entradas en 'Lección diaria de Cabalá' categoría

Lección diaria de Cabalá – 1/ago/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Prefacio a la sabiduría de la Cabalá», punto 165
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Tishaa BeAv (nueve de Av
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

La satisfacción constante está en anhelarla

El hombre no recibe satisfacción del amor en sí, sino de anhelar el amor, anhelar a la persona que ama. Es feliz al experimentar esos sentimientos, sin recibir satisfacción egoísta.

Por lo tanto, la acción espiritual se realiza con fe por encima de la razón, en aras del otorgamiento. Este es un Kli de tipo diferente. Es el anhelo lo que satisface al hombre; es lo principal, por lo tanto, es necesario cultivarlo.

La misma regla se aplica en nuestro mundo: mientras anhelemos la meta, estamos mucho más satisfechos que cuando la logramos y realizamos nuestro sueño. Pues vemos que no resultó ser lo que imaginamos, pero ¿por qué es así?

Es porque, de hecho, la naturaleza de los deseos y las realizaciones no funcionan de esa manera. El placer verdadero y constante sólo es posible desde el anhelo, no desde la satisfacción del deseo. El deseo de recibir no fue creada para ser satisfecho, sino para desarrollar, por encima de él, el anhelo de amor y otorgamiento.1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 3/jul/19, Deficiencia por la grandeza del Creador
1 minuto 16:55

Material relacionado:
¿Qué oculta esta chispa de Luz?
Cambiando para otorgar
La metodología del amor

 

Lección diaria de Cabalá -31/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá, punto 160
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Tishaa BeAv (nueve de Av)
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Construyendo una nación unida

Baal HaSulam, La Nación: Similarmente, el amor nacional en los individuos de una nación es la base de la independencia de toda nación. Esta es la única razón para que continúe o deje de existir. 

Por esta razón, esta debe ser la primera preocupación en el renacimiento de la nación. Este amor no está presente dentro de nosotros, porque lo perdimos durante nuestro deambular entre las naciones, los pasados dos milenios. Sólo individuos se han reunido aquí, sin ningún lazo de amor nacional puro entre ellos. 

Actualmente vemos una clara confirmación de estas palabras. Los disturbios organizados por etíopes y las manifestaciones de ultra-ortodoxos indican que no hemos construido una base común para toda la nación. Es un problema enorme del cual tiene la culpa el estado. Es una tarea nacional que finalmente debe ser atendida. 

Cómo es posible que tras 70 años de existencia del estado de israel seamos testigos de eventos que nos impactan a todos. Pensamos que la situación se rectificará por sí misma, pero no sucederá. El trabajo especial debe ser realizado en esta “asamblea de exiliados”, que es la población de Israel, con el fin de convertirlos en una nación. De otra manera, no sucederá. 

Es necesaria una educación especial. Imagina cómo se hacen las albóndigas, los ingredientes necesarios: carne, pan, cebolla, ajo, hierbas y especias. Cuando esto se combina, se convierte en una delicios albóndiga. Pero si algo falta o incluso si probamos cada ingrediente por separado, ya no sabe bien. Eso es exactamente lo que está sucediendo aquí. 

Necesitamos todos pasar por ese “molino de carne” para que saque de nosotros toda la cultura extranjera traída por cada uno desde su país de origen y construir una nueva cultura a partir de nosotros ¿Pero de dónde vendrá? Si mezclas todas las culturas, obtendrás una ensalada imposible de comer. 

Debemos elegir sólo lo que se aplica al pueblo de Israel. Sólo amor por el prójimo como por uno mismo y unidad, nos pertenecen. Fue el principio con el que Abraham organizó al pueblo. Hoy una vez más necesitamos organizar a nuestro pueblo de la manera en que Abraham alguna vez los ensambló, a partir de los babilonios que vinieron a él.  

La misma tarea está ante nosotros hoy, el mismo trabajo que nuestro padre ancestral Abraham tuvo. Si no lo hacemos, este es el resultado. Todos han hablado de ello comenzando con Ben Gurión, pero nadie ha hecho nada. No tenían un método para despertar necesidad por la unidad del pueblo, de manera que todos oren y pidan que se les dé la fuerza de unidad, la cual debe venir de arriba. Pues, esa fuerza no está aquí. 

Parece ilusorio, pero sólo de esta manera podemos construir una nación unida. No hay otra forma. 

De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 3/jul/19, Construyendo la sociedad del futuro

Material relacionado:
Construyendo el tercer templo
El secreto de la inmortalidad del pueblo judío, parte 2
Una nueva vida 549 – La conexión entre la nación de Israel y el estado de Israel

 

Lección diaria de Cabalá – 30/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash. «Explicación de Introducción»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam. «Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Tishaa BeAv (nueve de Av) «
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

El llamado a la corrección del mundo

No hay nada más aparte del Creador, y por lo tanto, todo viene de arriba: tanto el despertar desde arriba como el despertar desde abajo. La única diferencia está en cómo sentimos este despertar: cada uno personalmente o todos juntos en general. El despertar personal no está asociado con un cierto período; cada persona lo recibe a su debido tiempo; según su lugar en el sistema común, comienza a avanzar, a estudiar y llega al grupo.

Pero hay un despertar desde arriba que actúa sobre todo el pueblo de Israel y los lleva a través de diferentes períodos, favorables o difíciles. Todo depende de nuestro cumplimiento con el gobierno superior. El tiempo presente es especial y si no nos despertamos y cambiamos en la forma en que el gobierno superior nos exige, nos sentiremos muy mal.

No debemos cerrar los ojos, tranquilizándonos con el hecho de que todo parece estar bien hasta ahora. El sabio ve el estado futuro, por lo que ahora es el momento de crear un programa de rehabilitación tanto para el pueblo de Israel como para el mundo entero. Del mismo modo, en medicina, se invierten enormes cantidades de dinero en el desarrollo de dispositivos de diagnóstico para identificar de antemano una enfermedad peligrosa. Si esto no se hace y la enfermedad progresa, tiene consecuencias trágicas.

Sí queremos otorgarle al Creador, debemos ocuparnos de la corrección del mundo entero, y esto solo es posible a través del pueblo de Israel. Puede actuar en Israel solo a través de nuestro grupo, a través de mis diez, a través de la participación personal de todos. Si construimos la realidad a lo largo de tal pirámide e influimos en ella, cada una y todas juntas, entonces tendremos éxito.1

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 15/jul/19, Escritos de Baal HaSulam, Periódico, «La Nación» 

1 Minuto 1:40

Material relacionado:
El rescate del mundo – La nación de Israel
Pioneros en la corrección del mundo
Apresúrate a despertar antes del amanecer

Lección diaria de Cabalá – 29/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, «Explicación del artículo, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá»
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Tishaa BeAv (nueve de Av
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Éxito verdadero : Traer el conocimiento del Creador al mundo

El pueblo de Israel regresó a la tierra de Israel, pero si todavía estamos abrumados por pensamientos sobre la realización corporal: comida, sexo, familia, dinero, poder y conocimiento, que absorben toda nuestra atención y oscurecen nuestra visión, entonces todavía estamos en el exilio. La victoria de Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 nos dio un fuerte golpe porque inesperadamente adquirimos territorio y población adicional para la que no estábamos preparados, y no sabíamos cómo lidiar con eso.

Esto llevó a un gran estancamiento en nuestro desarrollo tecnológico, ya que adquirimos una gran cantidad de mano de obra barata y no calificada, y no tuvimos que desarrollar nuevas tecnologías en la construcción y otros campos. Realmente nos retrasó. Tomó mucho tiempo superar este golpe y comenzar a desarrollar tecnología y un nuevo estilo de vida en estas nuevas condiciones.

La Guerra de los Seis Días fue un gran golpe para Israel porque estábamos muy orgullosos de nuestro éxito y fortaleza. Deberíamos haber alcanzado la revelación del mal, pero eso aún tiene que suceder. Toda la historia del Estado de Israel demuestra cómo el Creador nos enseña una y otra vez que todos nuestros éxitos, logros, riqueza e inteligencia no nos ayudan. Como resultado, todavía nos encontramos como ovejas rodeadas de lobos sin ningún lugar donde escondernos.

Esto es lo que nos enseña toda nuestra historia, y pronto volveremos a sentir que el mundo entero está en armas contra nosotros. Hoy nos sentimos en la cima debido a nuestro poder tecnológico. Pero esto es solo para elevarnos a la altura, como en una montaña rusa, y luego empujarnos hacia abajo, tiene sistemas de amortiguación para los enormes saltos en las finanzas, las relaciones internacionales, etc. Esto es en el fondo una interdependencia global completa de cada uno sobre todos. La situación es muy alarmante. Según la conexión entre la raíz y la rama, no hay mejor lugar para la corrección que la Tierra de Israel. 

Por lo tanto, estamos obligados a trabajar aquí. Jerusalén, Safed y Tiberíades son zonas de especial influencia espiritual. Por lo tanto, no hay duda de que es más fácil implementar la corrección en la Tierra de Israel.1

Baal HaSulam escribe sobre la división en el pueblo de Israel que llevó al colapso del Segundo Templo: la disputa ideológica entre los fariseos y los saduceos con respecto a la necesidad de trabajar para el Creador. Pero hoy en día, no hay otra lucha, excepto por un lugar en el liderazgo, por el poder, el dinero, y eso es todo. Estamos al final del proceso del descenso de las generaciones. Por lo tanto, en nuestra generación ya no hay una lucha ideológica, sino que simplemente todos luchan por su posición, por su influencia en los votantes. Esto no tiene nada que ver con la ideología, y los cabalistas no toman parte en esto.

Hoy hemos llegado al último punto en el descenso de las generaciones. No hay lugar más bajo para ir—lo que queda es solo guerra mundial y crisis global. No hay salida; Ahora debemos encontrar una forma de escalar. Lo único que debemos entender es de dónde viene, es decir, cuál es el propósito, adónde nos lleva y qué se debe hacer para usar todo lo que sucede en beneficio del pueblo de Israel (si es realmente Israel , significando que aspira al Creador).

Esto nos llevará a la realización del mal, desde donde entenderemos cuál debe ser el estado opuesto, bueno y cómo lograr este bien precisamente desde el interior del mal. Estamos conscientes de la necesidad de nuestra conexión y el cumplimiento del don que hemos recibido: la Torá, la ciencia de la Cabalá, el método de la unidad. No hay nada más grande que la unidad. Todos los lemas sobre «ama a tu prójimo» deberían estar hoy prácticamente plasmados en nosotros.

Nuestro egoísmo es el único enemigo que nos impide alcanzar una buena vida corporal y nos roba nuestra vida eterna y espiritual. Debido al egoísmo, nacemos como animales, vivimos y morimos como animales. Nuestro cuerpo muere y se descompone sin haber desarrollado un alma, y resulta que nuestras vidas se vivieron en vano.

La vida se da para desarrollar un alma durante nuestra existencia en este mundo corporal. El alma es una parte de la Divinidad, y por lo tanto, es eterna. El deseo de otorgar al prójimo, que está fuera de mis intereses personales, es ser como el Creador, y por lo tanto, es eterno. Debemos desarrollar este deseo tanto como sea posible.

Debemos entender que estamos volando por la montaña rusa, en el descenso más empinado con una pared al final nos estrellaremos. Por lo tanto, vale la pena pensar en cómo escapar de este holocausto global, cuando todas las naciones del mundo se vuelvan contra Israel.

La salvación es solo en la unidad del pueblo de Israel, en su disposición a unirse para dar unidad a toda la humanidad. Debemos estar lo más cerca posible del otorgamiento, al menos en el mundo corporal. Esto implica asistencia mutua, distribución justa y todas las condiciones de la sociedad futura, incluso si es por razones egoístas. Si no lo hacemos, resultará ser muy malo para nosotros. No queremos llevar al mundo a tal sufrimiento físico.—Sería mejor si esta decisión viniera como resultado de la realización del mal antes de que llegue el golpe.2

La crisis dentro del pueblo de Israel radica principalmente en el hecho de que nadie siente que está en el exilio. Por el contrario, todos lo consideran como libertad porque Israel es un país fuerte y próspero. Todo es genial y tenemos de qué estar orgullosos. Ellos no entienden que estos no son los parámetros por los cuales Israel debe medirse. No se trata de éxito corporal. El estado en el que Israel ahora existe se llama «destrucción».

Parece que todo está bien e Israel es el país de las tecnologías avanzadas más avanzadas. Pero existimos dentro de la naturaleza, que es todo cerrado y global. La naturaleza es el Creador, y actuamos contra Él tanto en el sentido espiritual como en el corporal. Desde el punto de vista de la espiritualidad, somos completamente opuestos al Creador porque nos comportamos de la manera más egoísta, peor que todo. Nuestro deseo de disfrutar está tan desarrollado que logramos superar a todo el mundo. Pero, de hecho, se nos ha dado poder para tener éxito exactamente de la manera opuesta: servir al mundo entero, otorgar, enseñar y convertirnos en un canal de conexión entre el Creador y los seres creados. En cambio, usamos nuestro egoísmo para desarrollar alta tecnología y extraer tanto dinero como sea posible para los capitalistas y para los armamentos. Mientras tanto, los niños son descuidados y las familias están siendo destruidas. Este es un enfoque completamente equivocado porque vamos en contra del programa general de la naturaleza.

Día tras día, nos volvemos cada vez más alejados de la naturaleza común y, por lo tanto, perderemos en todos los aspectos. En primer lugar, esto se relaciona con la naturaleza general, es decir, con la ecología y la actitud de las naciones del mundo hacia Israel. Sentimos cómo el antisemitismo está creciendo diariamente, cruzando todas las fronteras, y nos estamos convirtiendo cada vez más en «personas de cuello rígido», en realidad no viviendo en la Tierra de Israel sino en Egipto, esclavizados por el Faraón.

Nos hemos vuelto muy exitosos en el desarrollo de todos los valores corporales en el mundo: en alta tecnología, armamentos y economía, usando nuestras cualidades egoístas e infladas hasta tal punto que nos hemos convertido en los primeros en usar el egoísmo. Resulta que hemos llegado a la etapa del faraón. El sufrimiento inevitablemente vendrá pronto porque hemos construido un mundo así. Sin embargo, podemos convertir este tsunami que se avecina en una ola suave y benigna. No será una ola de tsunami que arrastre a todo el mundo y ahogue a todos en él, sino una ola positiva de, digamos, chocolates y flores.

Comencemos con el reconocimiento del mal y dejemos de vernos a nosotros mismos como exitosos. Debido a esto, nos encontramos en un agujero profundo. Israel está obligado a dar al mundo el método de corrección, el conocimiento del Creador y llevar a todos al estado final corregido.3
De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá  30/jun/19, Escritos de Baal HaSulam, “Exilio y redención”
1 Minuto 8:20
2 Minuto 36:00
3 Minuto 1:04:20

Material relacionado:
El día del amor después del día de la destrucción
Nueva Vida #149 – Conectar la división religioso-secular, parte 1
La fuente de todas las fuerzas de la naturaleza

Lección diaria de Cabalá – 28/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, «Explicación del artículo, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «La importancia de difundir la sabiduría de la Cabalá en el mundo»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

El deseo egoísta y yo

El período anterior a Tisha B’Av (el 9 de Av) no se considera muy bueno. Aunque Israel debería estar por encima del tiempo y del calendario, sentimos la pesadez y la influencia de este difícil período en nosotros. Hay crecientes problemas en el mundo, anomalías climáticas, todo tipo de conflictos. En esos momentos, es muy importante trabajar en la unificación de la sociedad, que es el único remedio y oportunidad para acelerar nuestro desarrollo en la dirección correcta y por los medios correctos.

Hemos celebrando una tarde de unidad en estos tiempos para utilizar el creciente egoísmo y su despertar como una fuerza necesaria para el avance.1

La sociedad comienza cuando todos comprenden que el objetivo de nuestra vida es desarrollarnos para otorgar al Creador. Al hacerlo, somos iguales a Él en cualidades, comenzamos a comprenderlo y a sentirlo, a conectarnos con Él y a adherirnos a Él. La adhesión completa con el Creador es el propósito de nuestro desarrollo y del desarrollo de la realidad. Toda la realidad se convierte en un punto de adhesión entre el Creador y nosotros. Esto determina el principio fundamental de nuestra sociedad.2

No estamos cancelando la vida corporal. Sin embargo, lo principal para una persona es lograr su alma eterna llamada «la parte divina de arriba». El alma es la adhesión de una persona con el Creador. Para alcanzar dicha adhesión, debemos trabajar juntos y apoyarnos mutuamente en el grupo. Por lo tanto, en primer lugar, debemos organizar la sociedad correcta que se dirija lo más posible hacia el logro de esta meta de estar en adhesión con el Creador.3

Otorgar al Creador significa cumplir Su voluntad a través de la adhesión con Él, a través de la equivalencia de forma. Como Él es misericordioso, debo ser misericordioso, es decir, alcanzar el amor de mi prójimo. Sin embargo, para hacerlo, primero descubro el odio, la separación y el rechazo de los demás, por lo que construiría la cualidad opuesta por encima de estas cualidades: conexión y amor. Este es el trabajo de la sociedad.

La sociedad debería ayudarme y guiarme en este trabajo. Entiendo que soy perezoso y que en cada momento trato de evitar trabajar en la conexión, consciente o inconscientemente. Por lo tanto, quiero que la sociedad me sostenga en sus brazos, como una madre sostiene a su bebé, llevándome en sus manos fieles. Estoy listo para entregarme a la sociedad porque ya he comprobado y me he dado cuenta de que, por mi cuenta, no tengo fuerza ni inteligencia, no tengo oportunidad. Dejo que la sociedad haga de mí un ser humano.4

En este difícil momento antes del 9 de Av, debemos prestar más atención a cómo el egoísmo nos gobierna, nos confunde y nos reduce al grado animal por todos los medios posibles: problemas con el clima, en la sociedad, en el trabajo y en la familia. Esta vez, con todas sus dificultades, se requiere más conexión de nosotros, porque es el momento de recibir la Torá. Podríamos haber recibido la Torá, pero no pudimos hacerlo, y por lo tanto, recibimos la destrucción—el 9 de Av. Esto ya ha sucedido varias veces.

Si la inclinación al mal no se revela, no tenemos nada que corregir y nada a partir de lo cual podamos construir nuestra conexión con el Creador. Uno viene al Creador desde dos líneas: la inclinación al mal y la buena inclinación contra él. Vengo al Creador con mi naturaleza malvada y le pido que me de una buena naturaleza para neutralizar y controlar mi egoísmo.

Nos hemos reunidos para la tarde de la unidad para revelar juntos nuestra inclinación al mal y nuestra capacidad para conectarnos y revelar la buena inclinación. Se revela una contra la otra. Si cada uno pudiera elevarse un poco por encima de sí mismo, entonces, a través de este esfuerzo común, podremos levantar una oración, pedir a la Luz que nos separe un poco de nuestro deseo egoísta.

Estamos adheridos al egoísmo, pero queremos elevarnos un poco por encima de él. La Luz, como el agua, entra entre  el deseo egoísta y yo, y comienzo a navegar sobre ella como si estuviera en un barco, en mi grupo. A partir de ahí, ya podré empezar a subir.5
De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá 14/jul/19, Preparación para el día de la unidad,
1 Minuto 1:30
2 Minuto 4:08
3 Minuto 6:10
4 Minuto 9:12
5 Minuto 12:10

Material relacionado:
Cancelación y cercanía del Creador
¿Qué es un trabajo perfecto para el Creador?
Sólo del amor por los seres creados se llega al amor por el Creador