entradas en 'Quora' categoría

“¿Por qué los israelíes que viven en Israel no sienten el antisemitismo?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “Por qué los Israelíes que viven en Israel no sienten el antisemitismo

Los judíos somos un pueblo con un ego aumentado, eso disminuye nuestra sensación de otros e incrementa la sensación de nosotros mismos.

¿De dónde viene este ego aumentado?

Viene de que los judíos alguna vez experimentamos estados elevados de unidad, inició con el grupo de babilonios de Abraham, que descubrieron juntos la ley de la naturaleza (“Ama a tu prójimo como a ti mismo”), eso nos dio el nombre, “Israel” (“Yashar Kel”, es decir, “dirigido hacia la fuerza única de amor y otorgamiento que habita en la naturaleza”), después caímos de esa sublime unión a estratos más profundos de ego que las otras naciones.

Por lo tanto, alimentar al ego con el placer que exige, se convierte en nuestra principal preocupación, igual que los demás pero, por naturaleza, con más intensidad y dirigida hacia nosotros mismos, eso disminuye nuestra sensibilidad hacia otros.

Es importante entender que estamos discutiendo un fenómeno natural, describimos las características naturales de cierto pueblo -la cualidad que surgió específicamente  debido a que nuestros ancestros, alguna vez, experimentaron estados elevados de unidad, en armonía con la naturaleza– estuvieron en estados superiores de amor y entrega por su conexión basada en la idea de unión, desde ese entonces hemos perdido la conciencia de esa unidad y ahora nos hemos hundido más en las profundidades del ego.

Otra manera de describir este ego aumentado es que alguna vez sentimos placeres más grandes que los que este mundo tiene para ofrecer, placeres espirituales y dado que nos separamos de la espiritualidad, ahora buscamos esos placeres elevados, pero sin contacto con la espiritualidad, en nuestros deseos corporales por comida, sexo, familia, dinero, honor, control y conocimiento.

Así, tras años de estar dispersos entre otras naciones, hoy nos sentimos en el Estado de Israel como en nuestra propia fortaleza. Sentimos como si hubiéramos regresado a casa, nos aseguramos con un ejército fuerte y tenemos la esperanza de permanecer con suficiente calma como está ahora, no queremos escuchar nada más.

Es un problema, porque con esa actitud simplemente ponemos escudos a nuestro alrededor lo mejor que podemos y en última instancia, esperamos ser atacados para comenzar a unirnos contra cualquier amenaza a nuestra calma ilusoria.

Al hacerlo, fracasamos en reconocer que existen ciertas leyes de la naturaleza actuando, las cuales tienen sus propias exigencias: la sociedad humana comienza a dar pasos activos para unirse -entiende positivamente la forma interconectada e interdependiente de la naturaleza misma- los judíos tenemos la llave para una nueva dirección positiva hacia esa unidad, pues antes, en la historia, alcanzamos esa unidad en tiempos de división social similares a los de hoy.

Así como en Israel, los israelíes no sienten el antisemitismo, los judíos en el extranjero no ven las muchas señales que apuntan a otro holocausto.

Continuar por la misma línea por la que vamos actualmente, no ayudará. Hoy, podemos ver patrones históricos claros que nos muestran que estamos en otro camino hacia una tragedia general.

Todo depende de si los judíos queramos abrir los ojos para ver que la transición hacia un futuro armonioso o un declive hacia el cataclismo en marcha, está en nuestra manos. Hasta que despertemos a lo que nos hace judíos -nuestra unidad (“ama a tu prójimo como a ti mismo”) por encima de la división (“el amor cubrirá todas las transgresiones”), con el fin de ser conducto para que la unidad se disperse en todo el mundo (“luz para las naciones”)- ningún cambio positivo tendrá lugar.

Así como el más grande cabalista del siglo 20, Yehuda Ashlag (Baal HaSulam), en la década de 1930, hizo un llamado a los judíos en Varsovia para abandonar Polonia porque previó la carnicería inminente y ellos se negaron a escuchar su consejo pensando que todo resultaría bien (terminaron en el holocausto), más aún, lo forzaron a abandonar Polonia….así es hoy.

Sin embargo, la diferencia entre el surgimiento del sentimiento antisemita de los años 30 y el del mundo moderno es que hoy ,el antisemitismo es global. Hoy, incluso países en los que básicamente no hay judíos, tienen fuertes tendencias antisemitas, como Corea del norte y Corea del sur.

Por lo tanto, todo depende de cuánto la solución final despierte al antisemitismo en la conciencia humana: que nosotros, los judíos, entendamos la causa profunda del antisemitismo y comencemos a ajustarnos para unirnos más. Un pequeño despertar de nuestro deber de unirnos y veríamos el inicio de un cambio importante y positivo en la conciencia humana.

Material relacionado:
¿Por qué hay tanto antisemitismo en Internet, en las secciones de comentarios de YouTube y en las redes sociales? (Quora)
“¿Cuáles son sus razones para apoyar a Israel”?(Quora)
¿Cómo nos volvemos totalmente judíos” (Quora)

«¿Qué pasa con los medios?» (Quora)

Michael Laitman en Quora: «¿Qué pasa con los medios

Acelerados por Internet, a los medios se les ha inyectado poder, tienen más libertad, influencia y control que nunca.

Cualquiera puede promover lo que quiera. Si paga, puede controlar los medios y al hacerlo, controlar la opinión pública: la psicología, la conciencia y el subconsciente de la sociedad.

Individuos y grupos si son guiados por motivos de riqueza y poder, cambian metódicamente la opinión pública, incluso usan medios de comunicación para manipular los procedimientos judiciales y las elecciones gubernamentales.

Personas involucradas en derecho; jueces, policía y abogados, son parte de la máquina de lavado de cerebro que hacen los medios y todos los sistemas humanos están bajo su influencia.

Los medios se convirtieron en nuestra mayor influencia y nos siguen por todas partes, en nuestras manos y bolsillos, oídos y ojos, todo el día, todos los días.

¿Y quién o qué controla los medios?

Dinero. No ideología. No es un plan destinado a educar y elevar a la sociedad para que se conecte mejor y disfrute una vida más feliz. No, sólo dinero.

El dinero es el peor combustible para un sistema. Son sólo unidades cuantitativas y mientras más de estas unidades tengas, más valor tendrás.

¿Cómo es que los medios comprados contribuyen al declive de la sociedad

Dado que muchos inyectan dinero a los medios y que los medios tienen tanta influencia para formar la opinión pública, sienten cada vez más su poder y lo usan de la forma más agresiva y egoísta posible. Actualmente hay compraventa regular detrás de escena en los medios y manipulan el poder hasta en los niveles más altos.

El uso egoísta de los medios es un problema importante, similar a una enfermedad que se extiende por toda la sociedad humana. Confunde a la gente, puesto que cualquiera puede promover lo que quiera, si tiene suficiente dinero.

Mientras más dinero tenga una persona que aspira a un puesto de poder, más puede influir en la opinión de la sociedad. La declaración del comediante Sacha Baron Cohen en una conferencia reciente en ADL contextualiza la gravedad de lo que esto significa: «Si Facebook hubiera existido en la década de 1930, habría permitido a Hitler publicar anuncios de 30 segundos en su ‘solución’ al ‘problema judío’. «

Dado que valoramos tanto el dinero y el poder, vivimos en un mundo donde controla el que tiene más dinero, no sabiduría ni conocimiento ni experiencia, sino dinero.

Hoy vemos situaciones en las que los jueces, es decir, las personas que necesitan ser «intocables», sufren la influencia de los medios de comunicación al emitir juicios, tienen temor de lo que pudieran hacer los medios a su imagen.

Si comenzáramos a poner límites a los medios que consumimos, para que sean en beneficio del público y no sólo de los intereses personales de quienes los aprovechan, podríamos evitar esta aceleración ciega hacia un muro que se aproxima.

Solución a los medios comprados: una organización nueva que analice los medios

Aunque parece poco realista discutir cualquier tipo de regulación a los medios, sería más realista si se produjera otro colapso financiero importante.

El mundo tal como lo conocemos hoy se detendría por completo.

Imagina un escenario en el que el mercado de valores quiebra. El flujo de dinero se paraliza. Nuestro sistema de intercambio, compra y venta con dinero, se detiene. La publicidad se suspende. Nada alimentará los sistemas que construimos para conectarnos. Todo se estanca.

Nuestro sistema de valores enérgico, competitivo, materialistas y en interés propio, que fluye constantemente con base en el dinero, se suspende.

Dado que el dinero deja de moverse y no podremos comprar ni vender nada, dejaríamos de valorar el dinero y podríamos ver cuánto dinero se nos fue de las manos.

En ese momento, podríamos imaginar que se forma una gran masa de gente en todo el mundo para crear una nueva organización de medios. Al ver el error en la forma en que los medios fueron comprados por alguien que pagó de antemano y que nuestra vida centradas en el dinero nos llevó a la destrucción, buscaríamos llegar al acuerdo de que los medios deben revisarse y filtrarse, de modo que no puedan ser comprados.

Su papel sería hacer que los medios fueran informativos y no actuar por intereses. Comenzaría cerrando el Internet tal como la conocemos, para que no haya anuncios políticos ni económicos ni de gobiernos.

Esta nueva organización definiría las leyes y los límites para filtrar todo lo que pueda incitar al público y enfocarse en dar al público la información que necesita, de eventos descritos de la forma más objetiva posible.

El equipo principal estaría formado por un grupo diverso de personas. Se esperaría que discutieran con regularidad, pero lo principal sería que continuamente se les recordara que deben lograr acuerdos comunes en beneficio del público, por lo tanto, el equipo deberá revisar y transmitir información de manera imparcial

También deberán aprender a trabajar juntos y en igualdad, verificar regularmente para asegurarse de que todos en el comité de toma de decisiones tienen el mismo peso.

¿Dónde nos deja eso hoy?

La pregunta es ¿debemos esperar un colapso financiero en el que todos se desesperen por no poder vivir la vida materialista que actualmente vivimos, para sufrir este cambio?

Todo depende de si podamos crear conciencia del tipo de conexiones que necesitamos establecer en la sociedad humana. Si aspiramos a conectar a la sociedad para que sea tan interconectada e interdependiente como las conexiones tecnológicas, económicas y culturales que se nos revelan naturalmente, experimentaríamos armonía. También, por el contrario, todo lo que hagamos que no nos lleve a una mejor conexión, tendrá efectos secundarios negativos.

La crisis de medios en la que nos encontramos hoy, nos muestra que nos estamos acercando al final de la era de desarrollo humano inconsciente, en la que el sistema egoísta, basado en dinero, se posicionó en todos nosotros. Es un sistema que no tiene más valor que el ego de una persona que supera a los demás.

Mientras más suframos por el mal funcionamiento de este sistema, más tendremos la oportunidad de considerar lo que se necesitaría para despertar de nuestro “estado de coma” y lograr unidad.

La sociedad humana gradualmente se acerca a este nuevo despertar. Lo único que la sociedad necesita es que su desarrollo mental y emocional armonice con la conexión de su desarrollo tecnológico y económico así, la distancia entre las personas se llenará con la fuerza de unión que existe en la naturaleza.

Además, como lo explico regularmente, el pueblo judío tiene la clave para ser pionero en este proceso de unidad, todo depende de la unidad judía («ama a tu amigo como a ti mismo») antes de expandirse a la unidad de la humanidad («luz para las naciones») .

«¿Qué razones da la gente para odiar a los judíos?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Qué razones da la gente para odiar a los judíos

Hay todo tipo de razones declaradas para odiar a los judíos, ya sea por tener demasiado poder en países en los que nos hemos asimilado, por gobernar el mundo entero, por ser codiciosos, por envidia de nuestro éxito desproporcionado en el mundo en comparación con otras naciones, por oprimir a Palestina como Estado judío, por la caída de Alemania en la Primera Guerra Mundial, por el asesinato del zar Alejandro II en Rusia en el siglo XIX, por beber sangre de niños en la Edad Media, por negar la profecía de Mahoma y por asesinar a Jesucristo.

Sin embargo y con más fundamento, de acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, las razones que muchos dan por el odio a los judíos están precedidas por la sensación de odio en sí mismo. Como el cabalista Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam) escribe en su artículo La solución:

«Es un hecho que Israel es odiado por todas las naciones, ya sea por razones religiosas, de raza, capitalistas, comunistas, cosmopolitas, etc. Es así porque el odio precede a todas las razones, pero cada una, simplemente resuelve su odio. de acuerdo con su propia psicología «.

En otras palabras, el odio a los judíos no depende ni de las acciones ni del comportamiento del pueblo judío.

Más bien, el odio a los judíos es una sensación incrustada en la naturaleza que emerge dentro de la gente.

¿Cómo surge la sensación de odio a los judíos?

Para responder, necesitamos comprender la base del pueblo judío, la misión del judío en el mundo y cómo responden los no judíos al desempeño de esta misión por los judíos.

Establecimiento del pueblo judío

El pueblo judío surgió hace unos 4 mil años en la antigua Babilonia. Fue una época en la que Babilonia experimentó una crisis de división social, con conflictos y odio que destrozaban la antigua sociedad babilónica. En ese período, Abraham, un sacerdote babilónico que descubrió el camino para unirse, por encima de la división creciente. Es decir, alcanzar la revelación de la única fuerza de amor y otorgamiento que existe en realidad. Por encima del ego creciente comenzó a enseñar abiertamente su método a cualquiera que quisiera aprender.

Como la división social se sintió como un problema candente, la gente acudió en masa a aprender con Abraham. Él los guió para que descubrieran la fuerza única de amor y otorgamiento por sobre sus impulsos divisivos. El grupo que dirigió se conoció como «pueblo de Israel» («Israel» viene de «Yashar Kel«, «directo a Dios», es decir, directo a la única fuerza de amor y otorgamiento que existe en la realidad), más tarde se conocieron como «judíos» (la palabra hebrea para «judío» Yehudi viene de la palabra «unidos» Yihudi, Yaarot Devash, parte 2, Drush 2.

Por lo tanto, la nación judía no se fundó con una base biológica, sino con una base ideológica.

La gente de la antigua Babilonia que sentía problema con la división social y que deseaba armonía, se unió bajo el método de Abraham, por encima de sus impulsos divisivos. Al hacerlo, fueron conocidos como «luz para las naciones», pues el logro de la fuerza única, especial y unida de la naturaleza sobre el ego humano, que causa todas las divisiones y problemas en la sociedad, tiene efecto dominó positivo «restablecer» la conciencia humana: conduce a una conexión más positivas, a más consideración, apoyo, amor y cuidado, entre la humanidad.

La misión del judío en el mundo

Como fue entonces, así es hoy, pero a escala global mucho mayor.

Ego humano exagerado, división social, conflictos y odio tienen un impulso exponencial y provocan innumerables problemas y crisis. Por ejemplo, a pesar de que hay más población humana que nunca en el planeta y a pesar de todas las conexiones tecnológicas e interculturales que se han establecido en el mundo, la sociedad humana está cada vez más solitaria, con más estrés, depresión, vacío y ansiedad.

Mientras más se sientan estos problemas, más, inconscientemente, se siente que los judíos son su causa.

De ahí viene la sensación de odio a los judíos: pues los judíos tienen la misión en el mundo, de unir («ama a tu amigo como a ti mismo») por encima de la división («el amor cubrirá todas las transgresiones») y al hacerlo, ser conducto para que la fuerza única de unión, amor y otorgamiento se extienda a toda la conciencia humana colectiva («luz para las naciones»).

La respuesta a los judíos de las naciones del mundo en relación con la misión judía

Si funcionamos correctamente en relación con nuestra misión, si nos unimos entre nosotros para transmitir unidad al mundo, experimentaremos la reacción positiva de todos.

Sin embargo, si, tal como estamos actualmente, no reconocemos ni hacemos ningún esfuerzo para unirnos, bloquearemos la fuerza de unidad positiva y no llegará a la humanidad. El odio hacia los judíos crecerá en los no judíos, como un fenómeno natural que sirve para presionarnos a desempeñar nuestra misión.

Así que, espero que nos demos cuenta de nuestra misión en el mundo lo más pronto posible, así evitaremos mucho sufrimiento al mundo y a nosotros mismos.

Simplemente no vemos lo que es dar algunos pasos hacia la unión, lo que se calmaría toda la tensión en la sociedad humana y entre las naciones, que toda la explotación, manipulación, odio y abuso en la humanidad serían reemplazados por mutuo apoyo, consideración, amor y cuidado por nuestros semejantes.

Por eso hago muchos esfuerzos para difundir el mensaje de la misión de los judíos en el mundo y la causa y solución al antisemitismo, pues de esto depende el futuro de felicidad o tormento de la humanidad.

“¿Cómo podemos entender la diferencia entre ‘Mitzvot’ y ‘Halajá’?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿“Cómo podemos entender la diferencia entre ‘Mitzvot’ y ‘Halajá’?” 

Mitzvot son acciones que el hombre realiza de acuerdo a lo que está escrito como Halajá, para incrementar la conexión del hombre con el Creador. 

¿Qué es una Halajá? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Qué es una Halajá?

Una Halajá es cómo progresa una persona a partir de su estado actual a un estado de similitud con el Creador, es decir, a un estado con una intención de otorgar, adherido al Creador de acuerdo a la fuerza de otorgamiento que adquiere la persona. 

La meta definitiva de una persona en la vida es volverse como el Creador. 

Las Halajot son las leyes que una persona necesita observar con el fin de llegar a ser como el Creador.

¿Ha experimentado alguna vez el antisemitismo? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Ha experimentado alguna vez el antisemitismo?“

Cuando vivía en Rusia, era un momento en que el antisemitismo estaba completamente prohibido. Quien dijera una sola palabra contra los judíos, era encarcelado. Luego, gradualmente, comenzó a salir poco a poco.

Experimenté una situación en Leningrado, donde alguien insultó a un hombre judío en la calle, me involucré al tratar de calmarlo. Me llevaron con los hombres a la estación de policía y me di cuenta de que la policía, en realidad, era pro judía.

Después, cuando encarcelaron al tipo que atacó al judío, le pregunté al investigador: “¿Por qué lo encarcelan? También tiene sus razones «.

El investigador respondió: «No me involucro con lo que siente o no. Recibo mis instrucciones de arriba. Los antisemitas ayudan a los sionistas. Los judíos son una fuerza positiva en nuestro país. Trabajan en profesiones respetables, buenas para el país, son médicos, ingenieros y abogados. Por lo tanto, somos pro-judíos «.

En otras palabras, lo que dijo fue para que no le preguntara si le gustaban los judíos o no. Los odiaba, pero veía que eran provechosos para su país.

En aquellos días, los judíos no estaban en posiciones de liderazgo clave ni en el sector de la banca financiera, como lo están hoy. Ocupaban lugares considerados profesiones respetables. Fue hasta que los judíos comenzaron a ingresar a lugares como el sector financiero y bancario, que la marea de sentimiento antisemita comenzó a cambiar.

Hoy, sin embargo, siento antisemitismo donde quiera que voy.

Hace poco viajé por Europa, visité y di clases a grupos de mis estudiantes en Berlín, Praga, Nuremberg, Moldavia, Roma y más recientemente en Bulgaria, ahí celebramos un congreso europeo.

Donde quiera que iba noté sentimientos de censura por parte de las naciones del mundo.

Por ejemplo, más recientemente en Bulgaria, llegué con nueve de mis alumnos y viajamos a una casa que alquilamos en una aldea rural. Era una casa solitaria y había algunas pequeñas tiendas y restaurantes, con un café local donde la gente se sentaba desde la mañana hasta la noche.

Incluso en un entorno tan cómodo, sentí cómo nos miraban. Podía sentir que la actitud no era hacia seres humanos, sino que era una actitud hacia judíos.

No hubo signos físicos. Es un sentimiento que emerge de la naturaleza misma y lo entendí bien.

El pueblo judío fue fundado sobre una base ideológica de unión («ama a tu prójimo como a ti mismo»), por encima de la atmósfera social divisiva de la antigua Babilonia hace unos 3800 años, hoy también, las naciones del mundo tienen una demanda subconsciente sobre el pueblo judío para que se unan. A medida que la división social rompe cada vez más a la sociedad moderna, hace que las personas se sientan cada vez más aisladas, deprimidas, ansiosas y estresadas, mientras más se sufre en el mundo moderno, inconscientemente, más culpan a los judíos por sus desgracias.

Hoy, el antisemitismo ha vuelto a madurar de forma global y se ha extendido a muchos países y culturas desarrolladas. Por ejemplo, Corea del Sur y del Norte, países básicamente sin judíos, son generalmente países antisemitas. El odio surge de la naturaleza humana, que finalmente quiere acceder al Creador, la fuerza de otorgamiento y amor que llena la realidad, pero hay una fuerza que la bloquea de esa sensación.

Esa fuerza se conoce como «judíos».

Por lo tanto, en todo sentimiento antisemita y en cada acción antisemita, sólo veo el grito de las naciones del mundo hacia los judíos para que cumplan su misión en el mundo: unirse «como un hombre con un corazón» y ser la conexión entre la humanidad y la fuerza superior de amor y otorgamiento.

Sin embargo, antes de ver a los judíos como un pueblo culpable, me veo principalmente como el culpable.

Veo a todos como partes de un gran mecanismo que activo, si la conexión de las partes del mecanismo está bien engrasada, funciona de manera uniforme y armoniosa o al contrario, funciona mal con todo tipo de roturas y defectos, depende únicamente de mí.

¿Cree usted que estamos cerca del momento en que Israel será destruido? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cree usted que estamos cerca del momento en que Israel será destruido?” 

De hecho, estamos en una era de creciente hostilidad hacia Israel y va en paralelo con un aumento exponencial de crímenes y amenazas antisemitas en todo el mundo. 

Sin embargo, el grado de destrucción o su opuesto, un futuro brillante y floreciente para Israel, depende únicamente del pueblo de Israel.

Si determinamos un objetivo ante nosotros, si querer alcanzar la unidad del pueblo de Israel, para difundir alrededor del mundo el espíritu de unidad, veremos que desaparece toda la negatividad hacia Israel y en su lugar, seremos testigos de una nueva respuesta positiva del mundo. 

No podemos imaginar cómo será ese cambio. Por ejemplo, los líderes del mundo que actualmente tienen actitudes anti-Israel, de pronto empezarían a sentir necesidad de ayudar a Israel. El efecto de esta masa crítica de personas unidas, movería las placas tectónicas de la conciencia humana hacia un “click” positivo y todos pensarán, sentirán y actuarán de forma armónica. Además, se sentiría al pueblo de Israel como el núcleo de la red humana en esta nueva armonía.  

Por eso, la destrucción o el progreso del pueblo de Israel, depende únicamente de nuestra conducta. Si el damos paso hacia la unidad, funcionará a favor nuestro y de todos; si nos negamos a dar ese paso, continuará creciendo el odio y el resentimiento hacia nosotros, al tal grado que podrá ser mucho peor que el Holocausto.  

A pesar de nuestro amplio reconocimiento como pueblo inteligente y progresista, tenemos también un lado tonto que nos distingue: olvidamos nuestro pasado. Al final del Holocausto, debimos haber hecho un resumen para que nunca volvamos a llegar a tan  terrible estado, pero no hicimos nada por el estilo. 

Mientras, damos pasos egoístas en el mundo y nos conducimos como cualquier otra nación, fallamos en reconocer que estamos realmente en estado de coma en relación a la ideología que nos hizo el pueblo de Israel para comenzar con: “Ama a tu prójimo como a tí mismo”, que nuestros ancestros alcanzaron bajo la guía de Abraham hace 3,800 años. Después de estar unidos por un corto período, nuestras relaciones pronto se destruyeron en el odio infundado y desde la ruina del Templo hasta hoy, experimentamos rechazo mutuo —nuestro talón de Aquiles. 

Por el momento, aún se nos tiene misericordia. Podemos seguir manejando nuestra vida en Israel y alrededor del mundo en una paz relativa, independientemente del creciente  sentimiento anti-Israel y antisemita. Es mi esperanza que en el tiempo que nos queda, hagamos lo más por unirnos y volvernos ejemplo positivo de unidad para el mundo. De lo contrario, la marea puede crecer rápidamente y de pronto nos encontrarnos atrapados en el camino de la destrucción.  

Cómo debe resolverse el conflicto palestino-israelí? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo debe resolverse el conflicto palestino-israelí?

La solución al conflicto israelí-palestino está en manos del pueblo de Israel.

Para entender que Israel tiene la solución, debemos entender quiénes son los israelitas, cuál es su misión en el mundo y cómo el mundo responde a Israel en relación con el cumplimiento o la falta de cumplimiento de su misión.

La nación de Israel fue fundada como un grupo que se unió de todas partes de la antigua Babilonia bajo un concepto unificador común: «ama a tu prójimo como a ti mismo». Como esta nación inició con una base ideológica, no biológica, el mundo la siente como un fenómeno extraño.

La nación de Israel una vez alcanzó unidad por encima de la división creciente de la antigua Babilonia y así sigue siendo: las naciones del mundo, subconsciente, esperan que Israel les de la misma fuerza positiva de amor y conexión que alguna vez alcanzó, fue pionera y ejemplo de una nueva sociedad liderada por valores de amor, unidad, apoyo mutuo y consideración. Mientras más esté la sociedad humana destrozada por división y odio, más siente que el pueblo de Israel es responsable de la desgracia del mundo.

Por lo tanto, Palestina es solo uno de los muchos personajes que fruncen el ceño ante Israel. En consecuencia, Israel necesita responder a todos sus enemigos de la única manera que finalmente sabe: recurrir a su poder de unidad, ignorado por mucho tiempo.

Primero, el pueblo de Israel necesita comprender que, bajo muchas razones, el mundo nos da señales de su odio, ya sea por la opresión de los palestinos o por el poder que hemos logrado en los países en los que nos hemos asimilado, pero, fundamentalmente hay una demanda subconsciente más importante. 

Es la demanda por nuestra unidad.

Ni los judíos ni los no judíos lo saben, porque es una base ideológica que se perdió hace unos 3,800 años y porque todos nacimos y crecimos en un rango de deseos egoístas, no tenemos idea de lo que es vivir en un estado unido. Como carecemos de todo sentimiento o experiencia del tipo de unidad que alcanzaron nuestros antepasados, no sentimos nuestra falta de unidad como tampoco sentimos la falta de un sexto dedo en nuestra mano. Simplemente no vemos que si nos unimos, resolveremos no sólo el conflicto israelí-palestino, sino que nuestra unidad tendrá un efecto positivo en toda la humanidad y se resolverán miles de otros problemas.

El pueblo de Israel no tiene oídos para este mensaje. Los que lo entienden, los cabalistas, son muy pocos, por eso no hay solución a la vista a escala de masas.

La única solución es que la nación de Israel escuche lo que las naciones del mundo quieren de ella: que implemente la unidad que las naciones del mundo demandan, detrás de toda la superficie de anti-israelismo y antisemitismo. Así todos viviremos en paz.

¿Por qué debemos respetar a los ancianos? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Por qué debemos respetar a los ancianos?«

Los ancianos representan la capa de la sociedad que tiene sabiduría y experiencia.

Vemos que la gente con deseos más desarrollados, como los científicos, que buscan conocimiento sobre nuestra vida y el mundo, se desarrollan más en su práctica a medida que envejecen.

Cuando los científicos llegan a la vejez, no dejan su trabajo científico ni buscan pensión ni se relajan por el resto de su vida. Después de pasar gran parte de su vida acumulando conocimiento y experiencia, a medida que envejecen, mejoran su trabajo científico. No hay edad para los que buscan ciencia, conocimiento y sabiduría.

Debemos respetar a los ancianos porque los necesitamos mucho y podemos aprovechar enormemente la riqueza de su sabiduría y experiencia.

¿Qué pasaría si todos los ancianos fueran expulsados del planeta? No lo sentimos, pero el mundo perdería una inmensa cantidad de riqueza y profundidad.

Uno de los problemas actuales es que es normal vivir hasta los 90 años o más. Cuando yo era joven, a la gente de 60 años se le consideraba vieja, la expectativa de vida era de 70 años. Ahora es de más de 90 años. Desafortunadamente, la sociedad aún no se da cuenta de cómo aprovechar mejor a personas de este grupo de edad. Es una señal de que no nos damos cuenta de lo que la naturaleza nos da.

Es común imaginar nuestros años de vejez como aquellos en los que nos separamos de la rutina diaria, tenemos pensión y encontramos formas de relajarnos y disfrutar de la vida, hasta la muerte. Lamentablemente, no vemos que este enfoque nos separa de la actividad humana que viene de ser miembros que contribuyen a la sociedad. Muchos estudios muestran los beneficios fisiológicos y psicológicos del contacto humano y no es diferente para los ancianos. Además, la muerte no es resultado de la vejez, sino de que la gente pierde el deseo de vivir.

Por lo tanto, ante todo, debemos comprender que la carencia principal de los ancianos es poder expresarse. Para permitir que se expresen, necesitaríamos configurar sistemas que activen su contribución a la sociedad.

Por ejemplo, actualmente en Israel hay un proyecto experimental que une a personas de 80 años con niños de 4 años por 2 a 3 horas al día, es un esfuerzo con el objetivo beneficiar tanto a ancianos como a niños. Apoyo esta iniciativa. En general, la estructura familiar abarca 3 generaciones (abuelos, padres, hijos), los niños pueden recibir una conexión emocional más pura por parte de los abuelos que por parte de los padres, pues no tiene presión y es más sincera. Asimismo, los ancianos pueden encontrar muchas formas de expresar sus ideas sobre la vida al compartir con los niños, al mismo tiempo que los niños pueden aprender y obtener un tipo especial de atención de sus mayores.

Por eso deberíamos respetar a los ancianos, por su riqueza de sabiduría y experiencia y en lugar de dejar que los ancianos se separen de la sociedad y se marchiten, deberíamos buscar formas de permitir su autoexpresión para que sean miembros que contribuyan a la sociedad.

¿Qué piensa usted sobre el tiroteo en Halle, Alemania en Yom Kippur? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Qué piensa usted sobre el tiroteo en Halle, Alemania en Yom Kippur?«

El ataque a tiros cerca de una sinagoga en Halle, Alemania, fue otro terrible acto de antisemitismo, en el día más sagrado del calendario judío. Sin embargo, pudo haber sido mucho peor si el atacante de 27 años, que se identificó con la extrema derecha, hubiera roto las puertas de la sinagoga y asesinado a los 80 fieles que dirigían las oraciones de Yom Kippur.

En un video que grabó antes del tiroteo, el atacante negó el Holocausto, denunció a feministas e inmigrantes y declaró abiertamente que «la raíz de todos los problemas son los judíos».

Después del ataque, hubo gritos, oraciones y cariño para las familias de las víctimas, pero también una demanda clara de que se dé un cambio importante contra el antisemitismo que rápidamente se ha extendido por todo el mundo.

Por ejemplo, al enterarse de que dos personas fueron asesinadas a tiros, las condenas llegaron una tras otra, por parte del ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, que tuiteó que «los disparos en una sinagoga en Yom Kippur, el festival de la reconciliación, nos golpea en el corazón» y que «todos debemos actuar contra el antisemitismo en nuestro país”, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, «pidió a las autoridades alemanas que continúen tomando medidas decididas contra el antisemitismo».

Sin embargo, aparte de las palabras desesperadas, hay un aire de impotencia ante el fenómeno creciente.

Impotencia. Desesperación. Suenan como sentimientos indeseables. Pero, ¿pudiera ser que, en realidad, esas sensaciones sean un resultado positivo de los crímenes y amenazas antisemitas en aumento exponencial?

Quizá cuando nos sorprende repetidamente un fenómeno irracional que ha perseguido a nuestra gente durante generaciones, que no ve diferencia de género ni entre Yom Kippur y cualquier día de la semana ni entre sinagogas en Berlín o Pittsburgh, entonces ¿acaso eso sea lo que nos incite a ver lo que los cabalistas han estado tratando de decirnos por generaciones?

Ya sea en el Zóhar o en otros textos cabalistas, ¿qué han estado tratando de decirnos los cabalistas al pueblo judío? En pocas palabras, si los judíos nos unimos, atraeremos a la fuerza positiva que habita en la naturaleza para que se extienda, no sólo entre nosotros, sino entre toda la humanidad. Al despertar con nuestra unidad a la fuerza positiva y de unión de la naturaleza, podremos traer paz al mundo. Por el contrario, si hay división y cada judío permanece dentro de sí mismo, en sus propias oraciones, provocamos lo opuesto: odio y conflicto. Como escribió el rabino cabalista Yitzhak Isaac Haver: «Crear y elegir la corrección o la destrucción del mundo, depende sólo de Israel» (Siach Yitzhak, parte 2, Likutim1).

Horas después del tiroteo mortal, la canciller alemana Angela Merkel ayunó para identificarse con las víctimas de la sinagoga histórica en el centro de Berlín. Acompañó a la comunidad judía mientras cantaba: «Ose Shalom be Meromav» («haz la paz en Su cielo»). Irónicamente, a veces la respuesta a nuestras preguntas más difíciles está justo bajo nuestra nariz. A veces sólo necesitamos abrir nuestros oídos y escuchar las palabras que cantamos…

  • Ose Shalom be Meromav” (“haz la paz en Su cielo”). Es decir, que con nuestra unidad y nuestra oración común, podemos hacer que la fuerza superior traiga la paz de arriba;
  • Hu Yase Shalom Aleinu” (“Él traerá paz”), es decir, la fuerza superior traerá paz a la humanidad;
  • «Ve al kol Yisrael» («para Israel»), es decir, la misión del pueblo de Israel es unirse;
  • Ve al kol yoshvei tevel” (“y para todo el mundo”), es decir, nuestra misión no es recibir la Luz de unidad para nosotros mismos, sino ser conducto para que la Luz se extienda al mundo, es decir ser «luz para las naciones».
  • «Ve imru amen» («y decir Amén»), es decir, todos nosotros, judíos y naciones del mundo, estaremos verdaderamente agradecidos por alcanzar la paz tan esperada.

Amén.