entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 3/ene/21

El anuncio de la #cuarentena total es la admisión del fracaso total, del caos total en el sistema de toma de decisiones del gobierno. ¡Todos lo piensan!

Continuará hasta que la gente se dé cuenta de que la solución está en la unidad social y no en la guerra directa con el #virus.

La #pandemia nos separó a todos, en todos los grados de #conexión. Pero precisamente en esta separación se hará evidente la necesidad de una verdadera conexión. Después de entenderlo, la humanidad comenzará a trabajar en sí misma.
De Twitter, 3/ene/21

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 31/dic/20
Mis pensamientos en Twitter, 24/dic/20
Mis pensamientos en Twitter, 21/oct/18

Independiente del bien y del mal

¿Por qué creó el Creador el ego, la inclinación al mal? ¿no pudo habernos creado semejantes a Él, en la cualidad de otorgamiento? Aunque, si sólo existiéramos en la cualidad de otorgamiento, no seríamos seres creados.

Aunque ni ahora que existimos sólo en recepción, se nos considera seres creados. Es imposible existir como criatura independiente en un solo deseo.

La creación está fuera del Creador, es opuesta a Él. Por eso, debe construirse a partir de los opuestos: oscuridad y luz, orgullo y sumisión.

Está escrito que “Cualquiera que es más grande que su amigo, su inclinación es mayor que la suya” y al vencerla, construye una buena inclinación por encima de ella. Un momento después, la inclinación al mal vuelve a despertar y debe pedir ayuda desde arriba para superarla y construir la inclinación al bien. Así, el hombre se construye a sí mismo, revela y supera constantemente su ego.

Si el hombre no tiene dos inclinaciones, la mala y la buena, aún no es hombre espiritual. La espiritualidad comienza cuando se revela el mal dentro de uno mismo y se descubre que es la naturaleza de la creación creada por el Creador y sólo falta la fuerza del bien que da el Creador, para que «el amor cubra todas las transgresiones».

Si no hubiera maldad, no habría nada por encima de lo cual construir el bien, para establecer al Creador como gobernante de toda la creación. Por eso, hay un motor interno en la naturaleza que constantemente revela problemas, maldad, nuestro ego, nuestra oposición al Creador, desconexión y odio hacia los demás. Pero, por encima, nos dirigimos al Creador, le pedimos fuerza de sumisión, conexión, amor y así flotamos entre estas dos fuerzas.

La oscuridad no puede existir sin luz ni la luz sin oscuridad. El estado espiritual debe incluir ambas fuerzas, oscuridad y luz, de modo que podamos preferir adhesión y conexión, llamada luz, a desconexión y distanciamiento, llamada oscuridad.

Por eso, es bueno si estamos de mal humor, quiere decir que lo recibimos del Creador para corregirlo y convertirlo en bueno. Si no tenemos ningún deseo por espiritualidad, tampoco es malo; significa que debemos pedir fuerza de arriba para conectarnos. Debemos estar constantemente preocupados por completar los opuestos, percibir por igual lo bueno y lo malo y mantenernos en la línea media.

Si no hay oscuridad ni luz, no puedo estar en el medio en forma de hombre, Adam. Pues, el hombre está formado siempre por dos formas opuestas. Por lo tanto, debe tener bien y mal, luz y oscuridad, en todas las variaciones posibles. En medio construyo la línea media, la actitud correcta, el equilibrio correcto y existo exactamente en el punto de este equilibrio.

Si invito estados malos, oscuridad, para equilibrarlos con la luz, es como si controlara mi caballo con ambas riendas al ir hacia la meta. No hay tinieblas dañinas. Todo depende de mi preparación, de que yo mismo despierto la oscuridad para revelar la luz con su ayuda.

Si tengo una mesa puesta frente a mí, estoy feliz de tener hambre, tener apetito y poder apreciar la comida. Por tanto, lo que necesitamos es encontrar la falta, la necesidad de luz y la descubriremos.

Sumisión no es borrar nuestro ego. El ego permanece, pero encima de él, construimos las cualidades opuestas, el Partzuf espiritual, la capacidad de trabajar con el deseo de recibir para otorgar. Con la restricción, la pantalla y la luz reflejada, el deseo puede revelar la luz, precisamente porque es opuesta.

Por ejemplo, si despierto de mal humor, debería estar feliz porque esta es la forma correcta de despertar. Así revelo una nueva etapa, una nueva hora, el próximo minuto, como falta, como oscuridad. En la forma en que defino la oscuridad, avanzo.

La esencia del deseo egoísta es el orgullo. Debo reasignarlo al Creador, como está escrito: «Y su corazón estaba en alto en los caminos del Señor». El orgullo propio se despierta en mí y lo asigno al propósito de la creación, complementar la fuerza negativa con una positiva. Las fuerzas del mal y las fuerzas del bien son iguales, pero prefiero la fuerza de otorgamiento a la fuerza de recepción.

Sin embargo, no cancelo la línea izquierda porque me ayuda a destacar y aumentar aún más la línea derecha. La oscuridad es necesaria para que la luz se pueda ver más claramente.

Por lo tanto, me alegra ver que el orgullo despierta en mí. Quiere decir que tengo un lugar de trabajo para equilibrar las dos inclinaciones opuestas y revelar al Creador entre ellas. Pues, todo se revela como el contraste de opuestos. Por eso, el orgullo y el deseo de gobernar son los requisitos previos correctos para el ascenso espiritual.

Lo más importante es construirme como un experto incorrupto, independiente del bien y del mal y elevar en mí la imagen del Creador, a partir de esas dos fuerzas dadas desde arriba. Limito mi deseo de recibir, le pongo una pantalla y la convierto en fuerza otorgadora, en luz.

Así, de la oscuridad creada por el Creador como una huella de luz negativa e inversa, regreso al original, a lo positivo, construyo en mí la imagen del Creador y así, me llamo hombre, Adam.

Cada uno debe ser su propio psicólogo, como si fuera extraño, relacionarse consigo mismo, como médico con el paciente. No soy «yo», sino lo que construyo a partir de mí mismo. Si lo hago así, iré hacia la línea media.

Lo principal es acostumbrarnos a percibir los estados negativos como preparación desde arriba para las relaciones positivas que necesitamos imaginar y pedir al Creador que las dé vida. El bien y el mal sólo pueden equilibrarse con la línea media. No sabemos qué es, pero al ir hacia el Creador, podemos cubrir todas las transgresiones con amor. Lo único que se requiere es la respuesta correcta al despertar recibido desde arriba.

Si cada uno en la decena intenta anularse ante su centro, revelaremos muy rápidamente la fuerza superior que nos despierta en el centro de la decena.
[276184]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 30/dic/20, «Anulación y sometimiento»

Material relacionado:
El mundo donde lo opuesto es verdad
La ley del equilibrio entre el bien y el mal
Una nueva vida #392 – La fuerza del bien y la fuerza del mal

Inolvidable 2020

En vísperas de año nuevo, es costumbre resumir los resultados del año pasado. El año 2020 pasará a la historia como símbolo de la epidemia del coronavirus que se propagó en todo el mundo. 

Además, estuvo lleno de eventos; hubo guerras, disturbios civiles en diferentes partes del mundo, desastres naturales, incendios forestales extensos en California y Australia, crisis económica, un terrible incremento en el desempleo en todo el mundo. 

Con todo esto, como cabalista, puedo evaluar el pasado 2020 como el año de más progreso en la historia. La humanidad comenzó a sacudirse, deshacerse de los hábitos de persecución de dinero, entretenimiento, restaurantes y del deseo de obtener placer sin pensar en nada más. 

Y la naturaleza nos dio una bofetada en el rostro y nos forzó a detenernos. No tuvimos opción sino detener esta carrera e ir a casa. La epidemia nos forzó a retirarnos y pensar en nuestra vida o al menos abandonar viejos hábitos. Y esto es bueno, porque la humanidad nos forzó a cambiar de una vida de persecución de dinero y poder, por tiempos diferentes, por nuevos valores. 

Este año nos las arreglamos para hacerlo incluso si no fue por nuestra propia elección sino por un decreto de arriba. En este sentido, el coronavirus realmente nos hizo un gran servicio y hoy estamos en un estado completamente diferente. Cerramos muchos negocios que no eran necesarios. 

Dejamos de envenenar y destruir la naturaleza, de cortar árboles, matar animales o al menos, redujimos dramáticamente el daño. La tierra comenzó a recuperarse de la devastación que habíamos causado en las pasadas décadas. 

Espero que muchos de esos cambios positivos continúen. La epidemia no terminará de un día a otro, porque no es un desastre sino una enorme ayuda de la naturaleza. 

Está escrito “con los golpes del Creador, Él nos sana”. La epidemia del coronavirus fue una cura para nuestro egoísmo excesivamente agrandado. Por lo tanto, espero mucho que extraigamos conclusiones correctas y útiles para nuestro futuro desarrollo.
[276154]
De Kabtv “El mundo” 27/dic/20

Material relacionado:
Cuando viejos valores mueren, nuevos valores nacen
Un nuevo presidente, un nuevo mundo, nuevos valores
¿A quién le llegan los golpes del Creador?

El ocultamiento es un lugar para revelar las acciones de conexión

Debemos escudriñar constantemente dónde está funcionando el ocultamiento. Pues, nuestro mundo entero es ocultamiento de la fuerza superior, la fuerza de conexión y unidad, que necesitamos revelar. 

La revelación del Creador no es más que la revelación de unidad, conexión, una actitud cálida, amor, conexión entre los pedazos rotos del alma común y el deseo de acercarlos a mí y acercarlos más.

Aquí tenemos las acciones del hombre sobre sí mismo y sus acciones en relación con otras personas, para integrarse con todos y desarrollarse. Como resultado, todos entienden que él es el mensajero del Creador. Y con este trabajo, al servir como ejemplo de conexión para los demás y ayudarlos a acercarse, logra la corrección de la creación.

El mundo entró en una era de corrección, que se hizo evidente con el inicio de la pandemia. Gradualmente, es cada vez más evidente que la conexión es lo único que nuestro mundo necesita. Todos los estados por los que atravesamos, por un lado, nos ocultan la fuerza de la conexión y por otro, revelan la necesidad de ella. Así revelaremos gradualmente al Creador.

No debemos esperar a que el Creador se revele. Esta fuerza de conexión puede ser revelada sólo si nosotros mismos preparamos una plataforma para ella, establecemos el lugar donde debe ser revelada, como se dice: «Tú me hiciste».

Está escrito: «Todos ayudaron a su amigo«, es decir, todos muestran a los demás lo mucho que se preocupa y anhela la conexión. Tan pronto como alcanzamos un cierto sentimiento de unidad, inmediatamente desaparece y se convierte en una desconexión aún mayor que antes para darnos la oportunidad de conectarnos aún más fuertemente. Así, podemos pasar rápidamente por todos los estados, por los arranques y paradas continuas, juntar todas las desconexiones y conexiones y llegar al final de la corrección.

No necesita muchas palabras; todos necesitan hacer su propio trabajo interior. Por eso, el trabajo del cabalista se llama Torá oculta porque no es visible para los demás. Sin embargo, intenta comportarse en cualquier situación como si el Creador se revela ante él.

Necesitamos despertar constantemente a nuestros amigos para buscar cualquier oportunidad de conectarnos más, como hormigas trabajadoras. Así descubrimos la red de nuestras conexiones, la Divinidad (Shejiná) y comenzaremos a trabajar de manera organizada, ver lo que cada uno hace para conectar a todos a este campo común, al sistema de Adam HaRishon.

Lo principal es tratar el ocultamiento como un lugar para revelar las acciones de conexión.

Imagina un mundo donde existe una fuerza de la naturaleza llamada conexión entre todas las partes de la creación; une átomos, moléculas, organismos vivos, materia inanimada, plantas, animales, personas, gases, líquidos y objetos sólidos. Todo está conectado por esa fuerza y la gente también está conectada internamente entre sí.

Queremos revelar esta fuerza de conexión general. No necesitamos nada más. Si comenzamos a descubrir que une todas las partes de la realidad, entenderemos la ley general por la que opera el universo y por qué estados atraviesa: qué fue, qué es y qué será.

Según nuestra conexión, podremos influir en la velocidad de desarrollo de toda la creación y verla como un solo sistema, cada vez más saludable y amable, bueno para todos, de donde cada uno recibe energía y fuerza.

Todo depende sólo de revelar la conexión entre todas las partes y nosotros somos responsables de ello. El mundo se verá cada día más dividido, fragmentado y roto. Esto es para que podamos mostrarle al mundo la forma de conexión hasta su punto más alto, que es el amor.
[276084]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 27/dic/20, «Ocultamiento»

Material relacionado:
¿Cómo se forma el ocultamiento?
Un ocultamiento simple y un ocultamiento doble del bien
El ocultamiento que precede a la revelación

La evolución del mundo es nuestro desarrollo interior

Hay una aclaración muy importante para la percepción materialista moderna de la realidad, según la cual el mundo es el resultado de la evolución, el desarrollo gradual de la materia desde el átomo. Así piensa el hombre moderno a partir de los logros científicos del siglo XX.

Pero El estudio de las diez Sefirot explica que la realidad fue creada por un pensamiento, que continúa operando. «En esencia, este pensamiento es la causa, la acción, la recompensa esperada y la esencia de todo esfuerzo».

Es decir, todo fue creado en un instante por el deseo del Creador que es perfecto, no se divide en partes y no crea nada incompleto. No hay una evolución gradual a lo largo de la cadena de causa y efecto con respecto al Creador.

La evolución se revela sólo en relación con nosotros, es una manifestación de Su percepción, Su imagen, Su realidad, que es absolutamente perfecta y nunca necesitó formarse ni establecerse ni progresar de un estado intermedio a uno final. Todo esto sucede sólo en relación con la creación.

La actitud correcta ante la realidad debe ser que todo ya fue creado y no haya un solo detalle incompleto desde el inicio de la creación hasta la corrección final. Todo existe como una realidad perfecta, que es el Creador mismo. Sólo quiere que las criaturas lo revelen en un proceso independiente de comprensión.

En la medida de sus habilidades y deseos, las creaciones pasarán por este camino de desarrollo espiritual e interno. Pero al final, revelamos la realidad ya existente, como se dice: «Y comerás lo que se guardó por mucho tiempo» Por eso, debemos cambiar nuestra percepción puramente materialista de la realidad, según la cual el mundo está en proceso de libre desarrollo e imagínalo como el sistema de Adam HaRishon -lo único que existe. Todo está incluido en este sistema del alma común. Su ruptura, ocultamiento y revelación gradual, ocurre sólo en relación con la persona que lo alcanza.

Pero de hecho, fuera del hombre, sólo hay luz infinita que existe en absoluta perfección, no sujeta a ningún cambio.

La diferencia está en mi percepción de la realidad: ¿me siento sólo a mí mismo como parte del mundo y es una imagen ilusoria que inventé o siento todo el sistema de la creación, que es la existencia de un poder  superior, el Creador, que lo incluye todo—TODO—es decir, el Creador o el sistema del alma común de Adam. Cuando percibimos al Creador y logramos Su revelación, se nos llama hombre, Adam, es decir, (Edomeh) como la fuerza superior.

La gente (hijos de Adam) son las partes de la creación que quieren revelar la forma perfecta, el sistema general en el que se revela el Creador.

Si no nos percibimos a nosotros mismos como parte del sistema general de Adam, no tenemos conexión con el mundo espiritual, con el Creador. Por tanto, el correcto desarrollo comienza por existir constantemente en el sistema general como una esfera integral y cerrada junto a la cual no existe nada.

Esta percepción de la realidad determina toda la diferencia entre lo material y lo espiritual. ¿Creemos que la realidad se está desarrollando o que se revela una realidad ya existente? Esta es una diferencia muy grande porque en el primer caso, percibimos una realidad imperfecta que evoluciona gradualmente.

Y en el segundo caso, la realidad se nos revela gradualmente y la llamamos el proceso de evolución. Pero esta evolución es la revelación de una realidad existente genuina, inmutable, creada instantáneamente a pedido del Creador, como se dice: “Se creó un pensamiento y se creó el universo entero, que es la causa y la acción, y se esperaba recompensa y la esencia de todo esfuerzo”, es decir, lo incluye absolutamente todo.

Esta realidad ya existe y sólo se nos manifiesta en la medida de nuestros esfuerzos por revelarla, es decir, en la medida de la semejanza de nuestras propiedades. La diferencia entre la percepción del mundo egoísta y verdadera, es la forma en la que sentimos esta realidad. Si quiero determinar mi propio desarrollo espiritual, debo decir que todo depende de mí, de mis esfuerzos correctos. Por tanto, la evolución es mi desarrollo interno.

Y en esencia, no desarrollo, sólo desbloqueo las fuerzas dentro de mí, las herramientas para revelar la realidad ya existente. Ésta es la diferencia entre la percepción individualista, engañosa, egoísta y la percepción general, verdadera y espiritual.

Si percibimos la realidad como completa y perfecta, resulta que depende únicamente de nuestros esfuerzos por unirnos para alcanzar esta perfección. Y luego revelaremos la realidad en la que existimos y veremos un mundo nuevo.

Si percibimos la realidad como completa y perfecta, resulta que depende únicamente de nuestros esfuerzos por unirnos para alcanzar esta perfección. Y luego revelaremos la realidad en la que existimos y veremos un mundo nuevo. Esto nos permite encontrarnos dentro de un gran sistema social donde todo está interconectado y en unidad.

Si en la conexión entre nosotros creamos nuevos órganos sensoriales para la percepción de la realidad, pasa de oculta a revelada.
[275924]
De la 1st parte  de la  Lección diaria de Cabalá 23/12/20, «Yo habito entre mi pueblo»

Material relacionado:
Encontrando la fórmula de la evolución humana
Evolución y divina providencia
En el umbral del descubrimiento de la meta de la evolución

Pasando las páginas de mi alma

Debemos ver que todas nuestras relaciones vienen del Creador, de la fuerza general. Sin embargo, puedo trabajar con algunas relaciones y no puedo trabajar con otras. De acuerdo con esto, debo acercarme a la gente o distanciarme.

En la medida de lo posible, antes o después, trato de relacionarme con todos con amor. Así clasifico el mundo entero: algo está más cerca, lo otro está más lejos. En primer lugar, establezco relaciones con mis amigos en la decena. 

Lo principal es estar a cada momento en el centro de la realidad y esforzarme por relacionarme con ella como con el Creador, es decir, convertirme en hombre, Adam. Siempre verifico si soy similar al Creador o no, como si estuviera pasando páginas dentro de mí, averiguando de qué estoy compuesto, cómo organizar mi actitud hacia todo, cómo dirigirme y si acercarme o distanciarme.

Con este trabajo interior, calibro mis instrumentos de percepción, mi alma, mi violín interior, para que sólo toque una buena melodía en relación con todos. Así me convierto en hombre, Adam, similar al Creador.

Es un camino largo, pero podemos avanzar paso a paso, porque ya estamos preparados para este trabajo. El mundo entero lo necesita, pues el coronavirus lo lleva a la desesperación. Poco a poco, la gente comenzará a darse cuenta de que no hay elección, que debemos relacionarnos de una buena manera, que eso es la corrección del mundo.
[276044]
De la 1st parte de la lección diaria de Cabalá 25/12/20, «Ocultamiento»

Material relacionado:
¿Qué determina la fuerza del alma?
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
Por qué el alma requiere de corrección

Cómo encontrar el camino hacia El libro del Zóhar

Pregunta: ¿Qué nos ayuda a “entrar” a El libro del Zóhar y entenderlo? 

Respuesta: No es fácil entrar en este libro. Es realmente un secreto, oculto. Por miles de años, nadie pudo abrirlo. Sucede que algo existe pero las manos no pueden alcanzarlo. En este tiempo, estamos comenzando a descubrirlo. 

Descubrirlo no es entender el lenguaje en el que está escrito. Descubrir El libro del Zóhar es entrar en su narrativa, entrar en él. 

Digamos que un niño toma un libro, por ejemplo, Los hijos del capitán Grant de Julio Verne y cuando lee las aventuras, entras en ellas, zarpas con los marinos en el barco, viajas por el mundo; la Patagonia, las tribus y estás ahí con ellos. 

Pero tu mamá te dice “es hora de dormir”. Te obliga a cerrar el libro y de vuelta estás en casa, en tu cama, durmiendo y separado del mundo de cuento de hadas que fue inventado por alguien. 

De niños, a menudo vivimos en los personajes del libro, de alguna manera es como si jugáramos a interpretar esos papeles, hablar como ellos. Pero después queda atrás. La vida pasa factura. Desarrollamos deseos más serios, relaciones más serias. Estamos más conectados con la vida que con los libros. Y, el periodo en el que vivimos en los libros queda atrás. 

Pero no aquí. Al contrario, resulta que entras en El libro del Zóhar, vives en él, es como si llevaras una doble vida. Por un lado, vives en un mundo normal. Es normal porque estamos acostumbrados a tratarlo, como perfectamente normal. Como lo hacen todos. 

Al mismo tiempo, existes en otra dimensión a la cual el libro gradualmente te introduce, a un mundo que sí existe, no en tu imaginación. Es incluso más brillante, más vivo, más poderoso, más definitivo que el mundo en el que vives. 

Más aún, entiendes, comprendes, sientes y ves que el mundo que revelas, en realidad controla este pequeño mundo que previamente pensaste que era el único que existía. 

Cuando cierras El libro del Zóhar, el mundo al que entraste no desaparece. Cada vez que lo abres, percibes este mundo incluso de forma más profunda, abres este mundo en ti mismo y comienzas a sentir que ya existes en él. 

Es decir, el mundo que te es revelado en El libro del Zóhar existe aquí, junto a este mundo. Lo sientes, lo ves e interactúas con él. Cada vez se vuelve más claro y más rico. Y vives en él. 

No es una vida doble, dividida, condicional, sino que ambos mundos se complementan. Sin embargo, el mundo que ahora te es revelado es más majestuoso, fuerte y elevado. Todos los poderes vienen de ahí y controlan tu pequeña vida previa. 

Pregunta: Como resultado, ¿me identifico más con este mundo grande, serio? 

Respuesta: Sucede gradualmente, porque ves que todo está determinado en el nivel superior, en el mundo superior. Nuestro mundo está dentro. Es consecuencia del mundo superior y puedes ver que todo está determinado, precisamente, desde ese mundo. Parece que estás de pie, luego caminas, después haces o dices algo. Y ves que te mueven, hacen cosas a través de ti y hablan a través de ti.
[275854]
De Kabtv “El poder de El libro del Zóhar” #1

Material relacionado:
El secreto de El libro del Zohar
El poder del Libro del Zóhar
El lenguaje mitológico del Libro del Zóhar

2021 – El año del despertar de la humanidad

Estamos iniciando el año 2021, nos revelará que el mundo es cerrado, que está conectado en un solo sistema y que sufrimos y que la solución sólo puede ser común. 

Todo esto será revelado en el 2021, será el año del despertar de la humanidad. Será obvio para todos que es imposible tener éxito usando el ego. Al contrario, el éxito depende de que rompamos las particiones egoístas que nos separan. 

Mientras tratamos de lograrlo en la decena, tendremos impacto en el mundo entero. Y el mundo sentirá que se desperdicia suficiente dinero en armas. Lo único en lo que vale la pena invertir es en unir a la humanidad. Será el elixir que curará todas las enfermedades. 

No necesitaremos ninguna vacuna ni medicamento contra el virus. No es la pandemia del coronavirus, sino una epidemia global de ego que se despliega en el mundo. Y hay una cura para esta enfermedad: nuestra conexión.
[276189]

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 30/dic/20, “Anulamiento y sumisión”

Material relacionado:
Un rayo de luz en la pandemia
El despertar del mundo
La humanidad como un lugar de encuentro con el Creador

Trabaja en ti mismo para estar en alegría

Comentario: En Cabalá, se cree que la alegría es indicador del camino correcto. 

Mi respuesta: Hablamos del  cabalista: si actúa de forma correcta, está en alegría. 

Pregunta: ¿Cómo puedo estar en alegría si soy egoísta y el Creador me exige cierto tipo de acciones altruistas? 

Respuesta: Quiere decir que careces de fe, de la propiedad de otorgamiento, de la propiedad de pertenencia a un grupo, al Creador. Pero cuando intentas entrar en ellos, disolverte en ellos, sientes alegría pues tienes dónde estar, en qué disolvente, hacia qué rendirte. 

Comentario: Supongamos que estudio y estudio y no siento alegría. 

Mi respuesta: Quiere decir que no trabajas bien. Ese es un gran problema. 

Pregunta: ¿Cómo debo trabajar?

Respuesta: Debes imaginar que estás en ese estado, en un grupo, en el mundo, donde tienes todo para alcanzar la revelación del Creador y Él lo espera, Él lo quiere. Eres uno de los pocos elegidos a quienes Él atrae hacia sí. 

Pregunta: Pero está en contra de mi naturaleza ¿cómo puedo estar en alegría en mis cualidades egoístas, por estados espirituales cuya naturaleza es opuesta a la mía? 

Respuesta: El punto es que debes recibir alegría no de tu luz interior (Ohr Pnimí), sino de la luz circundante (Ohr Makif), del estado futuro por el cual te esfuerzas. 

Imagina que en un mes sales de viaje, con tus amigos, hacia algún país en el que no has estado. Y ya sientes alegría. Cuando piensas, sientes deleite, estás alegre. 

Así debemos imaginar nuestro futuro, porque es realmente grande, placentero y lo llena todo.
[275982]
De Kabtv “Estados espirituales” 3/abr/19 

Material relacionado:
La grandeza del Creador
El único mandamiento es la equivalencia con el Creador
Alcanzando la profesión del Creador

El comienzo del alcance del Creador

Pregunta: En nuestro mundo, la humanidad entiende de manera similar lo que es fe. Crees si te dicen algo, aún cuando no lo ves ni lo sientes ni lo alcanzas. Conocimiento es lo que alcanzamos con nuestros cinco sentidos. Pero Cabalá estudia un estado llamado fe por encima de la razón ¿qué es eso? 

Respuesta: En Cabalá todo es totalmente diferente a este mundo. El estado de fe por encima de la razón llega después de un periodo de trabajo muy duro en el que se comienza a entender lo que dice Cabalá de nuestro mundo y el mundo espiritual. 

Al hacer ciertos ejercicios, el hombre comienza a sentir que todo lo que le sucede viene de una fuerza superior, inteligencia superior, voluntad superior y sigue cierto programa llamado Creador, el deseo del Creador, el plan del Creador. Así se ve que sólo queda una acción en nuestro mundo –conectar todas las sensaciones con el Creador. Y gradualmente se hace. 

Se atribuye todo lo que sucede a la fuerza superior, no porque esté escrito, sino porque sientes que existe cierta tendencia, significado y propósito en tu vida y que te dirige una sola fuente, al Creador. 

Como regla, comienzas a percibir muchas sensaciones desagradables, amenazas, miedos y derrotas en tu ego, en tu orgullo y en tu auto-percepción. Siente la hostilidad del mundo que emana de varias fuentes. Y, detrás de todas esas fuentes, comienzas a ver cierto sistema de fuerzas llamado Creador, que trabaja así y te atrae hacia Él. Es decir, detrás de la variedad de la naturaleza inanimada, vegetal y animal hay cierta fuerza, un plan, un programa, una fuente única. 

Y la fuerza en sí, está oculta. Deliberadamente se manifiesta de tal manera que te atrae en su dirección ¿cuál es su dirección? Aún no está claro. Es sólo que en todo lo que te sucede, te acostumbras a ver una sola fuente. 

Al esforzarte, por decirlo así, te eleva hacia otro nivel de actitud hacia lo que sucede en el mundo, en el universo, a eso se le llama fe por encima de la razón. 

Razón es lo que puedes sentir en tus cinco sentidos en este mundo, como todos. Fe es la habilidad de relacionar lo que sucede al siguiente nivel, a cierta fuerza, que te educa. 

Inicialmente, es sólo una sensación porque aún no alcanzas exactamente la fuente en sí. No puedes decir nada acerca de Él, excepto una cosa: es la fuente que envía todas las pruebas. Y por encima de las pruebas, la misma fuente te ayuda a acudir a Él. 

Él te atrae hacia Sí: “Pon atención en Mí. Recibes todo de Mí. Soy el único gobernante de este mundo. Soy el único que gobierna sobre ti, sobre tus acciones, estados, pensamientos, sensaciones, sobre todo a tu alrededor, sobre todo el universo. Todo lo que te afecta viene de Mí”. 

Es el inicio del alcance del Creador como fuente de lo que sucede, cuando en condiciones críticas surge la necesidad de algo más grande y no entiendes lo que te sucede ni por qué ni cómo. Todo te abruma y te confunde. 

Y, como resultado de una gran confusión interna, de pronto despierta la sensación de que llega de la fuerza superior.
[275697]
De Kabtv “Estados espirituales” 11/mar/19

Material relacionado:
El Creador es la fuente de todo
La desigualdad es la fuente de todos los problemas de la sociedad
No te desconectes del Creador