a conectar más fuerte y rápidamente. Junto a ellos estoy dispuesto a realizar acciones corporales y para enfocarme correctamente para que el dolor y los problemas desaparezcan.

Mis problemas desaparecen porque operó un poco de la Luz de Jasadim por mí mismo y no porque se me ha compadecido de arriba y mi situación ha cambiado de acuerdo a la planta superior de la evolución natural. Y esta actué por mi cuenta, a fin de avanzar y participar en el otorgamiento.

Debemos aprender de todos los estados cómo la pena es que hay que prepararse para ello. Nunca nos ponemos en estados en los que estamos condenados al fracaso. Una nueva, más fuerte y más profundo y negativo Reshimo (reminiscencia) se revela cada vez que de acuerdo con el orden de los niveles y la relación entre la Luz y la vasija bajo la influencia de la Luz con la que tengo que trabajar.

Sólo puedo culparme a mí mismo por qué no he preparado todos los medios de forma que al momento en que un problema surge puedo corregirlo  inmediatamente. Lo ideal sería que esto sea exactamente lo que debe suceder.
[134673]
Desde la 1ra. parte de la Lección Diaria 5/2/14Escritos de Rabash.

Como un manojo de cañas – Correcciones a través de los siglos, Parte 1

libro manojoComo un manojo de cañas, ¿Por qué la Unidad y la Garantía Mutua son hoy llamadas el ahora, Ph.D.

Capítulo 3, La corrección a través de los siglos.

La evolución del método de corrección.

En el capítulo anterior, explicamos que los deseos crecen desde el inerte, al vegetal, al animado y al hablante. Expusimos que esta progresión ocurre tanto exteriormente, en la totalidad de la Naturaleza, como interiormente, en nosotros. También señalamos que solo en nuestro nivel hablante

interior tenemos la libertad de elegir, pero para poder tomar las decisiones que nos beneficien, primero debemos aprender cómo opera la Naturaleza en su raíz.

Finalmente, apuntamos que Israel representa el deseo de conocer la raíz, el Creador, el Hacedor de todo lo que existe y que Abraham fue el primero en descubrir esta raíz. Él enseñó a sus contemporáneos y hoy en día nosotros, los judíos, los vástagos de ese deseo debemos cumplir con la vocación de Abraham y completar su tarea.

Lo que Abraham descubrió fue que el único problema que tenían sus semejantes era su ego creciente. Se estaban volviendo demasiado egocéntricos para mantener una sociedad sostenible. Solían ser “de un mismo lenguaje e idénticas palabras”, pero debido a este creciente ego se volvieron alienados e incapaces de comunicarse. Eran tan indiferentes, tan insensibles entre ellos, y preocupados por su auto-exaltación, que como mencionamos en el capítulo anterior, “Si una persona caía y moría (durante construcción de lTorre de Babel) ellos no hacían caso. Pero si caía un ladrillo se sentaban a llorar y decían, ‘¿cuándo aparecerá otro en su lugar’”.

Le peor fue que Abraham descubrió que el ego no dejaba de crecer. Es un rasgo inherente de la naturaleza humana, una característica particular del nivel hablante que el ego vaya en aumento constantemente porque se nutre de la envidia hacia los demás. En su Introducción al Libro Panim meirot u Masbirot (El rostro resplandeciente y acogedor), Baal HaSulam escribe “El Creador instiló tres inclinaciones en las muchedumbres (las personas), llamadas envidia, codicia y honor. Debido a ellas, las muchedumbres s desarrollan grado tras grado hasta hacer surgir el rostro de un hombre íntegro”. 63 En otras palabras, la envidia no es mala en sí misma, y sin embargo, hay que tratarla, corregirla y encausarla en forma constructiva.

¿Cómo puedo controlar el mundo?

Dr. Michael LaitmanPregunta: A menudo observamos cómo existe cierto estado de mentalidad entre las personas. El deseo de cambiar, perder peso, y los sentimientos de felicidad o depresión son transmitidos a través  de esas gotitas en el aire. ¿Cómo puede uno percibir tales sensaciones como sensaciones personales o como las impuestas por el entorno?

Respuesta: Mientras más ahondamos en la naturaleza del sistema, más veremos que todo depende de cada uno. Esta es una relación profunda y mutua que consiste de miles de relaciones entre nosotros. Por supuesto no nos damos cuenta de aquellos, pero la conexión permanece; es constante y puede ser ignorada.

Yo puedo estar separado, escondido en una isla desierta o en un bosque profundo, pero debido a que mi distancia de la sociedad crece, me condeno a una vida limitada y miserable. Por ejemplo, si estuviera en un espacio por mí mismo, pronto descubriría que todos mis sentidos se han atrofiado como una célula o un pequeño pedazo de carne que fue cortado del cuerpo.

El estudio de la medida de nuestra comunicación los unos con los otros es muy importante porque nos pone en una posición que es relativa al verdadero entorno. En primer lugar, se preocupa de la sociedad humana y cómo se supone que estoy asociado a esta.

¿Cómo puede uno descubrir tales conexiones y aprender a sentirlas? ¿De qué forma deberíamos dar y recibir? En principio, esta es nuestra meta, y esto significa que debemos estudiar el sistema integral – los medios para alcanzar una vida feliz.

Comentario: Cuando algo en nosotros está incorrecto y sentimos la razón, entonces instintivamente empezamos a cuidarnos.

Respuesta: Nosotros no tenemos ninguna enfermedad psicológica o mental,  problemas personales, familiares o globales comunes. Solo hay una falta del sistema en el que nos encontramos.

Por lo tanto, vemos que la política, la economía, las finanzas y las vidas de las naciones  y las personas se mezclan y dependen la una de la otra.

Si trato de dominar a alguien ,entonces definitivamente consigo la reacción opuesta. Una vez, Europa quería dirigir África y Asia, pero ahora es gracias a sus inmigrantes.

Pregunta: Entonces, si tengo algo corrupto, ¿ Debería buscar la causa dentro de mí mismo?

Respuesta Lo interesante es que yo no soy la razón para esto! Yo no me culpo a mí mismo por el hecho de que yo soy quien soy o todo el sistema por la forma en que es. Sin embargo, puedo ayudar a cambiar el sistema, y luego este me afectará. En realidad, el método de la educación integral cambia el sistema, y entonces este me afectará. En realidad el método de la educación integral les da a las personas un entendimiento de cómo funciona el mundo y cómo este puede ser manejado.

Pregunta: Supongamos que me doy cuenta de que mi condición es causada por el estado general del sistema. ¿Qué debería hacer con tal entendimiento?

Respuesta:  Tú llegas a un grupo de personas que quieren mejorar su calidad de vida como tú. Por ejemplo, hay diez de nosotros y empezamos a comunicarnos entre sí a través de una variedad de ejercicios y juegos.

Si con conectamos apropiadamente, entonces empezamos a sentir la conexión sobre nuestro egoísmo, motivos personales y hábitos. A veces, esta sensación surge en un grupo de personas unidas por una misión común o en una familia en la que los intereses personas son inferiores al colectivo.

En ese momento cuando nos conectamos y llegamos a ser como uno, este “uno” llega a ser una sensación integral. A través de tales sensaciones, empezamos elegir la fuerza integral contenida en el mundo, al igual que una constelación de  satélites absorbe señales del espacio.

Pregunta: ¿Cómo puede ayudarme esa información en mi vida?

Respuesta: La sociedad es un sistema cerrado. Si pequeñas partes se equilibran, como la decena de la cual hablamos, ciertamente hará a toda la sociedad más saludable. Las personas verán gradualmente que con este enfoque, será posible corregir todas las deficiencias humanas.
(153593)
De KabTV’s “Una Nueva Vida” 11/12/13

Material Relacionado:
Cada cambio sacude todo el sistema
Siete mil millones de hormigas conectadas entre si
El arte del equilibrio

Ellos están cansados de esperarnos en el segundo piso, parte 2

Dr. Michael LaitmanLa ruptura fue a propósito, con el fin de permitir que preparemos nuestra alma para la revelación de la Luz Superior dentro de ella. Cuando tratamos de corregir la ruptura y de establecer relaciones de amor y otorgamiento mutuo entre nosotros, descubrimos que no podemos hacerlo.

Es bueno que no podamos hacerlo por nosotros mismos, dado que entonces anhelamos la Luz, porque la fuerza de otorgamiento debe ayudarnos. Nosotros queremos que la fuerza aparezca entre nosotros y nos permita conectarnos en una red de otorgamiento mutuo.

Yo atraigo la Luz en la medida en que quiera otorgar y amar a los demás. Cuando aparece la Luz, siento la conexión con los amigos, y empiezo a verlos y a sentirlos gracias a la influencia de la Luz. La Luz nos lleva a través de diferentes estados con diferentes conexiones, y así puedo ver y aprender cómo comienza a conectarse nuestro barco colectivo y cómo todas sus partes están integradas correctamente por la Luz.

Yo en realidad no veo la Luz, pero siento que sus acciones me ayudan a conectarme con los amigos. Veo lo que está pasando en la red de conexiones que se revela entre nosotros, y por lo tanto estudio las acciones de la Luz y empiezo a entenderlas y sentirlas. Se nos dice: «Por de Tus acciones Te conoceremos».

Así, la red de conexiones entre nosotros se construye gradualmente en la medida en que yo la necesite. Los amigos me ayudan a anhelarla, yo hago un gran esfuerzo y así atraigo la Luz y construyo esta red.

Dentro de la red descubrimos la Luz Superior y cómo ella nos da forma, es decir que nosotros la alcanzamos de acuerdo a sus acciones. Pero esto tampoco es suficiente, porque debemos elevarnos del amor de los seres creados al amor del Creador. Una vez que alcanzamos el amor de amigos, nos elevamos a un nivel superior por medio de nuestro deseo de ser iguales a la fuerza que opera en la red de conexiones entre nosotros.

Esto quiere decir que no queremos parecernos a la conexión real entre nosotros en el primer piso, sino a la fuerza que opera dentro de ella, la cual es llamada el segundo piso.

Esta es la forma en que se crean tres niveles. El primer nivel es la planta baja, que es donde estamos en el período de preparación.

Ascendemos al primer piso cuando llegamos al amor de los amigos. A este sólo se le llama amor de amigos, pero de hecho, se trata de mis esfuerzos por construir la red de conexiones entre nosotros con todas las diez Sefirot completas, puesto que toda la creación está compuesto de diez Sefirot. Es entonces que el Creador se revela dentro de esta red.

Nosotros en realidad construimos Maljut, la Shejiná, que es el lugar donde puede habitar y ser revelado el Creador. A la construcción de un lugar se le llama el amor de amigos, en las palabras ordinarias de este mundo, pero debemos entender que se refiere a la construcción de las vasijas espirituales, a la red de conexiones.

Gracias a esto, realmente reconstruimos la red de conexión, corregimos la ruptura, y empezamos a entender las acciones del Creador. Si el Creador no hubiera roto esta estructura, nunca habríamos podido revelarlo, sino que seríamos ángeles que están en su atributo natural de otorgamiento.

Pero ya que pedimos la revelación del Creador con el fin de que Él nos conecte después de la ruptura y nos ayude, por lo tanto conoceremos Sus acciones y alcanzaremos «la ventaja de la Luz sobre la oscuridad». Esta es la forma en que podemos imaginar la vasija y la Luz dentro de ella, porque estas se convierten en dos entidades separadas, como un cuerpo y la Luz que lo llena.

No debemos pensar que el amor de los amigos es redundante. Pasan años antes de que la persona comience a entender la importancia del amor de amigos como resultado de la influencia de pequeñas porciones de Luz. Nosotros podemos incrementar la importancia de este por medio de nuestras acciones frente a los otros. De hecho, nadie siente la importancia real, la cual es grande; de esta manera se reconstruye el alma rota. Entonces descubrimos dentro de ella nuestra adhesión con el Creador.

¡Es imposible tratar al Creador mejor que a los amigos! Es imposible conectarse con Él, otorgarle a Él y que lo amemos más de lo que estamos conectados, les otorgamos y amamos a los amigos. Después de todo, todo está determinado por las vasijas.

Todos deben entender que con el tiempo no hay más remedio que anularse ante el grupo, intentar conectarse con todos de todo corazón y con toda el alma para que en vez de sentirse a sí mismos, sólo sientan a todos juntos como un todo.

Esto se debe a que queremos acelerar nuestro desarrollo y ayudarnos a nosotros mismos a alcanzar el estado en el que finalmente empecemos a descubrir el espacio espiritual en el que organicemos una convención de conexión y nos reunamos a fin de hacer un esfuerzo colectivo para conectarnos.

(148875)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 12/2/14, Escritos de Rabash

Material relacionado:

Cambiando tu apartamento de la planta baja al primer piso
Como lidiar con los golpes

No se engañen a sí mismos

Dr. Michael LaitmanLa Torá, «Levítico» (Kedoshim), 19:13: No oprimirán a su prójimo, ni le robarán; el salario de un jornalero no permanecerá toda la noche con ustedes en su casa hasta la mañana.

La persona no debe jugar trucos sofisticados con otras personas bajo ninguna circunstancia. Ella tiene que ser honesta y veraz en lo posible, dado que de lo contrario el atributo de amor y otorgamiento no funciona.

Cuando ascendemos por encima de nuestro estado corporal en el grupo, entendemos que no hay nada que podamos hacer, puesto que fuimos creados de esta manera y todos los problemas están por encima de nuestra criatura corporal, en la unidad entre nosotros en el amor y otorgamiento mutuo. Nosotros alcanzamos un estado en el que no puede haber mentiras. De lo contrario la persona se engaña a sí misma porque no establece una conexión con las otras partes de su alma.

Esto se debe a que juntos formamos el alma única, que es una para todos y todos estamos incorporados en esta alma general. Entonces esta es su incorporación, su alma, desde la perspectiva de ustedes. Así que, ¿a quién puede engañar si se trata realmente de usted? ¿A quién pueden mentirle, y a quién pueden hacerle trampa o robarle, desvirtuando su regalo, o dejando de hacer hoy lo que pueden hacer mañana? Esto significa que ya no se trata de otorgamiento. Por eso dice: «… ni robarle (al prójimo) «, dado que él es en realidad una parte de ustedes.

El Creador realiza toda la corrección en nosotros. Parte de la corrección se cumple por medio de nuestros esfuerzos evidentes y parte de ella surge de los esfuerzos que no son evidentes.

De repente descubren que no trabajan con el fin de otorgar, sino con el fin de recibir, al sentir que todo esto es de ustedes. Esto significa que justifican el ser ladrones, puesto que también están autorizados a hacer lo que a otros se les permite hacer.

Hubo una película popular en Rusia en el pasado llamada Sea cuidadoso del automóvil, en la que el personaje principal solía robar sólo los autos de los ladrones. Él solía vender los carros robados y darles el dinero a los orfanatos. Esto es ser su propio juez. Aquí es donde está el problema, cuando la persona cree que está haciendo lo correcto y que no está robando.

Esto significa que él debe ser consciente de lo que está pasando y esto sólo se puede ocurrir después de robar. No hay nada más que podamos hacer y por lo tanto nosotros atravesamos muchas fases diferentes.

Se nos dice que no hay justo en la tierra que haga el bien y no haya pecado. Es imposible omitir estas fases.

«La paga del jornalero no permanecerá con ustedes durante toda la noche hasta la mañana», significa que cuando ustedes tengan que darse a sí mismos, tiene que hacerlo de inmediato. Si se detienen, se convierten en alguien aquel que recibe en vez del que otorga, aunque no se beneficien de eso en absoluto. Por lo tanto, mundos enteros se revelan en la persona con respecto a su relación con otras personas y en la misma medida con el Creador.

(148748)
Del Kab.TV «Los secretos del Libro Eterno» del 3/26/14

Material relacionado:
Ego que es exprimido como jugo de limón
Encontrando la fuerza que equilibra el ego
Un ego que ha mutado y se mata a sí mismo

Ellos ya están cansados de esperarnos en el segundo piso, parte 1

Dr. Michael LaitmanNosotros somos el resultado de la ruptura que ha dejado tal brecha entre nosotros, que ya nadie siente a nadie, aunque toda la humanidad es parte del alma de todos. Nadie puede imaginar que somos un alma y que debemos corregir las relaciones entre nosotros a tal punto que no haya diferencia entre la forma en que la persona se siente a sí misma y la forma en que siente a los demás.

Es más, tenemos que alcanzar «ama a tu prójimo como a ti mismo». Yo debo amar a los otros más de lo que yo me amo a mí mismo, justamente como me amo a mí ahora al destacarme entre los demás. Esto significa que debo ascender totalmente por encima de mi deseo de recibir y ver toda la verdadera realidad.

Seguimos fracasando en este trabajo, y entonces tenemos que ayudarnos constantemente los unos a los otros y estimularnos entre nosotros. La persona no puede despertarse a sí misma; solo los amigos pueden despertarlo a la conexión.

La conexión tiene que ser total, y es desde esta conexión total que aprendemos y alcanzamos los atributos del Creador. Esto se debe a que nunca podemos aprender los fenómenos reales que toman lugar en nuestras vasijas, sino solo las impresiones y la sensación que invoca cierto fenómeno en nosotros y en las vasijas actuales.

El alma está llena con Luz, nosotros todavía no sentimos la Luz real sino más bien la reacción de la vasija hacia esta, la impresión de la vasija. Es igual a la forma en que funcionan los instrumentos en nuestro mundo: nosotros marcamos movimientos en un instrumento y el instrumento responde al efecto de cierta fuerza. Identificamos y vemos sus reacciones y lo atribuimos a la fuerza que opera en el instrumento.

No sentimos la fuerza en sí, sino solo la respuesta del instrumento a cierta influencia desconocida. Es así como descubrimos al Creador, a través de la sensación y la impresión de la vasija a partir de Su presencia. Esto significa que el llenado de la vasija también son vasijas, letras, además de la HaVaYaH inicial.

Estas letras adicionales son como un código, una clave que permanece para todo llenado en la vasija. Es como si en esta vasija hubiera una marca de números que se mueve en un contador. Esto significa que nunca podemos sentir la Luz en sí misma, sino que sentimos y percibimos los cambios que la Luz realiza en nosotros.

Nosotros medimos estos cambios, los sentimos y los contamos y luego llamamos Luz a estos cambios. No tenemos acceso a la Luz en sí, puesto que la Luz es en realidad la fuerza superior.

Por lo tanto, deberíamos entender que la revelación del Creador es un cierto tipo de vasija, la impresión en la vasija. Tenemos que estudiar y revelar cómo debería ser impresionada la vasija y cómo debería responder, cómo tiene que prepararse para que sea lo suficientemente sensible y esté lista para la revelación de la Luz Superior en ella.

(148872)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/2/14, Escritos de Rabash

Material relacionado:
El rompecabezas “Adam HaRishon”
La luz y la vasija no sólo llenado sino infiltración
Una vasija para el alma