entradas en 'Lección diaria de Cabalá' categoría

Lección diaria de Cabalá – 29/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Oración” (Preparación para la Congreso virtual 2018)
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, periódico “La Nación”, título “El individuo y la nación”.
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá 28/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Arvut” (Preparación para la Convención virtual 2018)
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Sintiendo la diferencia entre Maljut y Biná

El problema es lograr el discernimiento correcto. Después de todo, ¿quién sabe cuán objetivo soy? Se dice que “un soborno ciega los ojos de los sabios”, y no sé cómo podría afectarme, si mi opinión está influenciada o no. Inicialmente, tratamos de evaluar las cosas según otros estándares, como cuando comparamos a nuestros hijos con los de otros o nuestras cualidades con las de otros.

El egoísmo opera en todos los niveles, por lo que es tan difícil discernir la verdad y revelar objetivamente las imperfecciones en uno mismo. Por lo tanto, debemos solicitar la capacidad de ver las cosas lo más objetivamente posible para observar y evaluar no desde nuestra propia perspectiva, no desde Maljut, sino desde la altura de Biná. En la medida en que una persona recibe una porción de la Luz, adquiere la capacidad de distinguir su propia opinión desde la opinión de la Luz superior.  Sólo entonces podrá convertirse en un verdadero experto.

Incluso si trato de orar por la sociedad y no por mí mismo, debo exigir la habilidad de seguir siendo un juez objetivo desde arriba para que el Creador brille a través de mí. Si no, entonces mi opinión ciertamente sería egoísta. Para que la oración sea sincera, debo elevarme por encima de mi deseo de disfrutar, ver todo desde el grado de Biná y compararlo con lo que vi desde el grado de Maljut. La revelación de la diferencia entre estos dos grados se llama “reconocimiento del mal”.

Si no tengo los dos grados Biná y Maljut,  no siento la diferencia entre ellos, y por lo tanto, no tengo el reconocimiento del mal. No sé dónde estoy, y posiblemente sigo equivocado dentro de mi egoísmo.1

Rav: Pronto, la experiencia en el trabajo espiritual, el trabajo del Creador, se convertirá en la profesión más popular del mundo. Para esto nos estamos preparando, y todo este trabajo consiste en construir una red de conexiones entre nosotros. Estamos listos para decir cualquier cosa con palabras, pero no tenemos poder sobre nuestros corazones, lo que nos lleva al reconocimiento del mal. Por lo tanto, debemos hacer un esfuerzo como si el corazón ya hubiera sido corregido, y el Creador terminará este trabajo por nosotros y corregirá nuestros corazones. Solo necesitamos crear el lugar donde Él pueda trabajar. Si completamos nuestros preparativos, entonces el Creador cumplirá Su parte del trato.

Estamos obligados a hacer todo lo que podamos, en la mayor medida posible, “hasta que la copa se desborde”. El momento en que la copa se desborde por nuestros esfuerzos el Creador intervendrá y terminará el trabajo: Él cambiará nuestra naturaleza.2

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá, lección sobre el tema “Garantía mutua” 14/nov/18
1 Minuto 20:02
2 Minut0 46:01

Material relacionado:
Maljut y Bina, agua salada y agua dulce
Una cadena que lleva de Maljut a Bina
Un puente estrecho de Maljut a Bina

Lección diaria de Cabalá – 27/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Lección sobre “Revelación del Creador en la conexión entre nosotros” (Preparación para el Congreso virtual 2018)
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “La Nación”
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

 

 

 

 

 

Lección diaria de Cabalá – 26/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora 

Lección sobre: “Cómo nos organizamos a nosotros mismos para la plegaria”
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Talmud Eser Sefirot, volumen 6, parte 16, tabla de respuestas para el significado de las palabras, punto 11
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Preparación para el congreso virtual 2018
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Contraste de opuestos

Los seres creados no pueden percibir la realidad excepto, con el contraste de opuestos. Inevitablemente debemos sentirnos a nosotros y lo que está fuera de nosotros, sólo así percibimos la realidad. Por lo tanto, primero desarrollamos nuestra percepción egoísta de la realidad en el deseo de recibir. Después de muchos miles de años de desarrollo, habiendo alcanzado cierto nivel de percepción egoísta, nos preparamos para percibir la realidad verdadera, como existe realmente, no limitada por nuestro ego ni por nuestra naturaleza.

Pero no somos el Creador, para quien esta realidad es natural, somos los seres creados, por lo tanto, revelamos la verdadera realidad sólo en contraste con la realidad egoísta en la que crecimos. Todos los detalles de la realidad superior que descubrimos incluyen dos opuestos: un lado que notamos y sentimos en nuestro egoísmo y otro que percibimos por encima de nuestro egoísmo.

Es como una vela formada de cera y de una mecha ardiente, donde los opuestos se apoyan entre sí. Sólo así podemos captar, sentir, estudiar y comenzar a vivir en la realidad llamada “Creador”. Lo percibimos sólo en el estado opuesto de creación, en el contraste de los opuestos.

Por lo tanto, siempre debemos mantenernos en la línea media, sin desviarnos ni hacia la derecha, donde todo es para otorgar ni hacia la izquierda, donde todo es para recibir. Sólo entre estas dos líneas podemos existir como seres creados y adquirir la naturaleza del Creador.

No debemos desesperarnos por ser arrojados de un extremo a otro, de una percepción absolutamente egoísta de la realidad a una casi altruista. Es la combinación de opuestos lo que nos llevará a la verdadera realidad. Debemos ser pacientes y acostumbrarnos a esa división, porque un opuesto apoya al otro, revela la ventaja de la Luz sobre la oscuridad. Sin esto, es imposible sentir la realidad superior.

Si acepto la oscuridad y entiendo que es parte inseparable y la más importante de mi percepción de la realidad, entonces, observo objetivamente ambas formas. Por un lado, dependo de ambas, por otro, estoy entre ellas. Con una actitud igual ante la Luz y ante la oscuridad, en estados agradables y desagradables, hacia el bien y el mal, me equilibro correctamente y puedo permanecer como ser creado, independiente, recorriendo la línea media hacia el propósito de la creación, es decir, hacia la adherencia con la fuerza superior.1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 16/nov/18, clase con el tema “Trabajo dentro de la razón y trabajo por encima de la razón”.

1 minuto 0:200

Material relacionado:
Dos opuestos actuando juntos
En la última etapa del desarrollo humano
La dinámica del desarrollo de la humanidad

Nacido de la colisión de opuestos

Hay sabiduría que se acumula con la experiencia de la vida en este mundo. Exploramos este mundo y naturalmente, desarrollamos las herramientas que se nos dan desde el nacimiento. A lo largo de los años y de generación en generación, nuestra mente y corazón se expanden y así avanzamos en nuestra comprensión del mundo, a través de los cinco sentidos.

Sin embargo, el mundo espiritual requiere de órganos de percepción nuevos y completamente diferentes. Primero, necesitamos adquirirlos porque inicialmente no los tenemos. Además, en el estado espiritual estamos obligados a combinar dos opuestos en nosotros mismos: mientras permanecemos como seres creados, debemos llegar a ser similares al Creador. Estas son, sin embargo, dos formas opuestas que se cancelan entre sí. Podemos ser creado o Creador. Son dos realidades diferentes.

Somos seres creados, pero debemos aceptar la forma del Creador, estando aún en nuestro mundo, eso es muy complicado. Requiere un cambio importante en nuestra estructura y percepción. Si en nuestro mundo somos guiados por nuestra mente y sentimientos que se apoyan entre sí, en el mundo espiritual es lo opuesto, uno contradice al otro.

Puede haber un mal sentimiento en un buen estado, porque revelamos la realidad por encima de nuestro egoísmo. Por lo tanto, dentro del egoísmo podemos sentir terrible, pero de hecho, es el mejor estado.

Quizás no entendamos lo que nos está pasando, pues no tenemos la visión espiritual y ese será el estado más alto. Por eso es difícil percibir y establecer nuestro estado en la realidad espiritual.

Por lo tanto, se dice que en el mundo espiritual dos opuestos están unidos en un objeto y la fe opera por encima de la razón. Requiere mucha resistencia, atención y tiempo. Gradualmente, “el hábito se convierte en una segunda naturaleza” porque dejamos que la Luz superior trabaje en nosotros una y otra vez, aceptando pacientemente todo lo que nos hace.

Incluso si parece que la Luz no hace nada, lo aceptamos también. Es decir, uno debe anularse absolutamente para convertirse en un “cero” completo. Así, avanzamos hacia el estado interior en el que nos preparamos para recibir la Luz superior, es decir, dejamos de relacionarnos egoístamente.1

Nuestra mente no puede combinar las dos líneas: izquierda y derecha, ¿cómo puede haber paz y armonía en una persona que desearía hacerse rica, pero que se encuentra en la pobreza total?, ¿está de acuerdo con su condición en la línea media, para unir así la izquierda y la derecha?

¿Cómo pueden encajar estos dos opuestos?, ¿cómo puede ser que mientras más aprende una persona, más entiende y siente? Cada vez revela más y más su ignorancia y falta de éxito, pero al mismo tiempo se regocija y reconcilia con estos dos estados en sí misma.

¿Cómo es posible que una persona que ha invertido 10, 15 o 20 años en el camino espiritual, no reciba nada y se sienta feliz? Revela que es simplemente maravilloso que, a pesar de su gran deseo, no haya recibido ninguna compensación por su egoísmo. Siente la perfección en la existencia de estos dos opuestos.

Nuestra mente no puede aceptarlo, pero en el mundo espiritual, puede elevarse a la propiedad de Biná, al nivel espiritual, simplemente combinando los dos opuestos. El estado espiritual nace de la colisión de dos opuestos: un deseo masivo y no satisfecho y la disposición para anularse. Como resultado de esta autoanulación, la persona se hace digna de recibir la Luz superior.2
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 5/nov/18, clase con el tema “Trabajo dentro de la razón y trabajo por encima de la razón””
1 minuto 0:20
2 minuto 9:33 a 12:28

Material relacionado:
Dos opuestos actuando juntos
¿Conectar dos opuestos? Sólo en la espiritualidad
Un paso a la izquierda, un paso a la derecha = un paso adelante

Lección diaria de Cabalá -24/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “¿Cómo nos organizamos para la oración?”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Talmud Eser Sefirot , volumen 6, parte 16, tabla de preguntas para el significado de las palabras, punto 107
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, periódico “La Nación”, título “El individuo y la nación”.
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 23/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “¿Cómo nos organizamos para la oración?”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam,  “La Nación”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 22/nov/18

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Dos opuestos en un solo tema”
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam TES, parte 16, Cuadro de preguntas sobre el significado de las palabras, punto 88
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam. Periódico “La Nación”, título“El individuo y la nación”
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora