entradas en '' categoría

Una solución al conflicto del Oriente Medio

Dr.Michael LaitmanOpinión (Asaf Golán): “Un análisis cuidadoso del proceso de negociación lleva a la conclusión de que los palestinos no están dispuestos a ponerle fin al conflicto con Israel, ya que esto obligaría a los dirigentes palestinos a asumir la responsabilidad por los ciudadanos árabes, en vez de incitar contra la ‘entidad sionista'”.

“Ningún representante de la administración palestina tomará jamás tal responsabilidad. Todos los funcionarios palestinos utilizan el proceso de paz únicamente para aumentar sus cuentas bancarias”.

“El hecho es que la población llamada ‘palestina’ es una matriz de varios clanes urbanos que no tienen nada en común entre sí, que incluso se niegan a entrar en parentesco: Los residentes de Hebrón no se casan con los que viven en las proximidades, los residentes de Jerusalén Este no se casan con los que viven en Naplusa. Lo mismo ocurre con los otros clanes palestinos”.

“En caso de firmar un tratado con Israel, todos estos adornos, llamados los ‘pueblo palestino’, serán desmantelados. Los residentes de la autonomía entrarán en conflictos internos. A esto es a lo que le temen los líderes de la autonomía”.

“Además, un acuerdo con el Estado judío en la Tierra de Israel sería un reconocimiento de facto de que la narrativa palestina es artificial, y su único objetivo es una guerra de los países árabes con los judíos bajo la bandera de la lucha contra el asidero sionista colonial”.

“Esta es la razón por la que los palestinos niegan de una manera completamente infantil cualquier signo de la auténtica historia judía en la Tierra de Israel, por ejemplo, el Templo de Jerusalén o el reino de Israel. En su opinión, cualquier hallazgo arqueológico descubierto en Israel es parte de la herencia de Palestina y los palestinos que supuestamente son descendientes de los antiguos cananeos y filisteos que vivían en esta tierra”.

“Israel debe investigar el origen de la población árabe en términos de sus raíces judías. Después de todo, según los estudios, el 60 o70% de la población árabe tiene raíces judías. Debe establecerse un diálogo con estos grupos con el propósito de su conversión al judaísmo. Por cierto, los representantes de la dinastía de los Asmoneos actuaron de esta manera en relación a los edomitas, y no existen obstáculos para este tipo de prácticas actuales con respecto a todos los palestinos que son los verdaderos descendientes de los judíos”.

Mi comentario: Lo qué ayudará es sólo el hecho de que las personas realicen su misión, su propósito, que es mostrarles a las naciones del mundo el ascenso al siguiente nivel de desarrollo humano a través de la semejanza con el Creador en la propiedad de “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Tenemos que centrar toda nuestra energía y atención precisamente sobre esto.
(135039)

Nosotros le ofrecemos conexión a la humanidad

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Qué es único con respecto a lo que podemos ofrecerle al mundo?

Respuesta: Podemos ofrecerle al mundo la conexión en la cual se encuentra la Luz. En realidad ellos no descubrirán la Luz, sino que sentirán por encima de todo eso que lo que estamos haciendo es una bendición. Todo es trabajo y avance, hay cierto tipo de gracia que es atractiva en esto, hay éxito.

Cuando otros nos miran y hacen lo mismo, esto no funcionará para ellos. No habrá ningún éxito. Ellos pueden organizar una publicidad amplia, maravillosa y atractiva, pero no habrá ningún éxito con esto. Sobre esto se nos dice, “Un dios extraño no da fruto”.

No puede ser de otra manera. Si no hay una imagen de la meta, una forma del estado por venir, entonces ustedes no lo sienten ni saben hacia dónde avanzar. Imaginen a un niño que no se desarrolla instintivamente a través de la naturaleza, en lugar de esto, sólo se desarrolla de acuerdo a ejemplos externos que ve ante sí. Si un niño de dos años no ve ante él el ejemplo de un niño de tres años, no puede crecer al nivel de la edad de tres.

No importa cuántos golpes le den, no entenderá qué quieren de él. Cuando conectamos a una persona con la Luz Superior y le traemos un ejemplo, ella consigue un ejemplo de cómo debe estar a la “edad de tres”. Ahora entiende esto, se atrae hacia ello, quiere crecer, y activa su deficiencia, las Reshimot.

Y cuando crece a la edad de tres, debe desarrollarse más, y los golpes solos aquí no ayudarán. Ella quiere crecer, quiere evitar los golpes, pero no sabe qué hacer. Ahora necesita ver frente a ella un ejemplo de un niño de cuatro años. Y sin nosotros, esto no ocurrirá.

Pregunta: Entonces ¿nosotros les ofrecemos la conexión a las personas como una meta o como un medio?

Respuesta: La conexión es un medio para construir la forma correcta de la humanidad, para que dentro de esta forma alcance su fuente con el fin de conectarse con ella. Esto es llamado el llenado de la humanidad en sí. Todos sus deseos están llenos con todo lo requerido, como cierto tipo de contenedor completamente lleno.
 (135022)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/14/14, Escritos de Baal HaSulam

Una cadena que lleva de Maljut a Bina

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo debemos formar nuestra oración? ¿Debemos partir de una petición para que el superior nos ayude más a los padres, al grupo, y mencionarnos a nosotros mismos sólo al final?

Respuesta: Exactamente así es cómo debemos formar nuestra oración y tenemos que aprender eso. Pero en este momento, ustedes pueden volverse hacia el Creador como quieran, siempre y cuando esto provenga del centro del grupo. Nosotros formaremos correctamente nuestra súplica colectiva de manera gradual.

Una oración no es una simple súplica. Tendrán que ubicarse en una forma cada vez más precisa, establecida mediante diversos pasos. Cada súplica es toda una cadena de adaptadores, de conexiones, que en un extremo se conectan con ustedes, luego procesa varias veces su petición y la hace adaptable al nivel superior.

Se trata de un sistema completo. Una oración no son sólo palabras, sino el orden de dos vasijas (dado que una letra es una vasija), que, por un lado, son adaptables a ustedes, y, por otro lado, al Creador. Tienen que construir esta cadena, comenzando desde ZAT de Bina, que cuida de ustedes, hasta Maljut, en la que son incorporados cuando se elevan desde el sistema de los mundos de la cáscara.

A fin de hacer eso, tienen que utilizar correctamente las 22 letras del alfabeto (hebreo) y las cinco letras finales “MNTZPCH”, para que su oración, en forma de vasijas espirituales, lo cual significa que está construida con las letras dispuestas correctamente, alcance al Creador (Dios), ZAT de Bina.

Nosotros no sabemos cómo hacerlo, pero formamos gradualmente nuestra oración por medio de nuestra experiencia. Los cabalistas que vivieron durante la época del Templo prepararon para nosotros el Sidur (libro de rezos). La época del Templo fue el tiempo en el que existieron los utensilios sagrados, en los cuales estaban conectados Maljut y Bina, y esto es llamado la casa de Santidad, el Templo. Una casa es Maljut y un Templo es Bina.

Los grandes cabalistas de la época constituyeron la gran Knesset (asamblea), lo cual significa que estaban conectados en una sola vasija y estaban en un nivel de grandeza, de gran alcance espiritual. Ellos fueron quienes escribieron el Sidur para nosotros.

Nosotros alcanzaremos estos rezos algún día, pero los cabalistas los escribieron para nosotros con antelación. Si los expresamos, ya sea que los entendemos o no, pensando en esta dirección, aun así avanzamos. Si leemos los rezos correctamente, es decir que percibimos estas súplicas de manera espiritual, podemos ver grandes cosas en ellos.

Los cabalistas expresan sus súplicas de dos maneras: una a través de las palabras, lo cual significa en una secuencia de letras, y la otra en forma de símbolos, simplemente letras con un llenado. La forma de cada letra es una HaVaYaH completa, es decir diez Sefirot, con una Reshimo (gen espiritual) especial, en un estado especial, y es por eso que ellos escribieron los rezos.

Mi trabajo es escudriñar cómo adherirme más al grupo, al Rav, a los libros, a la difusión, a todo lo que sea relevante para la Luz. No hay otros medios, pero estos son suficientes.
(133677)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/04/14, Escritos de Rabash

Una señal de dolor

Dr.Michael LaitmanPregunta: Cuando la Luz nos ilumina, es fácil estar desapegados de nuestro ego y mirarlo desde un costado. Pero ¿qué puedo hacer si las cosas son malas para mí y estoy completamente dentro de mi ego?

Respuesta: Si las cosas son malas para mí dentro de mi ego, ¿por qué no uso esto para que me ayude a escapar de él?

Pregunta: ¡Pero esto duele!

Respuesta: Duele porque están apegados a esta sensación. ¿Por qué no pueden desapegarse y dejarlo para que puedan mirarlo desde un costado?

Esta es toda la diferencia entre el camino de la Torá y el camino del sufrimiento. Si no me separo a mí mismo, me estanco con una mala sensación. Pero si yo mismo me he separado, entonces la mala sensación me ayuda a desapegarme y a escapar de esta mala sensación y a adherirme más al grupo.

Este es el punto de división entre los dos caminos. Todo depende de la preparación. Entonces acepto las cosas malas como buenas, como regalos y las bendigo.

No necesito bendecir artificialmente al mal como al bien. Más bien, tanto el mal como el bien me ayudan a ir hacia adelante. Es como si estuviera enfermo y sintiera dolor; esto me ayuda a ir inmediatamente al doctor y a mostrarle exactamente dónde me duele.

Sospechamos que yo estoy enfermo, pero no puedo determinar dónde está el área del dolor. Entonces el dolor me muestra el área del problema, así que estoy feliz por el dolor. Voy al doctor y le muestro dónde me duele y entonces él me cura.

Así yo veo una señal de avance, de curación del dolor. Sin esto no sería capaz de avanzar. ¡No siento el dolor en sí mismo, excepto como un indicador de corrección y avance; y yo estoy feliz por esto!

Yo siento este dolor de manera completamente diferente, ya que no lo siento como dolor o sufrimiento, sino como una señal. Esta es toda la sutileza de la recepción psicológica en la mente. Traten de relacionarse con esto de esta manera y verán que no hay dolor, sino que existe un semáforo que se pone en rojo.

Todo depende de mi relación con este semáforo. A veces estoy enojado con él y estoy listo para matarlo, y a veces lo percibo de una manera relajada, sólo como una señal. Incluso quiero que este dolor venga a mí, “yo despierto el amanecer”. Para mí las señales de funcionamiento defectuoso son deseables porque avanzo por medio de ellas.

Mi trabajo es cómo adherirme más al grupo, al Rav, a los libros a la difusión y a todo lo que sea relevante para la Luz. No hay otros medios, pero estos son suficientes.
(134483)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/04/14, Escritos de Rabash

Con fe en el mérito

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál debe ser nuestra intención cuando leemos El Libro del Zóhar?

Respuesta: Cuando estudiamos diferentes fuentes, nosotros discutimos nuestros deseos, problemas, éxitos, y fracasos. Ahora comenzamos a leer El Libro del Zóhar con el fin de descubrir todas nuestras deficiencias: aquellas que sentimos y aquellas que no sentimos, lo consciente y lo inconsciente, lo expuesto y lo olvidado. Queremos corregir todo eso.

¿Qué es la corrección? No entendemos realmente a otros y estamos bastante confundidos ¿De dónde se supone que venga la corrección? No sabemos y esto está oculto de nosotros. Por lo tanto es llamado mérito.

¡Simplemente pedimos la corrección y eso es todo! Cuando esto suceda veremos qué significa. Pero ya podemos pedir, como un bebé cuya madre entiende cuando llora y le da lo que quiere o necesita; aunque él no pueda expresar su petición ni siquiera con una palabra, ella entiende por medio de su voz lo que necesita.

Lo mismo ocurre con los animales. En general, en cada nivel, el nivel inferior no sabe ni puede entender al nivel superior. La petición del inferior no es realista y por supuesto, es incorrecta con respecto al superior. Pero la diferencia entre los niveles compensa este defecto y lo corrige.

Entonces, no hace ninguna diferencia si nuestra petición no es clara ni la expresamos correctamente. Aun así, es aceptada. Siempre habrá una brecha entre el superior y el inferior, quien no puede pedir lo que tiene el superior. Si tuviéramos los deseos del superior, ya estaríamos en Su lugar.

Yo tengo mis propios deseos y sólo necesito pedir con el fin de recibir. La petición del inferior hacia el superior es compatible con las habilidades del inferior, y la respuesta del superior es compatible con las habilidades del superior, la diferencia entre ellos es llamada mérito.

Es imposible sentir directamente la influencia del mérito. La persona lleva a cabo muchas acciones: trabaja en el grupo, en la diseminación, en la cocina, prepara la habitación para la lección, y es claro que aquí ella invierte sus propios poderes. Pero cuando se sienta simplemente y escucha lo que se lee, le parece que nada sucede.

Aquí necesitamos de la fe en los sabios, de acuerdo a lo cual no hay fuente de Luz más fuerte que El Libro del Zóhar. Nosotros no lo vemos ni lo sentimos, pero es real. Tan solo tenemos que seguir leyéndolo, incluso media hora al día, y funciona. Dejen que la Luz opere en ustedes.

Vemos únicamente los resultados en nuestros deseos, pero no sabemos cómo funciona la Luz. Es como la electricidad que no conocemos realmente, pero que conectamos a ella los diferentes dispositivos: una máquina, una lámpara, o un dispositivo de medida, veremos que la electricidad está fluyendo en la red. Pero esta es invisible en y por sí misma, y la descubrimos sólo por medio de sus acciones. Por lo tanto, es llamada la fuerza que opera en el ser creado quien es manejado por esta fuerza.
(134746)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/02/14, El Libro del Zóhar

El rompecabezas “Adam HaRishón”

Dr.Michael LaitmanEl sistema de Adam HaRishón (Primer Hombre) consistió en un deseo que después fue roto y dividido en 600,000 piezas, como un rompecabezas. Todas estas partes ahora están separadas por varios obstáculos en lo que ellos no sienten su conexión ni quieren estar conectados. Ellos se odian y se rechazan unos a otros. Podemos ver esto en el comportamiento de la gente en este mundo.

Puzzle-Adam-HaRishon-300x171

Nosotros tenemos que corregir esta desconexión y conectarnos. Primero estudiamos nuestro rompimiento, y después de esto estudiamos lo contrario, la conexión. Comenzamos a conocer al Creador  y Sus acciones comparando estas dos acciones. Esto es llamado “conociendo al Creador por medio de Sus acciones”. Como resultado de nuestro estudio, nos elevamos a nosotros mismos al nivel del Creador. Entendemos el pensamiento de la creación, su propósito, y todo de principio a fin. Nos elevamos más alto que la creación.

La creación entera, todo lo que le ha pasado y pasara, existe dentro de este cuadro, de este rompecabezas. Si sabemos cómo empatar las partes de este rompecabezas, cómo conectarlas juntas, llegamos a saber todo acerca de la creación y del Creador que lo creo. Todo lo que tenemos que  hacer es juntar este rompecabezas.
(134848)
De la Convención en Francia “Uno para todos y todos para uno”, día dos del 5/10/14, Lección 3

Todos nosotros somos iguales, como los hijos para su madre

Dr.Michael LaitmanCuando llegamos a una convención, nos encontramos en compañía de personas extrañas, a quienes nunca hemos visto antes. No nos sentimos ni nos entendemos unos a otros, pero esto no es importante. Si yo sé que debo conectarme con otros con el fin de conectarme con el Creador, entonces puedo entrar en cualquier grupo.

No me importa quién esté sentado ahí, de qué país venga, o incluso qué idioma hable. Lo principal para mí es participar emocional e internamente en este círculo.

Para mí no es importante si estamos hablando el mismo idioma y nos conocemos bien, si somos amigos cercanos o si nos vemos por primera vez. Esto no cambia nada. Lo principal es elevarnos por encima de nuestro ego y querer estar integrados dentro de su círculo con el fin de alcanzar la unidad y a través de ella, dejar que el Creador escuche lo que queremos.
Entonces las reglas de conducta en un grupo en el momento de un taller son así:

we-are-all-equal-as-children-before-the-mother-300x159

1. Nadie piensa en sí mismo ¡No existe el yo!

2. Cada uno debe sentir que el resto de los amigos son más grandes que él mismo (1<9). En todo, los amigos son más elevados que yo y yo desaparezco en ellos como el más pequeño.

3. La conexión por encima de todas nuestras características particulares, personales, es el Kli (vasija) en el cual se descubre al Creador. Porque el Creador (Boré) es “ven y ve” (Bo Re); esto significa que nosotros alcanzamos este estado y encontramos ahí al Creador. Entonces nuestro Kli es igual al Creador. Según el grado de intensidad del Kli, de su fuerza (Bo), yo puedo descubrir al Creador (Re). No hay medida del Creador. No sabemos Sus verdaderas medidas. Pero lo descubrimos a Él según la medida en que hayamos preparado nuestro Kli (Bo): en este grado lo vemos a Él (Re).

4. En el momento del taller nadie está en desacuerdo con la opinión de otro. No hay preguntas: Cada uno añade (10=1+1+1…). Lo importante son los más (+) y no los unos. El uno que sigue en turno sólo le añade al previo, y nadie discute.

Incluso su no he tenido éxito en elevarme por encima de mi actitud crítica y me parece que alguien más dijo algo equivocado, debo corregirme inmediatamente. Si escucho que un amigo dijo algo equivocado, esto significa que no estoy bien.

Entonces cada uno sólo añade y añade a lo que fue dicho por los demás. Alguien puede expresar una especie de conjetura, yo continúo, y después viene el siguiente en turno. Entonces añadimos constantemente. No hay grande o pequeño en nuestra conexión, todos somos iguales.

No importa qué tipo de señorío tenga uno en un grupo, joven o viejo, o quién tenga mayor o menor entendimiento. Entre todas nuestras características físicas en este mundo no hay nada que pueda violar nuestra igualdad. En el mundo espiritual, todos nosotros somos iguales, como los hijos para su madre.
(134844)
De la Convención en Francia “Uno para todos y todos para uno”, día dos del 5/10/14, Lección 2

El antisemitismo como un fenómeno natural

Este artículo está escrito por mi estudiante, Michael Brunstein.

El antisemitismo como un fenómeno natural

“En el 2013 se registraron 554 casos de delitos contra los judíos”.

“La mayoría de los incidentes antisemitas se llevaron a cabo en Francia, Gran Bretaña ocupa el segundo lugar, el tercer lugar pertenece a Canadá, y los EE.UU. está en cuarto lugar. Un mínimo de 15 políticos y líderes públicos reconocidos en varios países se vieron obligados a abandonar sus posiciones debido a sus declaraciones antisemitas”. (Reportado por The Kantor Institute)
Eventos increíbles siguen ocurriendo en todo el mundo. En particular, estamos profundamente conmocionados por el reciente y severo conflicto entre Ucrania y Rusia. Hace poco tiempo, esta situación habría parecido mucho menos factible que la invasión de la Tierra por los extraterrestres. No obstante, está ocurriendo de hecho en estos momentos.

Los medios masivos de comunicación del mundo, comentan constantemente en esta situación. La principal preguntas que están discutiendo es: ¿Cuál es la razón del odio mutuo entre los dos pueblos hermanos? La confrontación entre los dos países detonó términos totalmente nuevos tales como “hombres verdes…” Sin embargo, nadie ha mencionado que las raíces de esta animosidad estén ocultas en lo sobrenatural.

Al mismo tiempo, el mundo está abrumado por otra ronda de hostilidad. Esto causa menos resonancia social, pero durante cuarenta siglos, no se le ha encontrado una explicación clara al fenómeno.

“El destino histórico del pueblo judío es un misterio. El solo hecho de la supervivencia de esta nación es completamente inexplicable desde un punto de vista racional. Las explicaciones históricas comunes demuestran que esta nación debería haber dejado de existir hace mucho tiempo. Ninguna otra nación en el mundo podría haber sufrido ese destino”. (N.A. Berdyaev, filósofo religioso y político ruso)

¿Por qué son odiados los judíos?

¿Por quienes, por qué, y de qué manera son tan odiados los judíos? Este es un tema sin esperanza e improductivo. Todo el mundo está cansado de esta discusión. Las respuestas a estas preguntas no resuelven el problema, ya que no abordan la principal pregunta: ¿Cuál es la razón de la animosidad del mundo hacia los judíos?
“Es bien sabido que el Holocausto y el antisemitismo sucedieron porque Hitler llegó al poder. De hecho, es al revés: Hitler llegó al poder porque no había antisemitismo. Él utilizó el antisemitismo para que la gente lo amara”. (Binyamín Netanyahu, político y Primer Ministro de Israel)

Es hora de reconocer que el hecho de que los judíos sigan vivos, nos habla de algunos fenómenos que no son aleatorios o naturales como la gravedad o el viento. Nuestra actitud hacia los judíos puede ser diferente, pero el hecho de que haya una actitud “especial” hacia ellos, demuestra que los judíos son un fenómeno único en su especie.
Abordemos una pregunta: ¿cuál es el distintivo principal de los judíos? ¿Es sólo el hecho de tener entre ellos a numerosos premios Nobel, músicos y banqueros? Sí, los judíos son conocidos por sus logros en estos campos. Es difícil discutir con respecto a esto. Sin embargo, hay banqueros, laureados, e incluso grandes jugadores de ajedrez que vienen de otros orígenes étnicos. Por lo tanto, el secreto principal debe estar oculto en algún otro lugar.

El secreto judío

Sorprendentemente su “terrible” secreto no tiene que ser revelado, puesto que ya está abierto para todos sin excepción, tanto para los judíos como para los no judíos.
Este secreto puede compartirse con todos sin provocar consecuencias negativas. Con el fin de revelar este secreto, no hay necesidad de ir muy lejos o pagar un alto precio por él, u obtener el permiso de alguien. Supuestamente todos deben saber de qué se trata este secreto, sin embargo nadie lo entiende. No tiene peso, pero es difícil de sobrellevar. Es muy atractivo, pero no hay nadie dispuesto a mirarlo. Es la cosa más valiosa del mundo, pero nadie quiere hacerlo incluso de forma gratuita. Está justo frente a nosotros, pero no lo creemos. No podemos darlo como un regalo, ni puede aceptarse como un regalo.

Y, por último, lo más sorprendente:

Los judíos no han utilizado este secreto desde hace mucho tiempo, pero siguen pagando por ello. Los pagos no son directos o uniformes, pero se hacen sobre una base regular.

¿Qué tipo de secreto es este? ¿Ya lo han adivinado? Se trata de una idea que pueden repetirse en tan sólo cinco palabras: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

El precio del secreto es simple: se llama antisemitismo.

Las raíces del antisemitismo

El antisemitismo no es un accidente o un capricho. Surgió en el mismo momento en que aparecieron el pueblo judío y su padre Abraham.

La ley “ama a tu prójimo como a ti mismo”, que es el fundamento de la nación judía, dio origen a la ley “espejo” del antisemitismo.
“El antisemitismo es “una sombra” del pueblo judío. Yo soy un físico; sé que cualquier objeto establece una sombra. ‘La sombra’ que está vinculada a mi pueblo es el antisemitismo”. (Albert Einstein)

¿Cómo están conectados el principio ético de “ama a tu prójimo como a ti mismo” con el antisemitismo?

Exploremos esta pregunta desde una plataforma realista. Es muy dudoso que haya personas en el mundo (excepto los completos idealistas) que piensen que este principio ético es consistente con la naturaleza humana. Los recientes acontecimientos mundiales sirven como una brillante demostración de este hecho. Estos se despliegan mientras nosotros hablamos. En esencia, el mundo está atrapado en un callejón sin salida.

Aun así, imaginemos por un momento que alguien de alguna manera se las arregló para observar este principio. Entonces, ¿qué sucede? Las personas tendrán la esperanza de que toda su vida puede ser diferente. ¡Este es un concepto importante! Ellas estarán confiadas en que tratar bien a los demás es realmente posible. La violencia y la crueldad se borrarán de la faz de la tierra. Todas las naciones vivirán en paz y amistad; el hambre y la pobreza se desvanecerán…

Pero esto es una utopía, exclamará todos al unísono en este punto, y tienen razón. Hoy en día, esto no es posible, y nunca lo fue en el pasado. Sin embargo, hubo una excepción en la historia de la humanidad: el pueblo de Abraham.

Muchas veces, la gente de Abraham demostró que es posible amar a su prójimo como a sí mismos. Por supuesto, esta situación no duró mucho; los breves períodos de amor fraternal fueron reemplazados por largos años de animosidad mutua. Sin embargo, si el estado de amar a nuestros vecinos pudiera durar un mes o incluso un día a lo largo del milenio, valdría la pena renunciar por ello a todo lo que hemos tenido.

Debido a que esto es tan poco realista, la humanidad nunca aceptará esta carga sobre sus hombros. ¡El principio, que es imposible de seguir, yace en la base misma de nuestra civilización!

“Ama a tu prójimo como a ti mismo”, la Regla de Oro en todas las religiones abrahámicas, en el confucianismo, en la antigua filosofía y en una serie de otras religiones del mundo es el principio ético básico” (Wikipedia. Regla de Oro de la moral, ética de la reciprocidad). ¿Cómo está conectado con el antisemitismo? La explicación es muy fácil. Las naciones del mundo necesitan un ejemplo y tiene que ser un ejemplo a largo plazo, no sólo un caso único llevado a cabo en el pasado remoto. Más bien, la humanidad necesita un modelo continuo que funcione ante de sus ojos en este momento. No es suficiente con sólo saber teóricamente que el principio de “Ama a tu prójimo como a ti mismo” existe con el fin de que seamos capaces de seguirlo. Es esencial tenerlo frente a nuestros ojos sobre una base constante. ¿Quién puede establecer este ejemplo para el resto de la humanidad? Aquellos que trajeron este concepto en el mundo. ¿Y qué pasa si ellos no muestran este ejemplo? ¿Significa que no cumplen con su deber? Su desconocimiento con respecto a cómo lograrlo es la causa del antisemitismo. “El antisemitismo no es una meta; es un medio. Se trata de una herramienta de medición que pesa las contradicciones imposibles de resolver de otra manera”. (Vasily Grossman, escritor y periodista soviético)
(133888)